PODEMOS DE DERECHAS

¿Debería surgir una fuerza política como Podemos por la derecha? Yo, la verdad, me quedaría mucho más tranquilo si no ocurriese, pero ese era el deseo que manifestaba ayer, en El País, Jorge Urdánoz, un filósofo que dedicaba un interesantísimo artículo a la razón por la que en España hay más corrupción que en otros países. Dice el profesor que no es que los alemanes y nórdicos en general sean menos pícaros que nosotros. No ve Urdánoz motivos genéticos-históricos en nuestro choricismo, sino que opina que los del Norte tienen unas leyes y unas instituciones que hacen más difícil meter la mano en la caja. Y, desde luego, cuando alguien la mete (la mano en la caja, quiero decir) sí que la paga, no como aquí, por mucho que el gran humorista Rajoy diga lo contrario cada vez que tiene ocasión. Me sabe mal contradecir a un filósofo, pero yo creo que en el hecho de que seamos unos choricetes de nacimiento tiene mucho que ver nuestra historia. No es casual que, mientras en España se publicaba el Lazarillo, en Ginebra estuviese Jean Calvin poniendo firmes a todo el que se meneaba. Y luego, como defienden numerosos pensadores, en España la falta de guillotinas, de verdadero paso de la Revolución y los excesos de la unión Iglesia-Estado nos han hecho mucho daño.
La cuestión es que este filósofo considera que el bipartidismo rancio que nos gobierna es parte fundamental de la corrupción y se alegra de la entrada en juego de Podemos. Es más; manifiesta su deseo de que surja algo similar en la derecha. Y la pregunta es ¿Sería eso posible? Hoy, los de Podemos, están poniéndose una piel, cada día más gruesa, de cordero socialdemócrata para tapar ese pelo de lobo bolchevique, marxista-leninista que nos mostró en sus primeros tiempos en la escena. ¿Son capaces de imaginar a un grupo de brillantes jóvenes españoles que aparecieran en las teles de derechas añorando la Dictadura de Franco, lanzando mensajes textuales sacados de discursos de Hitler, promoviendo políticas que se ciscan, directamente, en las libertades que nos dio la Constitución del 78? Yo no es que no lo imagine, es que sería imposible. Al día siguiente de soltar esas soflamas, probablemente, esos muchachos habrían salido de esas televisiones con dos o tres denuncias a la espalda por apología del nazismo. Porque me sorprende lo rápido que están olvidando algunos que Pablo Iglesias y sus colegas lograron una popularidad desbordante soltando mensajes en muchos casos poco compatibles con nuestra democracia y defendiendo sistemas políticos comunistas o filo-comunistas como si fueran la panacea hacia la que se debería dirigir España. Y cuando se critica a Podemos, sus defensores, que son abundantes y no precisamente iletrados, te saltan con que tú eres parte de la Casta y que les criticamos porque tenemos un miedo cerval al cambio.
Y a mí, personalmente, no me da ningún miedo el cambio y nada me gustaría más que ver desaparecer del gobierno a PP y PSOE, pero no para que lleguen unos tipos a los que he escuchado hace muy poco proclamar cosas que están bien en una asamblea de la facul, pero no se pueden decir en el parlamento de la nación. No tengo ningún chiringuito que proteger, pero reconozco que me provocan temor los Mesías que llegan con un discurso encendido en el que mezclan verdades como panes y cosas muy sensatas con soflamas inaceptables en una democracia moderna. Pablo Iglesias se mueve cada vez más con el gesto de los que se sienten elegidos y, por tanto, mejores que la tropa. En sus últimas apariciones se le nota con frecuencia la sonrisilla esa de los que se saben superiores, diciéndole con la mirada al periodista que le toca las narices: “Te vas a enterar tú cuando yo llegue”. Y negándose a contestar, por ejemplo, preguntas directas sobre sus convicciones comunistas. O lo último, y es que se auto-atribuye, indirectamente, la responsabilidad en los sms que circularon la tarde-noche del 13M de 2004. Por muy bien que nos caigan, por muy acertados que sean sus juicios y sus ataques a la Casta, por muy brillantes que sean exponiendo, a mí, al menos, no se me olvidan las burradas que les he oído decir, las defensas de Cuba y Venezuela, las citas de Marx y Lenin y la papeleta de las europeas de Podemos con el careto del Iglesias como logotipo. Y me da la inquietante sensación de que están consiguiendo que muchos olviden la parte siniestra de sus mensajes y se fijen sólo en que Iglesias y sus colegas parecen realmente capaces de quitar de en medio a Rajoy y a los suyos. Recomiendo también la lectura de otro interesantísimo artículo, también de El País, en el que un venezolano, Ibsen Martínez, nos advierte de que, cuando llegó Chávez al gobierno, nadie pensaba que fuera a liar la que lió. El título es “No puede pasar aquí” y quizás deberíamos empezar a aplicárnoslo.
En fin, que se me acaba el espacio y no quería yo dejar de comentar la cachondada esa del portal de transparencia, de las prisas del CPGJ por sacar a concurso la plaza del juez que investiga lo del Gurtel, o de la frase de la diputada del PSOE diciéndole al nuevo ministro Alonso que es un verdugo de mujeres. Pero sobre todo, lo que no quería que se me pasara por alto son las 3 delirantes preguntas que llevó ayer al Parlamento el diputado de CiU Durán i Lleida. Mira que hay problemas jodidos en España y en Cataluña, pues este hombre preguntó por un control antidoping al que se sometió a Messi en el último partido de liga del Barcelona. No es una noticia de www.elmundotoday.com. Es triste y acojonantemente real como la vida misma.
http://elpais.com/elpais/2014/12/09/opinion/1418147771_406990.html

16 comentarios en “PODEMOS DE DERECHAS

  1. Como me aburre Podemos me voy a centrar en la primera parte de tu entrada, que además está también muy de moda. ¿Somos corruptos por naturaleza?¿Somos todos corruptos?
    Creo que algo de cultural hay y voy a intentar exponerlo con un caso familiar sin mucha importancia, o no.
    Ayer llego la segunda de mis tres hijos que tiene, a sus 7 años, un profundo sentido de la justicia, aunque a veces no esté en lo correcto. Contó la anécdota de cómo en clase vió que su compañera de banca (aun se sientan de dos en dos) sacaba la libreta durante un examen y comenzaba a copiar las respuestas de la libreta. La profesora estaba justo delante pues se sientan en primera fila. Ella, viendo que la profesora estaba “despistada” le dijo: “Seño, seño, fulanita esta copiando de la libreta” Acto seguido su madre y su hermana mayor, saltaron indignadas y le espetaron: “¡Eso no se hace!¡Chivata!” Hasta ahora nada raro, es decir, eso es lo que siempre hemos oído en el cole, en la calle y en casi todas las casas, “no se chiva”, “no hay que ser chivato”, etc…
    Pero… ¿y si le damos la vuelta a la tortilla? ¿y si en lugar de hablar del mensajero hablamos de que una niña está haciendo trampas?, ¿y si ponemos en valor el esfuerzo del resto de compañeros?, ¿y si en lugar de gritar chivato, gritamos tramposo? si queremos que España no sea un país de Pícaros tendremos que empezar con los niños de 7 años (si no antes) en sus nimiedades diarias, si no será imposible que nos parezcamos a los países nórdicos, sin contar lo de que allí tienen mejores leyes.
    Así que a los que seáis padres ¿Estáis dispuestos a sustituir el “no seas chivato” por el “denuncia a los tramposos y valora el esfuerzo”? Os aviso, es jodido, muy jodido, porque como cuando hablas con uno de Podemos también sabemos por donde nos va a salir la respuesta, que si el compañerismo, la lealtad, etc.
    La decisión de hacer o no el aeropuerto de Castellón no está en nuestras manos, pero en lo que le tenemos que decir a nuestros hijos sí.
    Depende de nosotros.

    Un abrazo Carlos y lectores.
    (perdón por el tostón)

    • Gracias, Enrique. Tienes toda la razón. A mí en mis 3 años viviendo en Suiza, lo que más me pasmó es que la delación no sólo está bien vista, sino que es alabada. En España le reímos la gracia al que defrauda a Hacienda, al INEM, a la seguridad social porque no pensamos que cada euro que está defraudando nos lo cobran a los demás con los impuestos. Esa manía que tenemos de que el que mola sea el tramposo, el gamberro nos hace un daño tremendo. Mis hijos volvieron de Suiza flipando con el hecho de que, los más molones de la clase, eran los empollones. Los mejores en el esfuerzo académico eran los líderes del grupo. Aquí en España los más listos de la clase, a menudo, van escondiendo su brillantez para no molestar al líder, que suele ser el más echaopalante, guapete, fuerte de la clase. Y así nos luce el pelo. Un abrazo y dale un beso a tu hija, que la pobre habrá recibido alguna colleja de sus amigos en el cole…

  2. Desgraciadamente la mentalidad de derechas no siente suficiente indignación ante los desastres humanitarios que vivimos. La derecha ha asistido sin inmutarse a los desmanes de la banca con las preferentes, no ha hecho nada para paliar los desahucios. No digamos su pasividad ante la metástasis de corrupción que vemos, prometió leyes y no ha puesto ninguna en marcha. Yo soy de centro derecha, no del de Aznar, y siento que la derecha española carece de sensibilidad social ante los problemas sociales, cree en la caridad, no en la solidaridad. Actúan como tecnócratas, toman medidas macroeconómicas en la creencia de que el tiempo las resolverá y mientras tanto la gente sufre y sufre. Por eso no puede haber un Podemos de derechas, sólo creen en la limosna.

    • Totalmente de acuerdo, Rafael. La derecha cree que cuando reparte es porque ellos son muy enrollados, no porque sea de Justicia. Es lo que tú dices de la diferencia entre caridad y solidaridad. Yo, cuando hablo del Podemos de Derechas, lo que me inquieta es que para mí Podemos es extrema izquierda y me inquieta tanto como la extrema derecha. Y aquí da la sensación de que la gente no esta excesivamente inquieta con la posible entrada en el parlamento de una fuerza de extrema izquierda con capacidad de ser bisagra o incluso algo más. A mí, lo siento, pero me acojan seriamente. Un abrazo

  3. Buenas Carlos,

    Pues estoy de acuerdo con el primer comentario. Algo de “cultural” si tiene la corrupción. En los países, digamos, no mediterráneos o no latinos, cualquier acto “no limpio” por parte de los representantes políticos, es condenado por toda la sociedad en su conjunto. Por contra, en nuestro país, son defendidos por los suyos.
    Lo estamos viendo con Errejón y la cantidad de fanáticos (lo siento, no tienen otro nombre) que lo están defendiendo ante el claro incumplimiento del contrato. ¿Son estos los que critican tanto a una casta cuando ellos pertenecen a otra, la universitaria?.

    Y yo no estoy de acuerdo de que sería malo un PODEMOS de derechas. Creo, por contra, que sería muy sano para la democracia y ayudaría a crear otra imagen de la derecha. No hablo de una derecha que añore tiempos pasados sino una derecha moderna que rompa con la imagen actual de una derecha que solo vela por los intereses del empresariado, confesional, y en cierto modo clasista. Una derecha que de verdad aplique sus valores a los ciudadanos de a pie, defensora de la clase media, que se distancie en cierto modo del confesionalismo y sea crítica consigo misma.

    La actual derecha, la de Mariano Rajoy, Soraya Rodriguez y compañia es apreciada como la derecha del “pequeño Nicolás”. Si, muy patriotas pero están ahí para hacer dinero.

    Y se lo dice uno de derechas.

    Un saludo, Carlos.

    • Gracias, Nico. Lo de Errejón esta siendo muy gracioso, ciertamente. Respecto al Podemos de derechas, a mí no me parece mal que nazcan partidos nuevos de derecha, de hecho hay varios que ya están ahí. A mí me preocuparía que surgiera uno de Extrema Derecha, que sería simétrico a lo que es Podemos por la izquierda. Lo que yo digo en La Cabra es que este nuevo discurso socialdemócrata sobrevenido está ocultando lo que ha sido durante los últimos años (antes del nacimiento de la formación) el discurso de Podemos y sus líderes; un discurso de extrema izquierda que, a mí, me da miedo. El mismo miedo que me daría un discurso similar por la extrema derecha. Un abrazo.

  4. Chiflis…los que tenemos toda la familia política venezolana sabemos muy bién lo que significa un PODEMOS…así empezaron ellos y el pais está acabado .

    Creo que hay que temerles y dejarse de paños calientes , de verdad . Será muy “romántico” y “progre” escuchar decir a gente supuestamente con cultura y alto nivel intelectual que hace falta un partido como Podemos…pero a mi personalmente se me revuelven las tripas!!!

    Besos

    • Gracias, Koké.
      Sí, ciertamente, si oyes hablar a los venezolanos que viven en España, sean de la extracción social que sean y de la opción política que sea, todos dicen lo mismo sobre el Chavismo y la que les ha caído encima. Porque lo del Maduro es tremendo. Besos

  5. Hola Carlos , me quedo como otros de tus “leyentes” con la primera reflexión , sobre la segunda ya hemos comentado alguna vez que es algo intrínseco, casi genético a la sociedad española.
    No se si sería bueno o malo un podemos de derecha. Por reflexión más básica , alejarse de los extremos siempre se bueno y mas de los que van de camuflaje moderado. A mi no me asusta una IU o una Falange , sabes a las claras de que pie cojean y es decisión cada uno apoyarles o no. Me preocupa el extremo camelónico que adapta su discurso al entorno a sabiendas de que como dijo un economista clásico “la masa es lenta e irracional”.
    Y si viniera un derechemos? pues a lo mejor sería positivo. Quizá el inmenso grupo moderado que les critica dejaría de ser blanco de sus críticas de fascista. Quizá la sociedad podría ubicar en la ultra izquierda lo que ahora está en el centro izquierda como contrapeso de una potente y renovada ultra derecha.
    Quizá nos haría reflexionar a todos sobre lo que votamos , cosa que no se hizo en la segunda legislatura de Zapatero y que ahora parece que tampoco se hace.
    Quizá la gente sacara consecuencias de que votar a tus representantes no es elegir a la reina de las fiesta del pueblo. Quizá los católicos dejarían de estar estigmatizados por los que reivindican el derecho constitucional a una vivienda y un trabajo pero niegan la libertad religiosa (católica). Quizá con un Lepen en un escenario hipotético de ser tercera fuerza nacional la cordura llegaría al grueso del pueblo.
    O quizá estuviéramos rememorando el 36….
    Una buena ida a reflexionar Carlos.
    Como siempre un abrazo

    • Gracias, José Antonio. El problema no es que existan por la derecha partidos extremos como Falange; para mí el problema, como sucede ahora con Podemos por la izquierda, es que hubiera un partido de extrema derecha con verdaderas opciones de gobernar o de ser importante para el gobierno. Lo más cercano a eso lo tuvimos en la Catalunya del tripartito y no hace falta que comentemos cómo ha acabado, o cómo está acabando la historia. Podemos engullirá a IU y mucho me temo que vamos a tener al comunismo en el Parlamento con fuerza suficiente para ser decisivo en el gobierno de mi país. Eso sí que me acojona. ¿Imaginamos que Falange fuera determinante, por ejemplo, para que gobernara el PP? Pues eso mismo puede acabar sucediendo si Podemos-IU acaba siendo determinante para que gobierne el PSOE. Que Dios nos coja confesados. Un abrazo.

  6. Hola Carlos! Tienes muchisima razon. Como venezolana, a quien le duele en el alma la desgracia que esta pasando en mi pais, me encantaria poder ayudar y advertirle a todo espanol que apoye a Podemos, el grave peligro que se esconde detras de estos lobos vestidos de ovejas. A mi se me paran los pelos de punta al escucharlos, y no puedo dejar de sentir que esa pelicula yo ya la he visto antes. Son tan similares ahora mismo las condiciones en Espana a las condiciones con las que llego Chavez al poder, que asusta.. El peligro esta en pensar que en Espana eso es imposible que pase. Lo mismo deciamos nosotros hace 15 anos “eso solo pasa en Cuba, en Venezuela es imposible”… Hoy, cuando millones de familias venezolanas estan separadas por haber tenido que abandonar nuestro pais, veo con mucha tristeza, como amigos y familiares que aun quedan alla, tienen que hacer fila para comprar comida o medicinas basicas,y viven con la inflacion y la inseguridad mas alta del mundo… Sin contar a los presos politicos, los canales de television y prensa censurados y la absoluta falta de libertad de expresion… Me daria mucha tristeza que esto pasara de nuevo, en la Espana que me acogio con tanto carino… Ojala se pueda aprender de la experiencia de los demas…….
    Saludos a todos desde Ginebra!

    • Gracias, Carolina. Pues te agradecería que compartieras el artículo con tus amigos venezolanos y así que podamos tener más visiones como la tuya en los comentarios. No eres la primera venezolana que habla de esto y el artículo al que hago referencia es un relato magnífico en primera persona de lo que vivisteis en Venezuela cuando llegó Chávez. En fin, espero que esto se reconduzca y que la presencia de estos muchachos en el Parlamento no sea determinante para la formación de un gobierno, porque, si no, iremos aviados… Un abrazo y tómate una raclette a nuestra salud.

  7. En Ganemos Madrid están a punto de conseguir las 30.000 firmas con las que espero empiece el desalojo impresentables en la gestión de nuestra Capital. Y si los que vienen también son impresentables, no habremos perdido nada. No entiendo ese miedo al cambio que tenéis algunos.

    Mientras tanto, para que no todo sea Bertinosbornismo sobre Venezuela, aquí os dejo una versión diferente, de una amiga mía. Ya está bien de escuchar la misma cantinela una y otra vez, a ver si cambiamos un poco, gente.

    Gigi Romero, en Facebook el 6 de diciembre a la(s) 14:09

    “Una de las razones por las que después de las muertes sucedidas en Febrero en Venezuela y todo lo que vivimos, haya dejado de hablar de política en las redes sociales, es porque vi tanto odio, desorden y envidia a nivel ciudadano, que entendí que quizás tenemos más problemas cercanos y cotidianos que resolver, que aquellos que no están tan a nuestro alcance.

    Son demasiados los que culpan a los de arriba de sus males mientras abajo se comen vivos.

    Este mes, pero sobretodo ayer, ha sido digno de un “Relato Salvaje” para mi y mucha gente que quiero. Me llena de tristeza ver tal nivel de intoxicación humana y moral de tanto venezolano de a pie. El vivo, el que te sabotea, regatea, se colea, acapara, pero que luego se queja, insulta y crítica e incluso te apunta a la cara con un arma… ESE es el que ha podrido este país por dentro.

    Afortunadamente aún somos muchos los que damos los buenos días, hacemos nuestras colas, respetamos a los peatones y los semáforos, cumplimos con los horarios… Porque creo que mi aporte al país es ese, trabajar para ser la mejor en mi área y ser una buena ciudadana (lo que es toda una hazaña para el venezolano…).
    Y esto no es cosa de los políticos. Esto es una cuestión individual de respeto humano: Venezuela cayó en la miseria, no en la pobreza.

    Es triste no reconocer a tu gente y pensar que para estar en tu tierra, hay que tener COJONES para sobrevivir…

    Bravo a los que se fueron, porque todos merecemos una vida mejor. Y bravo a los que aguantamos aquí, porque somos muchos los que aún valemos. Esperemos que no sea en vano.”

    • Gracias, Josesain. Insisto en que yo no tengo miedo al cambio; tengo miedo a un partido que, aunque ha ido descafeinando su mensaje en los últimos meses, lleva en su programa propuestas que limitan libertades y cuyos líderes ponen como ejemplo de democracia a sistemas totalitarios o a democracias como la venezolana en la que Chavez, desde que llegó al poder, no hizo más que cambiar las reglas para obtener un poder omnímodo y un control absoluto de los medios de comunicación. Y a todo esto, mientras tanto, el país hundiéndose en la mierda. Eso sí, la culpa del hundimiento, por supuesto de “los imperialiiiihtah que quieren seguir dominaaaaando a loh pueeeebloooooh bolivariaaaanoooooh”. En fin, esos discursos de Antofagasto Panocho, que ya predijo el genial Ibáñez. Respecto al Bertinosbornismo y tu amiga. No sé qué de lo que cuenta tu amiga, desdice lo que denuncian los miles de venezolanos que han tenido que irse de su país. Me parece que lo que es ceguera es no ver que Venezuela es un país destruido por unos líderes de cómic. Porque lo de Maduro es de salir en una de las pelis de Sacha Baron Cohen. Un abrazo

  8. De Venezuela……, la verdad, que hable quien conozca Venezuela. Porque es bonito ver los toros desde la barrera, pero en el ruedo, se ven de otra manera.

    Por diversos motivos, desde hace mucho tiempo, sigo una de las pocas clasificaciones que se hacen sobre temas de corrupción en diferentes países, y que publica anualmente una organización independiente como es Trasparencia Internacional. La clasificación, a la que podéis acceder fácilmente en http://www.transparency.org/cpi2014/results es muy curiosa….. Y la verdad, yo que ando bastante viajado, o por lo menos mucho más que la media, puedo asegurar que la clasificación refleja bastante bien el sentimiento que producen muchos de esos países cuando se viaja por el mundo. Y pese a que en España nos creemos los más pillos y corruptos del mundo, estamos los 37 ( de una clasificación de 174) en cuanto los mejores países.
    Como curiosidades, y para quien os de pereza abrir el link el 1 es Dinamarca el 6 la amada Suiza de la Cabra, el 17 USA, el 26 Francia, el 37 empatado con nosotros Israel, y nuestra amadísima Italia está en el puesto 69.

    No es para estar orgullosos, pero si para ser conscientes de que España, no es única en este problema. Lo que también es verdad, es que hace unos años, en vez del 37 éramos el 29….. Y que además, la diferencia de puntuación que tenemos con el 1º (Dinamarca) es la misma que sacamos al 133, que comparten orgullosos Nicaragua, Magadascar y Timor Oriental…… Vamos, que podemos mejorar mucho.

    Por cierto, en esta clasificación de una organización internacional independiente, Venezuela figura el 161 de 175 países…… Colombia, su vecino más cercano es el 94, Brasil el 69 y Chile y Uruguay comparten un muy digno 21 puesto.

    • Gracias, Alfonso. Yo creo que en lo de la percepción de la corrupción influyen mucho los momentos. A nosotros, en los últimos tiempos se nos han juntado muchas cosas que nos han dado la idea de que tenemos una clase política podrida. Y aunque no todos sean así, si en un ramo de rosas pones un truño de perro, por muy bellas y lozanas que sean las rosas, el ramo olerá a mierda. Y ese es el problema; El Caso Noos, los elefantes y Corinna que se han llevado por delante a todo un Rey de España, Gurtel y Bárcenas que tienen hasta el cuello de heces al PP, los ERES que provocan ahogo en Ferraz, las merdés tremendas de los sindicatos… Es que echas un vistazo y la sensación que tienes es que deberíamos estar en los últimos puestos de la lista. Aunque claro, en esos puestos están los países en los que la impunidad es todavía más escandalosa que la de España. Porque, por mucho que diga Rajoy, y aunque haya algunos que la están pagando, en España seguimos viendo a cabrones que se lo han llevado crudo, que ni pisan la cárcel. O que pisan la cárcel, pero tienen bien oculto el dinero que nos ha robado con sociedades interpuestas, primos, cuñados y amigos y paraísos fiscales. Lo de Venezuela sí que es para que provoque alguna reflexión, dado que es el estado modelo para el partido que más crece en España. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *