EL INODORO

Últimamente, siempre que voy a hacer de vientre, me acuerdo de Pedro Sánchez. Y que no piense nadie en ningún tipo de perversión escatológica, ni en que tenga yo una acusada tendencia a defecarme en nuestro presidente del gobierno. No. Sencillamente es porque creo que Pedro Sánchez tiene la misma dificultad para llamar a las cosas por su nombre que aquel que decidió llamar “inodoro” al retrete.

Porque, vamos, no se me ha ocurrido nunca acercarme a oler una taza de váter, pero apostaría mi patrimonio a que, inodora, no es. No me quiero poner grueso, pero, igual que nadie puede decir que un retrete sea inodoro, nadie debería defender como normal que el presidente del gobierno de España se siente a negociar no se sabe qué cosas con una parte del Parlament de Catalunya, con la presencia de no se sabe qué personaje, no se sabe con qué fin. ¿Un relator? ¿Un notario? ¿Un intermediador? ¿Van a cerrar alguna negociación importante para España? ¿O para Cataluña? ¿Puede negociar nada trascendental para el Estado un gobierno español con una mayoría basada en 84 diputados y apoyos frágiles y fragmentados sin contar con la oposición? ¿Puede negociar nada trascendental para Cataluña un gobierno catalán sin la participación de la fuerza más votada en esa comunidad?

La sensación que transmiten Sánchez y su gobierno, casi desde su llegada a Moncloa, es que se han montado en un barco y lo único que tienen claro es que mola estar en la nave y que hay que mantenerse a bordo cueste lo que cueste. El problema es que no saben muy bien dónde van, ni cómo van a hacer para llegar a donde no saben que van. Y, en la travesía, se les abren constantemente vías de agua. Y todos, desde el capitán hasta el último marinero, se afanan en ir tapando los agujeros aunque usen para ello elementos tan inanes como una caja de tiritas. Y van constantemente cambiando el rumbo, confundiéndonos, no solo a los españoles, sino a ellos mismos. Y así ves a una ministra diciendo una cosa y a otro ministro desdiciéndole. Al presidente mostrando su apoyo a un ministro o a una ministra a la que defenestra horas más tarde. Y a la vicepresidenta diciendo que donde dije digo, ahora, no es que diga Diego. Es que digo Manolo. Y te suelta la sandez aquella de que una cosa es lo que decía Sánchez cuando era secretario general del PSOE y otra lo que dice como presidente. O, ayer mismo, ante el estupor de decenas de políticos de su propio partido con lo del relator, Carmen Calvo explica que, quienes critican, es que no tienen toda la información.

Yo, la verdad, es que, humanamente, les entiendo. Pedro Sánchez sigue que no se lo cree. No he hecho cálculos, pero, probablemente, no haya en democracias cercanas ningún político que haya sufrido tantos varapalos como él. Los resultados de Pedro Sánchez en cada cita electoral en la que ha estado presente han sido catastróficos hasta llevar a una formación titánica como el PSOE a la frágil chalupilla que es hoy con menos de 90 diputados. Sin embargo, una chamba inconcebible le hizo llegar a Moncloa. Algún día los libros de Historia nos contarán a cambio de qué, pero el peor candidato de la historia del socialismo español está hoy pilotando una nave en la que en cada cabilla del timón hay un partido político que le dice: “Oye, que si no haces esto, te retiro el apoyo”. Y a golpes de timón de un lado para otro seguimos navegando hacia ningún sitio.

Lo más terrible de esto es que, mientras todo sucede, Pedro Sánchez está desaparecido. Ha aparecido hoy fugazmente en Estrasburgo para regañarnos por estar tan equivocados al criticarle. Quitando esta efímera aparición, lo único que se ha sabido de él es que va a publicar un libro con un título glorioso: “Manual de Resistencia”. Y lo que hay que preguntarse es qué es lo que lleva a un presidente del gobierno a publicar un libro. Ya sabemos que tiene una capacidad literaria, que ni Galdós. Si logró escribir una tesis de 342 de páginas en año y pico, yo me creo que haya sido capaz de, además, escribir ahora un libro sobre la virtud de resistir. Aunque, a medida que voy conociendo al personaje, me pregunto si lo que él considera resistencia, no es algo cercano a la psicopatía. Vaya, me explico; no digo que PS sea un psicópata tipo Hannibal Lécter. Me refiero a que hay algo enfermo en esa visión gloriosa de uno mismo cuando tu trayectoria política es la historia de un fracaso tras otro en las urnas. Quizás Pedro Sánchez debería ser consciente de que ganó en el PSOE porque su rival era Susana Díaz quien, como se ha visto en las andaluzas, es una mujer que genera mucho rechazo. Y le pusieron a él para no tenerla a ella. Pero PS, al menos en una parte importante del electorado, genera rechazo. Solo así se explica el hundimiento al que (salvo en los onanismos mentales de Tezanos, el del CIS) está sometiendo a su partido.

Pero oigan, en Moncloa miran para afuera y, a todos los que opinamos diferente a ellos nos desprecian como si fuéramos lo peor. Es como lo del PP andaluz. No sé cuándo harán examen de conciencia y acto de contrición y se pondrán a analizar la megaleche que se dieron en las últimas elecciones. Que sí. Que Moreno está gobernando y que han quitado al PSOE tras décadas de monogobierno, pero seguir sin darse cuenta de que han entrado en cuesta abajo a mí me parece casi igual de patológico que lo de Sánchez.

Deberían los políticos tener cerca a alguien como mi mujer. Que les hable claro. Sin rodeos. Ayuda mucho a no construirse universos paralelos. Hace unos meses, estaba mi Santa pasando un rato laboral difícil y había estado la pobre dos noches durmiendo mal. Un día de esos, al despertarme, noté que ella estaba como inquieta. En plan marido súper cariñoso le ofrecí todo tipo de servicios maritales (desayuno en la cama incluido) y, al terminar mi retahíla le dije; “¿Estás bien? Quieres algo?”. Y ella, con la rotundidad y franqueza que le caracterizan, me contestó: “Que no me hables”.

 

 

 

29 pensamientos en “EL INODORO

  1. Querido sobrino, suscribo TODO lo que has escrito, y me encanta la claridad de tu mujer y la tuya. ¡Sois estupendos, LOS DOS!!! Lástima que PS no se dé cuenta que nos lleva a la derrota, con el apoyo que se buscó para habitar en La Moncloa.
    No me refiero con la palabra derrota, que ganen en las elecciones, PP,Cs.Vox, PSOE, sino que no se ocupa de gobernar a España, sino de …prefiero no seguir, porque eso de meterme en política no es mi “papel”

    • Gracias, querida tía. Ese es el problema, que parece que es más importante que él se mantenga ahí arriba que gobernar el país. Con estos panolis España no se sabe dónde va. Lo malo es que, ahora mismo, miras al panorama y no se me ocurre quién puede arreglar esto. ¿Quizás Rivera? No sé, porque últimamente patina cosa mala. Y di lo que quieras, que hablar libremente es el “papel” de todos, religiosas incluidas. Un beso gordo.

  2. Yo también suscribo todo lo que dices excepto una cosa: necesitamos que se sienten a hablar. En todos lados. En mesas de partidos catalanes y nacionales, en el congreso y el senado, con luz y taquígrafos o a puerta cerrada, con intermediarios y sin ellos, pero no saldremos de esta vorágine suicida hasta que estos señores no sean capaces de sentarse y hablar, que no es lo mismo que negociar, pero es bastante obvio que nuestros representantes no van a llegar a ningún sitio si solo se hablan a golpe de tuit, gestos y titulares. Esto es un desastre y va a acabar mal. Que hablen coño, que solo hablando se entiende la gente.

    • Gracias, Josesain. Yo no digo que no haya que sentarse a hablar. Pero no creo que el camino sea que un gobierno cogido por el escroto por varias manos, negocie sobre el futuro de Cataluña y España con uno de los que le tienen cogido el escroto (que, por cierto, lo que quieren es irse) y sin contar con los que más votos tuvieron en Cataluña (que, por cierto, representan a unos cuantos que no quieren irse). Estamos metidos en un carajal del que no sé cómo vamos a salir. Desde luego creo que, con manifas como la del domingo, tampoco. Y lo de que esto va a acabar mal con Cataluña lo llevo diciendo yo desde la segunda o la tercera Cabra que escribí allá por octubre de 2012. Y no es perspicacia. es que es obvio que llevamos demasiado tiempo en un callejón sin salida. Yo más que pedirles que hablen, les exijo que tengan de verdad ganas de hablar, que creo que es lo que les falta. Un abrazo

      • El problema como siempre, es de quienes que sólo critican a quienes intentan dialogar.
        El PSOE perderá votos, pero intenta buscar una solución a un conflicto Político y Social.
        La España del no dialogo, no tiene futuro Democrático.
        Puedes estar o no de acuerdo pero convocar Concentraciones con ese Populismo y junto a VOX, sólo reafirma a los Indepes y colaterales.
        En fin!!

        • Gracias, Antonio. Para mí ese es el problema. Que el lenguaje grueso de Casado y de algunos portavoces de Vox, da alimento y gasolina a los pesados del independentismo. Y una manifestación que podría ser una buena manera de decirle a Sánchez que “basta ya”, pues se ha convertido en un evento al que pueden ir indeseables con los que yo no compartiría ni eslóganes ni pancarta.
          También es cierto que, a la hora de hablar de diálogo hay que decir: ¿Con quién? y ¿De qué se va a hablar? Porque hay cosas que deberían ser innegociables y estos botarates las han puesto encima de la mesa. Es lo que decíamos hace ya unas cuantas Cabras; entra alguien a tu salón, te roba las lámparas, le pillas y le dices: “Oiga, que esas lámparas son mías. Devuélvamelas.” Y el tío te dice: “negociemos”. Y si le dices que no hay nada que negociar, te llama fascista. Ese es el punto rejodido, para mí, en el que está lo de Cataluña. Un abrazo

          • No estoy de acuerdo. Precisamente ese es el problema, que confundes hablar con negociar (tú y mucha otra gente) y os parece mal el simple hecho de que se sienten. Es prioritario que los líderes políticos vuelvan a hablarse. Dejémosles que se sienten. Ni Sánchez ni nadie va a negociar nada ilegal porque para eso están las leyes y la constitución. No podría. Que dialoguen, que debatan, que se peguen, pero que lleguen a algún tipo de acuerdo, coño. En el momento actual, nadie puede dar un paso porque todo quita votos y así estamos. Maniatados cayendo cuesta abajo de culo y sin frenos. Verás qué hostia. Tengamos un poco de confianza en la gente y en el marco legal. Dejemos de opinar, dejémosles trabajar. Y si lo hacen mal, a casa.

          • No sé dónde has leído que a mí me parece mal que se sienten. Lo que me parece mal es que se siente un gobierno cuyo partido tiene 84 diputados con otro gobierno cuyo partido tiene un número análogo para decidir algo esencial para el futuro de España y de Cataluña sobre una lista de 21 exigencias de un gobierno dirigido por un neandertal como Torra. Dónde están los demás partidos españoles? Dónde los demás partidos catalanes? Porque claro, dicen que “es que no se quieren sentar”, después de someter a todos los no independentistas a un apartheid terrible. Para hacerte una idea de cómo es la cosa basta que te des un paseo por el timeline del Twitter de Inés Arrimadas. Vas a flipar. Un abrazo

  3. Bien; pero empecemos a demostrarle a Sánchez y a todos los que quieren romper con España; que ya está bien.
    El domingo hay una oportunidad en Colón para ello.
    Sin partidos, ni siglas, ni mierdas; sin titiriteros, ni salvapatrias. Con la serenidad del sentido común.
    No puede haber dialogo con quien no quiere dialogar y solo quiere obtener ventajas imposibles en la Justicia; slogans en el exterior y un deseo irrefrenable de autodestrucción.
    Un nazi como Torra; una sectaria como Colau, Artadi y toda su prole hace tiempo que deberían estar amortizados políticamente porque han perdido en Catalunya y están imponiendo su ley, como SANCHEZ y sus 80 y pocos.
    Leed el confidencial digital y mirad que quiere hacer SANCHEZ con Calvo. Da asco.

    • Gracias, Andrés. Estamos totalmente de acuerdo en que Sánchez ha perdido el Oremus (si es que alguna vez lo tuvo cogido), con que Torra es un pirómano y con que lo de Cataluña está en un oscurísimo callejón sin salida. Pero francamente no quiero ir a una manifestación en la que, probablemente se van a corear eslóganes con los que no estoy de acuerdo y a la que, posiblemente, van a ir los que hace unos días hicieron una pintada en un muro cercano a mi casa diciendo “Blas Piñar Vive”. No me gustan muchas de las cosas que se están diciendo, ni cómo se están diciendo y creo que lo que hace falta es que haya elecciones de una vez y no me da la sensación de que la manifestación vaya a conducir a que PS convoque elecciones. Un abrazo

        • Pues mira, yo sí fui. Fue pacífica y sin incidentes. Solo reclamábamos respeto a la Constitución y elecciones. Y no se coreó nada que no se debiera corear. Y no hubo ni un solo símbolo con el que no me identifique – incluida una solitaria bandera de Tabarnia, que era la única que rompía la uniformidad. Y resulta que Sánchez va a convocar elecciones porque ahora se ha dado cuenta de que Torra solo quería hablar de autodeterminación. Ya. A lo mejor es que el relator ha sido la gota que ha colmado el vaso, hasta entre los suyos.

          • Gracias, Sylvia. Ayer te iba a contestar diciendo que no tenía tan claro yo que fuera a convocarlas. Yo creía que está tan fuera de la realidad, ha colocado a tantos colegas, está tan a gusto en Moncloa y le mola tanto lo del jet y el boato, que no sabía si iban a ser capaces de convencerle para que las convoque. Mucho va a tener que trabajar para que la leche del PSOE no sea análoga o peor que la de Andalucía. El problema es que vamos, de nuevo, a unas elecciones de las que va a salir un parlamento muy fragmentado. Un abrazo.

  4. Pues Carlos si la manifestación de Barcelona con Borrell al frente fue un balón de oxígeno para mostrar que Si Se puede ser catalán y español; ante la perversidad del matonismo ultra de Torra.
    Por qué no manifestarse en Madrid y donde sea para mostrar lo que tú dices?
    Sin siglas y solo con una bandera.
    Ya te anticipó que habrá gente de muchos partidos y no solo de los que han convocado.
    Lógico por otra parte si la convocatoria ha venido del Centro Izquierda, el Centro Derecha y la Derecha.

    • Ya te he contestado en el otro comentario. No me gusta el tono, ni muchas de las cosas que se han dicho, ni algunos de los que las han dicho. Y luego no sé quién va a controlar para que no aparezcan esos simpatiquísimos ultras que están como crecidos. No digo que los de VOX sean ultras (que alguno habrá), pero sí creo que han activado a unos indeseables que estaban dormidos. Un abrazo

      • Querido Carlos:
        No te pongas la venda antes de la herida. Yo no sé nada de consignas a corear y tampoco de lo políticamente correcto. Si no te gusta una consigna pues no la cantas. Esto no es el CDR catalán que te increpan si te ven por la calle y no les jaleas (Verbigracia yo en Barcelona).
        ¿Asociamos a PP, Ciudadanos y Vox con… Blas Piñar, Franco?…¡por favor!. ¿La derechona ultramontana al poder? Me desternillo. Te lees El País y tienes a Iñaki Gabilondo poniendo a parir a Sánchez por su desfachatez, a los barones del PSOE alucinados por el mesianismo de su caudillo y ¿qué hacemos?. ¡Coño que monten su propia manifestación, si no quien sumarse a esta!. Yo también iría a esa, hasta con Izquierda Unida, aunque lleven banderas republicanas a mi lado si se trata de defender la integridad de nuestro país de iluminados como los que tenemos. Se llama sentido común, no equidistancia.
        En todo caso es tu opción, en la que yo por puesto ni me meto. Yo no iré porque estoy en Brasil; pero mi familia ya está calentando en el banquillo y te aseguro que ninguno conoció a esas momias del pasado. Y es más les importan un pito Franco y su tumba y Blas Piñar ¿está vivo? Pero te pregunto ¿qué se puede hacer para mostrar el descontento sin esperar a las demoradas urnas ni protestar a golpe de tweet? ¿Poner una encuesta en internet?

        • Querido Andrés. No se trata de vendarme antes de herirme. Ni digo, por supuesto, que a mí ninguno de los 3 partidos convocantes me parezca que son ni franquistas ni de Fuerza Nueva. Digo, y es mi temor, que creo que a esa manifa que están convocando algunos con un discurso grueso van a ir muchos con los que no quiero estar. Y seguramente voy a escuchar cosas que me van a hacer estar incómodo. Y eso ya lo sufrí una vez en la manifa del 11-M. Que la gente no sabía contra quién gritar, ni qué gritar. Y estuve oyendo muchas cosas que no me gustaron de gentes de derechas y de izquierdas. Y a la profunda pena que tenía se me unió una indignación que ha hecho que yo no vuelva a ir a una manifestación jamás. Y preguntas que qué se puede hacer. No sé. Yo escribo en mi blog y voto cuando se me convoca a elecciones. ¿Que me gustaría que fueran ya? Sin duda, pero, de momento, a PS le siguen apoyando más de 175 diputados. Y nos toca jodernos. Y yo no digo que no se puedan hacer manifestaciones. Digo que no me gusta lo que oigo y que no voy a ir, pero, por supuesto, me parece perfecto que se convoque y que vaya quien quiera. Un abrazo y tráete unas caipirinhas para el palco, que ya queda menos… 😉

  5. Antes de nada, Carlos, mil gracias por publicar tus artículos en este foro y hablar con tanta claridad y sin tapujos, sin sombras de partidismo alguno y con una objetividad tan sana. Y gracias a todos también por crear un debate tan interesante, de nuevo tan abierto y claro.
    Yo también creo que hablar hay que hablar y habrá que tomar decisiones razonables para todos para conseguir el mayor consenso y el mayor bienestar para todos en todos los sentidos. Y creo que esto lo tendrían que tener todos claro, hay que dialogar en todos los foros posibles que sean constructivos para avanzar y que todas las partes se sientan respetadas.
    A mí, aparte de los cambios de timón y algunas o muchas incoherencias en el discurso de PS; lo que más me alucina es que tengamos a un presidente que no esté esté haciendo más por nuestro país y que tenga la cara de publicar un libro haciéndonos saber que, con la que está cayendo en tantos frentes (laboral, encarecimiento de la vivienda, la sostenibilidad de muchas prestaciones, sistema educativo, etc) dedique en el primer año de su mandato, tiempo alguno para escribir un libro. Echo de menos avances en muchos frentes, y no veo acción suficiente. Esto es lo que me parece más grave, que PS y los demás políticos, se queden en 2-3 temas polémicos sin hacer realmente nada en las cuestiones fundamentales que afectan a la gran mayoría.

    • Gracias, Jimena. Me alegro de que te parezca bueno el foro. Seguramente si hablas con la gente de PS te digan que han hecho muchas cosas. Y es cierto. Algunas de ellas, auténticos avances y, otras, mamonadas que desde mi visión como empresario, creo que van a conducir a que nos cueste más crear empleo. Ojalá me equivoque. Para mí siendo grave lo que dices, lo que me parece más tremendo es tener la sensación de que le importa más mantenerse en la Moncloa al precio que sea que ayudar a que el país avance. Aceptando como buena su teoría de que había que desbancar a Rajoy para que cambiaran las cosas, se le ha olvidado el pequeño detalle de que dijo que hacía la moción para convocar elecciones inmediatas. Pero claro, gobernar es taaaaan bonito, taaaan chulo, te hacen taaaanto la pelota, que está embebido. A mí me parece penoso y creo que acabará cayendo porque es imposible seguir mucho tiempo con tantas personas agarrando tu bolsa escrotal para recordarte lo que le prometiste a cambio del voto en la moción de censura. Un beso

  6. Y puestos a mirar la situación desde donde está y no desde nos gustaría que estuviese, dado que PS parece no tener más afán que seguir de presidente y que lo va a conseguir a costa de asociarse al diablo, y que va a llegar a las próximas elecciones ¿no sería más sensato que PP o C´s o los dos le diesen un número de votos suficiente para aprobar los presupuestos y llegar ahí sin que nos venda y nos humille a todos, explicarlo bien y arrasarlo en las elecciones? porque las va a perder de manera escandalosa en cualquier caso y quién sabe si a destruir el PSOE en el lance.
    En una situación que a mi también me parece muy peligrosa como la de Andalucía por la mecha que ha prendido, la de la dinamita que pretende terminar con la Unión Europea, Susana Díaz tampoco tuvo ni la visión ni la generosidad de ceder los votos necesarios para, aceptando su derrota, evitar que VOX entrase en el gobierno.
    Y en estas Macron ha llamado a su embajador a consultas por las ofensas permanentes de Salvini a Francia.
    Si unimos por la línea de puntos resulta que Salvini, Puigdemont, Abascal y otros sujetos con mayor o menor apariencia de lobos por todo el mundo tienen en común a Stephen Bannon y su “Movimiento” cuya misión en este momento es destruir Europa
    ¿De verdad estamos tan ciegos y nos importan tan poco nuestro futuro y el de nuestros hijos?

    • Gracias, Juanpe. La verdad es que miras la línea de puntos y acojona. Y eso que se te ha olvidado meter a Le Pen, Trump Putin, Torra… Ese que citas es el principal problema de los políticos que nos ha tocado padecer. Que no son conscientes del caldo que se lleva cociendo ya un tiempo. Que siguen pensando alegremente que da igual lo que hagan. A pesar de Ciudadanos, de Podemos y de Vox, en Andalucía, con todo lo que ha caído, PSOE y PP siguen siendo las dos fuerzas más votadas y eso les hace pensar que, en el fondo, somos tontos del culo. Por eso son incapaces de tener la Grandeza de anteponer el interés general al suyo o al de sus partidos. Mira que soy optimista, pero no sé por dónde va a aparecer esa Grandeza. Un abrazo

    • Juampe, la respuesta a tu pregunta la puedes obtener fácilmente leyendo los comentarios de este blog. Nadie mira más allá, en este país seguimos siendo putos pandilleros. Dos bandos incapaces de trabajar juntos por una causa común. Mucho golpe en el pecho y mucho “conmigo o contra mí”. Muy triste todo.

      • Josesain, hay mucha gente que mira más allá, pero quizás no en la misma dirección que tú. No tienes la exclusiva de la perspicacia, ni tiene por qué ser tu visión la correcta. Hay gente para la que, lo que pasó en Cataluña, fue infame. Inaceptable. Y algo por lo que sus responsables deben pagar ante la Ley. Y los que se quieren sentar a negociar con Sánchez, sin que estén los demás, son unos que creen que es una negociación entre estados; uno bueno y uno malo. El bueno es uno que cumple el mandato del pueblo catalán y otro (el malo) que encierra en prisión o conduce al exilio a unos héroes que cumplían con la voluntad popular. Puedes tragarte esa lectura, o considerar que es un delirio que les ha llevado a un callejón sin salida.

        • A mí también me resultó infame lo que pasó en Cataluña (por ambos bandos) aunque casi diría más que me pareció patético. Me alegro mucho de que se les juzgue, aunque preferiría un juicio con mayores garantías que las que ofrece un tribunal supremos demasiado “tutelado”, pero es lo que hay. No tendré la exclusiva de la perspicacia, pero sí parezco tener mayor confianza en el sistema. Tú sigues llamando “negociación entre estados” a que una gente se siente a tratar de buscar una salida, algo que siempre tendrá que ser ratificado por el resto de partidos puesto que nadie dispone de una mayoría suficiente. Y así seguimos, sin hablar. Mucha banderita por todos lados y un país entero sin gobernar y sin presupuestos.

          • Oye, que negociación entre estados no es como lo llamo yo. Es lo que creen los del delirio que es. Y, como tal, piensan que ellos tienen toda la legitimidad del mundo para negociar algo tan esencial sin tener en la mesa a los demás partidos. Y esas negociaciones, diálogos o como quieras llamarlos, se deben hacer en el lugar en el que se dialoga en democracia, que es en los Parlamentos. y, lo peor para mí; aquí no hablamos de un líder moral que hace algo porque se lo dicta su conciencia. No. Aquí hablamos de un presidente del gobierno con 84 diputados, que está dispuesto a vender a su madre para seguir ahí. O al menos esa es la sensación que da. Y luego, lo de que este hombre haga dejación y entregue las llaves de la casa a una de las políticas más torpes que yo he conocido en treinta y tantos años de periodismo. Esta mujer pasó al ostracismo por su abrumadora ineptitud. Y de ese merecido ostracismo la sacó Pedro Sánchez porque esta calamidad fue de las pocas que apoyó a Sánchez contra Susana Díaz. Pues esa inepta ha sido la que ha llevado un asunto tan jodido como este. Y así nos ha ido. Abrazo y buena semana

  7. Buen artículo Carlos, as usual ( lo mejor el “ir a hacer de vientre” ), pero la realidad es triste, es que no hay un político con sentido de estado, que no sea cortoplacista ? efectivamente PS y sus ministros se han subido en un barco, que mola mucho, qué guay se dicen unos a otros con sus gafas de sol, y cuando estaban a punto de salir alguien ha preguntado: por cierto quien sabe manejar esto? Se han mirado los unos a los otros con cara ingenua, y PS ha dicho, es igual vamos palante.
    En serio, es patético, no sé si es mejor que haya elecciones anticipadas… me da la impresión que los ciudadanos empiezan a pensar, y para qué?
    Buen fin de semana

    • Gracias, Antonio. Ese es el problema, que no tenemos mucha confianza en que se vaya a arreglar nada. Pero yo creo que es lo razonable. En el punto en el que estamos, votemos y que pase lo que tenga que pasar. Un abrazo y buen fin de semana también para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *