SPANISH TRUÑO

Pobres mis hijos. Les ha tocado un padre militante. Y no hablo de tener carnet de partido político (que podría yo ser presidente del Constitucional sin ningún problema); hablo de gente pesadita que, si decimos que algo se hace de un modo, lo mantenemos. A sangre. Ellos lo llevan más o menos bien. O eso dicen. Aceptan mis rarezas y saben que, en determinados temas, no les vale eso de “pues los padres de fulano…”
Por ejemplo, yo soy militante con lo de la piratería. Creo que las discográficas y las productoras de cine se han quedado en el pleistoceno y no saben aún por dónde les viene el aire, pero jamás he comprado cedés, ni películas en el top manta, ni me he descargado ilegalmente nada. Tengo amigos de esos muy progres que se la cogen con papel de fumar y que ponen a parir a todo el que defrauda de manera diferente a ellos, que tienen el ordenador lleno de música pirateada que no van a poder oír ni aunque vivan 350 años. Y cuando les dices que eso es robar, te miran muy dignos y te sueltan un rollo sobre los ejecutivos forrados de las multinacionales (cabrones) y no sé qué de stock options y precios abusivos, que les debe dejar muy suave la conciencia. Pero eso es robar. Y ya no te digo la que lías, si discutes esto con un amigo de derechas. El discurso de las multinacionales cambia por el de “losdelazeja” y esos artistas forrados (hideputas), esos izquierdistas de la gauche caviar y tal y tal y tal. La cuestión es que a izquierdas y a derechas, les parece estupendo disfrutar gratis de algo que cuesta dinero. Pero a mí no me parece bien. Por eso, cada mes, les dejo a mis 3 hijos comprarse, más o menos, lo que antes venía a ser un LP. Pueden gastar 12 euros mensuales cada uno en comprar música, que me sale a 36 euros por mes; unas 36 canciones. Entre todos son 400 títulos al año y, vaya, me parece que ya tienen para estar escuchando música buenos ratos.
Con esto mis hijos, mal que bien, me toleran. Pero se me están empezando a rebelar con otras de mis matracas, que es que vean cine español. Por definición, para mis hijos, no sé por qué, el cine español “es una mieeeeerdaaaa”. Yo les insisto en que no pueden ser tan burros como para meter a todo el mundo en el mismo saco, que también los yankees hacen malas pelis, pero que no todas nos llegan… No sé. Intento convencerles con películas extraordinarias antiguas y modernas, aunque me cueste la vida que sean capaces de tragarse una peli en blanco y negro. Luego se ponen y las disfrutan, pero se tiran los primeros diez minutos rezongando contra los ritmos narrativos en el cine antiguo. Ahora la mayoría de las películas se hacen a lo videoclip y, claro, métele al niño un plano secuencia de “Ciudadano Kane” diciéndole que es una cumbre de la cinematografía, que te manda a recoger caracoles al Ampurdán.
Pero a lo que voy, que me pierdo, es que me cuesta mucho convencerles para que se sienten con nosotros a ver cine español y, en las dos últimas ocasiones, pinché en hueso. La primera de ellas fue hace dos semanas. Teníamos grabada la película de “Alatriste” y les vendí la moto; “es una peli basada en las novelas magníficas de Pérez Reverte…” “La protagoniza Viggo Mortensen…” (esto molaba para mi hijo porque es Aragorn y para mis hijas porque es guapííííííísimo), “La escenografía y el vestuario son bestiales…” y conseguí sentarlos en el sofá después de la cena. Y menudo truño. Qué decepción. No sé si conocen ustedes la película o las novelas, pero a mí, leyendo los libros del Pérez Reverte, se me erizaban los pelillos de la nuca cada vez que aparecía en escena el malísimo Gualterio Malatesta. En la peli, Malatesta parece un ligoncete romano en horas bajas y mete menos miedo que Blanca Portillo que da tremenda grima vestida de fraile. La cuestión es que la película, que yo creía que podía ser la primera parte de una serie gloriosa, me condujo a un fracaso sin paliativos como padre hispanocinéfilo.
Pero el remate absoluto de mi caída como referente del celuloide para mis hijos llegó la semana pasada. Mi mujer estaba fuera y yo aproveché para hacer con ellos sesión de cine español. Habíamos grabado “El Artista y la modelo” de Fernando Trueba. Ante el anuncio, mis hijos comenzaron su letanía de “seguroqueesunrollo-elcinespañolesunabasura-¿porquénolavestúconmamá?”. Y yo ahí, imperturbable, diciéndoles que tuvo un premio en San Sebastián y que, aunque el comienzo era lentito, jamás había visto una película aburrida de Trueba. Coño, hasta que vi esta. A pesar de que salía una señora en pelotas casi todo el rato, aquel arranque de peli hay que reconocer que era un ladrillo y acabé acusando la presión de 6 ojos clavados en mí. Y a la media hora, cedí. Busqué con ellos entre las pelis grabadas y apareció Misión Imposible IV. Para qué decir más. En el rato en el que Jean Rochefort no había pintado ni media teta, Tom Cruise se había apiolado a 25 malos, había hecho caer rendidas de amor a 3 troncas espectaculares y había cambiado cinco veces el rumbo del futuro del planeta. Y a ver cómo se compite con eso. Puede que mis hijos sean algo más burros mañana, pero pasamos un rato estupendo y se fueron a la cama pensando que su padre, en el fondo, no es tan pringao. Y la de Trueba ya la veré con mi mujer un día en el que la churumbelada nos deje solos. Que ya nos va pasando cada vez más.

26 comentarios en “SPANISH TRUÑO

  1. Es genial Carlos. Gran artículo, bien escrito desde la primera frase. No estoy de acuerdo con tu gusto por el cine español actual, pero mi hija sí está de acuerdo con los tuyos.
    Un abrazo
    Espero que nos veamos hoy
    Luigi

    • Gracias, Luigi. Yo tampoco estoy de acuerdo con mis hijos. Es cierto que esas dos películas a mí me parecen muy mejorables, pero yo de verdad creo que hay películas magníficas españolas de hoy y de siempre. E insistiré en que las vean. El problema es que, con lo que cuesta sentarlos a ver una peli española, no sabes lo que deprime que sea un pestiño y los niños te miren como diciendo “¿Lo ves?”. Un abrazo y nos vemos luego.

  2. !Ay¡ esta vez Carlos ha tocado dos de mis temas favoritos. Voy por partes:
    1- el de la piratería que en este país está perfectamente tolerada por la ley. Yo estoy hasta el gorro de los piratas de las discográficas que nos substituyeron el vinilo de 1.500 ptas por el cd más barato de producir pero a 3.000 ptas. Por entonces me traía todos mis cd de Nueva York donde valían la mitad que en España. Hemos sido timados por las discográficas y ahora es la hora de la venganza practicando la piratería lo más que podemos. qué decir de los libros, te intentas comprar uno para el ebook y te encuentras que sólo son un 20% más baratos que el libro impreso. confieso que tengo rencor a los precios que nos intentan cargar aquí en españa y yo reacciono de forma pirata ante estos piratas.
    2- en cuanto al cine español diré que estoy hasta el gorro de lo “comprometido” que intenta ser. Así nos dan la tabarra con la guerra civil, eutanasia, violencia doméstica, paro, Opus Dei y todas las desgracias humanas que sufre la gente. ¿Cuándo va a hacer una comedia normal y corriente? ¿Cuándo va a intentar entretenernos un poco? Miren el cine francés donde abunda la comedia de costumbres. Y no voy a hablar de Almodovar se sólo sabe de putas, lesvianas, travestidos, drogatas, abusos sexuales. en fin,. estoy hasta el gorro del cine español y claro que le tengo manía, mucha manía.

    • Gracias, Rafael. Yo estoy de acuerdo contigo en que las discográficas nos han timado durante años, pero de eso tienen poca culpa la mayoría de los músicos a los que también han timado y que son los que más sufren la piratería. En estas cadenas de ahogo, el que más sufre siempre es el más pequeño, que es el artista. Respecto al cine español tienes razón en que hay temas que cansan, pero tienen entre la gente joven una imagen lamnentable que yo creo que no se corresponde con la realidad. Por eso me fastidió tanto que, después de convencerles para que se sentaran conmigo, viéramos dos películas, desde mi punto de vista, fallidas. Un abrazo.

  3. NOOOOOOOOOOOOOOO POR FAVOOOOOOR ESTE TEMA NOOOOOOOOO CARLITOOOOOOOOOOOOOOOOOSSSSSSSS QUE SE NOS INCENDIA EL CHIRINGOBLOG!!!!!!!

    Reconozco que una de mis aficiones es leerme los comentarios de los lectores cada vez que EL MUNDO o EL PAIS abren sus artículos sobre el cine español o sus artistas. Me deja pasmado el odio y el desprecio que muchísima gente siente por su cine. Deberíamos hacérnoslo mirar. Supongo que es imposible que eso ocurra contra “nuestra literatura” o “nuestra música clásica”, no así el pop y el rock. Sabina, Bosé y Alejandro Sanz deben ser tan amados/odiados como la Bardem, el Bardem, la Sinde y los demás. La única explicación que encuentro es que se exponen, dan su opinión sobre las cosas, y eso les honra. Si vives con un micrófono delante todos los días, creo que es muy noble que intentes dar tu opinión sobre las cosas que te preocupan. Pero creo que de ahí viene el problema, que siempre se debería empezar diciendo “en mi humilde opinión de persona normal, que yo de esto no sé, pues opino que…”. No me enrollo más. Me apena.

    Carlos eres un desgraciado: poner esas dos películas a tus hijos es una gamberrada supina. Prueba a ponerles “A tres metros sobre el cielo”, “Celda”, “Grupo siete”, o incluso “Blancanieves”, que es en BN. La gente como Rafa (arriba) opina claramente de oídas, porque hace ya unos cuantos años que el cine español se dedica a intentar entretener. Películas como “carmina o revienta” o “no habrá paz para los malvados” no hablan de la guerra civil, ni dan moralina. Son puro entretenimiento, del bueno. Con la dierencia de que que reconoces los semáforos, los acentos, las costumbres… LA CULTURA, la tuya, no la de otros, lo que debería ser suficiente para que te interesara más, por aquello de empatizar, la cercanía y el interés por lo de uno. Ay que me enciendo.

    Para terminar: aquí tienes a uno que no es de ni derechas ni de izquierdas y que además es productor audiovisual y que sin embargo opina que la piratería no es tal, que no sé quién nos ha vendido que HAY QUE PAGAR POR LA CULTURA. Yo opino que la información ha de ser libre y que si una cosa no cuesta dinero copiarla, lo que nos debería preocupar es que TODO EL MUNDO ACCEDA A ELLO gratis total. Otra cosa será que alguien haga negocio VENDIENDO productos que no son suyos. O regalándolos pero poniendo anuncios junto al regalo. Y ahí sí que sí deberían cobrar los autores o dueños de la obra. Pero vaya usted a decirle esl a google, a youtube, a telefónica… Estamos errando el tiro, amigo mío. Cuando me dejabas un disco y me lo copiaba en una cassete era robar? ¿Cuando me prestas un libro es robar? No señora, estás compartiendo conmigo información, conocimiento y cultura. Y debemos preocuparnos por que eso sea más libre todavía, más gratis, OBLIGATORIO, puesto que la tecnología lo permite. Hala, apedrearme, pero los gobiernos deberían preocuparse más de iluminar a la gente y de cuidar a sus autores. Los empresarios y los productores ya nos buscamos la vida. Que no nos ayuden, por favor, que no hacen más que liarla y empujarnos patrás.

    TOMA TOCHOOOO

    Por cierto, lo del título de la cabra anterior fue un acierto. Mira cuantos comentarios. Hacía mucho. 🙂

    • Bueno, Josesain, a ver cómo te contesto a semejante comentario. Por partes. Estamos de acuerdo en lo de las críticas por definición a los artistas españoles y ya de hecho dediqué una cabra a Bardem hablando de esto. Respecto a las pelis que les puse a mis hijos, coño yo no tengo un crítico de cine en casa que me advierta. Alatriste, novelones que me encantaron, actores magníficos, un buend director y una producción de pelotas, pensé; “Pues estará bien”. Y la de Trueba, pues estaba convencido de que les engancharía a los diez o quince minutos, que es lo que suelen estar protestando hasta que se enganchan. Pero no hubo manera. Yo estoy de acuerdo contigo y soy militante, eintento ir al cine a ver las españolas y tal, pero de vez en cuando tienes mala suerte dos veces seguidas y a ver quién es el guapo que les pone a los niños una española. Respecto a la piratería, me parece un planteamiento utópico muy bonito ese rollo bolchevique de “cultura gratis para todos”. Pero coño, ¿Tú y tus colegas dejaríais pasar gratis al cine a la gente que va a ver tus pelis? Y no me compares con lo de dejarnos los LP cuando éramos jóvenes. Es que, si compartes un disco en la red, no se lo estás dejando a tu amigo Josesain, se lo estás dejando a 500 millones de seres humanos. Y me parece que no es lo mismo. La piratería a quien está asfixiando, pero bien es a los artistas. Un abrazo.

    • Les he puesto de todo en blanco y negro; Hitchcock, Berlanga, Chaplin, El Gordo y el Flaco, Buster Keaton, Wilder… Y muchas les han gustado, pero protestan casi siempre en los arranques. Tenemos grabada “El Chico” y estoy deseando verla con ellos.

  4. Habláis de cine y yo no sé por donde empezar, así que empiezo por la autocrítica. La mía.
    Cuando te acercas a los cincuenta, empiezas a considerar como presente un batiburrillo que resulta en realidad de la contemplación de sucesos actuales con unas gafas que tienen su centro gravitatorio enterrado en un pasado cada vez más remoto, incluso aunque sea una realidad que te es hipotéticamente familiar: esa sensación de que, Michel “aún” juega al fútbol en el Real Madrid o de que Robert Redford es “aún” un actor en activo. Contaminación. No hay más que fijarse en cómo maneja alguien de menos de 25 años el concepto de CD para darnos cuenta de que eso ya no existe.
    Tampoco existe, para mi desgracia profesional, el cine tal y como lo conocíamos: el de ir a las salas se está muriendo. Se estaba muriendo de todas formas o al menos escalandose a un tamaño menor, pero la subida del IVA va a terminar de matarlo. Los espectadores han bajado más de un 40% desde entonces. Eso deja fuera de combate al cine que se hace en España.
    Los jóvenes. Los de verdad, los que salen en las estadísticas que es lo que cuenta hoy, pasan ya más tiempo en Youtube que delante de la tele. Nosotros lo vemos con la perplejidad de nuestro centro gravitatorio añejo, como neandertales viendo pasar un AVE. ¿Y qué es lo más visto en Youtube? Se crea o no, vídeos de gatitos.
    Y luego las películas. Y las series. Los torrent, Megaupload, o como se llame ahora, Seriesyonkis, Peliculasyonkis, The Pirate Bay… Te ponen instantáneamente y al alcance de la mano cualquier serie o película, en cualquier idioma y con sus subtítulos si eres mas sibarita.
    Y tu vas y lo descargas. Está genial. Sobre todo ahora que, por un poco más, contratas un 4G o una banda ancha y en literalmente 5 minutos tienes descargada una película en alta definición… ¿Para qué se usa si no semejante ancho de banda, para mandar correos electrónicos?
    Porque la transmisión de datos a alta velocidad da mucho dinero a unas cuantas compañías. Esas que nunca aparecen en las conversaciones sobre quién tiene que pagar a los que producen contenidos: el cine, y de paso los libros y los videojuegos siguen dando mucho dinero. Pero no a los que lo hacen…

    Los que de verdad roban, los que mandan en el estado, integrado a su vez casi al completo por mangantes, te roban hasta la humillación: la sanidad, la enseñanza, las inyecciones de dinero de los bancos o cualquier cosa que se nos pueda quitar. Literalmente. Y te recomiendan que no hagas tú lo mismo so pena de ser imputado, juzgado rápidamente y embargado. Sin absoluciones del consejo de ministros.
    ¿Y nosotros los del cine pidiendo que por favor la gente no se descargue las películas? ¿El único doping con acceso “gratuito” del que disponen? De acuerdo, los “razonamientos” que usan para justificar el robo son de grima, pero lo cierto es que va a seguir pasando, y como las grandes operadoras de internet nunca pagarán nada, seguirá pasando hasta que el que mejores películas haga deje también de vender…

    Hay algo en lo que el ser humano no cambia. Siempre nos ha gustado sentarnos alrededor del fuego y que alguien con talento nos cuente una buena historia. Da igual que venga en forma de relato oral, de libro, de teatro, de película, de videojuego (que el dios de la evolución perdone a la especie humana)
    Si nadie está dispuesto a pagar al que la cuenta supongo que en un tiempo, hasta el presidente de telefónica deberá de hacer un hueco en la agenda para contarle cuentos a sus nietecitos alrededor de la mesa de su mansión.
    ¡De todas formas, ya se ha escrito y se ha rodado lo suficiente! ¿Qué más podríamos querer escuchar?

    • Gracias Juanpe. Es cierto que nuestros hijos nos pasan por la izquierda y que yo me siento como un abuelazo frente a ellos. Yo intento, a pesar de todo, mantener ese espíritu de la tribu en torno al fuego y consigo que, por lo menos 3 ó 4 veces a la semana veamos juntos algo en la tele toda la familia. Y cuesta, porque otra cosa que hacen que a mí me flipa es que son capaces de seguir el hilo de una película mientras chatean con el móvil frenéticamente con 23 amigos a la vez. Y luego hay otros días que les dejamos que vean sus cosas en el ordenador. Pero por ejemplo ellos no entienden lo de vamos a ver una serie que empieza a las 21.30 porque te dicen: “La serie empieza cuando yo quiero porque la veo en el ordenador”. Son otra cosa y tienes razón en que, o se hace algo, o esta generación lo va a tener complicado para acceder al entretenimiento porque entre todos estamos matando a los creadores. Creo que las productoras, las discográficas y las editoriales se siguen equivocando y no es que sean un neardenthal viendo el AVE, es que son la tribu entera atropellada por el AVE a la ida y a la vuelta y siguen sin enterarse. Y, por cierto, lo único salvable de Alatriste (además de alguna interpretación); los decorados, la ambientación y el vestuario. Un abrazo.

  5. Hola Carlos:
    Mis mas sinceras felicitaciones por esta cabra……me siento totalmente identificado,aunque yo hace tiempo que perdí la batalla con mis hijos respecto al cine español….lo siento.
    Gran articulo Carlos.

    • Gracias Julio. Pues insiste. Yo, a pesar del fracaso de las dos últimas, mañana por la noche voy a volver a intentarlo… Un abrazo.

  6. Carlos, antes de nada, felicitaciones por la mayoría de tus “cabras”
    Respecto al tema de hoy, es muy español justificar el robo propio porque “todo el mundo roba”. Y así nos luce el pelo. Yo soy de los tuyos. Pago mis impuestos y no pirateo nada. Hasta pago siempre el IVA. Pero sí me siento legitimado para protestar, precisamente por hacerlo.

    En cuanto a las películas españolas. En general, un 90% son una mierda. ¿Por qué? Pues porque en España se subvencionan. Todas las teles, entre otros, tenemos que dar un 5% de nuestros ingresos (que no beneficios) para que muchos “culturetas” hagan “cultura”. “Unos cojones va a ser cultura lo que hacen” lo que hacen es una mierda. El día que entiendan que el cine no es cultura sino show business, el cine español mejorará. ¿Y a qué me refiero con show business? Pues a que lo vean como un negocio y se jueguen su dinero como todos los empresarios. Entonces, escogerán buenos guiones y se preocuparán de hacerlo lo mejor posible por su bien. Y si lo hacen mal, que palmen la pasta y se jodan. Que los yankees hacen películas horribles pero….se arruinan. Y si no, se que se lo digan al amigo Kevin Costner que se dejó todo lo ganado en la maravillosa “Bailando con Lobos” en otras como “Waterworld” o “El mensajero del futuro” entre otras perlas.

    En cuanto a la piratería, qué quieres que te diga. Es robar sí o sí. Si creés que esta caro, no lo adquieras; pero no lo robes. Un Ferrari es caro pero no por eso vas a ir a robarlo…. ¿No?

    Y gracias a tanto progre pirata y otros muchos, no te quiero contar la de gente que ha perdido su trabajo, tanto en el mundo de las discográficas como en el de la distribución de películas o Home Entertainment.

    En definitiva, ladrones los que lo hacen. Ya me gustaría saber qué opinan si lo hicieran con sus negocios. Y claro, ahora les toca a las editoriales. Que una peli al menos, te lleva un rato bajártela. Pero seguramente, en el mismo tiempo, te bajas la Biblioteca Nacional enterita.

    Lo dicho, un abrazo y sigue así.

    • Gracias Ignacio. Sí que es cierto que el espíritu de la subvención tiene su parte mala, pero yo no creo que el 90 por ciento del cine español sea una mierda. Se hacen cosas buenas, pero tienes razón en que, si se hicieran con un espíritu más empresarial, funcionarían mejor. En eso del showbusiness tenemos a un maestro que es Santiago Segura. Podrá gustar más o menos, pero el tío se juega sus pelotas y se lo trabaja increíblemente para hacer pasta. Respecto a los que piratean (que los hay progres y muy conservadores también) es cierto que, si les tocaran el bolsillo a ellos, opinarían diferente. Por ejemplo un tendero; ¿Debemos tener derecho a robarle los tomates por poner el kilo a 2 euros cuando al agricultor le han pagado 10 céntimos? Yo creo que no. Eso que nos parece muy obvio a todos, con la música, el cine y los libros on line la gente no lo ve. Un abrazo.

  7. Hola Carlos, hoy has escogido dos temas de la leche !!!!!!!!!!
    El primero, …. de este creo que hasta hace poco ( lo hemos dejado por manido… ) todas las semanas, en las cenas de viernes o sábado, nos daba juego para montarla con mi amigo Pepe Sánchez, al que si no conoces recordarás por ser un gran batería, desde los tiempos del insigne Maestro Ibarbia y su orquesta RTVE, donde Pepe era el titular de ese noble instrumento, pasando por todos los grandes de la música española, de las tres o cuatro ultimas décadas, hasta hoy que sigue con el Duo, y sus Big Bands….; además de ser el actual secretario general de la A.I.E. ( Asociación de Interpretes y Ejecutantes…. y prima hermana de la SGAE ) .
    Como verás si con alguien puede ser duro discutir del tema es con un autor, interprete y ejecutante de este calibre.
    Pero claro, la discusión se formo y tomo cuerpo en los momentos de vacas flacas, para las discográficas y para el resto de los que van detrás en la cadena.
    No hablábamos de esto, cuando Internet casi no existía; en los momentos de vacas gordas, en los de las superproducciones, las fiestas, etc.., etc…, etc..,
    Entonces pagábamos, desorbitadamente, el trabajo … además del lujo y el cachondeo ; que no es que a mi me moleste que la gente se divierta ni viva bien…. me molesta que se quejen amargamente cuando viven problemas, que otros, en otros sectores mas prosaicos, han vivido toda la vida.
    Yo he comprado tres o cuatro CDs piratas, y con mala idea… para regalárselos mi amigo del alma, y no me he bajado mas películas porque me gusta mucho mas ir al cine y verlas en ese formato que en una tele.
    Pero entiendo, o al menos tolero al que practique esta piratería, aunque sea robar; quizás porque el que roba a un ladrón….

    Respecto al cine español….. a mi me gustaban las películas de Alfredo Landa….cuando no estaba ni bien visto que te gustasen.
    Hemos tenido y tenemos actores y actrices tan buenos como los mejores del mundo, … pero luego, salvo raras excepciones, nos han faltado otras muchas cosas, para hacer películas redondas y atractivas para el gran público….
    Aún así, no cejes en tu empeño de que vean cine español, porque hay montones de buenas películas….
    De los aspectos colaterales a la calidad del cine español, entiéndase subvenciones, temáticas, etc… mejor no entrar; hay de todo y para todo.
    Un abrazo, y algún, cuando creas que puede gustarles, ponles el Crack de Alfredo Landa.

    • Gracias, Pedro. Es cierto que en la época de las vacas gordas, las editoriales y productoras se forraban en España de una manera desmesurada, pero es que ahora mismo yo creo que estamos poniendo en peligro la propia producción artística porque a los que aprietan de verdad el cuello es a los autores e intérpretes. Respecto al cine español, estoy deseando alquilarles “El Crack” para poder verla juntos. Un abrazo.

  8. Divina tu cabra, como siempre.
    Yo en lo del pirateo no te sigo…pero sobre todo porque nunca entendí que si nos hacian pagar un canon por cada centimetro de cinta virgen de VHS (aunque grabaras a tus churumbeles correr por los columpios), un canon por cada aparato grabador que comprabas, o camara de video, o DVD, CD, …es porque esperaban que grabaramos las pelis y la musica, no? Así recaudaron miles de millones y se forraron. Nos hicieron a los fabricantes de electronica recaudadores de un impuesto que ingresabamos en su abultada cuenta.
    Ah! que ahora ya no es así? pues que se inventen algo….imaginación… De todas formas me encanta ir al cine y voy siempre que me apetece una peli de verdad.
    Lo del cine español…yo intento verlo,..pero es que hay cada plastazo…uff y en casa mis hijos ná…creo que solo han visto la Gran Familia (Chenchuuu) y Marcelino Pan y Vino ( que lloros! )..y porque me he empeñado.. 🙁 !!

    • Gracias, Marga. Totalmente de acuerdo en lo de la falta de imaginación de las grandes productoras, discográficas y editoriales. Siguen ahí impasibles viendo cómo el negocio se lo hacen otros, o cómo directamente en España, la mayor parte de la gente que conozco les piratea. Respecto a lo del cine español nosotros, por ejemplo, hemos visto con los hijos recientemente “La niña de tus ojos” o “Bienvenido MR Mrashall” y les encantó y estamos pendientes de ver “Belle Epoque”. Ahora, si van a ver las dos de las que hablo yo en esta Cabra, ahórraselas… Besos.

  9. Menudos temitas, hubieran dado por separado para cinco cabras cada uno.

    Lo del pirateo no es algo que practique mucho, pero me temo que es mas por pereza que por moral.
    Creo que debes ser el único español que compra canciones, recuerdanos que luego te hagamos la ola 🙂

    Y del cine español ….
    Aunque de vez en cuando hay alguna buena o buenísima , no se por qué , así para empezar da una pereza mortal.
    Veo encantada una francesa, una argentina (aunque los diez primeros minutos reconozco que no entiendo nada) pero las españolas… solo cuando ya es clamor popular que es un peliculón.
    Buenísima cabra.

    • Gracias, Mercedes. No creas que soy el único pringao (eso me dicen mis hijos) que paga por los contenidos. Eso de la pereza ante el cine español es curioso, porque le pasa a muchísima gente, incluidos mis hijos, que tienen unos padres que, desde siempre, les hemos alabado las grandes películas y les hemos intentado evitar los grandes truños. Lo que pasa es que a veces se te escapan dos truños seguidos y haces la de Amancio, que es lo que me sucedió a mí. Un abrazo.

  10. Hola! Llevaba tiempo sin leer el blog ya que estaba de vacaciones. Tengo 29 años y estoy totalmente de acuerdo en todo lo que has puesto. Me considero muy fan del cine español y conozco a poca gente que no se ria a carcajadas con peliculas como “Es peligroso casarse a los 60” O “La vaquilla” en mi opinión son películas que no deberían quedar en el olvido.
    Si bien es cierto que hay películas que no valen nada como las que has nombrado o “Tuno negro” realmente esta última me dejó traumatizada de lo mala que era…
    Creo que hay que apoyar al cine español y demostrar que no es un género monotemático, es cuestión de saber filtrar.

    un beso enorme! 😉

    • Gracias Elisa y perdona que haya tardado en contestarte, pero como ves yo también dimití de la Cabra durante el verano. Ahí sigo insistiendo. El otro día vimos Belle Epoque y se han reconciliado con Trueba… Besos para ti y para toda la familia.

  11. Qué gracioso eres, jodío, me he desconjonao con las miradas de tus hijos y tu cara de pringao. Si te sirve de algo yo también lo hago. Con Pepe, los demás pasan, nos hemos tragado una serie de clásicos del western (Diligencia, Solo ante el peligro, los siete magníficos, Quién mató a Liberty Valance, Centauros del desierto, etc) y estamos encantados. No te cruces con el rollo cine español, ponles pelis buenas, sean de Córdoba o de Pernanbuco. Y a los cineastas españoles que espabilen, como todos.

    • Gracias, Morita. Me alegro de que te gusten las cabras y el cine viejo. Últimamente hemos tenido momentos buenos con Chaplin y con Belle Epoque, que han reconciliado a mis hijos, y a mí mismo, con Trueba. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *