EL RESCATE

Yo de pequeño odiaba las matemáticas. Me da cosa reconocerlo, porque tengo hijos todavía en edad escolar y uno, ante la progenie, tiende siempre a fantasear con su currículum académico. Las notas de los padres; ¡ese gran secreto que algunos mantenemos oculto de las miradas de nuestros hijos! Porque vaya, yo tampoco es que fuera un desastre, pero tenía más SF que SB, aunque alguna I se colaba, al hablar de matemáticas. Y encima es que era un poco chulito piscinas. Recuerdo una bronca con don Marcelo, mi profesor de mates de cuando tenía 13 años. Yo, que ya entonces tenía clarísima mi vocación, le decía, con la insolencia propia de los pre-adolescentes, que para qué quería las matemáticas un periodista. Y don Marcelo, en vez de darme una colleja, tirarme una tiza (tenía peor puntería que don Juan) o ponerme un cero, se entretenía en discutir conmigo. Don Marcelo me hablaba de estadísticas, de ordenación del cerebro, del pensamiento matemático y de algunos cálculos que, inevitablemente, iba a tener que hacer en la vida. Quizás por aquella insistencia de este profesor, hoy me entretengo de vez en cuando en hacer cuentas. Y en ocasiones esas cuentas me generan un mosqueo monumental.
Imagino que, cuando han leído el título de este artículo, todos han sabido de qué estaba hablando. Y sin necesidad de ser economistas. Hasta hace un par de años para mí “El Rescate” era un juego infantil o, en Málaga, el nombre de una cofradía y uno de los Cristos más populares de la Semana Santa de mi tierra. Ahora todo el mundo habla de ”El rescate” como si fuera un amigo de la familia de toda la vida. Y realmente no se sabe muy bien lo que es, porque el gobierno se hartó de decir que nadie estaba rescatando a nadie y se buscaron distintos eufemismos para decir lo obvio; que había que echarle un cable a los bancos y a las cajas y que la broma nos iba a costar a los españoles un huevo de la cara, porque ya no nos quedan ojos. Entre los avales del rescate de la UE, las ayudas a los bancos por quedarse con cajas y las diferentes inyecciones a esas cajas que se han tirado años despilfarrando dinero aconsejadas por los políticos de turno, el asuntillo nos ha salido por unos 80.000 milloncejos de euros de nada. Y hay algunos que dicen que es mucho más. Collons, que diría Artur el Libertador. Es que ya hablamos de los euros como si fueran pipas. Pero ¿se han parado a pensar en lo que son 80.000 millones de euros? Es que la cifra en pesetas, además de que no cabe en mi calculadora, marea; son 13.310.880.000.000 pesetas. O sea, trece billones, trescientos oncemil millones de pesetas. Y de ese dineral mareante, ¿Qué parte se fue directamente al retrete por una gestión lamentable y manirrota de amiguetes de nuestros políticos?
¿Cuántos patrocinios absurdos? ¿Cuántas operaciones financieras fallidas para favorecer a los amiguetes? ¿Cuántos avales a proyectos faraónicos y fuera de la realidad? ¿Cuántos créditos concedidos con criterios que no tienen nada que ver con el buen gobierno de una entidad bancaria? Son preguntas tontas a las que no me va a responder nadie, pero que yo me hago para quedarme a gusto. Lo peor de esto es que la mayoría de los directivos que hicieron aquellos desmanes están hoy tralarí tralarí mirando para otro lado como si tuvieran una tortícolis gravísima. Y no creo que a ninguno, o a casi ninguno, le vaya a caer encima el peso de la ley por malgastar nuestro dinero.
En fin, menos mal que, a pesar de estas cosas y de los novedosísimos mapas de Espanya de TV3, de vez en cuando la vida te regala momentos de risa. Ayer varios amigos compartieron con mi mujer y conmigo el típico texto de esos que corren por el Facebook. Está en inglés y se titula “My promise to my children”. Viene a decir aquello de que, quien bien te quiere, te hará llorar y que la función de un padre no es ser el amiguete enrollado de los hijos, sino el que marca los límites y que eso no siempre gusta. Se lo leímos anoche en la cena a nuestros hijos y terminaba así: “Si nunca me has dicho, murmurando entre dientes, “te odio” es que no he hecho bien mi trabajo como padre.” Después de unos segundos de ligero desconcierto de mis hijos, Paula, la mayor, soltó mientras rebuscaba con el tenedor entre la menestra, “Bueno; yo os lo he dicho mazo de veces”. Mi mujer y yo no supimos contener la risa, aunque, la verdad, yo a estas alturas no sé si la frase significa que hemos hecho bien nuestro trabajo o que la hemos cagado tremendamente. Visto lo maja que nos ha salido la niña, me inclino por lo primero.

MY PROMISE TO MY CHILDREN

27 comentarios en “EL RESCATE

  1. Como decia antes…

    Ese dinero era imprescindible, no es un tema de afinidad bancaria, pero si esos cabrones se iban a la mierda el resto de la economia se iba a la mierda y con ello el pais… el gran problema segun lo veo yo es que una vez curada la herida no se busquen porque mas alla de porques teoricos y no rueden cabeza a modo de temporadas en Alcala Meco Inn. Yo creo qu eel gran problema es que la justicia no esta actuando contra los que han montado estos, el otro dia dscutia con mi suegro (un pro-hombre de las finanzas de gran renombre) el cual me decia, Rodrigo (Rato) es un gran chaval y le han engañado, mi contestación fue Rodrigo Rato es un hijo de puta que en USA estaria en el trullo sin posibilidad de vovler a ver la luz del dia y que aqui peña como tu no haceis mas que justificar lo injustificable y echarle la culpa al empedrado. Rodrigo Rato saco a bolsa una empresa con perdidas de cojones contando que estaba ganando una pasta, eso en USA seria una estafa a 10.000 caballeros, aqui nada, Rodrigo Rato permitio (estaban antes de llegar el) que CajaMAdrid siguiese con las preferentes… el hombre se callo, pero bueno Rato es un ejemplo y da igual que sea de derechas o de izquierdas, aqui no pasa nada, y eso es lo desmoralizante.

    • Gracias, Rafa. Si yo no digo que no sea imprescindible la ayuda, lo que me parece un drama, como a ti, es que los que han malgastado ese dinero se vayan de rositas. Ni siquiera te hablo de que haya podido haber estafas, que es otro percal. Sin que se estafe a clientes directamente, lo que es un escándalo es la cantidad de millones y millones que se han ido al agujero por una gestión manirrota y que respondía a favores políticos y no a criterios bancarios. Eso por no hablar del desastre de la pura gestión bancaria en bancos y cajas en la época en la que ibas a pedir un crédito de 300.000 euros y te decían: “¿Y por qué no te pides 50.000 más y cambias de coche?”, o cuando se le daban créditos hasta al platanito con tal de cumplir con las enloquecidas cifras que se exigían a cada oficina. Un abrazo

      • Yo estoy muy de acuerdo con lo que dices sobre la impunidad que hay aquí y en general en Europa es masiva y fatal para la moral de la gente. Un tema que me acongoja son las auditoras que todo lo auditan, cobran sus buenos dineros y no dan ninguna garantía de que la empresa a la que dan el Ok no esté en la más pura ruina. Un ejemplo es Deloitte con Pescanova y KPMG con Sacyr en el Canal de panmá. No sólo los empresarios deberían estar en la cárcel sino los auditores también.

        • Gracias, Rafael. Sólo se me ocurre algún tipo de empresa que esté a esa altura y son las “agencias calificadoras”. Manda huevos que, con las cosas que han pasado en los últimos diez años, todavía tiemblen ciertas estructuras cuando estos insensatos dicen algo. Un abrazo.

  2. Pues mira, uno de los pocos temas en los que creo que el gobierno de Rajoy ha hecho bien es en resistirse como gato panzarriba y con retranca gallega a que Europa nos aplicara un rescate completo. No hay más que ver cómo están Grecia o Portugal para darnos cuenta de la que nos hemos librado.
    En el resto, les pongo muchos I, porque están manejando fatal el tema de Cataluña, y ahora el del País Vasco, porque siguen liandola parda con las eléctricas y el sector energético en general (ya verás el día que nos cobren el famoso déficit de tarifa, ya verás), porque han hecho una ley de educación absurda y una no menos absurda ley del aborto, abriendo problemas donde no los hay, y sobre todo porque son más que tibios con la corrupción. Ese tema en especial es el que de verdad me hierve la sangre.
    Un abrazo gordo.

    • Gracias, Copi. Tienes razón en lo del rescate, pero no entiendo que no se les pidan responsabilidades a los gestores manirrotos. El problema es lo que ocurre frecuentemente, que esos gestores manirrotos los han puesto ahí los dos partidos principales y alguno nacionalista, que son los mismos que les tendrían que exigir esas responsabilidades. O sea que estamos aviados. Un abrazo.

  3. Carlos, solo quiero decirte que me ha encantado esta Cabra. y un beso a Paula, que la veo perfectamente confirmandote que sois buen padres !!!

    • Gracias, Domi. Eso espero; las tuyas, por lo menos, ya están encarriladas del todo. A nosotros todavía nos queda mili. Un beso gordo para todos.

  4. De Economía no entiendo, ni “por inmersión” (mi padre, tres hermanas y un hijo son economistas.. y no se me ha “pegado”). Pero los comentaristas que me preceden no dan hilo sin puntada. Quizá el Gobierno ha hecho muy bien en evitar a los men in black y hacer que pagáramos el rescate los que no teníamos la culpa. Pero tiene razón Rafael al reclamar responsabilidades. Y no digamos Copi al avisarnos del déficit de tarifa en el que nos han metido los experimentos de las renovables. De eso entiendo un poco… y, si supiera escribir como tú, tendría para un Manual de cómo jurar en hebreo sobre las imbecilidades de Soria (ministro) y las injusticias de Montoro… y, sobre todo, de los Presidentes que jugaron a descubridores de renovables haciéndoles un favor de muchos millones a chinos y a inversores que se aprovecharon de sus leyes idiotas.

  5. Seguramente se actuó con acierto al rescatar los bancos, pero entonces se nos dijo que no costaría un euro altos españoles, porque devolverían íntegramente lo recibido y de eso nada. Ni siquiera pido que Rato vaya a la cárcel , pero sí que de

  6. (Sigo siendo yo , que lo he enviado sin querer.)
    Que devuelvan las indemnizaciones millonarias y los retiros increíbles que han cobrado, después de dejar los bancos arruinados

    • Gracias, Suegra. Eso debería pasar al menos. Que devuelvan las millonadas, pero estos, por lo general no tienen nada a su nombre, todo está a nombre de sociedades, familiares… Ellos, habitualmente, son pobres de solemnidad. Besos.

  7. Carlos, estupenda tu cabra de esta semana, como siempre.
    Mientras la leía, me ha venido a la mente una de las frases lapidarias de don Marcelo que, a fuerza de repetírnosla curso tras curso, se ha quedado grabada a fuego en mi memoria: ” No te ganarás el pan con el sudor del de enfrente”.
    Lástima que toda esta panda de politicuchos, banqueros, consejeros, empresarios amorales ( etc) no compartieran aula y consejo con nosotros en aquella época.
    Seguramente otro gallo nos cantaría.
    Besos

    • GRacias, Asunción. Mi mujer dice que parte de la culpa de lo que pasa la tenemos los de nuestra generación, que nos ha faltado compromiso político y, desde luego, los mejores no están dedicándose a la política. Pero el problema es que la falta de una ética, como dices, no sólo le afecta a los políticos, sino que nos afecta un poco o un mucho a todos. Un beso.

    • Gracias, María. Eso es lo más curioso de todo; que no parece que les dé vergüenza sino más bien todo lo contrario. Magnífico tu post, por cierto. Un abrazo.

  8. No es sólo q se vayan de rositas, es q se van con indemnizaciones millonarias. Ya querríamos, ya, tener el desahogo económico del q gozan ellos. Y ni te cuento los q no tienen para comer LITERALMENTE. Porque nos hacemos de corcho y cuando vemos a alguien pidiendo nos consolamos ( quien lo haga), diciendo q son mafias organizadas. Pero ninguno de nosotros tiene la necesidad de tirarse a la calle con una lata a q le echen unos euros. En fin, Serafín, q es difícil actualmente mantener una mediana alegría y no andar con el humor alborotado. Ni te digo cuando hablemos de autonomías.
    En cuanto a lo de padres, por sus frutos los conoceréis. Cualquiera q os conozca ya lo sabe, pero sólo viendo a esos tres logros q tenéis el juicio está solucionado. Disfrutadlo los cinco. Bss

    • Gracias, Cuca. Yo creo que el día en el que el que la haga la pague, empezarán a funcionar mejor las cosas en España. Y gracias por tu confianza en que lo estamos haciendo bien con los churumbeles… Un beso.

  9. Querido Carlos :Me ha encantado tu cabra ,como siempre.Estoy totalmente de acuerdo en todo .No sé si llegará el día en que políticos y dirigentes bancarios paguen por lo que han hecho al país.Hasta ahora “se van de rositas” como dices y encima con sueldos o indemnizaciones millonarias o cobrando 2 0 3 sueldos sin que encima tengan que cotizar lo que los demás.Respecto a los hijos tenéis tres hijos maravillosos que son un reflejo de lo que vosotros sois. Un abrazo

    • Gracias, Madre. Pues creo que el peso de la ley que les va a caer encima, va a ser peso pluma, si llega… Es uno de los problemas de España, que aquí el que la hace, en estos entornos del mundo financiero, casi nunca la paga. De vez en cuando aparece un chivo expiatorio que les deja la conciencia tranquila, pero lo normal es que disfruten de lo robado/estafado/desviado/indebidamente apropiado. Y respecto a mis hijos, las opiniones de abuelas no tienen valor…;-) Un beso

  10. Muy de acuerdo, cómo no estarlo! Hablas de Rato, pero no hay que olvidar todos los paniaguados de partidos y sindicatos que decían amén a todos los desmanes o que incluso tienen hoy el cuajo de decir que ellos de temas de banca no entendían nada, sobreentendiendose que los habían puesto allí por ser del partido de turno. O esa individua de la CAM que ha tenido incluso el santo cuajo de pedir indemnización por despido improcedente. Hierve la sangre…

    • No son excluyentes, no? Se puede pedir responsabilidades a Rato, a los de UGT, a los del PP y sus dineros negros, a Blesa, a la Pantoja, Roca, Puyol Jr, a la hija de Juanca, a su yerno y a todo el que ha metido la mano o a cobrado por simplemente hacer lo de gestionado su cortijo. Con que a los arribas nombrados les cayesen unas sentencias en años similares a los que les caerian en EEUU se lograria que en las siguientes generaciones la gente se lo pensase antes de realizar el deporte nacional.

      • Gracias, Rafa. Totalmente de acuerdo. Lo de la ejemplaridad es algo que se nos ha olvidado por completo. Ha habido tantos casos de gente que se va sin que le caiga un marrón encima, que los que vienen detrás saben que pueden arriesgarse. Por cada Roldán, Mario Conde, Bárcenas o Correa encarcelado hay 300 que se están descojonando de nosotros cada día. Un saludo

    • Gracias, Sylvirito. Tienes razón y todos esos deberían responder, pero en su parte de responsabilidad correspondiente. Yo no sé si Rato es el mejor ejemplo de esto o si lo son los anteriores a él y otros presidentes de bancos y cajas, lo que sí sé es que no tiene la misma responsabilidad el presidente de la entidad, aunque lleve poco tiempo, que el consejero que va allí de vez en cuando a un pesebrito de esos tan sabrosos. Lo malo es que, si los jefazos no se comen el marrón, te diré los del pesebre… Un abrazo.

  11. De rescates no entiendo…
    Pero que viva Paulet!!!
    Yo era más de murmurar “qué asco de padres”, mientras estaba castigada en el hall de casa en Alicante…

    • Gracias Mortadela, lo importante no es la frase literal, sino el sentimiento ese que tienes de que te han tocado los peores padres del mundo aunque, al final, te acabes dando cuenta de que eran lo mejor que te podía haber pasado. A tus padres contigo no les ha ido mal, No? Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *