LO DE ÍKER

Debo decir ante todo que no soy amigo íntimo de Íker Casillas. No me debe nada, ni yo le debo nada a él. Tenemos la relación cordial de dos personas que hemos coincidido muchas veces en diferentes situaciones, pero nada más. Lo digo para que quede claro, aunque asumo que Mourinhistas, Anti-Íker, defensores de Diego López y Ultras varios, como en otras ocasiones, me van a llamar desde mojabragas (que sigo sin saber qué significa), hasta fracasado, pasando por antimadridista.
Digo todo esto porque lo único que me une a este grandísimo deportista es, principalmente, la admiración por su anormalidad en los terrenos de juego y por su normalidad fuera de ellos. No lo digo yo; lo dicen las estadísticas. No ha habido en la historia del fútbol mundial ningún portero que haya conseguido el brutal palmarés del guardameta del Real Madrid y, de momento, de la Selección Española. 3 Champions, 5 ligas, 2 copas del Rey, 1 mundial, 2 eurocopas e infinidad de títulos individuales y colectivos como juvenil, sub 21 y profesional. Y en casi todos ellos con una participación decisiva para obtener la victoria final. Pero Íker, que es un hombre afortunado, en los últimos dos años ha pasado un calvario. Un suplicio que comenzó el día en el que decidió no seguir la estela macarra del que, durante 3 temporadas, fue el líder del Madrid; José Mourinho. El clímax de esa fase negativa fue el día en el que Mou dejó en el banquillo al portero, sencillamente, porque no rendía pleitesía al dictador. Porque Mou, al menos en los años en los que estuvo en el Madrid, tuvo el típico comportamiento de los líderes totalitarios y, como ellos, estuvo dispuesto a inmolar a quien hiciera falta para conseguir sus objetivos.
Estos hombres tiránicos, como los militares malos o los jugadores mediocres de ajedrez, sacrifican peones y soldados para lograr sus fines y, si no los consiguen, atribuyen sus fracasos a conspiraciones; a oscuras conjuras de los que quieren socavar su poder. Como en las dictaduras de izquierda y derecha, la maquinaria propagandista se pone en marcha para machacar sin prueba alguna al disidente. Y son implacables; no paran hasta conseguirlo. Y, en esa estrategia aniquiladora, siempre hay voluntarios, peones esforzados dispuestos a morir y matar por el líder mesiánico y si el caudillo les pide dos ellos dan tres. Y si el líder dice que Íker es malo ellos dicen que es pésimo; si beige, blanco. Y eso ha sido el mourinhismo. Gente que ni conocía al Mesías, personas que no ganaban ni perdían dinero en el asunto, hablaban de él con embeleso, repitiendo los mantra de la estrategia fascisto-comunista de Mou: “es el mejor”, “ha acabado con la hegemonía del Barça”, “el Madrid ya es un equipo competitivo”.
Pues igual hizo un equipo competitivo, pero a mí, sus logros en el Bernabéu, me parecen una mierda. Una copa del rey, una liga gastando más que nadie, con más poder que ninguno de los entrenadores que el Madrid ha tenido y provocando un terremoto interno entre el madridismo que todavía hoy tiene réplicas. Y sobre todo destruyendo a jugadores. La lista es larguísima, pero para mí el epítome es lo de Íker. Cuando Mou quita a Íker de la portería no había habido ningún motivo deportivo que obligara a su sustitución. Todo se basaba en esas pequeñas insinuaciones, rumores, maledicencias que va soltando el Mesías para que vayan calando. He retado muchas veces a mourinhistas a que me dijeran un único partido de aquellas fechas que el Madrid hubiera perdido por culpa de Íker. Porque fueron decenas los que Mou ganó gracias a Íker. El problema de Íker no fue su inseguridad por alto ni que se entrenara supuestamente a medio gas. El problema de Íker fue que en varias ocasiones se enfrentó al líder y Mou, como los malos de las pelis malas acabó teniendo un pensamiento maligno mientras le destellaba una lucecita en la córnea y dijo: “a este me lo follo”. Y desde entonces no paró hasta conseguirlo. Hoy Íker empieza a salir de la peor crisis de confianza que se le ha conocido. Pero es que es lo normal. ¿Quién en un puesto tan crítico sería capaz de sobrellevar las andanadas que ha sufrido Íker en los últimos 2 años? Te quito, te pongo, ahora te lesionas y cuando te recuperas te quita el puesto tu suplente. Porque aquí no hablamos de cualquier portero. Coño. Es que es el mejor portero de la Historia del fútbol mundial. Es el tipo de jugador que, cuando vuelve de una lesión, tiene que jugar sí o sí. Como Ronaldo. ¿O alguien se sorprende de que Ronaldo vuelva a ser titular tras una lesión por mucho que su sustituto se salga del cuadro? A Íker se le negó ese trato. Y no sólo eso. Cuando se va Mou, Ancelotti decide la marcianada de alternar portero. Y va Íker y con su legendaria flor rectal gana las dos competiciones en las que participa. Por supuesto, según sus enemigos, sin aportar nada y con una cagada en la final de la Champions que daba la razón a los que cada vez que Íker falla dicen: “¿lo ves?” Pero el final del calvario de Íker lo marcó el Mundial. No creo que ninguna derrota de España fuera culpa exclusiva de Casillas, pero aquellos partidos acabaron por rematar su descenso al infierno. Íker había perdido su flor en el culo y parecía mortal. Y daba la sensación de que tenían razón los que le criticaban, que Mou no fue tan hijoputa y que Diego López era mucho mejor portero que él.
La titularidad, de momento, en el Madrid y el partido del otro día ante Macedonia, yo creo que han abierto una nueva etapa para él. Un jugador que, en la mayoría de países del mundo iría de homenaje en homenaje, tiene que andar por aquí reclamando su sitio con seis buenas paradas en un partido de trámite ante Macedonia. Pues que sea así. Imagino que Íker sabe que aquí en España, no basta con bajar una vez al infierno; en nuestra tierra sólo eres un verdadero héroe si te mueres o si eres capaz de sobrevivir a tres o cuatro caídas de esas de quedarte hecho fosfatina. E Íker lleva ya de esas unas cuantas y, como si fuera el coyote de Correcaminos, sigue en pie, quizás con el pelo algo chamuscado, pero vivo.

34 pensamientos en “LO DE ÍKER

  1. A mí las cabras de fútbol como que me la refanfinflan. Lo que me resulta curioso es que eso que le pasa al tal Casillas, le pasa a todo el que destaca en algo en este país nuestro. Las actitudes de los grupos, los fans, los acólitos, los seguidores, las profesionales de turno, los informadores y en general todo quisque, dicen mucho del borreguismo español, la falta de criterio, la envidia y el odio al que triunfa. Igual resulta que esta cabra estaba hablando de educación bajo su aspecto futbolero?

    • Gracias, Josesain. Ahí está. Realmente habla de fútbol pero también de cómo somos los españoles. Lo que ha pasado con Mou es tan antiguo como lo de cualquier colectivo en el que de repente aparece un líder iluminado y es seguido por legiones. Y lo de masacrar al que triunfa yo creo que es porque nos jode haber alabado en exceso a alguien sin que se muera. Cuando a alguien que triunfa se le sube a los altares en vida, normalmente siempre se le está esperando para darle de leches al bajar. Y los mismos que le decían “¡¡¡SúperÍker!!!!! son los que le exigen que se retire. Yo recuerdo un conserje de mi casa hace 20 años, que me pidió que le diera una foto firmada de Chiquito de la Calzada y que le llevara a una grabación de su programa. Un año y medio más tarde me paró un día cuando salía del garaje para decirme que a ver cuándo echábamos ya al pesao ese del Chiquito. En fin; España pura. Un abrazo.

  2. Querido,
    Ya sabes que discrepo. Sois los casillistas los que eleváis el problema a una conspiración. Para Iker ha pasado su mejor momento de forma. De hecho, sigue muy bajo. y falto de la misma No solo es que no salga por alto o que no juegue con los pies y que esta circunstancia la compensa con reflejos y anticipación, es que estas carencias están lastrando el juego del Madrid y los resultados. En Anoeta nos llegaron dos goles de córner. El equipo contrario nos saca a la esquina corta del área pequeña para que alguien peine la bola porque sabe que Iker NUNCA VA A ESTAR ALLÍ. Cuando Mou o Capello piden presionar sobre la salida del balón, se abren 60 metros entre los últimos defensas y el portero porque Casillas va a esperar al equipo dentro de su área pequeña y nunca va a ser referencia para un pase atrás como lo era Valdés. Los problemas de Casillas han sido por este orden técnicos, tácticos y actitudinales. Los técnicos se refieren a que después de 16 años entrenando en primera división, y dedicándoles solo 30 minutos al día, cualquiera haría diabluras con el balón en el pie (en los dos). Iker, no porque ha sido bastante indolente en la preparación. Los problemas técnicos se evidencian en que no tiene el perfil para adaptarse a según qué planteamientos del entrenador (sería un mágnifico portero de “defensa de autobús” en Córdoba o Granada, y lo digo sin mofa) de turno y los temas actitudinales derivan de que piensa que todos sus problemas vienen de que Mou le tenía manía y no de que él era el que estaba fallando.
    Por cierto, mucho más duro fue cuando Valdano, su propio ex-compañero de equipo, sentó a Emilio Butragueño, el jugador más mediático en el Madrid desde DiStefano. Y no corrieron tantos ríos de tinta. La vida sigue y la portería del Madrid también

    • Gracias, Isidoro. Yo en serio que no me considero Casillista ni he hablado de ninguna conspiración. Lo que sí hubo fue un entrenador que se cepilló a un portero porque le acusaba de topo sin prueba alguna y porque no le siguió el juego de echar gasolina al fuego que él creo contra el barsa. Sigo insistiendo en que los que sois anticasillistas (¿No?) no habéis sido capaces de decirme ni un sólo partido que el Madrid perdió en aquella época por culpa de Íker. Yo , insisto, sí te puedo decir decenas de partidos en los que çÍker le salvó el culo a Mou. Respecto a los goles de Anoeta, qué quieres que te diga, creo que en el hecho de que al Madrid le metan goles en córners y faltas laterales, el problema no es sólo del portero. ¿O con Diego López no nos metían goles por alto y a balón parado, o en jugada a la espalda de los laterales? En fin y yo no compararía a Íker con el Buitre, y mira que me gustaba el Buitre. Pero cuando lo quitó Valdano estaba ya que no se iba casi de nadie. A Íker (que ha ganado setenta veces más cosas que Buitre) Mou lo quitó cuando seguía parando bien. Un abrazo.

    • Indudablemente los que han nombrado varios años a Iker mejor portero del mundo creo que deben saber mas de futbol que usted. Poner a Adan, portero de 2ª división, en su puesto es lo mas ridículo que que se ha visto en el futbol español.

  3. No te quito ni una coma querido, cuanta razón tienes y que bien la expresas………lo malo es que hay muuuuchos de esos borreguitos que siguen el dictado y algunos están muy cerca de nosotros a veces ,sorprendentemente.
    Un abrazo.

    • Gracias, Kay. Pues ten cuidado que como uno de esos borreguitos a los que te refiertes te suelte una colleja con toda la mano, te va a poner las cervicales al chilindrón…. 🙂 Un abrazo

  4. Para mí el problema del Madrid no ha sido Mourinho, a pesar del daño que ha hecho, sino Florentino Pérez, que Dios confunda.
    Será verdad que el Madrid tiene las cuentas hipersaneadas, que hace dinero a espuertas con las camisetas y demás, pero me parece que se ha cargado el espíritu del club.
    Lo puedo decir más alto pero no más claro. Hasta que no se vaya Florentino el Madrid no levantará cabeza.
    Abrazos grandes.

    • Gracias, Copi. Tienes toda la razón, pero con una Champions recién ganada, parece que, pase lo que pase, todo lo que se ha hecho valía la pena, como, por ejemplo, pagar más de cien millones por Bale, por mucho que nos haya ayudado a ganar dos finales. Yo también creo que durante los años de Mou el Madrid se volvió loco y se puso en manos de un tío con comportamientos psicopáticos. Un abrazo.

  5. En la vida todo empieza y todo acaba, recuerdo estar en el Bernabeu cuando Raul le marco a Atleti en su segundo partido y recuerdo verle como una sombra en el campo muchos años despues, llego un día en que Santillana dejo paso a Butragueño, este dejo paso a Raul y llego el día en que Raul dejo paso a Benzema. A Iker le pasa lo mismo, ha sido el mejor y ahora puede ser que lo sea pero no tan claramente, el tiempo pasa (que se lo digan a mi espalda) y chico, cada domingo debe de jugar el mejor no el que tiene mejor CV.

    Lo de Diego Lopez, sin ser un mal portero, fue una jaimitada de Perez, no venia de Mourinho, venia de su tensa relación con el presi, aun asi Iker no es el que era hace 3 años y Navas pisa fuerte. DEsde mi punto de vista el equipo esta por encima de Iker, Ronaldo o Di Stefano y debe de jugar quien en Valdevebas se lo gane. Olvidemonos de romanticismos.

    • Gracias, Rafa. de verdad que no hay ningún romanticismo. Yo era mucho más fan del Buitre que de Íker y, cuando le tocó irse me pareció de cajón. Es más, creo que él mismo sabía que, desde hacía tiempo, ya no era el mismo. Con Íker no ha pasado eso. Se le ha sometido a una presión para quitarle la autoestima y la confianza a un especialista en un puesto en el que es básica la confianza y creer que paras lo que te tiren. Eso lo masacró Mou. Si con confianza y partidos Íker no sale del hoyo, yo seré el primero que pediré que lo deje. Pero que le dejen la oportunidad de recuperar la confianza. El otro día ante Macedonia se vio que acabado no está. Que le den algo más de tiempo. Un abrazo

      • Carlos,
        ¿quieres decir que a lo mejor en el otro equipo con el que juega regularmente – la Selección Española – no se le ha dado confianza y continuidad? Y mira cómo nos lo ha pagado ¿Quieres decir que un portero que juega unos 35 partidos al año entre Copa, Champions y Selección no tiene suficiente? Vamos, venga. Micarlos, Iker está acabado y presión-presión tiene y ha tenido Benzema, y sin embaro, lleva casi 0,5 goles por partido en el RM, muchos más que Butragueño o Santillana por compararle con mitos goleadores madridistas. Y no soy fan de Benzema, pero pides un favoritismo hacia Iker que no se concede a los demás jugadores.

        • Joder, Isi, creo que voy a acabar diciendo: “He dicho culoooo”. Claramente no nos vamos a poner de acuerdo. Yo no he negado en ningún momento que Íker no haya pasado por una crisis de confianza brutal en los últimos tiempos. Lo que digo es qwue eso no tiene que ver con cómo estaba jugando, sino con que su entrenador hizo con él simple y llanamente mobbing. Y es muy jodido mantener la confianza cuando tu entrenador te torpedea por motivos extradeportivos. ¿Tú crees que si Íker hubiera seguido su juego absurdo de guerra con el Barça le habría quitado de la portería? Yo creo que no. Y coño, no me pongas de ejemplo de presión a Benzemal. Si a cualquiera de los delanteros de la cantera le hubieran dado las decenas y decenas de oportunidades que se le han dado a este muchacho, los tendríamos aquí metiendo goles y no repartidos por media Europa. Otro abrazo. Y van 3…

          • Según fuentes próximas a Florentino, estaban hasta los huevos que cada vez que pasaba algo en el vestuario salía en Tele5, la lesión les vino como anillo al dedo, encima Diego no lo hizo mal, y luego Carleto se dejo aconsejar. Hasta ahi de acuerdo, pero tambien estaras de acuerdo que el Real Madrid no es precisamente un equipo al que puedas llegar a que te den tiempo… o sales y te comes el cesped o hay otro en la plantilla tan bueno como tu que puede salir y comersela.

          • Gracias, Rafa. Lo que rompió la relación no fue ese supuesto trabajo de topo, sino el hecho de que Íker en varias ocasiones decidió no seguir la estela macarra y quejica de Mou. En los más duros enfrentamientos con el barsa, salía Mou a incendiar y le tocaba las pelotas que Íker, en vez de seguirle el rollo, pusiera paz. En otra ocasión, Íker tuvo un enfrentamiento con el representante de Mou (y de media plantilla) Jorge Mendes, que iba por el vestuario como si fuera uno más. Esas cosas Mou no se las perdonó. Respecto a lo de que te den tiempo, en fin; depende. ¿Cuántos partidos lamentables ha jugado Benzema sin que le supusiera la suplencia? Si esas oportunidades una tras otra se las hubieran dado a chavales de la cantera, hoy tendríamos unos cuantos delanteros canteranos de los que te meten 25 goles por temporada, en vez de tenerlos repartidos por equipos de todo el mundo. Un saludo.

  6. Completamente de Acuerdo, no se puede decir más claro. IKER es el mejor dentro y fuera de la cancha, cómo dirían los Argentinos. Para mi Siempre será el Mejor. Un abrazo desde el Pacífico…

  7. totalmente de acuerdo contigo. Es verdad que soy fan de IKER, y que Mou me cayó siempre mal, porque parecía un dictador… Prefiero no seguir.

  8. Carlos, gran artículo, hablando claro y certero.
    Y muy buena metáfora. Gracias.

    Pero lo que está claro es que en España, si quieres generar reacciones y muchos comentarios, lo que mejor sigue funcionando es hablar/escribir de fútbol… ;o)

    • Gracias, Pepe. Lo malo es que también hay mucha gente 8entre otros mi mujer) que cada vez que hablo de fútbol dejan de leer en la 4ª línea… Un abrazo y ya está arreglado lo del nombre en tu comentario.

  9. Hola Carlos,
    Yo también discrepo. Creo que Iker ha sido el jugador más protegido por la prensa desde que yo veo fútbol (y ya hace unos cuantos añitos). La campaña que sufrió el pobre Diego López el año pasado por parte de Marca, As, El País, Deportes Cuatro, etc. fue vergonzante. Y lo cierto es que Casillas, que fue un gran portero, llevaba un buen tiempo sin parar bien. Sus carencias, que siempre las ha tenido, y todos sabemos cuáles son, se han acentuado con los años. Y ningún otro jugador en el mundo habría sobrevivido el ridículo que hizo en el Mundial. Pero la prensa lo ha seguido protegiendo. El proceso de santificación del personaje le ha hecho mucho daño al pobre Iker, y se lo está haciendo al Madrid. Y sigue ocurriendo. Se le mide por un rasero diferente que a los demás. Se le exageran sus aciertos (como el otro día contra Macedonia) y se le perdonan muchas pifias.
    Ha empezado una nueva Liga y todos los medios se han lanzado a hacer campaña descarada para que Casillas sea titular, al ver que este año tenía dura competencia (el mejor portero de la liga pasada y uno de los mejores de este mundial). Y lo estamos pagando. No sólo por los corners y los balones parados y el juego con los pies o los despejes a los lugares equivocados, sino también porque transmite una inseguridad tal a los defensas que les lleva a precipitarse y a elegir mal. Con Iker pasa un poco como con Maradona en Argentina, que sus fans lo han endiosado y no ven la realidad. Y los que vemos la realidad (como en el extranjero) no podemos comprender cómo Iker sigue siendo titular en el Madrid y por qué no se retiró a tiempo (con la conquista de la Décima, a pesar de sus dos grandes pifias, que hubo dos, no una) cuando todavía estaba en lo “alto”.
    La excusa de que ha perdido regularidad por todo lo de Mourinho y la media suplencia del año pasada es una excusa pobre, que no se le aplica a ningún otro portero en el mundo. Sin ir más lejos, Diego López llegó al Madrid después de ser suplente en el Sevilla, sin ninguna continuidad, con mogollón de presión. Y salió super-airoso.
    Y sí, el gol de Tiago del otro día fue en gran parte culpa de él, aunque los medios hacen lo posible por absolverle. No sólo ya porque no se impone para nada en el área pequeña (y los rivales lo saben y lo explotan), sino porque, si ves la imágenes, cuando saca el corner el Atleti, Casillas está totalmente destensionado, a por uvas, y le pilla totalmente en bolas.
    No tengo nada personal contra él. Es más, me cae muy bien. Pero no puedo con la santificación y la protección que le brindan los medios. Y creo que lo mejor que podría hacer él es retirarse. Ancelloti ahora no quiere echarse para atrás en su decisión de poner a Casillas de titutar, pero como no lo haga pronto, su puesto correrá peligro.
    Tampoco comparto el proceso de demonización de Mourinho. Creo que su labor en el Madrid tuvo luces y sombras. Cometió algunos errores de bulto (imperdonables algunos de ellos, como el dedo en el ojo, o la táctica ultradefensiva en algunos partidos claves), pero ganó una Liga con record de puntos y goles ante el mejor Barça de la historia. El Madrid ese año jugó un fútbol de miedo, y sólo su táctica defensiva contra el Bayern en la vuelta de la semifinal de Champions nos impidió ganar ese año la Décima. Ése fue un error imperdonable.
    Un fuerte abrazo!
    Rafa

    • Gracias, Rafa. Me hace ilusión que te animes a comentar estas cabras, aunque sea para darme cera e incluirme en “la prensa”, entre los santificadores que no vemos la realidad y entre los que demonizan a Mou. 😉 Yo te aseguro que no hago ni una cosa ni otra. Hombre, claro que Mou hizo algunas cosas buenas; con la pasta que ganaba y que hizo ganar a su representante (¿no te parece sospechosa esa profusión de jugadores compartiendo representante con el míster?) y con lo que se gastó haciendo lo que dio la gana, solo faltaba que no hubiera hecho cosas buenas. Pero, para mí, pesó lo malo. Creo que es un capullo soberbio al que le pesa treinta veces más el ego que el cerebro. Y en esas condiciones, acabas cagándola como le pasó a él en el Madrid. Respecto a Íker, insisto en que yo no pertenezco a ningún grupo, pero sigo esperando a que los que opináis que Mou lo quitó por motivos deportivos me digáis un único partido que el Madrid perdiera en esas fechas por culpa de Íker. No digo si Íker la cagó en alguna ocasión dos años antes de que Mou lo quitara, sino algún partido en el que íker fuera determinantemente negativo para el Madrid. Porque, de los otros, de los que fue positivo, los hay a decenas. Yo no digo que Íker no deba ser suplente. Lo que digo es que se le quitó por motivos extradeportivos, se le hundió la confianza y merece que se le dé la oportunidad de volver a ser el que era. Y si, dentro de unos partidos sigue sin ser el Íker salvador de antaño, que lo quiten. Un abrazo.

      • De acuerdo contigo, Carlos, en que a Mou le pesaba más el ego que cualquier otra cosa. Vanidoso como nadie. Gesto agrio siempre en la cara. Imposible que caiga bien. Como Van Gaal. Pero bueno, al final lo que cuenta es si sabe hacer jugar al equipo o no. Hizo jugar al equipo muy bien durante un año y ganar al mejor Barça de la historia en su estadio. La cagó terriblemente en dos semifinales de Champions, la primera contra el Barça, cuando jugamos en el Bernabéu, cuando el Barça estaba muy tocado psicológicamente después de que les ganáramos en la final de Copa. Si hubiera sido mínimamente valiente, esa Champions era nuestra. Pero salió a esperar al Barça atrás patéticamente. Algo parecido le pasó en la Champions contra el Bayern al año siguiente. Íbamos ganando 2-0 y la final era nuestra, pero mandó al equipo a replegarse, y perdimos en los penaltis.
        Eso sí, las goleadas a domicilio que metíamos en Liga a todo quisqui y el récord de goles y puntos fue impresionante.

        En cuanto a Iker. Cuando Mou lo quitó, Iker no estaba jugando ni bien ni mal. Regular tirando a flojo. Es lícito pensar que Mou exigía algo más de su portero. No basta con no hacer algo “determinantemente negativo”. El año pasado y el anterior todos veíamos que Victor Valdés estaba muy por encima de Casillas. Quizá nunca fuera santo de la devoción de Mou. Hay entrenadores a los que les gustan más porteros altos, con autoridad, que se impongan por alto y que jueguen bien con los pies. Tipo Neuer. Oliver Khan. Iker ofrece otra cosa: reflejos, paradas in extremis. Seguramente también hubo cosas extradeportivas. Posiblemente, lo del puente que Iker tendió con el Barça a través de Xavi. Pero Mou no es ningún tonto, y si Iker hubiera estado parando bien, no se habría disparado en el pie quitándole, porque su vanidad le impide querer fracasar a propósito, y el Madrid estaba perdiendo la Liga. Si no hubiera pensado que el nivel que le estaba ofreciendo en ese momento Iker no era superior al que le podía ofrecer Adán, no lo hubiera hecho.
        Y recuerdo que la lesión que sufrió Iker por la patada sin querer de Arbeloa fue tras una de las numerosas salidas en falso que Iker hace en los corners. Fue risible, la verdad. Es el tipo de pifia que la prensa silencia descaradamente y que no silenciaría con ningún otro portero.
        Sí, admito que pudo haber algo extradeportivo en la decisión de Mou, pero lo que no comparto es la excusa de su actual bajo estado de forma en el hecho de que Mou le minó la confianza. Hay tropecientos porteros a los que se les envía al banquillo y que luego tienen que currárselo para volver a ser titulares. Y no pasa nada. Y los buenos, cuando tienen la oportunidad de volver a la titularidad, se reivindican. No ha sido el caso de Casillas, y tras una temporada en la que ha sido semititular y ha jugado con continuidad en el último tramo de la temporada pasada más el Mundial y principio de ésta, y ya sin Mou, ha naufragado estrepitosamente. Por eso, yo creo que ya la oportunidad se le ha dado sobradamente. Es más: se le han dado oportunidades que no debieran habérsele dado, como el Mundial pasado. ¿O acaso Reina no merecía también la oportunidad de jugar un Mundial? Iker ya había jugado varios. Un abrazo.

        • Gracias de nuevo, Rafa. Respecto a que Mou quitó a Íker sin motivos deportivos, no nos vamos a poner de acuerdo, claramente. Pero me gustaría precisar algo que dices. Por supuesto que la crisis de seguridad de Casillas ha sido consecuencia de lo de Mou. Casillas, desde que Ancelotti le da la titularidad (por cierto, campeón en las dos competiciones en las que participa) en Copa y Champions, en cada partido había un grupo de espectadores, periodistas disparando contra él y decenas de partidos mirando cómo jugaba otro. Piensa en ti mismo como guionista. Si cada vez que vas a escribir te parece el diorector de la película y el productor diciendo que lo que estás haciendo es una mierda, que mejor va a pedirle al becario que escriba tu guión, ¿Tú de verdad crees que no te afectaría? Yo creo que sí. Y escribirías con menos soltura y peor. En fin, acabo comparando a Casillas con un escritor, pero creo que en determinadas labores (y la de portero es una especialidad muy determinada) la confianza es esencial. Un abrazo.

  10. Hacía tiempo que no me pasaba por aquí, venía a ver que nuevas chorradas decías de Muriño y Leaker, pero leyendo esa sarta de memeces, o los tienes cuadrados o eres muuuuuuuuuuuuu tonto. Deja ya de llorar y vete a ver las estadísticas de Iker y verás porqué lo sentó Muriño, entre otra cosa porqué le metían una media de gol por partido eso sin contar que en 8 de los 18 partidos que jugó no le tiraron a puerta, lo que te da una media de 2 goles casi por partido que le tiran entre palos. Más aún, Mou lo sienta porque en 3 partidos antes de sentarlo se come 6 goles, y claro, Mou dice: hasta aquí hemos llegado.

    No quiero ser mal educado pero es que tu Casillismo te afecta el cerebro, sobre todo la parte analítica, sustituyéndola por una idolatría malsana, repugnante, malentendida, tapando hechos objetivos con sollozos de púber al que le tocan el mito, en una pataleta ridícula, falaz, llena de mentiras a conciencia y con mala baba.

    Claro que pedirte a ti ser objetivo en esto es pedirle peras al olmo. Saludos

    • Gracias, Helvetius. Ya que va usted a llamar a alguien tonto, al menos debería no ocultarse tras un pseudónimo. No suelo contestar a los que insultan sin poner un nombre, pero hago una excepción con usted, para que no piense que yo también me escondo. Lo que pienso sobre Íker, Mourinho, Florentino, etc está muy claro desde hace mucho tiempo y lo he escrito decenas de veces, con lo cual me choca que a usted le sorprenda. También me sorprende a mí que dedique su tiempo a las 3.52 de la mañana a ver qué es lo que ha escrito alguien que a usted le parece tonto. Lamento parecerle poco inteligente. Bueno, realmente no lo lamento; me importa un huevo. Qué le vamos a hacer. No se le puede caer bien a todo el mundo. Respecto a la objetividad, no creo que me haya oído jamás hablar de objetividad, ni de estar en posesión de la verdad. Jamás. Yo creo que la objetividad no existe; lo que debe existir es la honestidad y contarle a la gente las cosas como honestamente crees que han pasado. Esa es para mí la esencia del periodismo. Si a usted no le gusta mi manera de ver las cosas, lo respeto. Lo tiene tan fácil como no volver a leerme. Un saludo.

      • Señor Carlos, yo nunca le he llamado tonto le he dado una opción a elegir, usted ha elegido la de tonto podía haber elegido perfectamente la de tenerlos cuadrados, perfectamente asumible y aceptable. En cuanto a la objetividad, no hay nada más objetivo que los números, que yo le he proporcionado, se pueden sacar con facilidad de cualquier web de estadísticas. Lo de las razones extra deportivas es un dato subjetivo, una impresión suya que sospecho viene por su nada imparcial visión de Casillas, la cual usted no se ha escondido en mostrar al que quiera oírle. Cuando esto sucede el periodismo se convierte en una burda remeda del grouppismo, en fin usted verá.
        Otra cosa no vuelva a decir que Iker tiene el mejor palmarés de los porteros del madrid , un tal Juanito Alonso se retiró con 5 copas de europa, 5 ligas, 2 copas latinas y la primera intercontinental. Ah las eurocopas y el mundial de Casillas no cuentan, esos no lucen en las vitrinas del bernabeu

        • Gracias, Helvetius y disculpe que le tarde en responder, pero intento no trabajar en fin de semana. Respecto a lo de Íker, indudablemente, en la Historia del fútbol Mundial y en la del Real Madrid, Juanito Alonso está a su altura así que, parafraseando al chiste aquel, le diré: “Culo; he dicho culo”. Respecto a lo de tonto, estoy jodidísimo por haber caído en su brillantísima trampa dialéctica. La angustia que tengo va a hacer que esté esta noche por lo menos 24 segundos sin dormir. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *