PEQUEÑEZA

Pues oigan, que el palabro existe. Creía yo que iba a ser una de esas creaciones de los lingüistas más finos; uno de esos momentos en los que uno piensa: “debería existir esta palabra”. Y la sueltas. Lo que pasa es que, como suelo escribir con el diccionario de la RAE abierto, me ha dado por mirar. Y ahí estaba. “pequeñeza: f. desus. pequeñez.” Y estoy seguro de que todos saben por qué, en estos días de tribulación, me ha venido a la cabeza este antónimo de Grandeza.
Dice el diccionario en su sexta acepción que “grandeza” es “elevación de espíritu, excelencia moral”. Por tanto, define “pequeñeza” como “mezquindad, ruindad, bajeza de ánimo”. Creo que hay pocos términos que definan mejor lo que está pasando en España en los últimos tiempos. Se supone que, en el Parlamento de la Nación, deberían estar los mejores de los nuestros; aquellos que muestren una mejor manera de conducirse, una inteligencia que les haga vencer dialécticamente al oponente, una finura que les permita afrontar situaciones delicadas y una grandeza que les lleve a pensar en su país antes que en ellos o sus partidos. Joder; es que casi no se salva ni uno.
Imagino que a ustedes, como a mí, les habrá dado la risa buscando las caras que debían acompañar a esas características que he enumerado. Vamos uno por uno analizando a los líderes.
Rajoy. Si yo ya pensaba que era un líder amortizado antes de las elecciones, los resultados del 20D y todas las cosas que están saliendo, por ejemplo, desde Valencia, le deberían haber hecho decir: “Muchachos: me voy y que venga otro a ocupar mi lugar”. Es además lo que reclaman todos los partidos para sentarse a negociar con el PP: “vale, pero sin Mariano”. Hay que decir en descargo del presidente en funciones del gobierno que, al menos, no se ha visto que haya escrito en estos días un sms diciendo “Sé fuerte, Rita”.
Pedro Sánchez. Buff. Puede que lo mejor que haya leído últimamente sobre el líder socialista sea lo que escribió el gran Pérez Reverte en un tweet: “En comparación con Pedro Sánchez, Zapatero va a parecernos Churchill”. Es brutal. Pero es exactamente lo que pienso. Si el destino de España va a depender de lo que consiga negociar este líder político, vamos aviados. Su incapacidad para la Grandeza es análoga a la de Rajoy y es la que ha impedido a ambos sentarse el uno con el otro para llegar a un acuerdo pensando en España.
Pablo Iglesias. Es el perfecto ejemplo del vendedor de elixires. Una verborrea cansina, pero increíblemente eficaz, le ha llevado a las puertas del cielo. Yo pensaba que a estas alturas ya se le verían las vergüenzas, pero no. Aún sigue habiendo mucha gente inteligente que le apoya y que no opinan, como opino yo, que es un tipo peligroso y que, como todos los populistas de la historia, se ha aprovechado de los que menos tienen. Es la base del populismo; haces un discurso delirante y mentiroso, convences a la gente más jodida de que todo lo que él promete se va a cumplir y que, con Podemos en el gobierno, vamos a tener todos un sueldo aunque no hagamos nada, los bancos no van a obligarnos a devolverles los créditos y los cabrones de los ricos van a repartir su riqueza. Dan ganas de votarles y confiar en ellos si no fuera porque, como dijo aquella brillante guatemalteca, “el populismo ama tanto a los pobres, que los multiplica”.
Albert Rivera. Se equivocó al hacer una campaña para no perder lo que le daban las encuestas y ahora se le nota remontando tras la enorme decepción de la noche electoral. Yo confío mucho en él, y creo que es de los pocos que pueden mostrar esa Grandeza, pero se le nota aún aturdido por el estupor y ha perdido parte de esa soltura, de esa confianza en sí mismo que le hacía encontrar siempre el mensaje sensato con las palabras adecuadas.
Y podría seguir hablando de otros líderes políticos, pero me da pereza. No sé lo que tardaremos en tener gobierno, pero sé que le viene a España un tiempo en el que, por desgracia, nos va a faltar Grandeza y nos va a sobrar, como para llenar un transatlántico, pequeñeza. Quizás habría sido diferente si alguno de estos hubiera conocido a mi amigo Rafael Benedito, que murió hace unos días. Era, para mí, un buen ejemplo de Grandeza. Fue una de las estrellas de Antena 3 Radio y hacía un programa de música clásica que se llamaba “Concierto para empezar el Domingo” en el que unía su pasión por la música y su pasión por el periodismo y en el que aguantaba, cada noche, las coñas de los “Gomaespuma” que aseguraban que Rafa dormía en un féretro y se despertaba justo unos minutos antes de que sonara la cabecera de su programa.
Por esos giros de la vida, acabé siendo su jefe cuando hice el informativo de las 7 de la mañana en Antena 3 Televisión. Yo, que tenía 30 años escasos y un cascarón bastante pegado aún al culo, tenía que dar órdenes y corregir textos al mismísimo Rafael Benedito. Y qué fácil fue. Rafa, que ya no era un jovencito, trabajaba como redactor de 12 de la noche a 7.30 de la mañana con un entusiasmo admirable, desayunaba con el equipo y se iba, casi sin parar, al Conservatorio en el que daba clases hasta la hora de comer. Y así día tras día. Trabajando como un loco, siempre con una sonrisa y contándonos anécdotas de una vida intensa en la que le había pasado de todo. La última vez que le vi estaba ya incubando el cáncer que se lo ha llevado. Y quedamos para vernos sabiendo, como intuimos todos, que la prisa, el aturullamiento y la vida esta que llevamos nos iba a impedir volvernos a encontrar. Y ya lo siento. Ni siquiera pude ir a verle al tanatorio porque, en un detalle muy Beneditesco, Rafa decidió donar su cuerpo a la Ciencia y se lo llevaron a una Facultad de Medicina. No sé si esos futuros doctores serán conscientes, cuando trabajen con él, de que estarán aprendiendo medicina con un hombre cuya Grandeza, probablemente, no le cupiera en el pecho.

16 comentarios en “PEQUEÑEZA

  1. Pues lo siento, discrepo profundamente de esta cabra, al menos en su primera parte. No lo puedo soportar, no puede ser que me equipares a MR con PS, no puede ser que les apliques la equidistancia, no puede ser que queden reflejados en paralelo. Porque no es verdad!!!!. Querido hermano, que MR ha cometido, aunque solo sea por omisión (espero pero no pongo la mano en el fuego), pecados con la hedionada corrupción de su partido, de acuerdo. Pero que a partir de ahí, tengamos poco menos que decir, que se vayan los dos!!, pus no. El sr. MR ha ganado las elecciones, y a una distancia, si no tremenda, si suficiente como para que pueda pretender ser el próximo Presidente del Gobierno. Lo que ha propuesto, PP, PSOE, C´s, es a mi modo de ver (y al de mucha mas gente de los 3 partidos, y muchos votantes de los 3 partidos) muy razonable. Y que ahora, apliquemos la equidistancia (como se le ha estado aplicando en el tema catalán sin niguna razón cuando lo que tiene enfrente son unos orates…….o botarates que suena casi igual) a ambos porque no tienen grandeza!!. No por favor, no estoy de acuerdo, y no lo estoy porque no es verdad, simplemente.
    Y lo siento por Benedito, lo recuerdo perfectamente de algunos sábados en que terminaba de escucahr a Gomaespuma de madrugada y empezaba él. D.E.P. . Besos………..cabreados

    • Gracias, minmano. Yo a Pedro Sánchez no le digo que se vaya por la corrupción (aunque podría porque, desgraciadamente, están todos hasta arriba) yo creo que debe no llegar porque no creo que tenga el nivel y porque, por lo que parece, no genera unanimidad ni en su `propio partido, con lo que veo difícil que lo consiga. Pero, vamos, lo mismo me parecía ZP y estuvo 8 años, y en los 4 primeros parecía una especie de cruce entre Mahatma Gandhi, Barack Obama y Santa Teresa de Jesús. Rajoy creo que debería haberse ido hace mucho. Creo que un líder de un partido no puede no enterarse de que su tesorero se esta forrando y que, una vez descubierto el pastel, él le mande un sms como el de “sé fuerte Luis” y allí nono haya caído ni una cabeza. ¿Y lo de Valencia? Joder es que creo que necesitan decirle a la sociedad: “Oigan, que nos vamos porque esto hiede. Y yo no me llevado un duro, pero muchos de los que yo he sostenido, sí”. No hay equidistancia. No hablo de que sea uno más culpable que el otro. Es que creo que son penosos los dos. Y ya no te digo el Iglesias. Y lo de Benedito es una pena. Besos.

  2. Le van a llover hoy comentarios críticos a La Cabra, preveo. Yo, por mi humilde parte, sincronizo y suscribo mi balido con el suyo al 99%.

    • Gracias, Pepe. Han llovido unos pocos. Unos a través del blog y otros a través de email… Te agradezco la lectura y el apoyo “balar”… Un abrazo

  3. Por un gran pacto de renovación nacional, y de no vivir del odio a la derecha, o de rebote a la izquierda.
    Vivir del odio hacia el otro. ¡Qué gran gasolina el odio! ¡Como mueve a la gente! No se puede confiar en una fuerza política que basa su acción política en una ideología que se basa en el profundo mal que representa el otro como única forma de quitarle de en medio. El PSOE vive hoy de lo malo que es el PP, de todo el mal que ha hecho, ¿qué mal?, quizás de mal de la disminución del paro en más de 600.000 personas desde que llego, quizás del mal del crecimiento de la economía el 3.4% este año, quizás del mal de la disminución de la prima de riesgo de 600 puntos básicos, a 130, quizás del mal de no dejar a los independentistas catalanes que hicieran un referéndum de autodeterminación, o de regalarles el concierto para que no tuvieran que contribuir con nada al resto de los pueblos de España más pobres que ellos…
    Es verdad, si, que ha habido males verdaderos en el PP, cosas que el PP ha hecho no mal, ¡MUY MAL!, como la lucha contra la corrupción en su propio seno, la falta de determinación en implantación de políticas prometidas en su programa (derogación ley del aborto, independencia poder judicial…), y es posible que eso tenga que ver con algo verdaderamente relevante del ADN popular que si haya que cambiar en el PP, como es la falta de verdadera participación y debate interno, con una falta de libertad, de democracia interna y de capacidad de autocrítica que sin duda le perjudican y no se da cuenta, pero esto requiere un cambio de cultura de partido que eso si que requería hablar mucho más de lo que voy a hacer aquí.
    La realidad es que en el PSOE saben que en el 55% de las políticas reales posibles en este momento, las diferencias son cero (es decir, un poco más del 50%: mayoría), pero cuántas serían los beneficios de esta unión, o coalición.
    Lo malo es que esto ha convertido la relación entre ambos partidos en un enconamiento secular que impide que las cosas en las que están de acuerdo se lleven a cabo, para que de esta forma se puedan producir sinergias entre ambos para el bien del País. La consigna es: LO QUE SEA CON TAL DE ECHAR AL PP, Y QUE SE PONGA EL PSOE. Esta consigna es la argamasa que une las negociaciones para el Pacto de investidura. Y ojo, esta es la consigna que hace el juego a los independentistas.
    A los independentistas les interesa por encima de todo un gobierno débil, un gobierno incapaz de tomar decisiones fuera de la componenda y la chapuza, de hecho han estado alimentándose de esto durante estos cuarenta años de democracia, gracias a un sistema electoral que muy astutamente propiciaron ellos, produciendo que de la división de los dos grandes, la debilidad para la implantación de las grandes políticas nacionales, de esta división se han aprovechado siempre los nacionalistas-independentistas, parece mentira que no se den cuenta, da vergüenza pensar que antepongan sus intereses particulares al interés nacional. Haciendo de la única diferencia la mayor similitud, ¡el poder por encima de todo!
    Por eso en la situación que vivimos hace que sea necesaria una profunda renovación El PP debe moverse ante la situación de extrema gravedad en que nos encontramos, hay que hacer gestos inquebrantables para que se desbloquee la situación por todos los lados con una renovación profunda que de sea capaz con una coalición de los tres partidos de hacer frente a laos dos retos en los que nos jugamos la supervivencia de España.
    Con tres objetivos fundamentales.
    La consolidación de la recuperación económica, y del empleo con la creación de 3.000.000 empleos en esta legislatura, para la garantía y mejora del Estado de Bienestar y la igualdad de oportunidades.
    El desmoronamiento, y la anulación del reto independentista, y la cohesión territorial de España.
    El perfeccionamiento y consolidación del sistema democrático del 78.
    LO PRIMERO ES EL INTERES DE ESPAÑA. RECORDAD SIEMPRE.
    Lo dijo Puigdemont en el parlamento catalán, y tenía razón, “deberían tomar nota de lo que hicimos nosotros para salir adelante, pero descuide, dijo, no lo harán” (la unión izquierda-derecha), ojala no tenga razón.
    Fernando Baena Carrasco.

    • Gracias, Fernando. Yo también creo que un pacto a tres entre PP, PSOE y Ciudadanos, sería lo mejor. Pero creo que con Mariano Rajoy ahí es difícil. Y creo que tiene más motivos para irse Rajoy, por mucho que haya hecho muchas cosas bien y que sea cierto que han puesto al país a salvo de la quiebra (con el apoyo inestimable, también del BCE y de una coyuntura internacional a favor). Pero creo que todo lo que está pasando en el PP (Bárcenas) y en lugares gobernados por el PP (Madrid, Valencia…) obliga a que el que ha sido el líder del partido en los últimos años dimita. Entiendo que haya gente que opine lo contrario, pero a mí me parece que desbloquearía la situación. Un abrazo

  4. Hola Carlos, empiezo por tu homenaje a la grandeza de un hombre, nos cuentas la vida tan llena y rica, detecto su enorme humildad, esa de los grandes, que tu nobleza sabe reconocer y aplaudir, pues es fácil ignorar lo excepcional.
    Referente a los políticos, muy suave has sido para polemizar, los has definido según éste momento y Ana Pastor también: “Es incompatible estar en política y ser honrado”, ¿lapsus? estoy convencida de que muchas veces habla el subconsciente. Me reafirmo en lo que he dicho últimamente, a ninguno le importa España y lo están demostrando, a ninguno le importamos los españoles, a ninguno le importa las carencias sociales….mientras juegan al juego de la silla y dan vueltas alrededor hasta que el rey da la palmada y se van descalificando mientras berrean cogidos a su tesoro esa silla o sillón que nadie quiere dejar, ni Rajoy, ni Iglesias……. por poner a los polos opuestos, mueven posturas. Sánchez sí, él quiere ser el Obama español y no es criticar pero estoy asumiendo tanta rueda de prensa, ya que pasar de Rajoy en plasma a Sánchez como en un anuncio de pasta dentífrica, es toda una aventura televisiva y me pego a la televisión, alucinada. Todo es empezar, ya veremos.
    Y qué decir de la redada de la Comunidad Valenciana, vamos que el Reino de Valencia era eso, reino pero del PP, todavía no hemos salido del feudalismo y como siempre nadie sabía nada, me refiero a los de arriba. Me voy dando cuenta que los ciudadanos somos un pelín más listos que los políticos y esa es mi esperanza, que no nos convirtamos en masa dirigida por palabras huecas.
    Un abrazo Carlos y siento mucho el fallecimiento de una persona buena.

    • Gracias, María. No creas que es fácil reaccionar como lo hizo Rafa. Era una estrella de la radio y, de repente, se encuentra con que no tiene trabajo y está en riesgo de que le echen con un niño pequeño en casa. El gran Jorge del Corral le ofreció entrar en informativos y el tío aceptó un trabajo de simple redactor. Y trabajó siempre como uno más de la redacción aunque era un Maestro. Lo de nuestros políticos, sobre todo en tu tierra, es de ponerse a llorar. Un abrazo.

  5. Rafael Benedito un tío super positivo, gran profesor de música, lo fue de mí en el Colegio Estudio. Sabía que estaba mal por Alvaro Marías. Descanse en paz.

    • Un gran tipo. Yo estuve con él no hace ni un año y le vi viejo y un poco desanimado, pero estaba aparentemente bien. Por lo visto hace unos meses empezó con síntomas y cuando le descubrieron el cáncer ya estaba invadido. Pobre. Descanse en paz. Un abrazo

  6. Querido Carlos, qué nostalgia me ha entrado de aquellos años en la tele. Menudo equipazo tenías bajo tu mando… y menudo director teníamos nosotros 😉
    Me has hecho acordarme de los buenísimos detalles de Rafa, de muchas lecciones recibidas y de tantas risas juntos en aquellas -a veces desquiciantes- noches. Gracias. Y de política no voy a hablar… que me pierdo.
    Un beso fuerte.

    • Gracias, querida Sol. Es que lo de Rafa era paranormal. No sólo la humildad con la que trabajó siempre sino la elegancia con la que aceptaba todo lo que tocaba vivir. Ciertamente fue un equipo inolvidable y me alegra ver que compartes el buen recuerdo que tengo yo. Y mira que era un horario cabrón… Estuve el otro día con tu madre y tuvimos un momento de mucha risa que cuando nos veamos te contaré. Un beso gordo para ti y para toda tu familia.

  7. ues ya ves tú, hace muy pocos años los periodistas nacionales nos peleabais con los batasunos en el norte y anunciabais alborozados la cercana victoria. Ahora os tenéis que pegar con ellos en la puerta del portal. Cataluña está ya tan pérdida que el otro día me sorprendí a mí mismo preguntándome cual era el prefijo para llamar allí, los vascos a la chita callando esperando su oportunidad…
    ¿No es el momento de reflexionar sobre los errores cometidos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *