A LA MIEEERDAAA

Pobre Fernando Fernán-Gómez. Tantos años de carrera admirable y muchos hoy le recuerdan, sobre todo, por aquel día en que mandó a la mieeerdaaa a un fan que se estaba poniendo pesadísimo. Yo tuve la suerte de tratar a Fernán-Gómez durante dos años en el programa de debate que hacíamos en Antena 3 con Jesús Hermida. Compartí con él muchas horas de sala de espera y era un hombre con el que daba gusto hablar; cultísimo, divertido, con una capacidad extraordinaria para resumir en pocas palabras conceptos muy complicados. Era, sin duda, un buen escuchador y, sobre todo, un señor tolerante. Al menos en aquel espacio, rodeados de tortillas de patata, platos de jamón, cervezas, refrescos y algunas bebidas espirituosas, conversar con Fernando era de esos ratos de la semana que compensaban el trabajo de todos los días previos. Yo jamás le vi sacar los pies del tiesto, pero, lo que son las cosas, hoy estoy seguro de que todos los que han leído el titular de esta Cabra habrán pensado en él. Bueno, en él y en nuestros políticos, que es a quienes yo dedico ese deseo ferviente de que nos dejen en paz y se vayan a la hez.
Efectivamente no es un drama que haya elecciones. Todos los profetas de la nueva política, enseguida te salen con la tontada de que “el drama sería no poder votar”. No te jode. Pues claro. Un drama es tener una enfermedad incurable, que se te muera un hijo o que cualquiera de las personas que quieres se vaya de aquí antes de tiempo. Esto no es un drama, pero creo que es la demostración de que estamos en la época más triste de nuestra democracia. Los líderes que nos ha tocado padecer son de una calidad tan ínfima, que no han sido capaces de llegar a un acuerdo que permitiera formar un gobierno. ¿Tan difícil era?
Lo malo de todo esto no es que haya pasado. Lo peor es que vamos a otras elecciones y no tiene pinta de que la cosa vaya a mejorar. Quiero decir; lo más probable es que se repitan unos resultados muy parecidos y, de nuevo, nos encontremos con que estos mismos que nos han hecho perder seis meses y no sé cuántos millones de euros, regresen a la casilla de salida el día 27 de junio a las diez de la mañana. ¿Alguno de ustedes confía en que a estos tuercebotas les vaya a salir la grandeza como te sale un sarampión? Porque es de una tristeza agobiante escuchar a todos los líderes diciendo que la culpa la tiene el otro. Es una especie de propiedad transitiva de la asunción de la responsabilidad que hace que A culpe a B, que culpa a C que, a su vez, culpa a D. Por supuesto, D, culpa a A, aunque le parece también que B y C son lo peor. Esto podría dar mucha risa, pero a mí me tiene con una mezcla de cabreo y tristeza que no se me quita desde hace semanas. Sobre todo al oírles.
Escuchar ayer a Rajoy y a Cospedal hablar como si desde el 20-D hasta hoy no hubiera habido ninguna noticia relacionada con la corrupción dentro del PP. Igual eso ha influido en que ningún partido quisiera sentarse con Rajoy.
Ver a Pedro Sánchez diciendo, sin que le dé la risa, que si queremos ver buena gestión económica y cero corrupción hay que votar al PSOE. Es cierto que han sido los únicos, con Ciudadanos, que han buscado un acuerdo, aunque se le escapó el pequeño detalle de que igual debía haber intentado algún consenso con el partido que más votos había sacado.
Observar a Pablo Iglesias feliz tras haber torpedeado con habilidad la línea de flotación de Sánchez y constatar que sigue mirándonos con esa sonrisilla de superioridad. Es la de aquellos que saben que nos la están colando. A mí me sorprende que logre convencer a muchos de que se puede hablar de Lenin, levantar el puño entre hoces y martillos, adular a Castro, Chávez y ahora a Maduro o convertir en héroe a Otegui y luego ir de límpidos puretas de la democracia verdadera.
Contemplar a Rivera enseñando ya la patita de político de los de toda la vida, explicando con dificultad alguno de esos marroncetes que, ya tan pronto, le han empezado a salir a su partido. Conste que creo que ha sido de los pocos que se han comportado con madurez y algo de grandeza en estos meses de profunda pesadumbre.
Y ahora, la que se nos viene encima. Otros dos meses de escuchar a todos estos diciendo lo mismo, de debates, de mítines, de sonrisas entre octavillas y confetis. No sé ustedes, pero servidor va a votar exactamente lo mismo que voté el 20-D. Creo que es lo que deberíamos hacer; votar todos lo mismo y obligarles a ponerse de acuerdo. Y, si no son capaces, que se vayan y que pongan a otros que sí lo sean. A lo mejor con políticos menos penosos nos convertimos en un país en el que la gente no piense constantemente que, si los políticos mienten, por qué no van a hacerlo los ciudadanos. No sé si les ha pasado; contar algo inverosímil y que todo el mundo te mire con cara de “sí, sí. Ya, ya”. A mí me ha sucedido toda la vida con algo que ocurrió en mi colegio cuando yo tenía 9 años. Cada vez que la he contado he sufrido esas miradas torvas e incrédulas. Supongo que recordarán al gran rejoneador Álvaro Domecq. Alvarito, que es como le llamaban, fue alumno del colegio de Los Jesuitas de Málaga y, desde que terminó el PREU, todos los años volvía, por las fiestas de San Estanislao, y mataba un novillo en el campo de fútbol. En una de las entradas del campo se colocaba el camión de transporte de ganado, cerrando el recinto y, el resto del hueco, se tapaba con unas vallas de tablones y alambrada. En el año 1973 el novillo salió de culo y, en vez de dirigirse al centro del ruedo/terreno de juego, se encontró con la valla y decenas de niños que le gritábamos y le citábamos con la inconsciencia propia de la infancia. Al novillo le dio por ponerse a dar topetazos, rompió el vallado y se escapó a dar una vuelta por un colegio en el que cientos de hombres, mujeres y niños compraban papeletas de la rifa, tomaban refrescos y limonada o veían un teatro de guiñoles. Gracias a Dios no pasó nada grave y Domecq, con la ayuda de siete u ocho hombres, logró devolver al novillo al ruedo y terminar la fiesta sin que se produjera una tragedia. Nunca vi testimonio gráfico de aquel día, pero hace unas semanas mi amigo Jorge Lamothe compartió en Facebook la foto que cierra esta Cabra. Para que sepan todos aquellos que dudaron de mí que yo no miento ni jugando al mus. Bueno. Jugando al mus un poco sí.
NOVILLO ESCAPADO COLEGIO EL PALO

20 comentarios en “A LA MIEEERDAAA

  1. Pues siento disentir de ti querido………o no, no lo siento, disiento. Para nada son todos iguales, rotúndamente no. Vamos, para ser políticamente correcto, en mi opinión no son ni mucho menos todos iguales……..pero no me equivoco ;).
    Y yo tengo aun más claro ahora a quién votar. Y habiendo problemas de corrupción que dan asco, aun así, creo que la mejor opción, para mi, sigue siendo Rajoy, aunque obviamente debe/deben hacer algo. Y ese algo tiene que ver con la financiación de los partidos. Hoy por hoy es imposible financiar la maquinaria de cualquier partido de forma “legal”, y todos al final tiran por la calle de enmedio, y ahi les empiezan a crecer los jetas que aprovechan la circunstancia. Pero a lo que voy, por ejemplo, el “Don Tancredo” de MR, que yo nunca critiqué y que creo que actuó bien, con el tema catalán, parece que no le está saliendo mal. El Sr Puigdemont al final llamó para que le recibieran, y MR le recibió, sin aspavientos, sin postureo, sin frases huecas, haciendo lo que, en mi opinión, tenía que hacer el Presidente de mi Gobierno. Todo el respeto, pero sin moverme un milímetro de mi posición, que no es mi caprciho, que es lo que marca la ley y lo que, es de entender, quiere la gran mayoría de los españoles.

    • Gracias, minmano. No te preocupes por disentir, de eso se trata. No sé dónde digo yo que sean todos iguales. Ni que Rajoy no haya hecho cosas buenas. Por supuesto. Creo que ha hecho una gestión económica del país mucho mejor que la del gobierno anterior. Eso no quita para que a mí me produzca vergüenza ver todo lo que han hecho esos jetas que, según tú, están a su alrededor. Que, no es tan “alrededor” porque, coño, no enterarte de que el Tesorero de tu partido se está forrando de esa manera es muy chocante. Respecto al tema catalán creo que el que menos culpa ha tenido ha sido Rajoy, que también ha hecho lo suyo. La culpa principal la tiene la Ley electoral y las bajadas de pantalones de cada uno de los gobiernos que han necesitado el apoyo nacionalista para gobernar. Beso

  2. Hola, Carlinguis.

    Pues yo también disiento (o como dicen los horteras posmodernos discrepo contigo…bonita patada a la gramática española. Ay, si Nebrija levantara la cabeza).

    No estoy de acuerdo en que todos sean iguales. Hay años-luz de distancia entre unos partidos y otros, entre unos políticos y otros.

    Para mí, lo peor que ha pasado en los últimos tiempos en la política española ha sido la llegada de Pedro Sánchez a la secretaría general del PSOE y la irrupción de la banda de mala gente que encabeza Pablo Iglesias. Me explico.

    Pedro Sánchez es el ejemplo palmario de un tipo de persona que no es de fiar. Se mueve por el rencor y la revancha (en eso es igualito que Pablo Iglesias) y es un cascarón hueco, sin ideas de ningún tipo más allá de las tonterías vacías y la palabrería de la progresía políticamente correcta que nos invade y que está conviertiendo España en un país de majaderos. Son los del “señores/as diputados/as” y de ahí en adelante, lo que quieras. Son los que han sustituido a las ideas por eslóganes políticamente correctos, que están haciendo un daño brutal a la sociedad española, porque la están despojando de principios (que pueden ser más o menos acertados) sólidos y la están dejando a merced de las modas.
    Este individuo va a conseguir cargarse al PSOE, y sino al tiempo.
    En fin, devastador.

    El caso de Pablo Iglesias es aún peor. Es un dictador, lisa y llanamente. Ya quisiera tener algo de “nuevo” o “fresco”. Es más antiguo que la orilla del río. Es rancio, trasnochado, desfasado, carca, decimonónico, cavernícola…
    Y es un maleducado, grosero y faltón como pocos ha habido en la política española en los últimos años.
    Lo peor es que apoya, y usa, la violencia como arma política. De ahí su indecente apoyo a ETA.
    Para mí este hecho es el peor, y le descalifica totalmente para poder tener algún cargo político.
    Lo más triste es que tiene un enorme apoyo, lo que da idea del desarme moral tan impresionante que tiene la sociedad española.
    Es desolador.

    No creo que se pueda meter a todos en el mismo saco, sinceramente.

    P.D. También tengo que disentir en lo de las mentiras y el mus. El mus es un juego de engaño, no de mentira. No se puede mentir en el mus. Un farol no es una mentira.
    Abrazos

    Copi

    • Gracias, Copi. Como le he dicho a Javier, yo no digo que sean iguales. Lo que digo es que creo que TODOS han tenido la culpa de que estemos como estamos. Creo que el que menos culpa ha tenido es Rivera, pero creo que si hubiera tenido más cintura habría podido conseguir alguna manera de sentar en la misma mesa a Rajoy y a Sánchez. El problema es que creo que ni uno ni otro se dan cuenta de que, con ellos ahí, esto no va a ningún sitio. Haz una encuesta rápida entre tus amistades; ¿Cuántos votantes del PP preferirían a otro candidato? Son legión. Respecto a Iglesias, es que me da pereza hasta hablar de él. Me parece un tipo realmente peligroso y ojalá se cumplan los peores vaticinios para su partido y se hundan. Lo que pasa es que no me creo esas encuestas que le hacen perder escaños. Respecto al Mus; hombre, es cierto que poniéndonos sutiles, no es lo mismo mentir que hacer un farol. Pero se le parece un huevo. Pasarle a tu compañero una seña de solomillo mientras dices en voz alta: “yo no tengo ni pares, ni juego”, es una mentira gorda y un farol que te puede ayudar a ganar un presunto órdago a la grande de tus rivales. Tú no puedes mentir cuando, ya en el juego, se te pregunta: “¿Pares?” o “¿juego?”. Hasta ese momento, puedes hacerlo. Un abrazo

  3. Hola Carlos. Soy “Leocadio” Jejejej. Me ha gustado mucho tu redacción, pero solo dos cuestiones. Mi voto no fue para que se pudieran o no de acuerdo, cosa que hubiera estado bien en última instancia, pero no era el fin primero. Nunca supuse que los datos electorales fueran esos y que la situación fuera la que es, como imagino todo el mundo. Creo que todo esto fue debido al hundimiento en última instancia de un partido como Ciudadanos, que no sumaba. Si los resultados de ciudadanos hubieran sido otros, ya veríamos que hubiera pasado.

    Dicho esto, yo si cambiare mi voto. Lo bueno de esto es que los que votamos a una opción como castigo a otras opciones, hemos visto la realidad y volveré a votar a la opción a la que castigue, porque creo que un voto que no vale para nada es un voto y inútil. Han surgido más partidos, que hacen que se disemine el voto y si ellos no llegan a un acuerdo, no seré yo quien favorezca a esa situación, lo que hace es que se colapse el Estado y la situación vuelva a tornarse más complicada.

    Dicho esto, un fuerte abrazo compañero!!

    • Gracias, Leocadio!! Me alegro mucho de verte por este redil!! Tienes razón en que puede que no votásemos para eso. Es obvio que yo también habría preferido otra cosa. Pero lo cierto es que lo que votamos todos salió así. Y eso yo creo que quiere decir que deberían haber tenido la sensatez y la grandeza de ponerse de acuerdo. A mí me ha parecido de esos momentos penosos de la historia de un país y creo que ninguno de los que han estado ahí van a poder contarle lo que ha pasado a sus hijos con el corazón en la mano sin sentir vergüenza. Yo por lo menos la sentiría. Pero claro, también yo, si fuese Rajoy, me habría ido al día siguiente del sms de Bárcenas. O si fuese Sánchez, habría dimitido después del hostiazo que se pegó el 20-D. Ojalá el 27-J estemos todos contentos. Un abrazo fuerte.

  4. Ah, dos comentarios que se me han quedado en el tintero. Uno: Fíjate si me acordaré de la anécdota del novillo que yo, como valiente maletilla, empecé a correr y no paré hasta llegar a casa de nuestra abuela Pilar (para los de Málaga, vivía en el Pasaje de Ntra. Sra. del Pilar que es una bocacalle que sale desde el carril de la Pimienta……..vamos, no fué la maratón pero me pegué una buena carrera), y de allí no quise salir en unas cuantas horas.
    Y dos: Con FFG me pasa como con Luis Aragonés y otros del mismo tipo. Muy inteligentes, muy lúcidos, muy profesionales de lo suyo, vale, pero unos maleducados endiosados e insoportables cascarrabias.

    • Jaja. Lo del novillo yo recuerdo que estábamos Pablo, José y yo ahí en la valla, gritándole al novillo y, cuando empezó a soltar derrotes nos pareció una pesadilla. pasó todo tan deprisa que ni nos dimos cuenta de que el animal pasó rozándonos y se fue para la zona de clases de arriba. Yo conocí bien a ambos personajes y, en el trato corto, eran verdaderamente unos tíos estupendos. Ahora, Luis era mucho más cascarrabias que Fernando. Yo a Fernán-Gómez jamás le vi un gesto hosco quitando aquella bronca con el fan pesao. A Luis sí le vi unos cuantos. De todas formas, te aseguro que, si algún día te pasara lo de que alguien te dé la brasa de manera cansina, comprenderías a Fernán Gómez. Yo, en la época de Impacto, estuve a punto de tener una gorda con un imbécil que estaba mamado que se me puso muy pesado en una discoteca de Valencia. Cuando estaba ya a punto de darle una leche se lo llevaron sus amigos. Y te juro que jamás le he puesto mala cara a nadie que me ha pedido educadamente una foto o un autógrafo.

  5. Sí, sí hombre un novillo en un colegio. Cuándo se ha visto eso?? Qué va a ser lo próximo, un mono que se llame Felipe???

    Un fuerte abrazo

    • Gracias, Claudio. Jajaja. Y además una clase que era clavadita a la casa de Tarzán. Tú estabas por allí en los 70, no? Un abrazo

      • Sí, desde 1º de EGB hasta 3º BUP. Un ratillo que se dice. Cuándo cuentas anécdotas de entonces se desempolvan recuerdos que tenía olvidados. De pronto vuelves a ver la gente corriendo por los alrededores del campo de la 1ª y la sensación de barullo y de peligro viendo las caras de la gente. A veces un detalle, un olor o una anécdota es más evocadora y describe mejor una época que un profesor de historia. Y la valoración de aquellos momentos y situaciones y los sentimientos que te dejan se van decantando, con el tiempo, como los vinos de las barricas de la Casa Guardia.

        Gracias por devolvernos una parte de nuestra historia. Otro día, hablaremos del gobierno.

        • Ya irán cayendo otras anécdotas de aquella época. Y lo del gobierno, pues me temo que tendrá que haber otras cabras sobre el asunto. Un abrazo

  6. Es facil en esta ocasion estar de acuerdo contigo, y desafortunadamente me hace ratificar lo que siempre he pensado de los politicos “los que se dedican
    a la politica es que no sirven para otra cosa ” (salvo alguna excepcion para no
    tener que suicidarse).Al menos podremos pensar en que sin gobierno se
    puede vivivr muy bien y pude ser más barato.
    Al ver que sigues escribiendo aquí me siento muy aliviado.No pares
    Un abrazo

    • Gracias, Ángel. Jaja qué razón tienes con lo de que la mayoría de los que se dedican a la política lo hacen porque, fuera de ella, no se comerían un colín. Aunque sea cierto que hemos sobrevivido 4 meses sin gobierno, yo confío en que de estas elecciones salga algo que nos permita tener un gobierno en condiciones y, si puede ser con Podemos muuuuuy lejos de Moncloa, mejor. Un abrazo

  7. YO PIENSO VOLVER A VOTAR LO MISMO. Ese debería ser el eslogan de campaña de todos los españoles hasta que estos desgraciados decidan ponerse a trabajar o, casi mejor, se vayan a su casa y dejen paso a los siguientes, que peores no pueden ser.

    Entiendo que no debe ser fácil repetir el voto si eres votante del PP o del PSOE, con esos líderes que dan risa y pena al mismo tiempo. Unos incapaces de mirar más allá de sí mismos. O si eres votante de Podemos o de Ciudadanos. Ambas formaciones han sido mucho más coherentes y capaces de manejarse en esta terrible situación que los partidos grandes, que eran los llamados a gobernar y no lo han conseguido. Pero tampoco han conseguido mucho más que favorecer el voto útil en segunda vuelta. Todos deberían haber hecho mucho más. Basta ya de frases huecas sobre manos tendidas y rollos patateros. Si no son capaces de ponerse de acuerdo para arrancar una legislatura ¿van a ser capaces de los acuerdos necesarios en el día a día para gestionar un país? Ni de coña. Y lo peor de todo no es eso, sino que cualquiera de ellos, al obtener la mayoría para gobernar mediante acuerdos, automáticamente se olvida de tratar de consensuar nada con el resto. Si no lo hacen por necesidad, imagínate por voluntad propia. No saben nada de negociar, integrar al contrario, buscar la concordia, el bien común, lo mejor para todos. Lo dicho, unos incapaces.

    Yo repetiré mi voto, insisto. Y además desde la tranquilidad que da mi candidato, el único que no he nombrado, el único que no ha meado fuera del tiesto en estos meses, el único que puede conseguir el deseado sorpaso y además, espero, el único capaz de sujetar al de la coleta.

    Votemos pues.

    • Gracias, Josesain. Y me alegro de verte de nuevo por el redil. Amén. Probablemente en lo único en lo que no coincida contigo sea en el candidato al que voy a votar, pero en el resto; AMÉN al 100%, que, además, rima. Un abrazo

  8. Hola Carlos, desde luego tienes anécdotas bien graciosas para escribir un libro, que falta nos hace reír.
    Desde el primer momento pensé que habría nuevas votaciones y así lo he comentado aquí en alguna ocasión; a España le falta rodaje democrático en muchos sentidos, pero es que a los políticos que tenemos les sobra arrogancia, categoría y empatía, por supuesto les sobra la corrupción, la elección a dedo, los asesores y les falta vergüenza,…… en todos los partidos, nuevos y viejos. Van a necesitar atarse los machos, pues creo que no va a variar mucho el resultado, yo desde luego voy a votar lo mismo.
    Un abrazo Carlos.

    • Gracias, María. Yo creo que tengo las mismas anécdotas que todos. Lo que pasa es que la obligación de escribir algo con chicha cada semana, me obliga a hurgar con un interés inusitado en mi memoria y en la de mis hermanos. El otro día, por ejemplo, me recordaron mis hermanos una anécdota de mi infancia que yo había borrado de mi disco duro. Respecto a los políticos yo, la verdad, estaba convencido de que finalmente iban a llegar a un acuerdo. Me parecía inverosímil que fueran a ser tan pedorros, tan irresponsables, tan pequeños, tan egoístas, tan inconscientes, tan infantiles y ponle todos los “tan” que quieras. Si fueron capaces los de la Transición, y mira que esos sí que lo tenían crudo, ¿Cómo no han sido capaces estos ineptos? A ver qué pasa el 26, pero me temo que va a ser una especie del día de la Marmota de aquella peli de Bill Murray. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *