SOMOS UNOS CABRONES

APPS QUE AVISAN DE CONTROLES DE ALCOHOLEMIA

Usted. Y yo. Y, probablemente, la mayoría de la gente que conocemos. Hay que admitirlo. ¿Quién no ha avisado alguna vez a sus amigos de la presencia de un coche de la Policía o la Guardia Civil haciendo controles de alcoholemia? ¿Quién no ha sido tan cabrón de avisar a alguien que va mamado para evitarle una multa?

Hasta hace unos años esa información se le podía dar a una o dos personas. Cena de amigos en un restaurante. Todos vivimos más o menos cerca y, llegando a casa, el primer coche del grupo ve un control de alcoholemia. Desde que existen los móviles, a todos nos parece que lo razonable es avisar a los de atrás. Y así hemos hecho todo quisque alguna vez. Es cierto que, con la entrada en vigor del carné por puntos, ha habido una mayor conciencia de la importancia de no conducir si uno ha bebido, pero sigue habiendo imbéciles que se ponen al volante después de haberse bebido hasta el agua de los floreros, o después de haber consumido alguna sustancia psicotrópica. Y, en los últimos años, ya no es que, con el móvil, puedas avisar al amigo que va detrás de ti. Existen aplicaciones en las que uno puede alertar a toda España de ese control policial.

Seguramente, si nos ponemos cínicos, defenderemos estas Apps. Todos pensamos en nuestros amigos a los que consideramos personas normales, que “no han bebido tanto” y que sabemos que “controlan”. Claro. Yo he tenido dos accidentes de tráfico en coches conducidos por dos amigos míos que habían bebido, pero controlaban. Y no nos matamos de milagro. Pero el problema no es que se mate el que ha bebido y los colegas que le han permitido conducir ebrio. El problemón, el drama, el quid de esta cuestión es que el que va mamado mate a nuestro hijo, a nuestra hija, a nuestra mujer, nuestro marido, nuestro padre o nuestra madre que pueden haber tenido la mala suerte de cruzarse en su camino. Y matar a alguien con tu vehículo cuando vas bebido es un delito. Y, por tanto, si hemos avisado a alguien de la existencia de un control, le hemos permitido escapar y ese alguien atropella a un peatón o provoca un accidente mortal, nos convertiremos en cómplices del irresponsable. O sea; en unos verdaderos cabrones.

FISCAL DE SEGURIDAD VIAL

Dentro de un rato, el Fiscal de Sala Coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ofrece una rueda de prensa en la que va a hablar, entre otras cosas, de estas aplicaciones. De cómo ponerle el cascabel a ese gato. Porque, en ese cinismo del que avisa del control de alcoholemia en la aplicación, participan también, por supuesto, los dueños de estas aplicaciones, que se acogen a derechos inalienables para defender que se pueda ser cómplice de un delito de manera impune. Sé que puede ser ponerle puertas al campo. Pero, coño, pongámoslas. Y ya, si eso, que quien pueda las sortee. Pero yo cerraría las Apps específicas que avisan de los controles policiales e intentaría impedir que, en aplicaciones de navegación, se pueda avisar de la presencia de policías en la carretera.

Es cierto que yo he tomado mucha conciencia de los dramas de los accidentes de tráfico en estos años en los que he hecho 146 programas de seguridad vial para televisión. Pero cualquiera puede entender la importancia del asunto. Yo no creo que pudiera volver a dormir tranquilo si avisase en una aplicación de un control policial en mi camino a casa y me enterase al día siguiente de que un conductor borracho ha matado a alguien en una carretera cercana. No seamos cabrones y permitamos que alguien haga algo para arreglarlo.

USO DEL MÓVIL AL VOLANTE

No hay que tener un móvil en cada mano, para provocar un accidente.

Es como lo del uso del móvil al volante; hemos tomado conciencia del tema del alcohol, en general la mayoría de los conductores han reducido su velocidad media en los últimos años, pero sigue habiendo dos cosas que la gente hace como si no tuvieran importancia; pegarse al coche de delante como si tuvieras que buscarle piojos al conductor que te precede y utilizar el móvil con una mano y el volante con la otra. Uno de los anuncios que va a hacer el Fiscal Especial de Seguridad Vial es que la Guardia Civil va a empezar a controlar los móviles de las personas que han provocado un accidente de tráfico para intentar saber si estaban haciendo uso del teléfono en los momentos previos al accidente. Y me parece estupendo. Seguro que esta misma mañana saldrán abogados y profetas de la libertad individual a protestar por el asunto, pero yo, qué quieren que les diga, si eso sirve para que se le caiga el pelo a algún imbécil, pues me alegro.

Es más; es que me hará muy feliz el día en el que se prohíba definitivamente el uso del teléfono al volante. Pero, mientras tanto, que crujan al que sorprendan manejando el móvil conduciendo. Y, ojo, que, como decía al principio, cabrones somos todos porque, que levante la mano el que no ha echado un ojo a un mensaje que le ha llegado, o ha hecho algo con el teléfono mientras con la otra mano giraba el volante. Yo levanto la mano porque también yo he sido un imbécil. Hago acto de contrición y me ofrezco voluntario para que, si algún día vuelvo a hacer el panoli, me crujan.

 

12 comentarios en “SOMOS UNOS CABRONES

  1. Querido Carlos, lo siento muchisimo, pero los verdaderos cabrones están en la DGT y en esa fiscalía, que está llenando las cárceles de conductores, mientras aquí campan a sus anchas ladrones, violadores y hasta asesinos.

    A pesar de las mentiras constantes de Pere Navarro y sus adlateres, las causas de los muertos en carretera se conocen desde hace años. Y NO es la velocidad, SEGUN SUS PROPIAS ESTADISTICAS (que cifran historicamente en un 2-5% los accidentes producidos por exceso de velocidad). Pero mienten como bellacos, porque su verdadera intención es ROBAR a personas que no suponen ningun peligro, a traves de sus radares.

    Las aplicaciones que avisan lo hacen sobre todo de los radares. Y es una defensa lícita a una agresión de los recaudadores, que nos obligan a circular a velocidades que nos sutuan POR DEBAJO DEL UMBRAL DE ATENCION. Y por que nos las saltamos? Porque el cerebro humano es INCAPAZ de mantener la atencion en tareas largas y repetitivas. Que son subconscientes. Como conducir. Y si te obligan a ello TE DUERMES. Y TE MATAS. Y MATAS A OTROS. Esa es la causa de los muertos en carretera. Los despistes. Bueno, y que estos hijos de mala madre permitan circular a bicis con camiones. Y adelantar en linea continua. Y otras muchas cosas que CAUSAN MUERTOS. Navarro y sus hueste sí que deberían estar en la carcel. Porque muchos de los muertos son SUYOS.

    El problema no es que no tengan ni puta idea de lo que hacen. Que no la tienen. El problema es que estan ahi para otra cosa. Para ingresar pasta. Porque si de verdad quisieran acabar con los muertos, en vez de regular estas gilipolleces irian directamente a aprovechar las tarjetas sim de los coches con ecall (obligatorio ya) para saber TODO lo que hacen TODOS los conductores, y multarles si corren. Pero no lo hacen. Por que? Porque si yo se que me pillan al 100%, no corro. Y se acaban las multas. Y los ingresos de estos delincuentes.

    Los muertos han bajado, pero el carnet por puntos no ha sido la causa, como quieren vendernos. Han sido los fabricantes, porque ahora llevamos coches con abs, control de estabilidad, airbags, cinco estrellas euro ncap, frenada de emergencia, BSD, lane assist, rear traffic assist, detector de fatiga, y mil cosas mas. Todod eso salva vidas. La DGT las mata, con sus estupideces.

    ¿El alcohol y los móviles? Que crujan a quien los combine con el coche. Pero dejémonos de estupideces. El problema no es el WAZE. Si quieres localizar borrachos y drogados, te digo yo dónde ponerte, y a que hora, para que les pilles ANTES de que se suban al coche. Pero claro, entonces no pillamos. Es mejor cortar una autopista a ver si cae alguno. Y asi de paso prohibimos que hablen entre ellos. Más de tres es asamblea… viva la libertad…

    Yo, que sí que llevo 30 años colaborando a salvar vidas con los cursos de cinduccion, las formaciones y mis proyectos (como el Programa Renault se Seguridad Vial que creé para que miles de niños en España tuvieran formación que les protegiese, además de ponerselo a huevo a Navarro para hacerse fotos con Alonso) estoy hasta los cojones de la DGT, y de supuestos expertos” (el tal Montoro es un ejemplo) que no han cogido un volante en su puta vida pero se permiten sentar cátedra con sus estupideces. Estupideces que matan. Y roban.

    ¿Cabrones? Te digo yo donde.

    • Querido Joserra: Joder, te ha salido un artículo… 🙂 Por partes. Viva la libertad. La libertad no tiene nada que ver con el hecho de que la gente avise a uno que va conduciendo pedo de que hay un control de alcoholemia. Eso no es libertad; eso es entrar en el riesgo de que alguien provoque un accidente gravísimo. Mezclas radares y controles de alcoholemia y verás que yo solo me refiero a los controles de alcoholemia. También me gustaría que crujieran a los subnormales que van a 180, pero me parece menos delictivo que el conducir borracho. No sé por qué partes de la base de que nadie sabe de seguridad vial salvo las personas que tú consideras que saben de seguridad vial, tú incluido. Yo en los 3 años haciendo el programa, te garantizo que he conocido a muchos expertos (políticos, técnicos, profesionales…) que sabían de verdad del asunto. Dices que no puede saber de seguridad vial alguien que no conduce. Claro que puede. No podrá dar un curso de conducción, pero por supuesto que puede analizar datos y estadísticas y hacer estudios que ayuden a reducir el número de víctimas. Dices que la reducción de víctimas en los últimos años ha sido por los avances técnicos. Indudablemente que han ayudado, pero te garantizo que cualquier experto te puede decir que la entrada en vigor del carné por puntos ha hecho que la mayor parte de la gente reduzca sus medias de velocidad y que cada vez menos gente conduzca después de haber bebido. Sigue habiendo subnormales que conducen ebrios y que van a 180, pero cada vez son menos. Y respecto a que la Fiscalía esté llenando las cárceles de conductores, mientras las calles están llenas de violadores, permíteme que me ría, porque parece un titular de El Mundo Today. Solo va a la cárcel por conducir mal alguien que ha causado un daño muy grave de una manera muy irresponsable. La mayor parte de las personas que han provocado accidentes por, por ejemplo, conducir ebrios, lógicamente no ingresan en prisión, salvo que provoquen un daño muy grave a otras personas. Y, ya por último, te aseguro que, si consiguen dejar de poner multas porque nadie vaya rápido, ni nadie conduzca bebido, el Estado puede que pierda dinero por la recaudación de las multas, pero lo ganará abundantemente por otro lado. Si buscas las cifras del gasto estatal, te darás cuenta de que al Estado le salen carísimos los accidentes de tráfico; reparación de carreteras, señales, operativos de rescate, atención hospitalaria, bajas médicas, pensiones… En fin. Ya sabía que tú no ibas a estar muy de acuerdo con esto, pero, en cualquier caso, les va a costar poner en pie una Ley como esa. Un abrazo, y me encanta que abras debates…

  2. Como siempre pagan justos por pecadores…todo esto se ha mejorado mucho, incluso en los jóvenes…me acuerdo de aquella época en la que salíamos y, en general, se conducía con 5 copas…así se mataron 3 amigos del Colegio. Todo esto, ha cambiado.
    Soy usuario de estas apps y me parecen fantásticas. Sales a cenar con amigos, bebes moderadamente y no puedes coger el coche porque hay controles…a consultar el app. ¿Qué la misma aplicación le sirve a uno y al que va completamente pedo? Es como todo…la Televisión, los smart phones, internet, el deporte, los coches de 300 caballos…que sólo puedan ir a 80…todo el mundo a 80…y me parece mucho…a 50 en autopista…algo bueno se puede convertir en malo sólo dependiendo del fin y el uso que le das. Lo dicho, seguiré utilizando el app, el mensaje para avisar y lo que haga falta y si un amigo mío va pedo, le quito las llaves y me lo llevo. Abrazos.

    • Gracias, Tipi. ¿De verdad piensas que uno que ha bebido en una cena y conduce es un Justo? Si bebes de verdad moderadamente, no das positivo, con lo cual no hace ninguna falta que nadie te avise del control, porque no te multarán. Es que somos unos cachondos. Nos parece todo estupendo hasta que un tío borracho mata o deja con una discapacidad grave a un familiar nuestro. Que Dios no quiera que pase, pero ¿Serías tan condescendiente si un tío borracho al que una App ha avisado de un control, matase a alguien que quieres? Estoy seguro de que lamentarías que no hubiera una Ley como la que el Fiscal cree que puede ser necesaria. Esto que te pongo como ejemplo, ya ha pasado. Un abrazo

  3. No hay que legislarlo todo ni controlarlo todo. Desgraciadamente lo que dices que ha pasado seguirá pasando con apps y sin apps. No estoy de acuerdo en legislar todo para casos extremos y demás. Libertad, que nos acogota el intervencionismo para lo que quieren los políticos.
    Abrazos.

    • Jaja. Qué libertario te veo!! Pues claro que hay que evitar el exceso de injerencias del Estado y claro que no hay que legislar más que lo debido. Pero también es cierto que las leyes deben adaptarse a los tiempos nuevos y yo creo que avisar a un hijo de puta que va conduciendo borracho y que luego tiene un accidente es complicidad. Y no entiendo lo que dices de legislar para casos extremos. Eso es la legislación. Legislar para que, cuando alguien hace algo extremo, se le caiga el pelo. Igual que se legisla para que se le caiga el pelo a un violador (afortunadamente las violaciones son casos extremos y no muy frecuentes), hay que legislar para que se le caiga el pelo al que conduce borracho y provoca víctimas mortales. Y si hay un subterfugio que ayuda a estos cabrones a saltarse la ley, yo creo que debemos hacer lo posible para que no se la salten. A mí no me acogota nada que se carguen esas aplicaciones. Directamente, si voy a conducir, no bebo. O llegamos a un acuerdo mi mujer y yo y uno de los dos no bebe. Un abrazo

  4. Estoy totalmente de acuerdo contigo, Carlos. Si vas a conducir, simplemente no se bebe y basta (o bebes una copa, que no dara positivo). Y si no has bebido, no necesitas que un amigo te avise de un control de alcoholemia. Deberian estar prohibidas dichas aplicaciones.

    • Gracias, María. A mí no me gusta mucho eso que dicen los legisladores con algunas otras leyes de: “Si no has hecho nada malo, nada tienes que temer”. Pero en este caso, me parece obvio. ¿A quién le puede molestar que se elimine la posibilidad de avisar de un control de alcoholemia? Pues a alguien que va al volante con una o dos o tres copas de más. Y a esos, ya lo siento, por mí que les den. Un abrazo

  5. Estoy totalmente de acuerdo contigo, Carlos. ¿Por qué ha bajado tanto el número de víctimas en carretera en los últimos años? Nos guste reconocerlo o no los radares han salvado muchas vidas. Y no sabemos si podría haber salvado las nuestras o las de alguien muy próximo a nosotros. Y los controles de alcoholemia también salvan vidas, es sí de claro.

    Pero lo dicho anteriormente no quita para que opine que queda trabajo por hacer en mantener bien la red de carreteras o en mejorar y homogenizar la señalización.

    • Gracias, Curro. Es cierto que hay muchas cosas por hacer y una de ellas es que las carreteras estén en un mejor estado. Pero creo también que quedan radares por poner y que hay que adaptarse a los tiempos nuevos y las Apps que van por delante de la Ley. Un abrazo

  6. No estoy a favor (pero tampoco en contra) de esas apps…. se trata de un problema de educación… si bebes, no conduzcas. Nunca. Y si bebes, la supuesta autoevaluación acerca de tu capacidad para conducir con un riesgo, para ti y para los demás, equivalente al que tendrías si no hubieras bebido es una puta mentira y, considerable al menos como intento de asesinato de cualquiera de las personas que tienen la mala suerte de cruzarse en tu camino. Y cualquier justificación para conducir después de haber bebido, apelando al libre albedrío o a que te jode pagar multas o impuestos, es una tomadura de pelo inaceptable a estas alturas de nuestra civilización, en la que ya existen amplias y abrumadoras evidencias de los efectos en el cerebro y las consecuencias de conducir tras haber bebido. Y la experiencia nos ha enseñado infinidad de veces, que solo el castigo cambia este tipo de hábitos. He sido un cabronazo, pero tengo claro que no hay excusas.

    • Gracias, Enrique. Todos lo hemos sido. Hasta los que no lo reconocen… Yo creo que hoy hay una conciencia mucho mayor que cuando nosotros éramos jóvenes, pero sigue habiendo trabajo por hacer. Y una de las cosas es impedir que esas apps avisen de la presencia de un control de alcoholemia. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *