LOS CANSINOS

La verdad es que al empezar esta Cabra andaba un poco desconcertado. Es cierto que un bloguero se debe a sus lectores, pero no sé yo si algunos están yendo un poco lejos pidiéndome, como se le decía a Alfonso Guerra, “¡Más caña!”. En la última Cabra sobre las becas yo creo que daba bastante caña e incluso llamaba a los políticos “pichasflojas”, con lo poco que les gusta a mi mujer y a mi madre que diga tacos en los posts. Pero hubo muchos que me acusaron de melifluo y de dar 3 de cal y 3 de arena sin mojarme. Así que no sé si, blando o duro, hoy voy a meterme con la gente pesada que se empeña en mostrarnos a los demás esas partes del camino que nosotros, por nuestra falta de sagacidad, no hemos sido capaces de apreciar. Son los cansinos.
En estos días, algunos de los cansinos más activos, los del deporte, están relamiéndose porque, por fin, se cumplieron sus vaticinios y España les ha dado la razón. Hay dos argumentos de los cansinistas futboleros que a mí me agotan especialmente:
1.- Del Bosque no merece reconocimientos porque todo lo que ha conseguido es gracias a que Luis Aragonés le dejó hecho el equipo.
2.- Íker Casillas es el peor portero del mundo pero ha conseguido engañarnos a todos durante lustros, incluso a los delanteros a los que ha parado balones inverosímiles. Y le han dado varias veces el título de mejor portero del mundo no se sabe muy bien por qué.
Respecto al primero de los mantras de los cansinos, el de Del Bosque, es casi para no contestar. Pero vamos, seguir hablando de herencia cuando, desde que se fue Luis Aragonés, han pasado cinco años, un Mundial, una Eurocopa y decenas de partidos y eliminatorias, igual es un poco exagerado, ¿no? ¿Las vidas de los pesados que dicen eso no han cambiado nada en 5 años? Porque hombre algo de mérito habrá que darle al seleccionador en el hecho de haber ganado un Mundial y una Eurocopa con movimientos tácticos tan curiosos como jugar sin delantero centro. Es un poner.
Respecto a lo de Íker. En fin. ¡Qué daño ha hecho Mou! Me da rabia porque resulta que me estoy poniendo yo cansino defendiendo al portero, pero es que hay ahora mismo miles de personas que están deseando que a Íker le metan un gol para decirte con cara inquisitoria: “¿Lo ves? Es un mierda”. Aunque el gol que le metan no se lo hubiera podido parar ni el Inspector Gadget.
Pero los cansinos no sólo dan el coñazo en el fútbol. Otros de mis pesados favoritos son los profetas del cambio climático y los que niegan esas alteraciones que afectan al planeta. Si tengo que elegir cansinos, me quedo con los ecologistas que, por lo menos, están consiguiendo que cuidemos más la Tierra, pero hay que reconocer que ambas partes son realmente la brasa humana. Yo creo que no hay nada peor para los defensores del planeta que sus propios alarmismos. Si cada vez que pasa cualquier cosa la atribuimos al cambio climático, llega un momento en el que la gente empieza a pensar que algo huele a chamusquina y les estás dando munición a los que niegan que el planeta está sufriendo por culpa de los humanos. Por ejemplo, yo llevo oyendo desde que tengo seis años la amenaza de que el sur de España va a ser un desierto en 15 años. Pero pasan decenios, no ves camellos por la Alhambra y, claro, la gente deja de creerte y salen como champiñones los listos negacionistas que son, como los de los goles de Íker, pero con la meteorología. Son aquellos que un día 22 de enero, en Madrid, a las 7 de la mañana con un frío de tres pares de compañeros te dicen todo satisfechos: “Joder, ¿pero no se estaba calentando el Planeta?” Y si tú intentas explicarles que no se trata de eso, te llaman perroflauta, giliprogre, ecolopollas o cosas incluso peores.
Pero yo, de los cansinos, querría destacar a unos a los que tengo especial aprecio. Porque son pesados que pretenden evangelizarte, pero por tu bien, no por el suyo. Son los dueños de perro que quieren convencerte de que, lo mejor que le puede pasar a tu vida, es que alguien te diga guau por las mañanas. Y yo lo siento, porque sé que intentan convencerme desde el afecto, pero a mí me parece que los perros están claramente sobrevalorados. No niego que son una magnífica compañía, que son fieles e incluso que tengan efecto terapéutico en muchas personas enfermas. Pero, por ejemplo, se mueren a los 14 años y a mí no me apetece tener un drama familiar cada tan poco tiempo. Recuerdo cuando murió el perro de uno de mis mejores amigos de la infancia. Era un collie, se llamaba Yinyo y era uno más de la pandilla. El día en que se murió lloramos como si el muerto hubiera sido uno de nosotros y yo, entonces, me prometí que jamás tendría perro. Aunque, claro, también está el tema de los escrúpulos al ver cómo mis amigos los perrunos achuchan a sus canes. Yo no soy demasiado asquerosito, pero jamás le daría un beso en los morros a una señora que fuera por la vida oliendo los culos de los demás, que es lo que hacen los perros cada vez que se encuentran con un amigo. Y me van a perdonar que corte abruptamente, pero me voy a ir para Génova, 13, que me han dicho que están colocando los monitores de plasma. Es que creo que Rajoy3.0 va a hacer una rueda de prensa sin preguntas sobre el ingreso en prisión de “esa persona”, que resulta que se llama Luis Bárcenas.

16 comentarios en “LOS CANSINOS

    • Gracias Josesain, ya sabes que yo siempre he querido a tus perros. Incluso a Maripili, aunque nos dejara una torda escondida tras un sofá del salón… 😉 Pero me temo que no voy a ver esa luz… Un abrazo

  1. Para ser una cabra y estar en un garaje no te veo muy perdido, sino al contrario. Si te han dicho que eres tibio o te acusan de radical, encógete de hombros, lo estás haciendo bien. ¿Qué cómo lo se? muy fácil, yo te he leído, hasta el final. Enhorabuena.

  2. Jajajaja comparto tus cansinos y añado uno de los míos….. a mi me aburren que me muero ,los padres (madres más bien) que defienden a ultranza cualquier decisión que tome el colegio y las que haga lo que haga, todo les parece mal, el lema “De que se trata….que me opongo” es muy cansino tambien.
    Me encanta recibir correo diciendo que hay cabra nueva 🙂

    • Gracias Mercedes. Síiii. Desde luego las reuniones de padres del colegio sólo pueden ser superadas por las reuniones de comunidades de vecinos. Ya se han hecho series de televisión sobre comunidades de vecinos. Hay que hacer una sobre el APA (o perdón AMPA que ahora hay que decirlo así) de un colegio cualquiera de una ciudad cualquiera… Un abrazo.

  3. Hola carlos, me rio mucho contigo, será porque opino lo que tu , silenciosamente , y cuando te leo y pienso …. claro yo creo lo mismo , mi ego se ensancha , y dice ves, …..ves como yo pensaba lo mismo.?
    con lo de los perros ahí si…. ahí mes has tocao de lleno.
    cuando murio Carlos osea antes de ayer (diciembre).
    me quede muy mal y mis hijos los pobres, en un alarde de saber que necesitaba yo …… (ni idea).
    me compraron un perrita preciosa, y así estaria entretenida, como si yo necesitara entretenimiento vaya …. la marina, la pintura , miis cineforum , pues ahora con la perrita que es un encanto, y la quiero mucho , …. pero no tanto como para darle besos a un animal , estoy mucho mas entretenida axfisiada y enfadada que antes, porque yo lo que quiero es que vuelva Carlos y el no puede volver, con lo cual no han entendido nada mis pobres hijos y tengo ademas que jugar con la perra y reirme mucho.
    y ellos comentan ,…. que bien esta mama desde que vino “xena” a casa.

    quéeeeee como ves mi cabra…… como una cabra.
    “total” esa soy yo.

    • Gracias Mariola. Cómo me suena lo de los hijos intentando hacer cosas para que la Madre o el Padre se sientan mejor sin darnos cuenta de que muchas veces lo que queréis es que os dejemos un poquito en paz. Pero la parte buena es que son cosas que hacemos con todo el cariño, aunque sea para regalarte un perro… Dale un beso a Xena de mi parte (a ser posible no en los morros…;-))

  4. Carlos muy bueno, como los anteriores. Lo cierto es que comparto la opinión de otros tantos en que lo estás haciendo muy bien y al final son minutos de relax y distracción que se agradecen con la que estamos pasando. Ahora bien, estoy de acuerdo contigo en prácticamente todo, salvo en lo relativo a los canes. Y te digo porqué. La vida me ha enseñado por desgracia que el guau! de por la mañana como el de por la tarde cuando llegas a casa es lo más sincero y gratificante que te puedes encontrar. Sabes que no te va a fallar, que va a estar siempre y si es cierto que su vida es muy corta, aún yendo bien, nunca te va fallar. Tema este que por desgracia si ocurre con las personas.

    • Gracias Jorge por los ánimos y por comentar. No sé quién decía aquello de “cuanto más conozco a los hombres más valoro a mi perro”. Y puede que sea verdad, pero en el fondo, toda esta Cabra es para darme argumentos contra mi hija la pequeña que de vez en cuando sigue dando la brasa para que tengamos perro. Y yo sé que los perros tienen muchas cosas buenas (y de hecho en la comparación por ejemplo con los detestables gatos salen ganando), pero no me veo. Un abrazo

  5. La misma palabra define a estos últimos, no vendrá de ahí??, CAN SINOS 🙂 .
    Pues yo siento verdadera adoración por los perros pero, como les pasa a mucha gente con los niños, cuando no son míos.
    De esa forma puedo disfrutar de un animal cariñoso, juguetón, leal hasta límites insospechados……………….pero no tengo la obligación diaria de ir con una bolsita preparada y coger sus excrementos (lo he hecho en muchas ocasiones y me produce un tremendo asco), tener que vestirte de nuevo, o no poder desvestirte, para sacarlo a pasear por las noches……….o vestirte rápidamente por la mañana y bajarlo a la carrera porque el chucho no aguanta más (durante unas temporadas, de forma esporádica y por dos o tres días cada vez, he tenido perro en casa, me deberían haber grabado cuando por las mañanas salía con el pobre Roko a la carrera, pero literal, para que su primera orina y no digo ya si tenía “aguas mayores”, la depositara, como mínimo, en la puerta de la urbanización, y no en mitad de la misma). Y qué decir del olor que todo perro, por muy limpio que lo tengas, te deja en casa. Y los pelos??………..y todo esto contando con que saltamos la fase educacional, a un bebé le pones el pañal, pero al perro!!!, a un bebé le compras un mordedor y, mal que bien, se conforma con eso, el perro te puede destrozar cualquier cosa. En fin, que son muy lindos pero dan más trabajo que un niño, al fin y al cabo, al niño es fácil colocarlo con algún familiar en un momento dado, pero no me imagino ni pidiéndole a mi madre que me cuide un perro……….ni para un ratito

    • Jajaja. Gracias Javier. NO había caído en lo de can-sinos… Nosotros hemos heredado un coche de compañía de un dueño anterior que tenía perro. El dueño anterior era un tío limpio y se esmeró en hacerle una limpieza a conciencia. A pesar de esto, cuando nos lo entregaron, tuve que llevarlo a un sitio de estos especializados en limpiezas profundas porque había miles de pelos del can. Y aún hoy, cuando hace mucho calor, el coche recupera el intenso olor a perro que yo percibí el primer día que me monté en él hace ahora más o menos un año. Más argumentos para cuando Macarena vuelva a insistir con el perro. Yo sé que, por un lado, nos daría mucha felicidad, pero prefiero seguir sin que me digan guau por las mañanas…

  6. Hola Carlos, yo siempre leo tu ” cabra ” semanal, desde hace un tiempo…..
    Hoy no tengo mucho que decir, para no ser cansino…. solo que me gusta tu blog, que se lee fácil y sencillo, y que se ” entiende ” ,… sin artificios.
    Vamos, que me gusta.
    Un abrazo.
    Pedro.

  7. Magnifica cabra, Carlos, enhorabuena. Yo que soy mucho de moverme en círculos deportivos me identifico al 100% con las “víctimas” de los cansinos deportivos. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *