SPANISH SHOURISO

Hace unas semanas, me encontré en los toros en Las Ventas con un turista norteamericano con el que pegué la hebra. Mientras me preguntaba cosas de la Lidia y del país, me iba contando su vida y me dijo que tenía en Texas una fábrica de productos cárnicos y que, entre otras cosas, hacía “spanish shorisou”. A mí me hizo mucha gracia cómo lo dijo y, al verme reír, me contó que varias personas le habían hecho notar que lo de “chorizo”, en España, no siempre era un embutido. Y hoy, millones de españoles, damos fe.
No me gusta poner a parir a mi país, y mucho menos, delante de una persona que viene de fuera. Poniendo cara de circunstancias, tuve que explicarle que hay escándalos, pero que no siempre es así, que no todos los políticos son iguales. No sé. Me sentí igual que Rajoy ayer y anteayer diciendo que intentemos “no dar la imagen de un país sumido en la corrupción, porque no lo es”. Y ahí me cabreo. Porque, claro que no lo es. Sólo faltaría que todos los políticos fueran corruptos. Pero es desoladora la sucesión, en los últimos días, de noticias sobre casos de corrupción que afectan a casi todos los partidos.
Hoy estamos todos los españoles dándonos golpes en el pecho. Las diversas merdés de la supuesta financiación ilegal del PP, la presunta trama corrupta de Madrid en torno a Granados, la cuenta suiza del alcalde de Barcelona denunciada por El Mundo*, lo de la posible estafa de Joaquim Nadal… han hecho que la olla estalle. Pero sólo un poquito. Porque estamos muy cabreados, pero “oye, ¿qué le vamos a hacer? ¿Quemamos Génova?” “No, claro. Si no va servir de nada y encima, por tirar un ladrillo te puede caer una condena mayor que la de cualquiera de los corruptos que se lo llevan así como sin querer”. Conste que no estoy en plan Podemos convocando a la lucha callejera, pero en esa aceptación y olvido de las marranadas de nuestros políticos hay escondida una verdad que a mí me entristece tremendamente; nosotros no les mandamos a la mierda. Les seguimos votando. Desde hace décadas hemos visto robar a manos llenas a PP, PSOE, CiU y a quien haga falta. Y les hemos escuchado ir proclamando, con toda la desfachatez del mundo, lo malos que son los de enfrente levantando el índice de una mano, mientras, con la otra mano, están tapando la enorme cantidad de mierda que tienen debajo en sus propios partidos. Así, a bote pronto, sin hemerotecas, me acuerdo de Juan Guerra, Filesa, el BOE, las comisiones del AVE, la Reprivatización de Rumasa, Luis Roldán y el Ministerio de Interior al completo, caso Naseiro, el Tamayazo, las escuchas de Valencia, la Gurtel, Bárcenas, la caja B del PP, los ERES de Andalucía, las comisiones del 3% en Cataluña, los millones de los Pujol… Y eso por no hablar de las chorizadas en TODAS las cajas de ahorros habidas y por haber. Nos descojonamos en los 80 con los 100 años de honradez del PSOE. Luego vimos al PP llegar al poder en el 96 con la bandera de la limpieza, más tarde vino ZP a arreglar el país y alejarlo de la mentira. Y hoy seguimos pasmándonos al ver a Rajoy y a Sánchez hablando de hacer un gran pacto contra la corrupción. Pero ¿No se suponía que ambos partidos cada vez que han subido al poder en los últimos 30 años iban a arreglarlo todo? Iros a la mierda.
El problema es que a la ciudadanía quizás no nos parece que sean tan chorizos, porque todos llevamos un corrupto dentro. Es como lo de las cifras del paro. ¿Alguien se cree que estaríamos como estamos si, de verdad, hubiera tanta gente sin ingresos como dicen las estadísticas oficiales? Con esas cifras, me van a perdonar, pero debería haber a diario quema de contenedores, barricadas, ataques a ayuntamientos y, lamento dar ideas porque no lo deseo, pero es raro que no haya persecuciones ciudadanas para intentar linchar a los políticos corruptos. ¿Y por qué aquí no pasa eso? Pues yo creo que es porque hay también una corrupción sotto voce que mantiene a mucha gente en pie económicamente.
¿Cuántas personas conocen que estén cobrando algún tipo de subsidio, prestación o el famoso PER andaluz y estén a la vez haciendo sus chapucillas? En Andalucía, y pongo un ejemplo que conozco bien, es casi imposible encontrar a alguien que vaya a tu casa a hacer alguna obrilla y no te diga: “yo es que no puedo facturarle porque estoy cobrando el yo qué sé qué”. Pero no hablo sólo de arreglar grifos y pequeñas obras caseras. Y no sólo de mi tierra. Hablo también de cantidades enormes de profesionales de todos los ramos, de cualquier ciudad española, que están cobrando por sus servicios de diferentes maneras para que no haya rastro de ese cobro y puedan seguir recibiendo sus subsidios y prestaciones. Y todos; los que nos indignamos con la corrupción, lo vemos y miramos para otro lado tiroriro-tiroriro. Y esos mismos que pagamos y que cobramos mirando para Melilla, cuando saltan los escándalos nos indignamos, nos rasgamos la vestidura y mesándonos los cabellos decimos: “¡¡Qué vergüenza!!”.
Y a lo mejor tendríamos que mirar para nosotros mismos y analizar por qué estamos como estamos. Por qué tenemos estos políticos y por qué seguimos permitiéndoles estar ahí. Por qué estamos dejando que la bandera de la limpieza al grito de “esto lo arreglamos nosotros” la enarbolen unos tíos de pinta y discurso leninista que dan toda la sensación de que, si llegan al gobierno, acabarán haciendo pláticas de una hora, en la tele nacional, con un pajarico chico hablándoles al oído.
Mientras Pablo Iglesias y los suyos se frotan las manos, otros, como si no se enterasen de nada, crean multas tan innovadoras como la del Alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, que va a sancionar hasta con 750 euros a las personas que revuelvan en los cubos de basura que hay por las calles. Vale que persigan a los que rompen contenedores para coger papel, pero que multen a alguien por buscar comida es un cubo de basura es como quitarle el carné de conducir a un ciudadano que muere en un accidente provocado por su imprudencia al volante. O sea, una muy cruel soplapollez.
* Esta era la información que había cuando se escribió este artículo. Posteriormente, Trías mostró a los medios un Bureau-Fax en el que el banco suizo UBS niega que Trías tenga o haya tenido ningún activo bancario en la entidad”.

38 pensamientos en “SPANISH SHOURISO

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Es una vergüenza lo que está pasando en nuestra tierra. ¿Cómo arreglarlo?
    Una lástima que ahora salgan tantos “chorizos”, y entre los que menos lo esparábamos. ¡Cuánto afán de dinero, cuando podríamos vivir cada cual con lo que tenemos

    • Gracias, tía. Lo de cómo arreglarlo lo veo complicado porque, los mismos que podrían establecer controles para que deje de haber gente que roba, son los compañeros de los chorizos… Un beso.

  2. Muy de acuerdo. Hay almas cándidas que creen que los chorizos son los de arriba y que los de abajo son espíritus puros, lo mismo que hay otras que que creían que la derecha es corrupta mientras que ellos ( los de izquierdas) eran también puros. Dices bien que la corrupción está en todas partes. Empieza por el que burla unos euritos al paro haciendo una chapuzay sigue por el que birla a Hacienda 200€ y de ahí en adelante hasta los grandes maestros entre los cuales no pueden faltar algunos políticos ¿Por qué iban a ser ellos ajenos a este mal nacional? Un día me gustaría que se escribiera la historia de la corrupción y se vería que hasta el siglo XIX era de curso legal. Un ministro vendía el monopolio de la sal al Marqués de Salamanca por 50.000 reales y éste lo revendía al estado por un par de milloncetes. Era legal, era el pan nuestro de cada día. Si no reconocemos que la corrupción ha estado en nuestra vida diaria de arriba a abajo no acabaremos con ella. Odiémosla como hoy se odia al que da un par de obleas a una mujer cosa que hace un siglo era normalito.

  3. Totalmente de acuerdo contigo Carlos. Que sufrido y molesto es explicar fuera de tu país lo que está ocurriendo y el porqué. Después de darle mil vueltas y tratar de no desprestigiar a tu país e intentar dejar clara la situación, todos te dicen: ¿Y por qué lo permitís? ¿Al menos irán a la cárcel? ¿No? ¿Y no ocurre nada en las calles? Y tienes que remitirte a las manifestaciones o sentadas, que siendo masivas, tampoco las ven con mucha fuerza…
    Y por supuesto totalmente de acuerdo en que la raíz de todo esto está en el individuo. Creo que tenemos a diario, y mas últimamente, muchos casos en los que brilla por su ausencia la autocrítica personal. No te puedes quejar de que no se reactiva la economía si fomentas el comercio B, no puedes quejarte de la tristeza que supone que cierre el pequeño comercio si vas a los chinos a comprar porque son baratos, etc. Seamos exigentes con nuestros gestos, nuestras palabras, nuestros actos, nuestro día a día. Así y solo así podremos ser fuertes realmente para exigir lo mismo al de al lado.
    Un abrazo desde Alemania

    • Gracias, Rubén. Mira que me gusta España, pero, si en temas de seriedad ciudadana nos pareciéramos a los países de tradición protestante, estoy seguro de que nos iría mejor. Un abrazo.

  4. Ahora – dirán algunos – es un momento inoportuno: tanto el PP como el PSOE se han puesto a legislar para acabar con la corrupción (claro que CiU no se habla con ellos, que sólo hablan español; que IU no tiene nada que arreglar (¡¡¡…!!!), que Rosa Díez es pura como una azucena y menos democrática que Hitler…).

    Y lo que me enseñaron cuando era “pequeñito” en eso de la democracia, es que lo que hay que arreglar, fundamentalmente, es la Justicia. Mientras los jueces dependan del poder Ejecutivo y del Legislativo… pues la cagamos, Tía Paca.

    • Gracias, Padrino. Lo de la Justicia ciega es una risa. El pañuelo que le tapa los ojos tiene más agujeros que un emmental. Y la culpa no es de los que imparten justicia, sino de que los órganos que gobiernan a los jueces y que custodian nuestra democracia, están repartidos según la cuota política de los partidos de turno. Yo a eso creo que es más difícil ponerle solución que al absurdo sistema electoral que tenemos. Quienes tienen que cambiarlo son los menos interesados en que se produzca el cambio. Un abrazo.

  5. En absoluto desacuerdo, Carlos, por ahí no paso ni pasaré nunca. Igual que como cuando nos dijeron que habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades y que ahora toca vivir con estrecheces, cuando esos mismos que se resisten a perder su tren de vida son los culpables de la situación en la que nos han dejado al pueblo llano. Porque eran ellos los que conducían un país y un sistema financiero inflado hasta las trancas. Y cuando ha reventado quieren que paguemos la fiesta los que nunca hemos estado en ella.

    Como tampoco se puede aceptar el argumento de las televisiones de que emiten basura porque es lo que la gente quiere ver. Emitan ustedes sólo producto bueno y la gente no se irá a buscar basura. Y hablando de basura, ayer mismo vi en la Gran Vía madrileña a un hombre rebuscando en ella. Y no tenía aspecto de mendigo precisamente, por el porte podría haber sido tu padre o el mío. Se me parte el alma. Pero España está saliendo de la crisis. Los cojones.

    Cuando vas por la carretera sólo te llaman la atención los conductores que van jugando con su vida y con la tuya, saltándose las normas. Hay muchos. pero no se puede deducir que los españoles conducimos mal o despreciamos las normas porque la absoluta mayoría se preocupa de hacer su parte bien, de llegar a su destino y a fin de mes sin joder al prójimo, ocuparse de los suyos, pagar sus impuestos y vivir tranquilos. Con la corrupción es lo mismo. Dime ¿a cuántos de tus amigos les crees con capacidad de robar? Yo a muy pocos. Y no tolero que me metan en el mismo saco que esos que ganan un dineral por gestionar (mal) la cosa pública y encima se dedican a llevárselo crudo.

    Ya sé que deberíamos cambiar de dentista o de psicólogo o de jardinero hasta que encontremos a uno que nos haga factura. Pero no deposites la responsabilidad en los ciudadanos, que reside en el voto y en tener limpio cada uno su jardín, que es lo que hacemos, insisto, la mayoría. Yo no he votado a ninguno de esos que nombras, jamás, yo voto a los que quieren un país distinto. Y como yo, millones de personas. Porque en este momento, sin unas instituciones que actúen correctamente y dando ejemplo, lo que están consiguiendo estos hijos de puta es que al final tengamos que darte la razón, porque están legitimando a todo un país y a las generaciones venideras para que esto sea el coño de la Bernarda, tanto, que deberíamos elevarlo al escudo de la bandera nacional.

    • Josesain, no es que ahora me vaya a dedicar a comentar tu comentario, pero como es el último, aprovecho.
      No estoy de acuerdo en todo lo que dices, aunque sí en parte. La desvergüenza no es de PP PSOE CiU….etc, considero que va unida a la condición humana y, por lo tanto, transversal a todos los partidos. O es que tú crees que Pablo Iglesias, o cualquier otro que venga ahora aprovechando la situación a decirnos que él/ellos es/son puros, no iban a tener a los cinco minutos de estar en contacto con el poder, los mismos, más o menos, casos de corrupción que estos?. No me lo creo, y es verdad que esto no es más que un reflejo de la sociedad que somos y, aunque en mi vida he robado un céntimo ni creo que tu lo hayas robado, creo que esto es mucho más debido a la condición humana que no a la condición política.
      Y sigo pensando que si estos llegaran al poder, sólo nos iban a traer problemas, a resolver pocos y seguro que al final afloraría también la corrupción.

      • Tengo la impresión de que una parte del problema está, como dice JavierGH en la condición humana, otra en el modelo educativo que tenemos. Los humanos seremos los mismos pero la diferencia entre España y Dinamarca según las estadísticas no dejan mucho sitio para la duda. Coincido y discrepo en parte con Carlos y Josesain, el pillaje moralmente imperceptible es algo habitual Josesain, pero efectivamente eso no nos conduce directamente a la tribuna de los atracadores. Sin embargo, si hiciésemos un símil con las drogas, lo que sí podemos decir es que aunque la mayoría de gente que fuma porros no pasa de ahí, casi todos los adictos a la heroína empezaron con los porros.
        Ahora, la banda de yonkis que nos gobierna va a empezar una etapa de golpes de pecho, comisiones de expertos y estudios de todas clases (con cargo al estado naturalmente) y legislación enloquecida proponiendo legalizar la pena de muerte para los yonkis a los que se pille y quitarle las drogas a la viuda, etc, etc, et caetera…
        No recuerdo quién dijo que cuantas más leyes tiene un país, más corrupto es.
        La impresión que tengo es que mientras en el diseño del estado, los técnicos respondan ante sus jefes políticos y no ante el estado como conjunto de ciudadanos, los milmillonarios van a seguir llamando a la puerta de los políticos para seguir con lo suyo. Muy distinto sería que en otro diseño de estado, la correa de transmisión entre el concejal de urbanismo o los consejeros de sanidad y los técnicos que informan de los proyectos estuviese cortada. Ya no tendría sentido seguir con los sobornos tal y como son ahora…
        Habría manera de hacerlo, desde luego, pero no con más leyes, sino cambiando ese diseño y quitando al los yonkis el poder omnímodo que se dieron a si mismos

        • Juanpe, pareces una abuela: “Si fumas porros, acabarás en la heroína”. Tú sabes que eso no funciona así. Y también que, aunque haya muchos heroinómanos, eso no nos convierte al resto en un país de porreros. Hay un trecho enorme entre la laxitud de la sociedad hacia el pillaje y la barbarie ladrona de las élites que gobiernan el país. Es igual de ladrón el que roba una barra de pan y el que se lleva unos millones a Suiza, pero fíjate tú que el uno está tratando de sobrevivir, arriesgándose a terminar en el trullo… y el otro es un avaro acaparador que traiciona la confianza que la sociedad ha depositado en él y, en vez de trabajar por el bien común administrando nuestros dineros, decide llevárselos a casa por si, más adelante, los quisiera emplear en alguna cosilla. Me niego a meter a ambos ladrones en el mismo saco. Y mucho menos que me metáis a mí. Efectivamente todo esto es un problema de educación, de tener “el lazarillo de Tormes” como lectura de referencia en primaria y de que los que deberían haberse puesto de acuerdo con un pacto de estado tan importante o más que el del terrorismo, jamás se han puesto a ello. Y encima roban. A la cárcel todos ellos.

          • Josesain, yo no veo, de verdad, tanta diferencia entre lo que defraudan unos y otros. Es un comportamiento anómalo que tenemos metido en el gen como una garrapata. Claro que hay que meter en la cárcel al que robe. Lo malo es que aquí cuesta un montón que pase eso, aunque nuestro presidente del gobierno diga, en un alarde de gran humorista, que en España “el que la hace la paga”. Que es que me descojono. Un abrazo

          • Amigo Josesain, yo ya parezco una agüela aunque no diga nada, pero he de aclarar que no tenía otra intención más allá de la estadística, y desde luego me refería no a las personas que llevadas por su circunstancia intentan sobrevivir como pueden, sino a algo mucho más sutil, como creer sinceramente que verse una película en streaming o descargarse música es algo que uno en el fondo tiene derecho a hacer porque total, como pagó no sé qué canon cuando compró la CPU, o siendo funcionario marcharse un par de horitas a hacer la compra porque no tienes tiempo material a lo largo del día, o las trampas a hacienda porque al fin y al cabo ellos me están robando mucho más, o colarse en la cola de dos kilómetros de atasco de salida de la autopista porque eres más listo que los que la han respetado, o aparcar en doble fila para hacer una gestión de diez minutitos y hacer una mueca contrita mientras alzas la mano al idiota que está esperándote fuera de sí porque no se puede marchar, o llevarte un par de paquetes de folios y unos lápices de la oficina para que tus hijos dibujen en casa. Y los niños ven eso y crecen pensando que es lo normal. A eso me refiero. Y de eso hay mucho. En España los yanquis estrenan las películas más tarde que en otros sitios para retrasar el pirateo, que es el mayor de la Unión Europea.
            ¿Genético? Ni de casualidad. Ambiental seguro, y de educación. Y de entre todos nosotros que cometemos pequeños fraudes, surgen algunos a los que les empiezan a pasar por delante millones no demasiado controlados, y a algunos de esos algunos se les ocurre que no hay gran diferencia entre los folios y los billetes de 500€
            Y entonces, te publican que en estos últimos años de crisis los milmillonarios españoles y de fuera de España se han hecho más ricos, y mientras, nos estaban quitando medios educativos y calidad en la atención sanitaria o lo que se les haya terciado en cada país. Pero no acabamos de ver la relación. España tiene la segunda mayor deuda exterior del mundo por detrás de los Estados Unidos. Desde que nos están arreglando y Alemania nos pone como ejemplo, el estado ha pasado de deber un 60% del PIB a deber el 100% ¿Y lo que es malo es votar a Podemos porque son qué? ¿Y quién nos dice esto? Para mi, lo que está claro es lo que decía más arriba: los partidos grandes van a tener que cambiar el diseño del estado de verdad, y eso sólo va a suceder dando un puñetazo encima de la mesa. Un puñetazo que arme tal estruendo que les obligue a, antes de perderlo todo, renunciar a lo que haya que renunciar, incluido el chiringuito que tanto les gusta, con tal de no desaparecer. Y los puñetazos no se dan con el envés de la mano.
            ¡Ahí queda eso!

          • Gracias, Juanpe. Oye, os dejo solos, que veo que os apañais estupendamente… Un abrazo y amén.

        • Gracias, Juanpe. Totalmente de acuerdo en que es necesario un cambio en el sistema y una radical reforma de nuestra Educación con mayúsculas y con minúsculas. Y me encanta lo de quitarles a los yonkis el poder omnímodo. No sé si sabremos hacerlo, pero me gusta el concepto. Un abrazo.

      • Javier, dejemos al nuevo que diga lo que quiera, así ha sido siempre. Felipe prometió 800.000 puestos de trabajo y sacarnos de la OTAN, Mariano que no daría un euro a la banca. Jaja. Pues entonces Pablemos puede prometer cerveza gratis, si quiere. Se llama alternancia y es algo cojonudo. Que la gente pensaba que con el PSOE en el gobierno volverían a arder los conventos, otros pensaron que con el PP volvería la dictadura, en el país vasco parecía que quitar al PNV significaría la prohibición del euskera. Y nada de eso ha pasado. lo que sí ha pasado es que ha tenido que surgir Podemos para que los que llevan 30 años robando se vean forzados a hacer gestos de transparencia y medidas anti corrupción. Pero claro, no les sale. Por supuesto que dentro de Podemos habrá la misma mierda, o peor. Pero desde luego la voluntad de atajarla es significativamente distinta.

        • Gracias, Josesain. A mí no me da ningún miedo el cambio y lo que no me gusta de Podemos no es que prometan lo imposible, es que, sus herramientas para conseguir esos imposibles, incluyen retrocesos en las libertades democráticas que, para mí, son inaceptables. Bastante está ya el Estado metido en nuestras vidas, como para que entre un Estado de economía planificada liderado por unos tíos que, hasta ahora, lo único que han demostrado es que lo bordan en los programas de debate y en las asambleas de facultad. Y que dicen cosas calcaditas a los discursos de Lenin, Stalin, Marx y otros simpatiquísimos enemigos de la democracia. Un abrazo.

          • Gracias, Josesain. Léete también el editorial de El país sobre el mismo tema. Yo no discuto que Podemos no tenga razón en mucho de lo que dice, ni que sea necesario un tantarantán a los mamones que hoy nos gobiernan y “oposicionan”, pero creo que no ver la parte oscura de Podemos es cerrar los ojos. En el año que queda por delante, te garantizo que Rajoy and friends empezarán a dejar de tocarnos tanto los cojones, nos dejarán tener más dinero y así la gente estará menos jodida y habrá menos ganas de votar a los desconocidos. Aparte de apostaría a que, en estos doce meses largos que quedan hasta las elecciones, a los de Podemos se les irá viendo la patita y dejarán de resultar tan simpáticos. O se centran y pierden apoyo de los radicales, o se quedan con los radicales y dejan de ganar el voto de centro, que es el que te hace competir en el Parlamento. Un abrazo.

      • Gracias, Javier. Es la condición humana y la condición hispana. No es casualidad que, en los mismos años en los que aquí se publicaba “El Lazarillo”, en Ginebra estaba el amigo Calvino poniendo firmes a todos los que se salían de la finísima raya que trazó él solito.

    • Pues me temo que Carlos tiene mucha razón.
      Los politicos de España no son una raza de extraterrestres llegados de Alfa Centauro y que no se mezclan con los españolitos de a pie.
      Son parte de la sociedad y salen de ella.
      Y si durante décadas, es decir, más de una generación, y con independencia de siglas partidistas, es decir, de toda condición social y educative, la corrupción ha sido enorme solo puede significar que la sociedad en sí es corrupta.
      Y como también dice Carlos, desgraciadamente es así. Las facturas sin IVA, la desgravación de gastos no reales (en tiempos los de farmacia, luego los de comida y demás de los autónomos), las trampas para acceder a colegios concertados, a becas, etc, las personas que trabajan 100% de tiempo para una empresa pero son autónomos porque así es más rentable, y mil cosas más que son el pan nuestro de cada día.
      Eso es corrupción y mueve tanto o más que los grandes escándalos que saltan a la prensa.
      La economía sumergida – bonito eufemismo – es el 25% del PIB, osea la nada despreciable cantidad de 250.000 millones de euros.
      En fin, que no se si tiene remedio.
      Lo que tengo claro es que Podemos es como echar sal en una herida…

      • Gracias, Copi. Igual con los de Alfa Centauro nos iba mejor. Algún medio marciano hay ya en el Parlamento. Respecto a lo de que no tenga remedio tendríamos, para empezar a solucionarlo, que cambiar tantas cosas y con gente nueva que no sé si sabríamos por dónde empezar. Pero lo que hay que hacer es empezar. A mí lo de Podemos me da mucha pereza y miedo, pero igual lo que hace falta es un buen tantarantán a esta panda de panolis de PP, PSOE, CiU, PNV, IU y todos los partidos que están ahí tan a gustito. Un abrazo

    • Gracias, Josesain. Mola el desacuerdo. Aunque en el fondo no estamos tan separados. Sólo que a ti te parece peor que roben ellos, que los hemos elegido y que lo que nosotros “robamos” (cobrar lo que no se debe, dejar de pagar impuestos, defraudar al INEM… es “robar”) a ti te parece una corrupción de baja intensidad. Y es obvio. No es lo mismo que un jeta de la política se lleve millones a Suiza, que el que alguien de la calle defraude. No es lo mismo, pero también está mal y pasa mucho más aquí que en otros países serios. Y la responsabilidad del ciudadano en democracia no es sólo votar. Yo creo que la responsabilidad de un ciudadano en general también es intentar hacer las cosas limpiamente para conseguir hacer que nuestro país sea mejor. Un abrazo

  6. Excelente artículo Carlos.
    Estoy totalmente de acuerdo con lo que comentas. Es cierto que tenemos algunos (más de los que nos gustaría pero gracias a dios no todos) políticos corruptos, que deberíamos no volver a votar, pero como dices en tu artículo cuando llegan las elecciones los volvemos a votar. NO HAY QUIEN ENTIENDA ESTO. pero por favor, no votemos a Pablo Iglesias y su “Podemos” como voto de castigo para el resto de partidos, porque esa no es la solución.
    Por otro lado, estaría bien que a parte de criticar a estos políticos nos miráramos nuestro propio ombligo. No nos engañemos a nosotros mismos.

    Un abrazo,

    • Gracias, Jesús. Pues eso, que a ver qué encontramos que no sea Podemos y que no dé grima votarles. Lo malo es que acabe saliendo un Podemos de extrema derecha. Espero que, antes de que pase eso, surja alguien que nos ilusione. Un abrazo

  7. Pues yo creo que es un poco al contrario… Es decir, creo que hay que liderar con ejemplo y en España los que nos están liderando dan bastante mal ejemplo…

    Ejemplo práctico, en España yo tengo mis chanchullos con el tema del piso y cosas que deberían no ser normales, me parecen no tan mal… Pero lo hacen desde arriba, que me digan algo.

    Desde que estoy en Londres ni se me pasaría por la cabeza saltarme el torniquete del metro siquiera. Y eso que aquí si te pillan la multa es mas baja que en España y que los políticos de aquí tampoco están tan limpios… Pero es que ni tanto ni tan calvo, y en España hay demasiada corrupción entre los que nos gobiernan…

    Un beso fuerte!

    • Gracias, sobrino. Qué ilusión que te sumes a los comentarios de la Cabra… Sin duda hay que dar ejemplo, pero también debe haber leyes que se cumplan y una educación que haga que, en general, seamos más cumplidores, más serios y nos dé vergüenza hacer pirulas, no porque nos pille alguien, sino porque consideremos que si hacemos pirulas estamos fastidiando a los demás. Es como lo del fraude fuscal. Si todas esas facturas que pagamos sin IVA se pagaran correctamente, no nos freirían a impuestos. Claro que si nuestros políticos malgastaran y robaran menos, también. Un beso

  8. Pues con semejante panorama ya me direis a quien votar, me niego a votar a PP y A PSOE que ya han demostrado con creces lo que dan de si.
    Pablito me da una pereza mortal, nada de lo que dice me parece posible, experiencia cero , utopía pura y pocas dosis de realismo…..un discurso muy motivador peroooooo así con los pies en la tierra, lo que se dice con los pies en la tierraaaa
    snif

    • Gracias, Mercedes. Sí, parece que los de Podemos, empiezan a darse cuenta de que el discurso de las europeas era molón, pero poco creíble y ya empiezan a recular. Pero, aunque reculen, en esencia son lo que son; un partido que tendería al totalitarismo de izquierdas para acabar en una democracia maniatada que es lo que hay en su admirada Venezuela. Un abrazo

  9. Como siempre una delicia leer la cabra de esta semana. A mi me da pánico querido Carlos que en este ambiente de desazón y frustración generalizada empiecen a aparecer líderes “bolivarianos” de uno y otro signo de los que ya ha aparecido el primero pero, me temo, que no será el último. Por otro lado me atrevo a comentarte un deseo por el que me gustaría luchar y con el que no se que hacer… España, entre otras muchas cosas seguro, necesita urgentemente un pacto de Estado de EDUCACIÓN. El país que olvida y no educa a su juventud está condenado.
    Un abrazo y grande.
    El vecino

    • Gracias, vecino. Yo también me temo que no será el último líder averiado. Estoy esperando a ver cuánto tarda en salir un Mesías de extrema derecha en España. Respecto a lo que dices de la Educación, es una de las cosas más tristes; que cada vez que llega un gobierno haga una nueva ley ciscándose en lo que diga el partido de la oposición. Y luego un sistema y programa educativo en Murcia, otro en Málaga, uno más en Euskadi y otro en Barcelona. Y así nos va, claro. Un abrazo.

  10. De acuerdo contigo en casi todo menos en una cosa. Esta vez creo que ya muchos españoles no van a seguir votándoles. Crisis y corrupción nos llevan a una revolución, de momento electoral. Luego ya veremos pero esto pinta mal. La historia nos demuestra que esto pinta mal. Por nuestra culpa y como tu dices por haber asumido el choriceo como algo muy nuestro.

    • Gracias, Rober. No sé qué decirte. Piensa en el día de las elecciones; toda esa gente que tiende al conservadurismo, cuando vean el día de las elecciones que puede que gane Podemos. No sé. Yo creo que todo esto del CIS está siendo una maniobra para generar canguelo y que se movilicen los indecisos conservadores y progresistas moderados. Por desgracia, PP y PSOE seguirán llevándose muchos votos de gente que no se atreverá a votar, por ejemplo, a Ciutadans no sea que su voto se vaya a la basura. Un abrazo.

  11. Por circunstancias personales no he leído la cabra y el debate(!!!) hasta hoy
    Pues resulta q estoy haciendo un curso sobre la España de 1914 con motivo del centenario y respecto a la idiosincrasia española, por supuesto no a la posición del País en múltiples aspectos, en multitud de ocasiones no sé si están hablando de 1914 o de 2014. La cabra ya la habéis criticado muchos con muchas opiniones que aunque sean contrapuestas en algunos son muy aprovechables. Pero en el curso de que hablo yo, ante las evidentes similitudes de la sociedad española con 100 años de diferencia, hice la pregunta que para mi es importante ante la que está cayendo: qué puede hacer el ciudadano que se quiere comprometer? La respuesta: hacer bien su cafa día, es decir lo que muchos decís, no microcorromperse, pagar los impuestos… qué
    sé yo, hasta no tirar papeles al suelo. Desearíamos todos un decálogo de lo que hay que hacer para salir de aquí, pero no existe. Lo más duro es la incertidumbre, como en los problemas estrictamente personales, pero es lo que hay.
    Reconozco que es exasperante pero ser maduros es, para mi, estar en la estricta realidad y obrar de acuerdo. Y los políticos salen de nuestro voto y de entre los ciudadanos. Intentemos educar a esos ciudadanos desde el útero, teniendo en cuenta que ya desde ahí oyen y que los gritos no arreglan, complican las cosas. La hija de unos amigos decía: papá, si me gritas no te veo. Llamando gritar no a levantar la voz sólo sino a desquiciar cualquier cosa con silogismos o demagogias. Bss

    • Gracias, Cuca. Amén. Lo que pasa es que para eso que tú dices hacen falta años y no sé si estamos en un tiempo en el que hace falta que pase algo ya. Lo malo es que quienes más ilusión han generado en nombre del cambio acojonan cosa mala. Y a los que decimos esto se nos mira como si no entendiéramos el sutil mensaje positivo y tranquilizador que, para mí, se esconde entre la cantidad de soflamas de otra época. Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *