CERRAR LA HERIDA

Que le vaya bonito, Monseñor. Ya me da pena que Antonio María Rouco Varela, Cardenal Arzobispo de Madrid, haya mantenido su gesto hosco, antipático y poco misericordioso hasta en su último acto masivo como Presidente de la Conferencia Episcopal. Y no era un acto cualquiera. Era una misa en recuerdo de las víctimas de aquel día atroz del 11 de marzo de 2004 en el que los terroristas no sólo mataron a 191 personas e hirieron a 2.000. Aquellos villanos, además, abrieron una herida social que sigue abierta y que no sé si vamos a ser capaces de cerrar algún día.
Para empezar yo, que, soy católico practicante, no entiendo por qué un acto oficial de recuerdo a las víctimas de un atentado, presidido por los Reyes y el gobierno, se tiene que hacer en un templo católico y en una ceremonia católica. Estoy seguro de que, si la decisión la hubiera tomado el Papa Francisco, habría optado por ofrecer al resto de confesiones y a los no religiosos la opción de un acto ecuménico en el que se hubiera sentido cómodo un cristiano, un musulmán, un judío o un ateo. Pero no. Hala, hacemos una misa con 40 obispos, toda la pompa del Catolicismo de toda la vida y Monseñor nos suelta una homilía con su cara de haber olido un pedo y no haber sido él. Una alocución, por cierto, en la que soltó sutilmente frases en las que daba a entender que sigue sin estar claro quiénes fueron los autores de la matanza. Ya saben que una de las heridas que dejó abiertas el 11M es la de los que piensan que la investigación del atentado se hizo mal y que hubo un plan para ocultar la participación de alguien más que los islamistas de AlQaeda. Enfrente de ellos están aquellos que les llaman los “conspiranoicos” y que creen a pies juntillas que el 11M fue un atentado en venganza por la participación española en la guerra de Irak. Es curioso porque los de uno y otro lado dan por sentado que los suyos, en aquellos días terribles, lo hicieron bien y que fueron los otros los que lo hicieron mal. Si uno habla con alguien muy del PP, te dice cosas como que el gobierno no mintió, sino que le engañaron los policías de Felipe González diciéndole que era ETA. Si uno habla con los del PSOE te dicen que hubo simplemente indignación popular y no un comportamiento anómalo entre sus medios afines y entre los políticos de Ferraz.
Y yo, que, sinceramente, no tengo especial afinidad ni desafecto ni por unos ni por otros, recuerdo haber vivido aquello estupefacto, con la terrible sensación desde las 2 de la tarde del mismo 11 de marzo de que estaba pasando algo que se nos escapaba.
Yo entonces trabajaba en Antena 3. Estábamos todos los del equipo arrasados, rotos como el resto del país, en la redacción de mi programa y recuerdo, perfectamente cómo a eso de las 2 de la tarde todas las televisiones conectan con Moncloa porque hay rueda de prensa del Ministro del Interior, Ángel Acebes. Ya me sorprendió que no saliera el Presidente del Gobierno de la mano del resto de los líderes políticos para informar al país. Pues no. Era el Ministro del Interior, con su corbata negra para decir que la autoría del atentado era “sin ninguna duda” de ETA. Al instante varios periodistas que estábamos en la redacción nos miramos y dijimos: “¿Pero ya lo han reivindicado?”. Porque JAMÁS en los años en los que yo he trabajado se decía tras un atentado una frase como esa. Se recitaba como una letanía: “todos los indicios conducen a…”, pero nunca se daba por hecha la autoría de un atentado hasta su reivindicación y posterior investigación policial.
Yo no dudo de que al gobierno hubiera gente que le engañara desde dentro, pero, de lo que estoy seguro es de que al ejecutivo se le notó en exceso en aquellos días su deseo ferviente de que el atentado hubiera sido obra de ETA porque (y es una frase textual que me dijo aquella mañana un amigo del PP) iban a obtener 200 diputados. Del mismo modo creo que al PSOE y a los medios afines se les notó en exceso su deseo ferviente de que el atentado hubiese sido del entorno AlQaeda y por eso se habló de terroristas suicidas y hubo llamamientos a echarse a la calle contra el gobierno que nos metió en la Guerra de Irak. Porque ellos sabían que, si al final se certificaba la autoría islamista, podían darle a las elecciones el vuelco que finalmente le dieron.
Yo no sé si es cierta o no la teoría de la conspiración porque, además, los que están en un lado y en el otro, miran con suficiencia a los de enfrente como dando por hecho que son unos pobres simplones sin su perspicacia. Lo único que sé es que, 10 años después seguimos siendo incapaces de hacer una manifestación de toda la sociedad española para gritar contra los que nos hicieron esto. Ayer me deprimí al ver cómo en diferentes medios seguían rascando para mantener abierta la herida. En Libertad Digital insisten en que no sabemos quiénes fueron y califican de serviles y cobardes a los que afirman que fue un atentado islamista. En Público.es Aníbal Malvar llama “traidora” a Pilar Manjón por haber hecho algo que creo que hay que aplaudir y es que decidió acudir a la misa de Rouco para no dar una imagen de división de las víctimas.
Coño, una vez más tienen que ser las víctimas las que nos den lecciones. Pero, si los que más perdieron aquel día han sido capaces de mirar hacia delante y abrazarse, no sé a qué esperamos todos los demás, empezando por políticos, medios e Iglesia para dejar de soltar mensajes de división, ir allí y abrazarles diciéndoles algo parecido a perdón y gracias.

17 comentarios en “CERRAR LA HERIDA

  1. En tu último párrafo está la clave, yo creo. Ni los políticos ni los medios ni los curas de este país suelen estar a la altura. Mientras nuestros líderes de opinión sigan teniendo cuajo para tratar de sacar tajada de la desgracias de las víctimas del terrorismo y las catástrofes, es tarea casi imposible cerrar heridas y unir las diferentes Españas. Yo personalmente recordaré siempre el “momento Acebes” como uno de los episodios más vergonzantes de nuestra política. Tampoco puedo comprender que no se pospusieran las elecciones una semana. Ni todo lo que ha pasado después. Es terrible. Y así seguimos. País.

    • Gracias, Josesain. Yo creo que lo que faltó fue normalidad. Si Aznar hubiera convocado a los líderes de todos los partidos a Moncloa y hubiera compartido con ellos la información y las comparecencias, quizás no habría hecho falta ni aplazar las elecciones. Pero al gobierno se le vio el plumero y, cuando la oposición se dio cuenta, se pusieron ellos también a trabajar y a dejar que se viera también su plumero. Lo que ocurre es que la jugada le salió terriblemente mal al PP y el principal beneficiado fue el PSOE. De lo que pasó tiene mucha más culpa el PP que el PSOE, aunque el comportamiento de varios líderes socialistas en aquellos días fuera, desde mi punto de vista, también muy triste. Un abrazo

  2. Muy de acuerdo con tu artículo. Los conspiranóicos se han rendido a la evidencia, salvo el butanito de la política, el repugnante J Losantos. Eso sí, algunos conversos como Cospedal, Rouco, Alonso todavía dejan caer que todavía no renuncian a conocer nuevos datos. !Como si quedara algo ESENCIAL por saber¡ Se ha cerrado un triste episodio del PP provocado por un estreñido Aznar que todavía habla con rencor aquel día después de haber sido él y su orgullo los responsables de la hecatombe del PP en aquellas elecciones. Nos mintió y punto, quería que fuera ETA, nosotros también, pero prolongó la mentira ante el estupor general y el PSOE aprovechó aquello de la peor manera para evitar que el PP lo rentabilizara en las elecciones !Poca miseria¡
    Y de Rouco ¿qué puedo decir? le detesto, la iglesia gana al perder a este integrista.

    • Gracias, Rafael. Se te echaba de menos en los comentarios!! Yo recuerdo que el mismo día 11, nos llamó mi cuñado que vivía en Ginebra. Nos dijo que, desde media mañana, en todos los medios que estaba mirando en Suiza, Francia, cadenas internacionales, daban por hecho que había sido AlQaeda. Fue una lamentable gestión de la crisis, y así les fue. Lo malo es que, en el camino, entre los terroristas y nuestros políticos y los medios afines, han abierto una sima que no sé cuándo se cerrará. Un abrazo.

  3. Anteayer escuché a Girauta en la radio, e hizo un comentario que hubiera firmado del minuto 1 al final. Básicamente es repetir un poco lo que aquí dices.
    El error del ensoberbecido Aznar que, todavía no me explico cómo, en un momento así, no se reunió con el resto de partidos, o al menos con el principal, para salir y decir, a quien fuera el autor, que estábamos todos juntos y con las víctimas. Y la manipulación que hizo el Psoe de una barbarie como aquella. No sé que fue más indigno pero, aun así, no he visto ningún otro país del primer mundo culpar a nadie más que a los terroristas de lo que aquí pasó. Pero aquí no, aquí nos tiramos los muertos del uno al otro lado. Aquello fue una barbaridad, pero aquí seguimos hablando con más inquina, del que mintió o del que manipuló que del o de los que fueron los verdaderos autores. Y claro, si ya lo justificamos porque fue por apoyar la guerra de XXX, ya tienen justificación los terroristas para volverlo a hacer, aquí no miraremos para ellos sino para los del bando opuesto.
    Nos sigue faltando historia democrática para no confundir depende qué conceptos básicos que están por encima de cualquier partido. Pero claro, cuéntale esto, por ejemplo, a Artur

    • Gracias, minmano. Hombre, no se trata de hacer un campeonato de indignidad, pero yo, si tengo que decantarme, te digo que los del PSOE no obraron demasiado bien, pero yo creo que los que se cubrieron de gloria fueron los del PP. Es que fue muy cabreante. Desde el mismo día 11 se daba por hecho en medio mundo que eran islamistas y aquí no se dijo nada de eso hasta muy avanzado el día 12. Recuerdo en la manifestación la sensación terrible de que no sabías contra quién gritar; ¿Contra ETA? ¿Contra AlQaeda? ¿Contra el gobierno? Puede que el PSOE tuviera un mal comportamiento, pero lo del PP fue de juzgado de guardia, sobre todo porque eran los que estaban en el gobierno y a los que se les debía suponer un mayor control de la situación no para su propio interés, sino para el de todos. Respecto a que el atentado fue consecuencia de la Guerra de Irak, en fin, como si estos hijosputa necesitaran excusas. Metieron dos aviones comerciales en las Torres Gemelas mucho antes de la guerra de Irak…

  4. Que día tan triste y que País…intentando sacar partido de semejante tragedia.

    Recuerdo con profunda tristeza las espeluznantes imágenes, (que no beneficiaron a nadie) si a toda España nos dejaron conmocionados, no quiero ni pensar lo que supusieron para sus familiares.

    Un abrazo

    • Gracias, Mercedes. Efectivamente, creo que no estuvimos a la altura, sobre todo el gobierno. Y lo de Rouco y su sonrisa es de estudio. Hace un par de años algún asesor les dijo que debían sonreír y es casi peor. Le pasa lo mismo que a Ratzinger que, cuando se ríen les sale una mueca macabra. En fin menos mal que se nos está yendo de una vez. Ya sólo falta que deje el arzobispado de Madrid. Un abrazo.

  5. No fue el atentado, sino la gestión y la mentira más evidente a medida que pasaban las horas, lo que dio la victoria al PSOE. Y lo pero es que esa mentira que dividió a la sociedad hasta el punto de crear dos clases de víctimas y hacer sospechosos de rojos o sindicalistas a quienes no aceptaban la versión del gobierno, continúa aún contra toda evidencia y sin pruebas que la avalen.
    Y algunos que se les llena la boca de amor a España y defensa de la unidad de la Patria, no tienen problema en sembrar el odio entre españoles y el desprestigio de todas las instituciones , políticas , policiales o judiciales .

    • Gracias, Suegra. Creo que en ese enmerdamiento están echando palitas a partes iguales los de un lado y los del otro. Basta con que te leas los dos artículos de Libertad Digital y de Público.es a los que hago referencia. Y ambas partes piensan que el que echa mierda es el de enfrente. Y ese es el problema que tenemos. Lo que me sorprende es que tengamos tan poca grandeza y tengan que ser las propias víctimas las que, en un gesto generoso, se junten y demuestren unidad en un acto que, por ejemplo a Manjón, le habría gustado que hubiera sido otro. Un beso

  6. Querido Carlos:
    El atentado del 11-M nos despertó de un sueño. Pensábamos que éramos europeos, con una democracia consolidada, con un país moderno.
    Y sacó lo peor de este país, el navajazo en el bajo vientre, la mentira sistemática, la manipulación de las masas. Saltaron por los aires la democracia y la convivencia tan arduamente construidas desde 1975.
    Y desde entonces, este país está embarcado en una cuesta abajo moral tremenda.
    Qué pena, qué tristeza y qué ganas de salir huyendo de aquí.

    • Gracias, Copi. Yo no lo veo tan catastrófico. Me habría gustado que las cosas hubiesen pasado de otro modo en aquellos días dramáticos, pero, al final, hubo unas elecciones en las que la mayoría de la gente le dijo al PP: “Chicos, la habéis cagado”. Y llegó otro gobierno. Y gobernó, mejor o peor, hasta que ocho años más tarde llegó otro gobierno. Y ahí están. Lo de la cuesta abajo moral yo creo que tiene más que ver con cómo somos en general los españoles, que nos indignamos horriblemente por chorradas, pero vemos a nuestros políticos robar y nos quedamos adocenados. Eso sí que me da pena. Un abrazo

  7. Estimado Carlos y comentaristas,
    Dividir los tipos de opinión que hay sobre el 11m en “los favorables al pp contra los favorables al psoe” es una muestra de, con todo el respeto por ustedes, ignorancia sobre el tema. Y lo que para mi es peor, el deseo de no querer saber o cuestionar nada, no vaya a ser que no me guste lo que salga.
    Al margen de si Aznar lo hizo mal o fatal, o de si el Psoe y sus chicos aprovecharon para sacar tajada electoral, lo fundamental es que murieron casi 200 personas y no sabemos quien lo hizo. Porque no deben confundir entre lo que nos han ido inculcando los medios: fue alqaeda por haber ido España a Irak, y lo que dice la sentencia sobre el autor intelectual: nada.
    Sólo hay un autor material condenado, y lo fue gracias a los testimonios de unas inmigrantes rumanas que ya habían visto su foto en los periódicos y que gracias a su testimonio consiguieron indemnizaciones como victimas que previamente se les había denegado.
    Alguien puede explicarme cómo es posible que con 13 escenarios de explosiones salvajes no fuera posible determinar el explosivo utilizado. Cómo es posible que hubiera tan escasas e insuficientes muestras para analizar (con los cientos de vestidos, objetos, piezas de tren, etc afectados).
    Por qué se destruyeron los trenes tan rápidamente. Por qué en la única mochila que no explotó (y que se consideró el modelo o ejemplo de todas las demás) estaba llena de metralla (ninguna otra tuvo metralla) y apareció en una comisaria en lugar de la estación donde se recogieron cuidadosamente todos los objetos y se registraron.

    Estoy convencido de que si las personas que leen este blog, a las que sinceramente supongo con un nivel intelectual y cultural alto, leyeran con interés las múltiples dudas, incongruencias o inverosimilitudes que hay en múltiples aspectos de la investigación, comenzarían a ver que la versión oficial que nos trajo la sentencia puede ser cuestionada.
    Llámenme con desprecio conspiranoico, no hay problema, porque estoy encantado de tener la mente abierta y dispuesta a cuestionar lo que han querido inculcarme como si fuera un borrego.
    Además me consuela saber que afortunadamente hay otra mucha gente honrada, inteligente e independiente que también tienen mis dudas. Entre ellas muchas de las victimas, que no quieren defender al pp o a aznar o al psoe o a nadie, sólo saber quién les mató o les destrozó la vida.

    Un saludo
    Jesús

    • Gracias, Jesús. ¡¡Menudo comentario, parece un post!! Me alegro de que haya algún comentario de los que creen firmemente en la teoría de que lo que pasó no fue un atentado de un grupo de islamistas radicales. Los que no opinamos así no es que seamos ignorantes (partiendo de la base de que yo, cada vez más, sé que no sé nada) es que sencillamente confiamos en nuestros jueces y nuestros policías y, mientras alguien no demuestre lo contrario de una manera definitiva, lo que pasó es lo que dicen las sentencias. Los quién, cómo y con qué motivo quedan bastante bien explicados en las sentencias. Lo curioso es que los que dicen que no sabemos todo, que hubo manipulación de pruebas, que todo obedece a una operación para cambiar al gobierno y torcer la voluntad popular, que los islamistas no estaban solos… no dicen nunca claramente a quién y a qué se refieren. Me recuerdan a los que dicen que defienden el derecho a la autodeterminación y, cuando les preguntas, no te saben explicar qué es. ¿Es independencia? Noooo ¿Es un poco más de autonomía? Noooo. Pues con los que aseguráis que en el 11M hay algo más pasa lo mismo. ¿Fue ETA? ¿Hubo una conspiración de policías de afiliación socialista para llevar a ZP a la Moncloa? ¿Hay una conspiración de los jueces y fiscales, con nombres y apellidos, para tapar toda esta operación político-policial-judicial? Porque, llámame ignorante, pero yo recuerdo muy vivamente aquellos días y lo que tumbó al gobierno del PP fue que se les notó demasiado que estaban intentando ocultar que todas las pistas y las investigaciones llevaban a los islamistas y no a ETA que fue lo que dijo “sin ninguna duda” a las 2 de la tarde el ministro del Interior cuando, en todo el mundo, se daba por hecho que era obra de AlQaeda o similar. Y no otra cosa. Yo comprendo que todos los que en aquellos días estaban en el fregao estén deseando que alguien les diga: “oye, que sí, que hubo una conspiración de diversas fuerzas para quitaros de ahí. Que, oye, al final no estabais mintiendo, que lo hicisteis bien…” De ahí a pensar que la policía, los jueces, los fiscales se han conjurado para tapar toneladas de mierda, me vas a perdonar, me resulta difícil de creer, aunque pienses que tengo la mente cerrada y que soy un borrego al que han inculcado no sé qué cosas. Un abrazo.

  8. Entré en tu blog por primera vez a mediados de diciembre, fundamentalmente para darte apoyo en momentos dificiles. Como el programa no ha continuado, he vuelto hoy a entrar en el blog, a ver que contabas.
    Siento mucho haber entrado, este ultimo post me parece lamentable. Te deseo lo mejor, adios.

    • Gracias, José y María, por el interés y por sus buenos deseos. No sé muy bien qué es lo que hace que el artículo le parezca lamentable, pero qué le vamos a hacer. No se puede gustar siempre, ni se puede gustar a todos. Yo también le deseo lo mejor. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *