DENSE UNA VUELTA

No sé cuántos de ustedes han estado en la exposición sobre Auschwitz del Canal de Isabel II en Madrid. Hicimos ese plan familiar durante estas Navidades y creo que todos deberíamos pasar por esas salas y vivir con intensidad las 3 horas o 3 horas y media que dura el recorrido. Todo impresiona mucho; el análisis del por qué de la llegada de los nazis, el estudio de los que se convirtieron en sus víctimas, los testimonios sobre los primeros años de la persecución y la congoja de ver cómo toda aquella locura iba derivando hacia un drama inaceptable a partir de 1939.

Hubo dos cosas concretas que me dejaron varios días jodido; la primera, ir mirando las caras de todos los que estábamos allí. Me ha pasado pocas veces tener la sensación de que todo el mundo estaba con el mismo nivel de dolor y de sobrecogimiento y de no entender que el ser humano pueda llegar a ese grado de abyección. Quizás cuando el asesinato de Miguel Ángel Blanco o cuando el 11-M. La otra fue comprobar que los asesinos y sus víctimas eran personas normales. Como usted y como yo. Hoy parece que los nazis fueran unos monstruos que vinieron de otro planeta y echaron un veneno en la comida de algunos alemanes para cambiarles la voluntad, pero que, realmente, el pueblo alemán de verdad, no tuvo nada que ver con el espanto. Y no. Aquellos desalmados eran cualquiera de nosotros. Y sus víctimas, también. Los pasillos finales de la exposición emocionan horriblemente y lo que se muestran son, simplemente, fotos de familias normales, haciendo cosas normales, en los años normales anteriores a la profunda anormalidad del nazismo.

Evidentemente no quiero yo comparar a los líderes de los dos partidos populistas españoles, Pablo Iglesias y Santiago Abascal, con Stalin y con Hitler, por poner dos ejemplos de populistas hijos de puta aniquiladores de los que no eran como ellos. Pero sí creo que les vendría bien darse una vuelta por la exposición, porque en los discursos de los líderes de Podemos y Vox se adivinan muchas de las cosas que decían los caudillos bolcheviques y nazis en sus discursos encendidos en el primer tercio del Siglo XX. La suerte para nuestra democracia es que hoy no tenemos, ni mucho menos, la situación económica y social de la Rusia de 1917, ni de la Alemania de 1929, pero sí hay mucha gente pasándolo mal y recibiendo con los brazos abiertos discursos excluyentes en los que los malos no son los judíos, sino los inmigrantes, ni los propietarios de la tierra, sino los de la casta, o los españoles. Porque ese discurso populista también cuajó en Cataluña y hoy, para muchos catalanes, los españoles somos unos explotadores, malas personas y, aquellos que se creen las arengas delirantes de Torra o de Mas, nos consideran unos seres inferiores o unos vagos que chupamos de la teta catalana mientras ellos se desangran.

Y probablemente muchos de los partidarios de Podemos, de Vox o del independentismo catalán me digan que esos líderes tengan todo el derecho a hacer esos discursos encendidos que buscan el intestino del votante cabreado. No lo niego; el problema es que, cuando haces esos discursos, sabes cómo los has lanzado tú. Sabes que tú quizás has encendido una pequeña fogata, pero nunca cuentas con que puede haber decenas, cientos o miles que entienden que lo que para ti es una fogata, debe ser una hoguera y que, ya puestos, por qué no quemamos un edificio. Y así han sucedido cosas que, lógicamente, ninguno de estos líderes asumen como suyas. Pero hemos asistido en las últimas semanas a intentos de linchamientos de un asesino violador en Huelva o de unos ladrones rumanos en Sevilla. ¿Ha pedido alguna vez Vox el linchamiento de los violadores o inmigrantes que delinquen? Rotundamente no. Pero cuando en tus discursos con la vena hinchada hablas de violadores en libertad o de inmigrantes que delinquen sin que se les eche, o de la casta que se enriquece mientras hay desahucios, el problema no es lo que tú dices, sino cómo recibe ese mensaje la masa. Y si, encima, esas arengas rumiadas cuentan con un apoyo electoral como el de Podemos en varios de los últimos comicios o como el de Vox en las últimas andaluzas, pues esa masa puede sentirse legitimada para tomarse la justicia por su mano en intentos de linchamiento, en escraches más o menos violentos contra miembros de la casta elitista, o en enfrentamientos contra los hideputas españolistas que provocan poniendo banderas españolas o quitando lazos amarillos.

Pues eso; que Iglesias, Abascal o Torra, o sus votantes, se den una vuelta por la exposición de Auschwitz, que quizás se les desinflame la vena, aunque eso les suponga perder votos. De hecho, desde que Pablo Iglesias se está “acastizando” con el peaso chalé y con su discurso cada vez más socialdemócrata, está empezando a bajar su soufflé.

Y, si me lo permiten, voy a acabar con un réquiem por unos compañeros que, si nada lo remedia, se van a quedar sin trabajo. Y esto, siendo un problema gordo, no es, para mí, lo peor. Hablo de la inminente desaparición de los informativos de Cuatro. Creo que es una noticia muy triste para todos los españoles. Para los que veían Cuatro y para los que no. La desaparición de un medio informativo es solo una buena noticia para aquellos poderosos que prefieren que nadie les moleste. Para todos los demás estos deben ser unos días de luto. Aunque seamos críticos y pensemos que los informativos de televisión, en los últimos años, se han convertido en un Impacto TV con tres o cuatro políticos hablando al comienzo, es mejor tener esas ventanas de información abiertas y no cerradas.

Así que, con tristeza, mando desde aquí todo mi apoyo a esos compañeros, un abrazo especial para mi amigo Roberto Arce y mi pésame a los espectadores de las noticias de Cuatro que, cuando se apaguen las cámaras de esos platós, serán algo menos libres.

 

 

18 comentarios en “DENSE UNA VUELTA

  1. No he visto las arengas de Vox; pero sí he visto a sus dirigentes en la radio. Y me he leído el programa que tienen en la web y quitando varias cosas que no comparto, me parece que es de un sentido común aplastante y que mucha gente comparte.
    No he ido a un mitin de Podemos; pero sí he visto los resúmenes de sus dirigentes en la TV y también intervenciones en la radio y ¡qué quieres que te diga!
    Creo que con la dictadura comunista no vamos a ninguna parte; bueno sí a una, a Venezuela, de cuya sombra Pablo Iglesias ya se está intentando alejar porque quita votos.
    En mi opinión ahora hay partidos que quieren cargarse España, luego extrema izquierda (Podemos y sectores del PSOE), Izquierda (sectores del PSOE y Ciudadanos), Centro (Ciudadanos depende dónde y PP) y Derecha (VOX).
    Todo el rollo que nos sueltan de extrema derecha yo no me lo creo, perdona.

    • Gracias, Andrés. Yo sí he visto esas arengas y te garantizo que tendían a inflamar las venas igual que los discursos de los de Podemos. Y me he leído tanto el programa de Vox como tooooodos los de Podemos desde hace ya unos años. Y hay muchas cosas de ambos discursos que me gustan y que suscribo, pero creo que hay cosas de esos mismos discursos que no nos molestan porque no hablan de nosotros. Si yo fuese inmigrante, me tocarían profundamente los cojones los discursos de VOX. Y si fuese mujer maltratada, también. Y si fuese mujer y sintiese que mi situación laboral o económica es injusta por el hecho de ser mujer, me jodería que VOX dijera que va a acabar con las políticas de paridad. O, si el cadáver de mi abuelo estuviese perdido en una cuneta de alguna carretera, querría una Ley que me permitiera darle una sepultura digna. Y claro que pienso que la LEy de Violencia de género tiene muchas cosas malas (como la eliminación de la presunción de inocencia del hombre). Y claro que me parece mal que haya un exceso de inmigración que es difícil que acojamos. Pero estoy seguro de que en sus países de origen tienen aún más jodida la supervivencia y, si tengo que elegir, estoy con el inmigrante. Y claro que me parece absurda la ficción de que tooooodos los republicanos eran gente encantadora y demócrata y no entiendo que se les quiten calles a unos y se les den a otros que fueron igual de hijos de puta durante la guerra y pre-guerra. Pero me parece bien que se intente reparar a aquellas familias que siguen sin saber dónde están sus abuelos (y te lo digo yo, que el abuelo de mi mujer desapareció en Paracuellos). Y claro que preferiría que no hubiera cuotas, pero también creo que a mi mujer, si no fuera mujer y madre de 3 hijos le habría ido mucho mejor en su carrera profesional en la multinacional americana en la que trabajó (Y eso que eran ejemplares en muchas políoticas de diversidad). Y creo que es bueno que haya políticas feministas. En fin. Por ponerte 3 ó 4 ejemplos de discursos encendidos de VOX que creo que en mi opinión generan inflamaciones de venas. Un abrazo.

  2. Queridísimo Carlos: esta vez no estoy nada de acuerdo con tu artículo. Metes en el mismo saco a Podemos, Vox y Torra¡¡¡¡ El populismo es una filosofía política que promueve los derechos y el poder del pueblo en su lucha contra una élite privilegiada (esto es lo que ha hecho Podemos y cuando ha sido élite se le ha visto el plumero…). Estoy totalmente de acuerdo con Andrés Ríos en el anterior comentario.
    Me he leído el Programa de Vox entero y, salvo un par de puntos, el resto lo comparto plenamente. Creo que hay un pelín de demagogia en algunos argumentos de tu artículo…de Hitler y Stalin a Vox cuando todavía no ha hecho nada y lo único que defiende es de sentido común (por lo menos para mí). Haz el ejercicio de leer el resumen de su programa que son 10 propuestas y dime cuál de ellas no firmarías…
    Un fuerte abrazo y siempre agradecido.

    • Gracias, querido Tipi. Como le comentaba a Andrés, les meto en el mismo saco porque, a nosotros, Torra y Podemos nos tocan los cojones porque somos españoles, empresarios o ejecutivos, tenemos unas rentas altas, somos católicos… VOX nos toca menos las bowlings porque no hablan de nosotros. Ni somos inmigrantes, ni delincuentes, ni mujeres maltratadas, ni mujeres trabajadoras con unas condiciones peores que las de sus compañeros varones. Por decir 4 ejemplos. Y respecto a la inmigración a mí me soprende que un partido que se considera cristiano incida tanto en los que vienen buscando una vida mejor. Si tú, tu mujer y tus niños vivierais en un país podrido, en guerra, pasando hambre, ¿no harías lo posible por sacar a tu famnilia de ahí como fuera? ¿Y no harías lo posible por entrar, por ejemplo, en España de manera ilegal para buscarte la vida? Pues yo, si tengo que elegir, estoy por tratar de la mejor manera posible a esos que vienen desesperados. Creo que es lo cristiano. Y no voy de Peter Pan. Es que creo que hay que tomar una posición y yo prefiero estar con ellos que contra ellos. Y ya sé que VOX habla principalmente de los que delinquen, pero, al final, están en el saco también los que no han entrado legalmente y esa masa acaba confundiendo. Por eso yo creo que hay que acogerlos de la mejor manera posible. Y claro que me gustan muchas cosas del programa de VOX, como del de Podemos. El problema es que las cosas que no me gustan son las que harán que JAMÁS les dé mi voto. Un abrazo

      • Sí Carlos, esos son los comentarios de VOX que no me gustan; pero por otro lado tengo un mexicano, licenciado, con formación, con experiencia internacional y que me está costando muchísimo meterlo a trabajar en mi empresa porque no dan papeles. A cambio los del Open Arms entran.
        Yo prefiero esa inmigración cualificada; pero no importa también soy capaz de asumir la otra; pero con políticas claras, planteando el tema en Europa con sentido y buscando que todo el mundo apechugue. Francia por contra nos los está devolviendo por la frontera.
        Creo que nuestro país tiene un futuro complicado y nuestro problema se llama pirámide poblacional por un lado y gente que pueda contribuir realmente. Vendiendo en la manta hay poca contribución, masacrando a impuestos hay poca contribución, no dando apoyos para empresas, etc.Eso es lo que hace la Extrema Izquierda además de otras cosas. Meter a determinados miembros del PSOE que comen con etarras, pactan con separatistas en la extrema izquierda me parece razonable.
        Como mi problema es que pago 200 nóminas todos los meses, creo que debo posicionarme en el extremo opuesto a paniaguados y mantenidos que pululan por ahí. Cada día que pasa la legislación nos lo pone peor a los empresarios. Es de puro chiste
        Abrazos

        • Gracias, Andrés. Si, en muchas cosas, estamos de acuerdo. En otras, no. Pero esa es la salsa de la vida. Por supuesto que me parecen malas las políticas fiscales confiscatorias y, como tú, llevo años pasándolas canutas para poder pagar nóminas, impuestos y para ir superando las muy diversas burocracias a las que nos enfrentamos los empresarios. Por otro lado, lo que pasa es que no solo están los licenciados y los del Open Arms o el top-manta. Hay un montón de gente que puede ser mano de obra útil para el país y que llegan de manera ilegal sin ninguna intención de delinquir. Un abrazo

  3. Los nazismos y comunismos nacen cuando los políticos “decentes” dejan de trabajar por el bien común y lo hacen por el suyo propio. Los Podemos y los VOX son hijos de la impunidad del PP y el PSOE robando a manos llenas de la caja común. Igual que los nazis surgieron como respuesta a una banca (mayoritariamente judía) que les llevó a calentarse con billetes sin valor. Y una vez encendida la mecha, la gente ya no distingue entre los verdaderos culpables (a los que habría que castigar sin piedad) y “sus iguales”. Como hijos de puta los hay de todos los colores, basta generalizar sus fechorías (de “los rojos”, los “españoles”, los “islamistas”, o los “machistas”, por poner ejemplos evidentes) para que acabemos a tiros.

    Yo ya no tengo ninguna esperanza en que no se repita el siglo XX. Saldré por patas y veré a los estupidos de distintos colores aplastarse mutuamente. Se lo ha rán ganado a pulso. Valga la redundancia ( por lo de ganado…)

    En cuanto a la Cuatro, tampoco se si sentirlo. Me siento huerfano de informacion desde hace años. Los informativos, desde los estatales y provinciales a la Secta de Roures o cualquier otro (no encuwntro apenas excepciones) no son mas que corta/pegas de las manipulaciones de los politburós afines, adoctrinamiento sin analisis, anecdotarios y sucesos macabros.

    El mundo está pasando por una de las mayores crisis de su historia, y en la tele solo se habla de estupideces provincianas, racistas, sexistas o sexuales. Sin el menor criterio.

    Cuando la informacion es solo ruido, prefiero el silencio. Que es otra forma de saltar al vacío, pero al menos menos molesta….

    • Gracias, Joserra. Joder. Yo, seré un ingenuo, pero sigo teniendo esperanza. No tanto porque confíe en el ser humano (que está claro que somos poco de fiar), sino porque la situación social, economica, geo-política… es afortunadamente, muy diferente a la de 1920, al menos en nuestro mundo. No sé qué pasará el día en el que Asia y África acaben de despertarse. Respecto al periodismo, estoy de acuerdo contigo en que somos muy mejorables, pero creo que sean del color que sean, sean de la línea editorial que sean, es necesario que haya elementos de control. Y, aunque nos puedan parecer una cosa u otra, los de noticias Cuatro eran un elemento de control que va a desaparecer. Y a mí me parece triste. Un abrazo

  4. Leo el post… y los comentarios. Si el PSOE es la ultraizquierda, el PP es el centro y VOX es la derecha moderada, yo debo ser UNABOMBER o un terrorista. Cuidadito conmigo, que muerdo. Me parto, lo que hay que leer.

    La exposición de marras de es de visita obligada. De hecho ya han pasado por allí más de medio millón de personas y han prorrogado 3 veces. Todo el mundo debería verla. A mí también me impresionaron las películas familiares. Y otra cosa: los experimentos y los programas de aniquilación del diferente (homosexuales, discapacitados psíquicos o sensoriales, gitanos) que sirvieron para perfeccionar las cámaras de gas. Terribles las cartas de niños pidiendo a sus padres que les sacaran de aquella residencia porque todos los días desaparecían pacientes…

    Yo sigo sin entender bien la definición de populismo. ¿solo los populistas los extremistas? ¿extremistas de qué? para mí es tan populista Felipe González prometiendo 800.000 puestos de trabajo como Aznar diciendo que había armas de destrucción masiva o Rajoy diciendo que no era un rescate sino un préstamo y que el estado lo iba a recuperar.

    Cualquier político que hace una campaña electoral es un populista, el sistema representativo actual es populista, no se basa en la información, la razón y la empatía sino en la manipulación y la mentira. Técnicas de marketing de guerrilla y/o directamente guerra sucia.

    A mí no me parece un extremista el de VOX como no me lo parece el de PODEMOS. Me pueden parecer más o menos idiotas y puedo comulgar mucho o nada con sus ideas. Me representan tan poco como los otros, los “no extremistas”. Y lo que creo desde luego es que les estáis haciendo un juego que les viene DPM.

    Y lo de noticias cutro, una pena.

    • Gracias, Josesain. Para mí el populismo no define tanto si estás o no en un extremo. Para mi el populista es el que excita sentimientos viscerales en sus votantes. Para mí los 800.000 empleos de Felipe, las armas químicas de Aznar, la Champions League de ZP o el rescate de Rajoy son, sencillamente, mentiras. Demagogia. El populismo no tiene ni siquiera por qué basarse en mentiras. Pueden ser medias verdades que, dichas en determinados tonos, en determinados momentos, en determinados lugares, encienden determinadas hogueras. Y, muchas veces, una vez encendidas esas hogueras, no hay Dios que las apague. En fin. Un abrazo.

  5. Por eso hay alguna cosa con la que no estoy de acuerdo…aún así, si miras desde una perspectiva cristiana el tema, que me parece fenómeno, JAMÁS (jajajajajajaja) podrás votar a Podemos, al PSOE, a Ciudadanos o al PP que son proabortistas o se esconden cuando sale el tema. Rivera, defiende el aborto libre…
    En cuanto a la inmigración, de acuerdo con Andrés nuevamente.
    Abrazos.

    • Gracias, Tipi. Lo de la perspectiva cristiana ya sabes que es muy opinable. O a mí, al menos, me lo parece. Yo no creo que se me pueda calificar como proabortista, pero desde luego no se me puede calificar como antiabortista. Creo que está bien que haya una ley que regule la interrupción del embarazo. Yo creo que no habría abortado nunca, pero creo que, en determinadas circunstancias y, para personas con unas creencias diferentes a las mías, debe haber una ley que proteja a las mujeres que deciden no seguir adelante con un embarazo, sea cual sea el motivo que les hace tomar esa durísima decisión. Un abrazo.

  6. ¡Feliz Año Carlos!. Es la primera vez que me meto en La Cabra en 2019, de ahí mi felicitación.
    Cualquier tema de los que sueles tratar tiene mil matices y es motivo de conversarciones y diálogos largos. En esta ocasión, reunes tantas ideas diferentes que hablar de cada una de ellas me llevaría mucha escritura. Sí te puedo decir que, a través de tu escrito, mueves conciencias e invitas a la reflexión. Por ello, además de regalarnos tu opinión, nos das la oportunidad de dedicar un tiempo a pensar en cuestiones que son importantes y, en ocasiones, las tenemos abandonadas por la vorágine diaria.
    Gracias Carlos.
    Un abrazo.
    Manolo.

    • Gracias, Manolo. Feliz año también para ti y para toda tu familia. Me alegro de que te parezca un buen foro esta Cabra. A mí me hace mucha ilusión verte por aquí. Un abrazo.

  7. Muchas gracias Carlos. Estupendo artículo.
    Y muy bueno tambien el dialogo posterior de “pros y conts” de los “tertulianos” del blog.
    Lo mejor, de acuerdo con Manuel, que “mueves conciencias e invitas a la reflexión”. Conmigo lo has conseguido.
    De acuerdo también que los puntos extremos, utópicos y anticristianos de VOX y Podemos me obligan a no votarles. Mi problema, hoy, es que tampoco estoy muy seguro a qué otro partido votaría.
    Un abrazo

    • Gracias, Ignacio. Me alegro de que la Cabra te sirva para algo. Y, en el tema del voto, estamos muy parejos… Tengo claro a quiénes no, pero me cuesta saber a quién sí. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *