HALA, PUES YA ESTÁ

Decíamos ayer que es una extraña mezcla de cabreo, de pena, un pelo de angustia, otro poco de búsqueda de culpables y, como si fuéramos tertulianos, otro poco de “ya lo decía yo”. Pues ya lo tenemos aquí. Tanto hablar de que se rompía España y lo que está hoy roto, partido en dos, o en más pedazos, es Cataluña. Y no sé quién, ni de dónde, va a sacar el pegamento para recomponer la pieza. Es cierto que llevamos años en los que, pertinaces, hemos ido ayudando para que esto llegue; una Constitución malparida, unas transferencias delirantes, unos gobiernos de la nación en minoría cediendo lo que hiciera falta a Pujol and friends, una gestión de todo lo que rodeó a la reforma del Estatuto bien cagada primero por ZP y luego por Rajoy… Pero, entre los que han ayudado, también están todos esos catalanes que dicen que se sienten españoles y que, aún hoy, siguen metidos en ese enorme armario para que nadie les tilde de fascistas por no reírles las gracias a los independentistas. ¿Cuántos que se sienten españoles sonreían en el Camp Nou al ver aquellos carteles de “Catalonia is not Spain”? ¿Cuántos de ellos no han coreado alguna vez el “Independencia” en el minuto 17 de los partidos del Barsa, o han compartido felizmente los eslóganes grotescos de los indepés en las últimas Diadas? O, es más, ¿cuántos de ellos colgaron su bandera de España en los días en los que todo Dios colgaba en sus balcones su estelada, su senyera o, para que no te llamaran fascista, tu bandera de Andalucía, Euskadi o Extremadura? Porque hace 4 ó 5 años te paseabas por Barcelona y te daba la sensación de que TODO EL MUNDO quería la independencia. Y ahí es donde entra esa comparación que algunos hacen de un modo grueso al decir que en todo este proceso hay tics nazis y totalitarios. Evidentemente es un exceso comparar a los independentistas con los nacionalsocialistas, pero hay en ese apartheid, en ese obligar a no pronunciarse en público al que no siente como ellos, una parte de la depuración que con tanto éxito practicaron los nazis en Alemania o los Bolcheviques en todos los países en los que se impusieron. Es cierto que, de momento, no se han establecido campos de concentración ni Checas en Cataluña, pero viendo los modos que gastan y los discursos que pronuncian algunos de ellos, es legítimo que algunos lo teman.

Porque no creo que haya nadie que pueda negar que, en los últimos años, los catalanes que se sentían españoles han sido menos libres. Reconozcamos que, cuando todo tu vecindario está colocando senyeras y esteladas, hay que tener muchos cojones para colocar una bandera de España en tu balcón. Porque es una de las cosas que más me molestan como español, andaluz y malagueño de nacimiento, como madrileño y ginebrino de adopción y como gaditano de vocación. ¿Por qué tanto los de derechas como los de izquierdas y los nacionalistas varios me han robado mi bandera? Entre mis amigos muy de derechas existe la convicción de que la bandera y el himno son más suyos que de otros. Entre mis amigos muy de izquierdas existe la convicción de que es mejor y más legítima la bandera tricolor de la República que la del águila franquista. Y ambas son hoy igual de inconstitucionales. Ese abuso de la bandera y de los símbolos que representaban a España durante la dictadura, hizo que muchos hoy sigan uniendo la rojigualda y la Marcha Real con una visión fascista de la vida. Por eso nos parece normal la anormalidad absoluta de que se pite nuestro himno y nuestra bandera. En ningún país del mundo sucede esto. Y, desde luego, lo que jamás pasa entre personas educadas es que alguien pite un himno y tú te pongas a sonreír henchido de satisfacción como hacía el GRAN IRRESPONSABLE Artur Mas junto al Rey cuando oía al Nou Camp silbar el himno de España.

Aunque puede que todos estos líderes independentistas dejen de tener esa sonrisilla de superioridad cuando se empiece a aplicar la Ley. Ya ayer, probablemente, Artur Mas tuviera menos ganas de reír, cuando se enteró de que le van a embargar sus bienes para pagar la tontá del 9-N. Lo más gracioso de todo es que Mas, mostrando una inconsciencia sin límites, se ha dedicado a pedir algo parecido a una cuestación popular para ayudarle a pagar lo que debe. Ja. Al final, imagino que será esto lo que baje el suflé de los independentistas. La aplicación de la Ley. No sé si alguno acabará en el calabozo, pero el simple hecho de poner precio a sus desvaríos ya hará que empiecen a recular. Porque en la vida hay muchos que necesitan una amenaza real para darse cuenta de que están metiéndose en terreno pantanoso. Todo lo que está a punto de empezar a pasar me recuerda a un partido Atleti-Real Madrid en el Calderón a finales de los 70. El padre de mi amigo Roberto Arce nos llevó a Rober y a mí al estadio. Los tres éramos más del Madrid que la familia Bernabéu. Y allí estuvimos discretamente disfrutando porque el Madrid iba ganando 0-1. En un momento en el que las cosas se enconaron en el terreno de juego, un señor que estaba justo detrás de nosotros, y que no paraba de meterse con el Madrid, los madridistas y las madres que nos parieron, gritó: “¡¡¡Todos los del Madrid son unos mariconeeeeeessss!!!” El padre de Rober, que era un señor muy tranquilo a la par que un armario de tres puertas, se levantó y le dijo muy pausadamente al susodicho: “Eso no me lo repite usted a la cara”. El pobre hincha al ver a semejante madridista frente a él, reculó. Pero lo hizo con mucha gracia y dijo: “Todos los madridistas son unos mariconeeeeeessss… Salvo este señor” Fue tal la carcajada que provocó, que al padre de Rober y a todos se nos pasó el disgusto, se rebajó la tensión y acabamos el partido con un 1-1 tanto en el campo, como en la grada.

Lo que pasa es que, por mucho que pienso, no se me ocurre quién le va a poner gracia a todo esto que está pasando. Igual podría ser Joan Tardá que el otro día, en un alarde de fino humor, dijo en el Congreso que los catalanes quieren irse de España para acabar con la corrupción. Y lo más curioso es que consiguió terminar la frase sin descojonarse.

17 pensamientos en “HALA, PUES YA ESTÁ

  1. Yo de este tema estoy hasta más arriba, porque lo que me subleva, más, de todo esto, es ese sentimiento que se les nota a los catalanes y vascos, de que son “más que”, únicamente por haber nacido entre unas coordenadas específicas. Porque coño (con perdón) el más paleto, torpe, irresponsable e inculto que haya nacido en aquellas tierras, va a ser mejor que, por ejemplo yo….o cualquier otro que haya nacido en Málaga, por decir un sitio. Y todos pensaremos que no, que eso es un absurdo………………..pues gran parte de lo que ocurre se debe a ese absurdo que a la mayoría de los catalanes parece que se les va quedando. Y ya está bien del hecho diferencial, y ya está bien de que es que no hemos sabido dialogar y de la equidistancia en el error “…de Zapatero, pero también Rajoy….”. Pues NO, en mi opinión , ROTUNDAMENTE NO. Y ya que pones el ejemplo de lo que os pasó a vosotros con el padre de Rober, pongo yo otro ejemplo futbolístico. Un partido en Getafe, Getafe-Málaga, que ganó el Málaga y, a la salida, un tío que dijo algo así como “…todos los boquerones son unos HdP…”, nosotros con Papá no nos dimos por aludidos (incluso habíamos ido en coche “camuflado” matrícula de Madrid, y no con el nuestro con matrícula de Málaga), pero otro señor, tipo armario de tres cuerpos que iba delante del apasionado del Getafe, se volvió y le soltó un sopapo………….y todo el mundo calladito y silbando. Pues eso es lo que me están dando ganas, y estoy esperando a que salga esa figura de señor y les ponga en su sitio a estos impresentables.

    • Gracias, minmano. Yo creo que en lo que ha pasado han influido todos y en la tarta tienen iguales partes el PSOE y el PP. Con sus cesiones cuando estaban en minoría, con “se aprobará lo que apruebe el Parlamento” del tontolculo de ZP, pero creo que en la brecha abierta influyó de manera determinante, también, la postura del PP en los años de oposición. Aún así, evidentemente, los principales culpables a mí me parecen ellos y, en concreto, el gran IRRESPONSABLE Artur Mas. Lo del Getafe estuvo bien, aunque yo recuerdo con más viveza aquella señora tan fina que cuando a Migueli le reventaron la nariz de un talonazo y sangraba profusamente, gritó: “Métele dos boquerooooneeeees a ver si deja de sangraaaaarrrr”. Beso.

  2. ¡Muy bueno, Carlos!. Te echábamos de menos. pero aquí estás: más denso que otras veces en el la separación de párrafos (y de ideas fundamentales), pero tan neto escritor como siempre.
    Yo no veo mal cómo Rajoy ha estado y está gestionando la crisis: cargándose de razón y sumando partidos a su actuación. Creo que el ridículo jurídico en el que está cayendo el cateto de Puigdemont lo acabarán pagando muy seriamente los secesionistas.
    Contra-anécdota: en los años 60, fui al Bernabéu a una eliminatoria de Copa en la que resultó eliminado el Madrid – el de Di Estéfano, nada menos – por el Zaragoza. Me invitó al partido mi suegro, aragonés como yo. Y tuvimos que aguantar, en medio de una multitud vociferante de madridistas, la rabia que se respiraba y se volcaba pidiendo una revancha del partido de ida. Cuando terminó el partido, un hincha del Madrid que formaba parte activa de una multitud de forofos, vociferó: “¡¡Todos los aragoneses son unos hijos de puta!!”.
    Ahí queda la anécdota: ya conoces mi físico, mucho menos atlético que mi afición…y no me quise sacrificar: tuve el mismo miedo que los que no cuelgan la bandera española el día de la Diada.

    • Gracias, Alejandro! Lo que pasa es que yo no sé si lo van a pagar más los catalanes en general que los secesionistas en particular. Hay una fractura social que se percibe tremendamente en cuanto estás un rato con ellos. Respecto al miedo, como dices, es libre, pero yo creo que los catalanes que se sienten españoles tienen una parte muy importante de culpa en que estos botarates hayan llegado a donde han llegado. Un abrazo.

  3. Yo creo que en nuestra Historia reciente (30 años aquí) se han dejado pasar momentos únicos para que el Estado marcase claramente las posturas, a la par que se hubiera dialogado y apoyado una comunicación que demuestre que España está por Cataluña (los presupuestos y lo que les pagamos a estos seres quebrados lo demuestra con creces; pero nadie se acuerda de las Olimpiadas, ni de los edificios que hemos ayudado a restaurar y sólo aparece la plaquita de la Generalitat en la puerta, por poner dos ejemplos simples).
    Lamentablemente ese tiempo ya pasó y ahora viene lo de Dura Lex Sed Lex. Espero que no haya complejos y que todo el mundo asuma su responsabilidad y nos dejemos de rojos, fachas, banderas y esas cosas. Esto ahora va de Estado de Derecho.
    Bienvenidas las cabras, Carlos.

  4. Perdón y apoyando a Javier. Hay una estatua conmemorativa al lado de mi casa de la Calle Bruc de Barcelona dedicada al Dr. Robert.
    Ese “doctor” decía que los catalanes científicamente estaba demostrado que tenían una masa encefálica mayor que la de los castellanos, y por ende el resto de los pueblos hispanos.
    Manda h…

  5. Perdón y apoyando a Javier. Hay una estatua conmemorativa al lado de mi casa de la Calle Bruc de Barcelona dedicada al Dr. Robert.
    Ese “doctor” decía que los catalanes científicamente estaba demostrado que tenían una masa encefálica mayor que la de los castellanos, y por ende el resto de los pueblos hispanos.
    Manda h…

  6. Lo que decidamos TODOS sobre todo lo que pasa en España está bien, y si además es algo fundamental con el mínimo de dos tercios para que se apruebe. El resto son gilipolleces…mañana independencia de Madrid (nos iría muy bien) o de la Costa del Sol (sólo la parte de la Costa) o de Ibiza…todo una filfa. Que les den a los que quieren romper con la unidad de España.
    Muchísimas Felicidade Chiflis¡¡¡

  7. En primer lugar, FELICIDADES CARLOS!
    Bienvenida a La Cabra, ya estábamos preocupados tus seguidores.
    Y arranca con un tema al que no veo solución a corto plazo, y al que creo que sólo el tiempo y la habilidad de los buenos sociólogos irán encontrando salida. Alguien con suficiente habilidad sabrá convencer a todos que la unión hace la fuerza y que, ante el enemigo, lo mejor es dividir.
    Un abrazo

    • Gracias, Merche! Yo no dudo de que pueda acabar bien la cosa, pero a día de hoy creo que hay una fractura de tal calibre y se les ha permitido dar tantos pasos hacia el delirio, que no sé ni quién ni por dónde va a empezar. Veremos. Abrazo

  8. Respecto a la bandera Española y fuera de Cataluña, no sabes Carlos lo que me alegró saber comentando con unos primos bastante de izquierdas, que sus hijos, (llegando a los 30 y votantes de Podemos), sentían la bandera española como suya,que no les parecía de fachas como a ellos…Esta nueva generación asocia la bandera de España a Nadal, a La selección, a Contador,…y la hace suya. Habrá que agradecérselo a nuestros grandes deportistas por la exhibición que hacen de ella!

    • Gracias, María! Pues también me alegro de oírlo, pero mis hijos, que desde Ginebra tienen un sentimiento muy español y, a la vez, muy de ciudadanos del mundo, se quejan de que sigue habiendo amigos suyos que cuando ellos dicen que se emocionan con la bandera o con el himno, les llaman fachas. Vivan todos esos que dices, por cierto… Beso

  9. Qué pena y qué vergüenza me da lo que está pasando! No sé si tendrá solución, la brecha que se ha abierto en Cataluña es muy grande y va a costar cerrarla, si es que se consigue. Para mí que uno de los principales males ha sido la dejación de responsabilidad del Estado respecto a la Educación. Esa es una competencia que, como la Sanidad, debería ser central para garantizar la igualdad de todos los españoles y evitar el adoctrinamiento y la reinvención de la historia, que tanto daño están haciendo a las nuevas generaciones. Ojalá este órdago nos llevara a una revisión del Estado de las Autonomías para que se recuperaran competencias que nunca se debieron transferir y se pusieran límites y controles que hoy no existen, aunque me temo que los partidos nacionales están mucho más interesados en sus batallas partidistas que en hacer auténtica política nacional.
    En cualquier caso, un placer tenerte de vuelta.

    • Gracias, Sylvirito. Ojalá, pero no sé por qué me temo que no va a suceder. Habría que hacer primero un cambio de la ley electoral que quitase a los partidos nacionalistas el absurdo poder que tienen en el Congreso. Y esa misma ley que da poder a los nacionalistas, es la que da más escaños a PSOE y a PP que a los partidos más pequeños. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.