LOS QUE SÍ QUE SABEN

Me lo han debido decir en las últimas dos semanas por lo menos 15 veces. Sin exagerar. Y habré leído que se lo decían a otras personas, como mínimo, unos 150 individuos. Muy listos todos ellos. Por cierto. Y nosotros, muy tontos. Según parece.
Hablo de dos noticias que no tienen nada que ver aparentemente, pero que unen a su alrededor a un buen número de ciudadanos que creen que, para ellos, vale lo que para los demás no. Y si se te ocurre criticarles te lo sueltan. De muy diversas maneras, pero te lo sueltan; “no entendéis nada”, “no sabéis de qué habláis”, “no tenéis ni puta idea”, “infórmate antes de hablar”… Seguro que a cualquiera de ustedes se lo han dicho, o lo ha dicho, al referirse a dos temas que han gastado a lo bestia minutos de telediarios, litros de tinta y megas de Internet en los últimos días; la movida entre Rossi, Márquez y Lorenzo en el Mundial de Motos y el pesadísimo tema de la “desconexión” de Cataluña.
Yo creo que ya he dejado muy claro lo que pienso del suicidio político en el que han entrado Mas y sus cómplices, pero no había hablado del asunto del Mundial de motos hasta que he empezado a encontrar analogías. Como sabrán, este domingo, Jorge Lorenzo ganó el Mundial de MotoGP después de varias semanas de bronca. Valentino Rossi, una leyenda mundial, peleaba con el español Jorge Lorenzo por ganar el Mundial. En la antepenúltima carrera, Rossi se quejó porque Marc Márquez le había molestado y vino a decir (a un campeón del Mundo con mucha personalidad) que estaba haciendo de escudero de Lorenzo. En la siguiente carrera, Márquez, claramente y como he visto hacer a Rossi en no pocas ocasiones, jugó con el italiano. Era obvio que le pasaba y le esperaba; a mí me recordaba al propio Rossi de otras épocas o al Cassius Clay que tonteaba con sus rivales invitándoles a que le pegaran más fuerte porque no le hacían daño. La cuestión es que Valentino tenía motivos para estar mosqueado, pero, en una curva se le fue la pinza de una manera inverosímil. Miró hacia atrás, vio venir a Márquez, se abrió y, cuando estaban juntos hizo algo que provocó que el piloto español se fuera al suelo. Se ha hablado de patada. No sé. Lo que me parece obvio a mí, y a cualquiera que lo mire desapasionadamente, es que Rossi tira a Márquez. Después de aquello Rossi recibe un castigo mínimo que le obliga a salir el último en la carrera en la que se decidía el Mundial. Y lo perdió. Y desde entonces hasta ayer mismo, el italiano lleva llorando por todas las esquinas diciendo que Márquez es muy malo y que Lorenzo es un campeón injusto. En Italia se ha desplegado una operación nacional que habla de estafa y de conspiración entre españoles contra un italiano, pero, lo más sorprendente es que hay no pocos españoles que creen que, en lo que ha pasado, Rossi no tuvo ninguna culpa. Y cuando tú dices que te parece que Rossi actuó de manera antideportiva, te dicen que es que tú no puedes hablar porque no sabes del tema y no entiendes nada. Y te salen con telemetrías y con que Márquez provocó a Rossi. Yo no tendré ni idea de esto y no entenderé nada, pero, qué quieren que les diga, me parece que Valentino actuó como ese loco que, en un juicio dice: “sí señoría, le pegué tres puñaladas, pero es que ¡¡¡me llamó hijoputa!!!”. Desde el momento en el que Rossi descarga su cabreo con Márquez haciéndole caer, pierde totalmente la razón. Podría haber ido tras la carrera a pedir una sanción. Podría haber ido a darle dos leches al box. Yo qué sé. Cualquier cosa, menos tirar al suelo a un compañero sabiendo, como debe saber, que cuando un piloto se va al suelo, puede desde no sucederle nada, hasta que se mate, pasando porque se quede inútil para el deporte. Y juro que no tengo especial predilección por Jorge Lorenzo, ni me mueve un sentimiento nacional. Es más, hasta que pasó esto, tenía un respeto reverencial por Rossi. Que he perdido.
No puedo decir, sin embargo, que haya tenido nunca un respeto reverencial por Artur Mas. Y, si lo tenía, lo perdí hace ya un tiempo. Creo que es de las peores cosas que le han sucedido a Cataluña y a España en los últimos años. Pero ahí está. Hoy, de nuevo, pidiendo en el Parlament Catalá el apoyo de unos comunistas antisistema y ofreciendo cromos a cambio de que le elijan President de la Cataluña más partida en dos de su historia. Al margen de que se avecina un tiempo legal duro para los que han planteado el reto de la independencia, creo que vienen tiempos dolorosos para los ciudadanos de Cataluña porque van a tener difícil la convivencia con esa ruptura institucional que llega desde su parlamento. Y, cuando dices esto, y cuando te quejas de que se estén saltando la ley, te aparecen comentaristas, amigos de las redes sociales, que te dicen que tú, que no eres catalán, que no estás allí, no tienes ni idea. E insisten en que los de aquí no entendemos nada. Como los fans de Rossi. Y, vaya, ni soy politólogo, ni he corrido en mi vida en una moto por un circuito, pero sé distinguir perfectamente cuándo alguien está haciendo trampas y, tanto Rossi como los independentistas, llevan un tiempo haciéndose trampas al solitario y viendo una realidad diferente a la que vemos otros. A mí estos y los que les secundan y nos dicen que no entendemos, me recuerdan al chiste aquel del hombre que está practicando sexo con su novia. Cuando llevan un minuto en plena coyunda dice: “Ya está”. La moza le dice: “Ya está ¿qué?” y el tío le grita todo indignado: “¡¡Hay que estar atenta!!” O sea, el problema no es que tú lo hagas mal, qué va. El problema es que los demás no estamos atentos y, como la amante insatisfecha, por eso, no nos enteramos.
P.D. Para los que disfrutan mostrando tablas, telemetrías y estadísticas ahí va una foto de unas cifras del mundial de MotoGP de este año. A ver si va a ser que Lorenzo se merecía, un poco, ganar el Mundial…

ESTADÍSTICA MOTOGP (1)

Un pensamiento en “LOS QUE SÍ QUE SABEN

  1. Hola Carlos, fenomenal ese paralelismo entre los dos temas que han movido España estos días, para mi que nunca he entendido el fenómeno “fans”, (de fanático) es lo que últimamente veo o percibo más a menudo pero no de cantantes y actores. Lo de Rossi impresentable cara al deporte, a la vida y el estilo y seguidores ponen a cada uno en su sitio, Lorenzo discreto y campeón y Márquez lo mismo, que ya pondrán a Rossi a caer de un burro, pero lo han hecho muy bien en todos los sentidos. Y sí, me pareció una patada pero no podría jurarlo.
    Otro impresentable Mas, no solo ha montado este número que nos puede costar caro, sino que ni con agua caliente despega el culo del sillón de Presidente, ahora mismo estoy viendo la segunda votación, una farsa con él a la cabeza. Creo que el pulso que Mas & company van a echar a España todavía está por llegar, cuando el gobierno español siga tomando decisiones y medidas para una sociedad y política fuera de la ley, de la Constitución. Ha terminado la votación, Mas a la salida grita: “Oriol, Oriol….” y “reunión enseguida”. Supongo que van a intentar “desconectar” a Mas, o quitarle las pilas por lo menos durante un rato, a ver que deciden.
    El chiste genial, bueno de verdad, con esos toques también nos haces sonreír, que a veces falta hace.
    Un abrazo Carlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *