YO SOY CRISTIANO

Por Dios (y nunca mejor dicho), que nadie piense que este titular es de apoyo a Cristiano Ronaldo por no haberse llevado el Balón de Oro. Vaya; que no estoy haciendo un “Je Suis Charlie” para lamerle las heridas al portugués por ver que Messi se llevaba, en sus narices, el 5º Balón de Oro para el barcelonista.
Empiezo así porque, será curioso, pero en una sola semana dos de mis héroes me han pedido lo mismo. Uno de esos héroes es inalcanzable, tipo Messi, y además es también argentino. El otro es un héroe alcanzable; el Padre Eduardo, del que ya he hablado en alguna ocasión aquí.
No sé si habrán visto un vídeo, que puso en circulación hace unos días el Vaticano, y que yo adjunto al final de esta Cabra. El Papa Francisco nos anima a los católicos a expresar nuestra fe, pero no para convencer al de enfrente de que nuestro Dios es el Único y Verdadero, sino para buscar la concordia con los que sienten y creen diferente a nosotros. Pide el Papa, literalmente, que “el diálogo sincero entre hombres y mujeres de diversas religiones, conlleve frutos de paz y justicia”. No se me ocurre mensaje más conciliador, más cordial, ni más cristiano. Pues muchos le han puesto a parir.
Los hay que piensan que no se puede decir, como afirma el Pontífice, que todos somos hijos de Dios. Pero, coño, si no dice eso el Papa, ustedes me contarán quién lo va a decir, porque, además, el Pontífice no dice “de mi Dios”, aunque lo crea. En el vídeo dice hijos de Dios. E incluso aparecen representantes de las 4 principales religiones afirmando que creen en el amor.
La otra crítica proviene de los sectores más conservadores del catolicismo, que se indignan porque, en el vídeo, se equiparan símbolos cristianos con otros budistas, judíos y musulmanes. Aparecen en el vídeo cuatro pares de manos. Unas sosteniendo un Buda en miniatura. Otras mostrando la menorá judía, ese candelabro de siete brazos. Las otras manos acogen a un pequeño niño Jesús y, las últimas, el tasbih o másbaha, que es el rosario musulmán.
También es un hombre algo polémico mi otro héroe, el padre Eduardo. No es muy ortodoxo, pero cada semana suelta dos o tres ideas para reflexionar y, al terminar la misa, nos deja deberes. No son obligatorios, pero nos anima a hacer cosas que nos recuerden durante los siguientes días los mensajes que nos ha dado en la Eucaristía. Esta semana nos habló de la alegría de ser cristianos y de contarle a los demás que somos católicos; que creemos en Dios. Nos puso esa tarea; habla con alguien que no sepa que eres cristiano y dile que tú crees en Dios. Y eso estoy haciendo. Asumo que muchos de ustedes saben lo que creo, pero, para el que no lo sepa, aquí va mi mensaje. Yo creo en Dios. Y creo en una Iglesia alegre que busque la concordia, el respeto y que difunda el mensaje de Cristo no desde el temor, sino desde el amor de Dios.
Lo sé. No es un mensaje muy moderno, pero curas como el Padre Eduardo y vídeos como este que ha difundido el Vaticano me reconcilian con mi Iglesia, de la que me sentí lejano durante muchos años. Y opino que al catolicismo le hacen falta muchos mensajes como este para caminar, de verdad, por el sendero que yo creo que marcó Jesucristo. Y ese camino por el que va el Papa Francisco, que anunció hace ya dos años en su “Evangelii Gaudium”, es para mí la senda correcta y la que puede conseguir que, todos aquellos que critican a la Iglesia así como de carril, vean que, además de pederastas, boato, finanzas sospechosas y curas retrógrados hay más cosas buenas que malas dentro de ella. Y a todos aquellos que dicen que la Iglesia Católica en España chupa del bote del Estado de manera injusta, les animaría a hacer cuentas y a decirme, seriamente, si creen que la Educación, la Cultura, la Sanidad y gran parte de la asistencia social de este país serían sostenibles sin el trabajo extraordinario de religiosos y seglares, la mayoría de ellos voluntarios, que cada día están con los que menos tienen.
Y, hala, ahora ya también pueden ponerme a parir a mí. Ya por cierto, como estoy embalado, voy a cerrar hablando del otro Cristiano. El del júrgol. Miren que soy madridista y miren no me cae muy bien el Messi este que defrauda a Hacienda, pero, ciertamente, comparar al argentino con el portugués es una risa. Si echamos la vista atrás y miramos el número de goles decisivos que han marcado uno y otro en esos partidos en los que uno se juega la temporada, la comparación es deprimente para Cristiano y para los que queremos que el Barça pierda hasta en los entrenamientos de alevines.
Y, por rematar, dos preguntas de regalo:
1.- ¿Por qué sigue insistiendo Pablo Iglesias en que responde más a la voluntad popular un pacto de Podemos con el PSOE que un pacto de PSOE con PP y con Ciudadanos? Haciendo sumas, y mira que soy de letras, salen muchos más votos en la segunda posibilidad.
2.- ¿Es legal que uno asuma la presidencia de una comunidad autónoma sin jurar o prometer fidelidad al Rey, a la Constitución y al estatuto de autonomía? Porque no soy jurista, pero tiene pinta de que no.

http://thepopevideo.org/es.html

21 comentarios en “YO SOY CRISTIANO

  1. No creo que el Estado tenga que financiar la enseñanza privada de los colegios.
    Una cosa es establecer un sistema de becas y otra la financiación directa.
    Asimismo, se producen situaciones injustas a la hora de contratar a los profesores, donde el atributo religioso se impone al del conocimiento agnostico.
    De todas las maneras me parece un buen articulo , valiente y oportuno en la reconciliación, no en la financiación.

    • Gracias, Antonio. Ese puede ser un debate sobre el que hablar, aunque el Estado no lo hace por generosidad con la Iglesia. Lo hace porque, si no existieran esos centros concertados, habría que construir los colegios, dotarlos, mantenerlos y llenarlos de profesorado. En esas cuentas, te garantizo que al Estado le sale favorable el saldo. Eso por no hablar de la asistencia social. ¿Sabes a cuánta gente ayuda la Iglesia a través de Cáritas, residencias de ancianos, centros de asistencia? ¿Sabes los miles de voluntarios que trabajan gratis para esos centros y a los que habría que pagar si fueran personal contratado? Creo que si hicieras las cuentas verías que la balanza está, como mínimo, equilibrada. Un abrazo.

  2. Agree. Y al hilo de esta cabra. Cada vez que le oigo a alguno hablar de los curas y lo bien que viven, se me hincha la vena y salto, y siempre cuento la misma historia. Y les hablo de un cura que yo conocía, y que vivía en Granada en una habitación que no creo que tuviera mas de 4×2, y a la que ocasionalmente entraba de vez en vez y que estuvo siempre tan espartana durante los treintaytantos años que la estuve visitando. Y desde luego, la pobreza de libro de esa habitación, no era por incapacidad intelectual del que la habitaba, que si por ello fuera y por su dedicación a los demás, debería haber habitado una vivienda razonablemente grande y acomodada. Pero los de siempre seguirán hablando de “los curas” con desprecio.

  3. Hoy tambien estoy totalmente de acuerdo con tu “cabra”. Asumo todo lo que dices y añadiria que si nos dejaramos informar e investigaramos un poco en la doctrina de Jesus nos dariamos cuenta que sabemos muy poco , hablamos muchas veces de oidas y no nos damos cuenta de la profundidad , alegria y ayuda para la vida de lo que se nos ha dado. Esto creo que se debe a que compartimos heroes aunque uno de ellos no se llame Eduardo.Un beso. Mamen.

  4. Buenos días, Carlos. Absolutamente de acuerdo con tu cabra de hoy.
    Lo moderno debe ser la libertad de pensamiento, la amplitud de criterios, el respeto a todos los que no piensan igual que uno mismo. Tan anticuado se puede considerar ser cristiano, budista o musulmán, la derecha o la izquierda, la música y el “colocarse”.
    Creo q pocas religiones defienden más la actitud de COMPARTIR, la igualdad y la paz como el cristianismo en sus orígenes.
    Respetemos cada uno la forma de pensar del otro, esa es la verdadera libertad.

    • Gracias, Mercedes. Yo no sé qué pasa que, con toda la cantidad de información que tenemos, con la cantidad de Historia que tenemos en las espaldas, sigamos cayendo una y otra vez en los mismos errores y necesitando un horror purificador para sentarnos a hablar con el de enfrente y ponernos de acuerdo. Pero a pesar de todo yo confío. Un abrazo.

  5. Como siempre estoy de acuerdo en todo lo que dices, Carlos, esta vez en todo.
    No había visto el vídeo, gracias, es precioso y no alcanzo a comprender cómo se puede criticar al papá por el mensaje que da… ¡la gente está loca! No puede ser un mensaje más ecuménico, conciliador, sensato, positivo, etc., etc., etc.

    • Gracias, Sof. Ya ves que hasta mensajes tan claramente cristianos y conciliadores pueden generar un debate en contra. Pero bueno, habrá que aceptarlo con deportividad, aunque nos flipe. Un beso.

  6. Hola Carlos, cómo me ha gustado leer esta Cabra, directo al grano como debe ser. Ahora que está tan de moda hablar de transparencia en los partidos políticos, qué poco transparentes somos en general. Muchas tortas me he llevado por expresar lo que pienso y por no pensar igual que el de enfrente, pero merece la pena. Mi regla es que la gente es diversa en comportamiento y creencias y el respeto y la empatía es fundamental para una comunicación o una “discusión”, para vivir tranquila.
    No puedo expresar cuánto me gusta el Papa Francisco, la reconducción y modernización en la Iglesia, el respeto y el amor por sus semejantes que engloba a todos, cristianos o no. Es de lo poco acertado que esta ocurriendo en el mundo en estos últimos años. Eres creyente, dilo aunque estés rodeado de ateos, eres políticamente de izquierda, de derecha, etc….dilo, es que no tiene, no debe pasar nada; Sí ya sé que es una utopía, pero tenemos que aprender a aceptar al prójimo tal como es y amarlo así por muy difícil que sea. Doy fe que quiero igual a dos personas totalmente distintas en ideas religiosas y políticas, en el concepto de educación, sociedad, de vida, muy cercanas a mí. Y no me cuesta, hay que abrir la mente al respeto, a la tolerancia y a las creencias. Que suerte que tengamos a este Papa todos y algunos además tengáis al Padre Eduardo.
    Un abrazo Carlos.

    • Este Papa Francisco no representa a Dios. He tenido ocasiøn de estudiar Teología y Filosofīa y estudiar libros que recogen el Magisterio de la Iglesia a la que no se acoge Francisco. De ahí que diga muchas aberraciones de continuo. Él es un mandado para dividir y y destruir la Iglesia. Mientras se hace famoso porque dice lo que muchos quieren oír, y ahī no estą la Verdad? El Vaticano es un nido de vīboras y en muchas iglesias los curas estån en Babia. El Papa Benedicto me dijo personalmente, en su última carta, que el Espíritu Santo estarīa siempre asistiendo a la. Iglesia, que no perecerīa. Y en él confīo. Recomiendo a los católicos que estudien, que hagan crecer sus conocimientos escolares y lleguen a una fé de adultos, firme e inquebrantable.. Y pediremos Perdøn a Dios en la Confesiøn por nuestros pecados. Él nos ayudará con su gracia.. La vida de un cristiano debe ser exigente siempre

      • Gracias, Azzalea. No tengo por costumbre contestar a mensajes de personas que no se identifican, pero su comentario merece una respuesta, aunque se esconda en el anonimato típico de quienes hablan más cómodamente ocultos que a la vista. Por mucho que tenga, según dice, contacto directo con Benedicto XVI, no se me ocurre quién le ha podido otorgar la capacidad de juzgar si el Papa representa o no a Dios, ni de calificar sus discursos como “aberraciones de continuo”, ni de asegurar, como hace, que Francisco es un mandado para dividir y destruir la Iglesia. Y ¿Quién lo manda? Habla usted como si estuviera en la posesión de la Verdad por el hecho de haber estudiado Teología y Filosofía y por haber estudiado libros que recogen el Magisterio de la Iglesia. Quizás debería usted leer a autores con visiones diferentes y se dará cuenta de que no todo el mundo dentro de la Iglesia opina como usted y no son endemoniados. Y, por cierto, ya que nos recomienda que estudiemos y que hagamos crecer nuestros conocimientos escolares, debería usted aplicarse el cuento y repasar la ortografía. Al margen de fallos de puntuación abundantes, comete usted el error de ponerle tilde a la palabra FE, que no la debe llevar. Por último, parece cierto que el Vaticano está lleno de víboras, pero no creo que una de ellas sea, precisamente, este Papa al que tan poco quiere usted. Y ya que veo que es tan Ortodoxo; ¿al Papa no lo elige el Espíritu Santo? ¿No debe usted, como Católico, aceptar la infalibilidad Papal y sus órdenes? Igual está usted en pecado Mortal y no se ha dado cuenta.

    • Gracias, María. Verdaderamente creo que Francisco ha sido un milagro. Aunque mucho dentro de la propia Iglesia lo vean como un ser abyecto. A mí que determinados sectores lo consideren maligno, lo que hace es reafirmarme en la falta que hacía un papa como él. Respecto a Eduardo y a otros muchos Eduardos que hay por ahí, son de esos curas que viven la fe de una manera muy sencilla y explican las cosas de un modo que te obliga a comprometerte, sin obligarte a nada. Ahí creo que está el secreto. Un abrazo.

  7. Querido Carlos, yo no tenía duda de tu Cristianidad, tenía alguna más respecto a tu cristianidad que has dejado claramente disipada. ¿quién es el padre Eduardo? ¿En qué iglesia predica? Estoy de acuerdo en la grandísima labor social de la Iglesia, educativa, sanitaria, caritativa… pero también creo que debe darse una lavadita de cara en otros aspectos, mayor acogimiento a determinados grupos que forman parte de nuestra sociedad, menor crítica y mayor autocrítica y con el nuevo papa creo que vamos por buen camino

    • Hola Mónica, como veo que no te ha contestado Carlos, estaba leyendo esto y aprovecho para contestarte yo.
      El Padre Eduardo (Edu para todos) es un cura de los Sagrados Corazones (está en el Colegio Virgen de Mirasierra) y dice misas los domingos a las 12 (supongo que dirá otras pero yo conozco esta) en la Parroquia de San Victor, en la C/ Ramón de la Serna.
      Te advierto. El primer día que le oí pensé que de dónde había salido ese friki. El segundo mi rechazo bajó. El tercero me tenía en el bote. No sé, si vas a oirle, qué te parecerá a ti, pero creo que merece la pena probar.

    • Gracias, Mónica. Ya te ha contestado Javier, pero lo remato. Eduardo, ademas, celebra la misa de las 20 horas los domingos. A esa es a la que vamos nosotros. La de 12 es de niños y, salvo que vayas con churumbeles, nos es muy recomendable para adultos… 😉 Yo creo que esa labor de auto-crítica y de lavado no sólo de cara sino de algunas cosas más, era imprescindible. Lo que espero es que a Francisco le dé tiempo a terminar esta obra que comenzó hace tan poco… Besos

  8. Carlos: Totalmente de acuerdo contigo, en todo. Y yo también creo haber conocido muy de cerca ese cura del que habla, ¡y jesuita!
    ¡Qué suerte tener estos sobrinos!

  9. Qué gusto las personas que viven transmitiendo un mensaje positivo y que intentar conciliar (como el Papa Francisco) y qué pena los que basan su vida en la crítica NO CONSTRUCTIVA como tu amigo anónimo Azzalea. Tóxicos vs disfrutones, él se lo pierde!

    • Gracias, María. Ya sabes que me encanta tu teoría de las personas tóxicas. Hay más disfrutones, pero los tóxicos hacen un ruido gordo. Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *