MAS MADERA (NO. NO FALTA EL ACENTO)

Pues a ver qué digo yo ahora. Porque en mi primera “cabra en el garaje” escribí que el tema de Cataluña da para hablar un rato. O dos. Y se pone uno y le salen granos de las dudas.
Simplemente por sugerir que el tema de Cataluña daba para hablar un rato, hubo varias personas que me hicieron ver que no se puede hablar desde fuera sin conocer realmente lo que pasa (esto me lo dijo, entre otros, un buen amigo catalán). Otros me criticaron cierta tibieza cobardica por no poner directamente a parir a Mas (esto me lo dijo, entre otros, un buen amigo madrileño).
O sea, que dudas.
Hasta que de repente te encuentras con cosas tan indefinibles como la solicitud que han hecho 4 eurodiputados para que la UE impida una intervención militar española en Cataluña.¿?!!¡¡¿? Es como si mañana el gobierno de España pidiera a la UE protección para que los cazabombarderos catalanes no bombardeen Madrid, o para que no se produzca un ataque con barretinas radiactivas contra la Comunidad Valenciana. Vaya, me explico; estoy diciendo cosas que cualquiera que no sea tontolculo sabe que no van a pasar. Y luego dicen que las que están locas son las cabras.
¿A qué cebollino se le ha ocurrido semejante iniciativa? Si no fuera porque lo han hecho en serio y porque todo esto abunda en la brecha que se abre cada día más, sería para reírse un rato con las amistades. Pero, con perdón, no tiene ni puta gracia.
Lo que pasa es que yo, en toda la riada de palabras, gestos, declaraciones más o menos afortunadas, plantes y desplantes por ambas partes, me quiero quedar con lo que yo creo que hay debajo de todo esto. Y es lo que se le ha escuchado a Mas, como una letanía, en las últimas semanas; el supuesto expolio a Cataluña.
Conste que me parece perfecto que haya miles, cientos de miles o millones de personas que no se sienten españolas. Eso es un sentimiento y no entiendo que se le pueda a alguien exigir que sienta de una determinada manera. Incluso me parece que se puede discutir el que tengan derecho a decidir por ellos mismos. Lo que creo también es que uno no puede basar un discurso repentinamente independentista, en argumentos que se ciscan directamente en el Estado del Bienestar y en el razonable reparto de la riqueza.
Yo tengo la suerte de pagar muchos impuestos. Es más. Me gustaría pagar todos los años 600.000 euros de tasas, Ivas, Ibis e Ierrepeefes. Innumerables veces me enfado al ver el uso que algunos políticos dan a mi dinero, pero jamás me he quejado del hecho de que, los que menos tienen, reciban más que yo, que estoy en el grupo, probablemente, de los que más dan.
Comparando a las comunidades autónomas con seres humanos, digamos que Cataluña es una persona con un sueldo muy alto que sabe que jamás va a acceder, por ejemplo, a una beca de comedor para sus hijos. Porque esa beca se la va a llevar Andalucía o Extremadura, que son unos señores con un sueldo mucho más bajo.
Y en Cataluña, sus líderes políticos, como si no supieran lo que incendian determinados discursos en tiempos de crisis, se ponen a darse golpes en el pecho reclamando al estado español que les den lo que es suyo. Y en el discurso, por supuesto, hay que introducir elementos que le den a la cosa un sustento que vaya más allá del discurso prosaico de “dame mi pasta”. Todo ello se rodea de unas gotas del nacionalismo más rancio, del victimismo más pueblerino y de la acusación a quienes disfrutan de “lo que es nuestro” (véase; Andalucía y Extremadura) de derrochar irresponsablemente el dinero que generosamente Cataluña entrega. Y, vaya, no voy a ser yo quien defienda la manera en que se han gestionado Andalucía y Extremadura en los últimos años, pero no creo que estas dos comunidades tengan la exclusiva del derroche absurdo con el dinero de todos que, como dijo la ex-ministra Carmen Calvo (por cierto, natural de Cabra), “No es de nadie”. Tócate los compañeros.
La cuestión es que Mas, que hasta hace poco estaba metido en el ropero de una cierta corrección política, ha decidido dejar de disimular; se ha puesto la falda, la peluca y, maquillado como una puerta, ha salido del armario independentista como la “Liberté” de Delacroix, guiando al pueblo catalán con una teta fuera.
Y puede que le vaya bien la cosa. El problema es que, como le salga mal la apuesta, a ver cómo queda un Molt Honorable President de la Generalitat de Catalunya, teniendo que darle explicaciones al pueblo del que ha ido tirando. Después de un fracaso, la imagen se puede ir por los suelos. En vez de evocar con su estampa el glorioso pecho de la Liberté, puede que a muchos el Mas derrotado acabe recordándoles a Sabrina Salerno, aquella nochevieja de los 80 en la que se le escapó una ubre en pleno frenesí. Sí. Es una teta, como la de Delacroix, pero no es lo mismo.

11 pensamientos en “MAS MADERA (NO. NO FALTA EL ACENTO)

  1. Mi conclusión es que hay una falta enorme de políticos que den la “talla” un estadista, vamos. Han descubierto una nueva profesión, y por el sentido corporativista, nadie va a cambiar este sistema perverso que han inventado, nada de servir al ciudadano, servírse de él!!!

    • Lo malo es lo que decía hoy un amigo mío; que somos nosotros los que les hemos votado. Y luego que nos quejamos mucho, pero los mejores de mi generación no están en la política. Han elegido la empresa privada. Quizás nosotros al no comprometernos tenemos parte de culpa de que estos tíos sean tan mantas. Un abrazo y gracias por leerlo.

  2. Mi querido paisano. Ciertamente acabo de pasar el rato mas agradable del dia leyendo tu blog…en este caso espero que nadie te critique ya que creo que has llamado a las cosas por su nombre. Por favor sigue escribiendo….que me encanta. Un abrazo

    • Gracias, paisana. Lo bueno será que me critiquen, como yo critico. A mí lo de hoy de los eurodiputados me ha parecido de las soplapolleces más espectaculares que he oído en muchos años viniendo de un político. Y mira que llevamos soplapolleces escuchadas. Un beso.

  3. Gracias Carlos nuevamente por tu atrevimiento y por la clara forma de decir las cosas.¿Alguien piensa en el daño que se hace con todas las tonterías que están exponiendo a la Unión Europea?Cuando sales a trabajar fuera te das cuenta que estas cosas en España se ven de una manera pero fuera tienen transcendencia y la verdad es que no nos dejan en muy buen lugar.Imagen lamentable.Los publicistas de la marca España lo tienen difícil.

  4. Y ni siquiera deberías hacerles el juego. Esa cabra tendría que seguir en el garaje castigada con aislamiento. Parece que los políticos son los únicos a los que se le escapa el dramatismo de la situación: encaminándonos hacia el 30% de paro, chopocientasmil empresas cerradas y con 350.000 desahucios en dos años, “disfrutamos” de una clase política empeñada en mirar para otro lado, haciendo cábalas sobre qué deben decir para que les votemos en los próximos comicios en vez de arremangarse y ponerse a currar, que los votos ya vendrán. El otro día escuché a uno del [ponga aquí unas siglas al tuntún] comentar los resultados de las elecciones en clave de “ganar o perder” como si fuera la liga de fútbol. Deberíamos estar votando por ideas o por modelos de gestión, pero nunca es así. Efectivamente es un juego privado en el que ellos siempre ganan una u otra poltrona mientras que nosotros perdemos trabajos, libertad, derechos, beneficios sociales… Funda un partido Chiflis, yo te voto.

  5. Si necesitamos buscar puntos de encuentro para salir de esta, creo que sería muy útil aplicarnos a la tarea. Hace unos días me llamó mi mejor amiga de infancia y juventud, Mirentxu, vasca de origen como su nombre indica, casada desde hace cuarenta y tantos años con un catalán , con residencia en Barcelona, madre de cinco hijos catalanes….y agobiada por el ambiente y la situación creada. Ama Cataluña , cómo no ? , pero es de Madrid y española por encima de todo. También tengo buenas amigas catalanas,como todos vosotros, viviendo desde hace muchos años aquí. Vamos a obligarlos a elegir? Pienso que lo mejor es desinflar el debate, que se discuta si es necesario en las Cortes o en los foros políticos que corresponda pero quitar apasionamiento y por supuesto no perder nunca el respeto a las posturas contrarias. El poso de rencor que los comentarios y las palabras gruesas dejan pueden crear un foso mayor que el actual ,que ya es bastante grande. Y perdonad por el discurso moralista , pero me parece que en todo este tema “manca finessa”

      • Qué te voy a regañar, Carlitos! Es una reflexión general. Me preocupa este tema mucho, como a todos, y creo que e están exacerbando los ánimos y que eso no es bueno . Creo que hay que rebajar el tono, aunque el tema daría para rato…

  6. Hola Chiflis. Creo que se está haciendo todo para desviar la atención, antes de la elecciones, de una nefasta gestión por parte de los gobernantes catalanes, que son igual de malos que los del resto de España. No son profesionales, y no son honrados. Los honrados, no avanzan ni en su propio partido. Espero que después del día 25, se calme todo. Saben perfectamente que no es viable una separación de España. Un saludo, nos vemos pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *