VALLE DE LA CONCORDIA

No sé si estamos para reconciliarnos. Lo que ha pasado en España en los últimos meses, desde que el PSOE llegó al gobierno tras la moción de censura, ha ido encabronando todavía más un clima político que ya empezaba a ser difícilmente respirable.

Hay que reconocer que la manifiesta debilidad del gobierno de Sánchez es un caramelo para los que hoy están en la oposición, pero también hay que reconocer que Sánchez y sus ministras y ministros se lo están poniendo a huevo a sus enemigos. Las dos primeras dimisiones ministeriales generaron convulsión y echaron por tierra la imagen de gobierno de la gente, de la regeneración, que quería transmitir Sánchez en esos días felices en los que se le notaba siempre como a punto de tener un orgasmo. Hoy todavía mantiene esa cara de profundo placer, sobre todo en las reuniones internacionales y cuando recibe a dirigentes de otros países a los que toca mucho más de lo que indica el protocolo, pero ya se le va notando el rictus de la Moncloa. Lo de Máxim y lo de Montón le empezaron a agriar el Camelot, pero lo de su Tesis, primero, y lo de la Ministra Delgado, después, le están sacando una cara de mala leche que no se le veía desde aquel día en el que tuvo de salir de Ferraz por la puerta de atrás.

No es fácil que hoy encontremos puntos de consenso. El PSOE no entiende que PP y Ciudadanos no acepten que es legítimo que Sánchez esté en el gobierno tras conseguir más que holgadamente los 176 votos necesarios para su investidura. PP y Ciudadanos tampoco entienden que el PSOE no acepte que igual de democrático que fue la moción de censura es el hecho de que el Senado mantenga una mayoría absoluta del PP o la constatación de que en la Mesa del Congreso manda la oposición. Y en esos estupores de ambos bandos vamos perdiendo tiempo y energía mientras la ciudadanía no sabe muy bien a qué atenerse. La prueba es que, en las primeras encuestas tras la moción de censura, el PSOE pega un subidón que no se lo creen ni los más optimistas de Ferraz. Yo estoy seguro de que todas las mierdas que están saliendo estarán haciendo que baje el soufflé, pero lo cierto es que Sánchez cree que, con un año y pico más en Moncloa podrá ir a las elecciones de 2020 con garantías de mantenerse en el gobierno.

Pero yendo a lo que iba en el título de la Cabra, no creo que este sea el momento de reclamar consenso, concordia y espíritu de reconciliación a nuestros políticos. Yo considero que, salvo gentes con una implicación muy personal en el asunto, la mayor parte de las personas con las que hablo opinan que un Dictador no debe tener un mausoleo como es, lo queramos reconocer o no, la tumba de Franco en el Valle de los Caídos. Ahí ha estado durante más de 40 años, pero es ciertamente extraño que un dictador cuente con un lugar grandioso para la peregrinación de sus partidarios.

Claro que tampoco entiendo la manera en la que Pedro Sánchez habló del tema en su primera entrevista como primer ministro en TVE. Dijo entonces que él, aparte de retirar de ahí los restos de Franco, quería convertir el Valle en un memorial para las víctimas del Fascismo. Y ahí es donde creo que empieza el error. Lo que precisamente separa hoy a muchas personas al hablar del tema es el empeño actual de seguir convirtiendo la Guerra Civil en una historia de malos y buenos. Y en esa lectura de la Guerra los malos eran, por supuesto, los del bando golpista y, los buenos, los del bando de la República, que era el gobierno legítimamente constituido. Cuando yo creo que el número de hijoputas y de burradas y de pasarse el Estado de Derecho por el arco del triunfo fue análogo en ambos bandos. De hecho, en el bando de la República tuvo una importancia capital el Partido Comunista y, en todo lo que pasaba, tuvo una influencia determinante la URSS, que no es que fuera un modelo de democracia.

Pero ¿ve alguien posible que se haga en España un monumento de homenaje a las víctimas del fascismo y del comunismo? Yo no porque, a pesar de todo lo que se vio en el siglo XX y de lo visto en lo que llevamos del XXI, sigue teniendo mucha mejor imagen el comunismo que el fascismo aunque las cifras de muertos, exiliados, reprimidos y torturados de ambas ideologías pudieran acabar en un tenebroso empate técnico.

Por eso yo buscaría, si es que se puede, convertir el Valle de los Caídos en un monumento a la Concordia. O, en todo caso, para que no se me molesten fascistas ni comunistas, en un monumento a las víctimas del fanatismo o de la intolerancia, que viene a ser casi lo mismo.

En fin. Para que pasase esto deberíamos tener más políticos con Grandeza y no parece que este sea nuestro mejor momento. Y no hablo de Grandeza por la parte Noble, que esos de la aristocracia tendrán la sangre azulada pero les puedo asegurar que sus cuescos huelen igual que los de los arrabales. El otro día salí con prisa de un evento y, en la caja automática del Parking, veo que está un Grande de España hablando por teléfono. No diré nombres, pero, cuando llegué a su altura olía a pedo descomunal. Y sufrí el síndrome del ascensor del que ya hablé en una Cabra*. El noble, mientras yo metía a toda prisa el ticket y la tarjeta y esperaba el recibo, se apartó unos metros y me dejó allí, pagando, con el resto de su gas intestinal invadiéndolo todo. Por suerte no vino nadie. Terminé de pagar y, cuando salí hacia mi coche, aliviado, me despedí de él diciéndole. “Oye; te has dejado un cuesco en la caja”. Juraría que le oí decirme algo, pero entre mi sordera y el ruido ambiental no sé si se cagó en mis muelas o me dijo aquello tan común de “no es mío”.

 

* Ver “Un pedo en el ascensor”

13 pensamientos en “VALLE DE LA CONCORDIA

  1. Estamos en la época de las redes sociales y nuestros políticos no gestionan, simplemente hacen gestos. Sánchez quiere hacer un gesto desmontando el mausoleo, pero no le pidas que se parta la cara con unos y con otros para hacer un monumento a la concordia o a la paz o a las víctimas todas. No lo va a hacer. Hará una chapuza. Y el siguiente, del lado contrario, hará la suya. Y así seguiremos, con la casa sin barrer. Pero mira, aunque me pese y la mierda no quepa debajo de las alfombras, me alegro de que saquen de ahí a ese señor. Algo es algo. Lo malo es que siempre nos quedamos con el algo a medias y no rematamos la faena. Yo sigo teniendo mis esperanzas en el municipalismo y en las alcaldesas del cambio, que esas sí que cogen los toros por los cuernos y algo de cultura política irán sembrando en nuestros retoños. Ya puede usted discrepar.

    • Antes de que discrepe él, discrepo yo. Lo de las alcaldesas del cambio……….depende. Creo que en Barcelona no están muy contentos, y no es para estarlo. Y aquí en Madrid, tampoco es que “miccionen” agua bendita, tienen de todo, como todos.

    • Gracias, Josesain. No creas que discrepamos tanto. No es que yo vaya a ser votante de Carmena, pero creo que tiene cosas buenas que haya pasado por la alcaldía. Otra cosa es que el principal partido que le apoya (Podemos) y su filocomunismo, me parezca poco democrático y que estoy seguro de que, si llegaran a gobernar España recortarían libertades. Respecto a lo demás; estamos de acuerdo. Que saquen de ahí a Franco. Entiendo que la familia y los partidarios estén que trinan, pero, verdaderamente es tremendo que siga ahí de ese modo. LO malo, como dices, es que lo van a hacer a medias. Si lo hacen. Un abrazo

    • Que lo saquen que NUNCA quiso que le enterraran ahi, ni la familia. Fue cosa del REY JUAN CARLOS, pero como digo……que saquen a “…ese Señor” y pongan a los de la fosa comun de Paracuellos.
      Gracias a “ese Señor” tuvimos la infancia que tuvimos, si hubiera sido el comunismo, nos estariamos comiendo los mocos.

  2. Querido, eres un cachondo, lo que se suele decir es lo del chiste, “…el próximo pedo de la señora Condesa corre de mi parte”, y tu vas y lo dejas en evidencia, pues claro, se enfada.
    Y con respecto a lo de la concordia, pues depende de cómo te lo hayan contado en tu casa y lo hayas mamado, y en eso a nosotros creo que fue bastante ecuánime el relato.
    Pero desde luego, lo que no se puede pretender es que, ahora, los buenos buenísimos fueran unos y los malos los otros.
    Para “alejarlo” de España yo suelo utilizar el símil de Chile. Que Pinochet era un gran HdP, no tengo la menor duda, pero eso no hace a Allende una hermanita de la Caridad, y teníamos un vecino que tuvo que salir huyendo de allí gracias a este “demócrata”. En fin, lo que decía Armando, “todo según coló, tristá ze mira”

    • Gracias, minmano. No sé si es un buen ejemplo lo de Chile y tampoco me conozco tan bien la historia como para comparar. No sé, francamente, si Allende era un cabrón análogo a Pinochet. Sé de muchos amigos que salieron por piernas de Chile con Allende, pero que temblaban también con Pinochet. En fin. En lo nuestro, desde luego, sí sabemos que se hicieron las mismas burradas en un bando que en el otro, lo que pasa que uno de los bandos se quedó 40 años dando por saco a los del otro e impidiendo que en España se escuchara otra voz que no fuera la de los vencedores. Besos

  3. Mi abuelo estuvo en la guerra de África, en la Revolución de Asturias, en los Maquis del Pirineo, en la Guerra Civil, en la División Azul y tuve el gusto de vivir con él y de que me contara muchas cosas. Le movía la idea de una España unida y luchar contra el comunismo que anulaba a la persona (el tiempo le ha dado la razón en cuanto al Comunismo). Puedo estar de acuerdo en que un Dictador no se merece un mausoleo en un lugar público pero que estén yendo hacia atrás continuamente con la Memoria Histórica y todo lo que han hecho…no puedo con ello, somos el resultado de nuestra historia y tiene que estar presente en la sociedad para ver qué no hay que repetir…si vas a Roma verás monumentos de los Emperadores…que no eran otra cosa que Dictadores y ahí están, no pasa nada y nadie se escandaliza. Los republicanos perdieron la guerra y la quieren ganar en los despachos…cuando pierdo a algo, agacho la cabeza, sufro las mofas del contrincante y le felicito por haber sido mejor…y a otra cosa mariposa.

    • Gracias, Tipi. El problema, como tantas veces y en tantos países es que esos que ganan la Guerra, o la Revolución, o imponen un cambio en un golpe de Estado, jamás hacen el cambio y se van. Se quedan, toman el poder absoluto y acaban aplastando no sólo a los que no opinan como ellos, sino también a los que opinan como ellos, pero no les hacen constantemente la pelota. Y de ahí deriva todo lo demás. El comunismo anula a la persona y el fascismo también, por eso no entiendo hacer distingos entre las víctimas de una sinrazón y las de la otra. Un abrazo.

  4. , los del bando de la República, que era el gobierno legítimamente constituido. Cuando yo creo que el número de hijoputas y de burradas y de pasarse el Estado de Derecho por el arco del triunfo fue análogo en ambos bandos. De hecho, en el bando de la República tuvo una importancia capital el Partido Comunista y, en todo lo que pasaba, tuvo una influencia determinante la URSS, que no es que fuera un modelo de democracia………
    “GOBIERNO legititamente Constituido”?….la II Republica? ……lo flipo. Minmano….
    No sera por las ELECCIONES Democráticas que ganaron!!! Y solo hay que ver la historia…..el linchamiento que hubo del 34 al 36,y ya exploto todo en dl 36.

    Estos Socialistas (que lo del 34 al 36, no eran comunistas, eran SOCILISTAS, masacraban a diestro y siniestro. Per eso jamas entrara en la mierda de ley de Memoria historica del tontolculo de ZP.
    En Fin……

    • Gracias, Pablo. Precisamente el tono en el que contestas es el que deja claro que esto es imposible. Y no tiene sentido hacer política ficción. Quizás si hubiera ganado el ejército republicano no habría habido una dictadura comunista. O quizás si Franco hubiera vuelto a poner al Rey Don Juan (que era supuestamente el compromiso), no habríamos tenido 40 años de dictadura fascista. Y tú y yo tuvimos una infancia muy feliz, pero había otros cientos de miles de niños y adultos que no podían decir lo mismo. Pero, insisto, es política ficción. Deberías hablar con mi suegro que, por cierto, perdió a su padre en Paracuellos y tiene mucha menos mala leche en el cuerpo que otros que tienen/tenéis menos motivos para el rencor. La República, nos guste o no, era el gobierno legítimo, por mucho que hubiera cosas reprobables en aquellos gobiernos. Y respecto a los comunistas, yo hablo de la época de la Guerra, que es cuando la URSS y los comunistas (y los anarquistas y otros) influyeron y mucho en el mando del bando republicano. Y apruebo tu comentario como gestor del blog, aunque no esté de acuerdo con el tono y con lo grueso de algunas partes de tu discurso. Pero aquí se trata de hablar y escribir en libertad, y así lo haces.

      • Si no es rencor, que me conoces y no es Rencor, pero que no quieran tomarbos por idiotas con la Memoria historica, con lo que sabemos ocurrio en Malaga emtre el 34 y 36….historias reales de la familia.
        Pero eso no es memoria historica…..Venga…..!

        • Ya. Pero también hay que recordar lo que pasó en Málaga entre el 37 y el 75, pero, sobre todo, entre el 37 y el 40, que fue la misma escabechina que habían hecho los anteriores, pero en sentido inverso. Yo creo que hay que bajar el pistón y buscar que quien quiera enterrar a sus muertos pueda hacerlo. El único problema para mí de la Ley de Memoria Histórica es que da por hecho que hay buenos y malos y ha abierto rencores que parecían olvidados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *