NO ME ACOSTUMBRO

No me acostumbro. Y mira que llevo más de 30 años trabajando y me ha pasado esto muchas veces. Pero no me acostumbro.

Hoy he firmado los finiquitos de los 19 trabajadores que hacían conmigo el programa “Seguridad Vital” en TVE1. Anoche tuvimos una de esas cenas de despedida en las que uno tiene que sobreponerse a la pena y a la rabia y pedir a todos que se vayan al hoyo con algo parecido a una sonrisa. Que piensen, como yo hago, que haber mantenido durante 133 semanas un programa en el aire es un milagro y que, lo que tenemos que hacer, es dar las gracias, cada uno a quien quiera, por haberlo conseguido.

Yo le doy las gracias al equipo por trabajar tanto y tan bien y a TVE por abrirnos la puerta en junio de 2015. Le doy también las gracias a Dios, aunque no sé si mejor dárselas a mi madre, que se hartó de ponerle velas a todos los Santos que conoce (y son unos cuantos) para que el programa de su hijo viera la luz. Y le doy las gracias a mi mujer, a mis hijos, a mis hermanos y a tantos amigos que me animaron en los años jodidos, en los que ni imaginaba que mi productora iba a volver a tener un programa en el aire. Uno de esos amigos fue Jesús Hermida. La tarde antes de comenzar a morirse, estuvimos merendando en su casa. Fue una especie de merienda de despedida. No tenía ningún sentido, pero él estuvo toda la tarde como despidiéndose de mí. Hablamos sobre el programa que íbamos a arrancar y me insistió, como siempre, en que tuviéramos elementos de distinción, que no me conformase con lo que saliera en el primer piloto y, como remate, me dejó una frase muy hermidiana. Muy obvia, pero llena de razón: “Haz lo que te dé la gana, Filfilito. Pero hazlo bien. Joder.” Y luego seguimos hablando del mar y de los peces hasta que me dijo adiós desde el umbral de la puerta de su casa en una despedida que, no sé por qué, ambos teníamos la sensación de que era la última.

Hermida me enseñó muchas cosas. Entre otras a ser siempre un bonito cadáver. A no dar pena. Y creo que, aunque él era muy de ciclos y pasaba por momentos muy bajos, me transmitió frecuentemente esa idea de sonreír ante la adversidad, de no provocar lástima y de entrar en la tumba con una sonrisa y, a ser posible, sin que parezca forzada.

Yo podría estar muy cabreado. El programa es casi cada domingo líder de audiencia, estamos siempre por encima del mínimo que nos marcaba la cadena en el contrato, somos baratos, tenemos prestigio en el sector y nos dan premios cada dos por tres. O sea; que no había motivos objetivos para quitarnos de en medio. Pero tenemos que irnos. Y prefiero quedarme con lo bueno. Claro que no estoy contento, pero, por mi experiencia, quejarse y amargarse solo sirve para dormir mal y, probablemente, para conseguir que los que te rodean te consideren un pesao. Por eso anoche le insistía mucho a los 19 estupendos de producción, realización y redacción en que pensemos que este programa nos ha hecho a todos mejores y que, si tenemos suerte, dentro de poco estaremos todos, juntos o por separado, haciendo otras cosas. Yo ya ando con 3 proyectos en la cabeza, estoy dando clases de inglés y, dentro de dos semanas empiezo un máster. O sea; que no es que estemos para bailar de alegría, pero estamos muy lejos de tener cara de funeral.

Decía antes que esta manera de afrontar los problemas la aprendí, en parte, gracias a Jesús Hermida. Pero mis primeros y más cercanos maestros fueron mis padres. A mi padre jamás se le cayó de la boca esa frase de “Dios proveerá”. Es cierto; a Dios, a veces, le cuesta un huevo proveer, pero ese optimismo yo lo tengo muy metido en el cuerpo. También ayudó mi madre. La vida le dio, desde luego, algunos motivos para estar triste, pero ha sido una mujer alegre y optimista siempre y nos ha transmitido a sus hijos y a todos los que la rodean un sentimiento de agradecimiento a la vida por habernos tratado bien.

Yo, por eso, quiero llegar a los 80 como ella. Hace unos meses, en El Corte Inglés, le regalaron un bono de 3 sesiones de láser y otras 3 de ingles. Las señoras saben seguro de qué va la cosa, pero mi madre, que tiene el despiste propio de la edad, entendió: “3 sesiones de inglés” y se fue a una señorita a decirle que las 3 sesiones de láser no le interesaban nada (no se veía ella peleando con Darth Vader), pero que las de inglés le apetecían tremendamente.

No sé cómo reaccionó la dependienta, pero sé que mi madre, unos días después, nos lo contó, como cuenta otras tantas cosas de su vida, ahogada de la risa con una mezcla de vergüenza y de “pues me da igual, hijo”, que es el talante que hay que tener ante estos sucedidos.

Y ese es el espíritu con el que me gustaría llegar a la jubilación porque me parece maravilloso que mi madre siga pensando en hacer mil cosas y en aprender. Todas las semanas acude a una residencia de ancianos a echar una mano, se reúne con varios grupos de amigas, va al cine, ayuda a sus hijos, cuida, lleva y trae a diversos nietos y, una tarde a la semana, hace timba de cartas y despluma a sus amigas jugando al “Maquiavelo” o al “Conti”. Si algún día se derrumba su casa (Dios no lo permita) las probabilidades de que el techo caiga sobre ella son ínfimas. Y, lo de aprender, no es broma; cada dos por tres me pregunta si hay alguien que le puede dar clases de informática, estudia inglés a salto de mata y sigue convencida de que, si se aplica, llegará a los 90 diciendo “tonic water” mucho mejor que su marido que, en 1973, pidió una tónica en un Teatro de Londres y le pusieron un Whisky Johnnie Walker.

 

44 pensamientos en “NO ME ACOSTUMBRO

  1. Carlos: en mi opinión es una de las mejores cabras que has escrito. Yo también quiero ser como tu madre (¡y como tú!).
    Mucho ánimo y seguro que hay muchas cosas buenas esperándoos. Lo merecéis. Un beso fuerte fuerte

  2. Jo Carlos. Qué faena tío. Pero la verdad es que quien sale perdiendo es TVE y el público de tu programa. Ellos (nosotros) se lo pierden. Y como decía aquel: Cuando una puerta se cierra, otra se abre. Seguro que si. Un abrazo,

    • Gracias, Álex. Ojalá se abra pronto la puerta. Hay alguna medio entornada, pero hay que pedalear como perros. A ver si hay suerte. Un abrazo

  3. Yo es que a tu madre la considero una santa desde los días en que nos llevaba a nosecuantos al colegio metidos en el simca como sardinas en lata, siempre con una sonrisa. Yo no sé si podría aguantar ese guirigay de niños cada mañana. Y lo mismo tu padre cuando nos bebíamos sus licores día sí y día también. Está claro que la alegría de todos los chiflis tiene de donde salir.

    Y sobre tu programa, milagroso como todo en estas profesiones nuestras, y tu momento cena de ayer, te diría un proverbio chino (falso): “No eres un motero de verdad hasta que ruedas por el suelo, igual que no sabes lo que significa ser jefe o empresario o emprendedor hasta que no te ves en el brete de despedir a alguien, no digamos a un equipo entero. Lo importante es levantarse y seguir”. Es maravilloso que sigas con ganas y con proyectos en la cabeza. Eso es lo que hace industria, riqueza y país. Nunca tires la toalla.

    Quedas disculpado de sacar el viernes la cabra de los jueves. Como el jueves, la revista que sale los miércoles. 🙂

    • Gracias Josesain. Jaja. Qué grandes los tiempos del Simca 1.000. Ahí estamos con la toalla llena de sangre, pero sin tirarla, por supuesto. A ver si encontramos algo rápido, que los amigos de mis hijos también se toman mis licores y no me da la pasta… Esta noche tenemos a 25 amigos de Pau… Abrazo.

  4. Como siempre, magnífica la cabra. Sólo dos cosas: la primera, una madre así es un tesoro; la segunda, doy fe de que en ese equipo hay magníficos profesionales y gente estupenda (Arturo, Isra, Montse,..). Y a la gente que hace las cosas bien les suelen ocurrir cosas buenas.
    Un abrazo

  5. Gracias por compartir tu fuerza y optimismo, Carlos, en una situación tan difícil. Gracias por tu testimonio lleno de buen humor, gratitud y esperanza. Gracias por tu fe. Qué grandes tu madre y tu padre, como el hijo…
    Enhorabuena y gracias a ti y todo tu equipo por todo lo que nos habéis enseñado, ayudado y divertido en este tiempo de programa. ¡¡¡¡Mis mejores deseos para ti y para todos!!!!

  6. Como a tí ya te conozco, quiero conocer a tu madre. A ver si contagia a mis padres, castellanos viejos ellos.. Ya te lo he dicho, pero pienso que eres un ejemplo. Para esos 19 que mencionas, y para los que te conocemos.

    Deseando conocer esas 3 ideas… Un abrazo, Carlos.

    • Gracias, Fernando. Si juegan al Conti, los juntamos cuando quieras. Ahora, te advierto; mi madre despluma sin piedad a todo el mundo… Un abrazo

  7. Todo el equipo de Seguridad Vital habría hecho un PEDAZO DE BUEN TRABAJO, además has escrito un gran texto que ha salido de lo más profundo del corazón.
    Firmar 19 finiquitos es algo triste que deberían sentir todos aquellos que recientemente hablan tanto de emprender ….
    GRACIAS!

    • Gracias, Jose, y perdona que haya tardado tanto en responderte, pero, no sé por qué, este comentario estaba en la papelera del blog. Me alegro de que te gustara el artículo. Y sí, efectivamente, no hay nada peor para un empresario que tener que firmar finiquitos. Es mucho mejor firmar contratos y nóminas… Un abrazo.

  8. Todo el equipo de Seguridad Vital ha hecho un PEDAZO DE BUEN TRABAJO, además has escrito un gran texto que ha salido de lo más profundo del corazón.
    Firmar 19 finiquitos es algo triste que deberían sentir todos aquellos que recientemente hablan tanto de emprender ….
    GRACIAS!

  9. Carlos. Un fuerte abrazo y mucha suerte. Que fuerza y ánimo ya tienes tu a raudales. Me he descojonado con la historia de tu madre. Disfrútala que es un tesoro.

  10. Buenas Carlitos, ya fue un placer volver a verte en la comida del 35 aniversario SEK en Málaga y saber de tus proyectos ……., veo que se “acaba tu último proyecto profesional” y aunque todos sabemos que te ilusionaba y gustaba, seguro que lo que te acaba de pasar es la vida te está dando la oportunidad de que nos presentes tu próximo proyecto !!!, con lo aprendido en el último, éste debe ser “la leche”, ya estamos deseando verlo …… (lo importante es que tu “proyecto familiar” no te lo puede cancelar nadie). Un abrazo

    • Gracias, querido Gallo. Ahí estamos. A ver si rematamos alguna de estas cosas y logro recuperar el equipazo que habíamos montado. Siempre da pena que se termine un programa, pero cuando tienes un equipo como el que yo he tenido, da mucha más rabia. Un abrazo.

  11. Animo Carlos! Mi madre, a la que también pondría un monumento, se enfadó mucho cuando se enteró que cerraban Seguridad Vital. Lo veía todos los domingos. Como también tiene mucho empuje dice que va a escribir a TVE para quejarse. Quién sabe …. seguro que te vemos dentro de poco dando guerra de nuevo.

    • Jajaja. Gracias, Itziar. Dile que lo haga, que esas cosas siempre reciben respuesta y, aunque parezca que no, mueven el árbol. Pero vamos; no creo que sirva para que nos recuperen. Por mi experiencia, cuando un programa se termina es casi imposible resucitarlo. Un abrazo

  12. Carlos, gracias por esta Cabra tan sentida pero tan optimista que me ha hecho reir. Y recuerda, lo mejor está por venir.
    Un abrazo

  13. Chif:

    Uf. Qué Cabra más agridulce… Sabes que siento de corazón lo del programa -y que me parece una injusticia catódica inexplicable- y ya me estaba poniendo ñoño al leerlo cuando aparece Elisa en escena… ¡qué bueno! Genia y figura.

    Como te dije el otro día,olé tus narices en ponerte con el inglés y a estudiar. Qué valiente (y qué sensato).

    Nos vemos en un rato…

    Abrazo,

    J.

  14. Siento q estéis en esta situación. La vida es un constante cambio. Tal vez aún no habíais agotado el ciclo y eso es lo q más rabia da. Toca hacer el duelo y reinventarse una vez más.. enhorabuena por el equipazo y energía para el futuro. Tu madre me recuerda a la fallera mayor del 2016.. q nos contó q iba rasuradita, cuando le preguntaron por su “inglés”..

    • Jajaja. Gracias, Irene. Qué bueno. Las misses son un filón… Respecto a lo del programa, hay que ponerse ya a mirar a otro lado a ver si encontramos pronto tierra… Un abrazo

  15. A mí también me encanta todo lo que cuentas de tus padres pero me cuesta mucho estar de buen humor viendo las burradas que se siguen haciendo en España y ahora desde TVE. Un programa súper necesario, barato y con alta audiencia ¿Qué razón os han dado para acabar con el?
    ¿Cómo puede ser que tengamos tan malos políticos y gestores en las instituciones públicas teniendo tantos buenísimos profesionales como vosotros? Cada día entiendo menos…y me cuesta mucho de verdad ser positiva y pensar que “Dios proveerá” porque en este caso Dios había proveído un programa como el vuestro, triunfó, y va uno que no se sabe ni cómo ni por qué, y se lo carga. Ojalá me venga el buen humor y la esperanza en algún momento…

    • Gracias, Jimena. es, como dices, para cabrearse porque, para justificar que nos quitan, no nos han dado muchas razones. “Creemos que el programa está agotado” “No le vemos mucho recorrido” “Ha alcanzado su techo”. En fin. Como nos sustituyen por otro formato de seguridad vial, al menos se quedan con la conciencia tranquila porque la tele pública sigue haciendo divulgación. Un beso

  16. CARLOS , eres genial genial. Yo con tus cabras me troncho y por lo que escribes debe ser cosa de familia. Darle al inglés no es ninguna tontería , hay que seguir mejorando y aprendiendo . Yo soy fan de Vaughan, y lo tengo en la radio tol día.
    Un abrazo de una fan total .

  17. Carlos, me ha encantado esta Cabra. Hay tantas cosas profundas y bonitas en ella. Os deseo a ti y al equipo toda la suerte que os merecéis. Dale un beso de mi parte a tu madre… y que nos tomemos pronto unas tónicas waters con ginebra juntos!

    • Gracias, Domi! Jaja. Cuenta con esos gintonics y le daré tu beso a mi madre. Dale tú otro a la
      tuya y al resto de la familia.

  18. Gracias por tu ejemplo y saber estar, Carlos, en estos momentos tan complicados, y gracias por compartirlo.
    De verdad deseo que pronto se materialice un nuevo proyecto y se haga efectivo lo que siempre decía tu padre, “Dios proveerá”, que también mi padre repetía como bien sabes.
    Y mucho ánimo a todo tu equipo; sin duda asumir este tipo de situaciones es difícil, pero se sale adelante, ¡¡seguro!!
    ¡¡¡Fuerte abrazo!!!

  19. ¡Mucho ánimo Carlos! No tengo ninguna duda de que saldrás adelante. A mi no me das pena, sólo ejemplo y mucho positivismo. Gracias por compartir tu momento vital con todos.

    La anécdota de tu madre es buenísima, tanto como ella.

    Un fuerte abrazo.

  20. Genial esta cabra Chiflis…muy de acuerdo , como sabes he visto marchar a tantos por esta puerta y con tan pocos motivos…y muy “propia” tu madre, tanto como para exclamar “viva la madre que te parió”.
    Pero el recuerdo a Jesús ha sido entrañable para mi…veo con mis ojos lo que relatas . Porque le conocía muy bién , y porque escribes de maravilla . A ver si vuelves por aquí! beso enorme , Koké

    • Gracias, Koké! Me alegro de que te haya gustado esta Cabra tan sentida. El otro día vi tu recuerdo a los 28 años desde que arrancamos en Antena 3. Qué bien lo pasamos. A mí me encantaría volver, pero no sé yo si algunos me iban a recibir tan bien como tú… 😉 Un beso gordo.

  21. Que buena Cabra Carlos!! Siento mucho lo de tu programa. Espero q el arbolito de tu oficina siga creciendo y que dure poco la incertidumbre. Un beso enorme

    • Gracias, María. Espero que todo vaya bien por Miami, Ahí estamos; a ver si vuelve a dar nueces en otoño. O si puede ser un poco antes, mejor… 😉 Un beso gordo para toda la familia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *