LOS PESADITOS

Probablemente sean los años. He pasado ya la barrera del cinco y esto de convertirme en cincuentón me ha hecho mirar las cosas de manera diferente. Aunque, pensándolo bien, esto es algo que me lleva pasando desde hace tiempo; yo creo que desde que atravesé el Rubicón de los 40. Vaya; tampoco es que sea un viejo gruñón (creo), pero noto que cada vez hay más gente que me parece tonta del culo y otros que, siendo personas inteligentes, me tocan las narices con lo que dicen o hacen o con lo que no hacen o no dicen.
Y me pasa con muchos políticos, con no pocos personajes públicos, con numerosos periodistas y con seres humanos normales con los que uno se va cruzando en la vida. Por ejemplo en la política, cada vez me estomagan más las poses chorras y en estos meses que tenemos por delante vamos a oír un número de tontadas para las que no sé si estoy preparado. Esas que hacen que, por ejemplo, para uno de izquierdas cualquiera que esté en la clase obrera es un tío estupendo y, si está en el paro, no te digo. Y cualquiera que sea un empresario es un tío gordo hideputa que se fuma un puro mientras exprime a sus trabajadores. Es el mismo tic bobo que hace que entre la gente de derechas abunden los que piensan que todos los funcionarios son unos vagos que deberían desaparecer, que los parados son unos subsidiados diletantes y que el reparto equitativo de la riqueza no es justicia, sino algo parecido a la caridad.
La derecha, aunque haga políticas de contenido social, acaba practicando la dejación de los más necesitados partiendo de la base de que los derechos sociales no son tales, sino concesiones graciosas que los que más tienen hacen a los pobrecillos a los que Dios ha desamparado. Lo malo es que esas dejaciones no son exclusivas de la derecha. También la izquierda y, cuanto más zurda de manera más acusada, provoca en muchas personas la dejación de las responsabilidades individuales. Para mí el trabajo más que un derecho, que lo debe ser, es también una obligación. Y creo que las políticas excesivamente contemplativas y con poco control de la protección al desempleado conducen al acomodamiento y a la molicie. Creo que al trabajador menos dispuesto a esforzarse las subvenciones le llevan a pensar que su derecho a estar protegido es superior a su obligación social de trabajar si puede. Sé que esto no es políticamente correcto decirlo, pero yo he oído tantas veces, “joder es que para ganar 200 euros más de lo que me dan en el paro, me quedo en mi casa”, que no puede ser que sea casual. Creo que esa actitud es la que más daño hace a los cientos de miles que están en la cola del paro y que, ciertamente, aunque se muevan, aunque quieran, aunque busquen, no encuentran un trabajo ni a la de tres. Porque esa mirada despectiva hacia las oficinas de desempleados que tienen muchos en la derecha proviene de una falta de control sobre el abuso que algunos hacen de esta ayuda para los que están pasando un momento jodido en sus vidas.
Pero me he liado con la política y yo no sólo quería hablar de esos pesaditos. También me provocan sarpullidos los plastas del deporte. Por ejemplo los mourinhistas que hoy, pobres, están de luto. La noche del martes un equipo ramplón llamado Schalke 04 provocó un canguelo bestial en el madridismo porque ganaron 3-4 y estuvieron a punto de eliminarnos. Íker estuvo como la Chata y ahí estaban ya los anti-Íker (que son casi todos pro-Mou) proclamando su “ya lo decía yo”. Sólo faltaba que anoche el Chelsea se metiera en cuartos para terminar de pasar el cuchillo afilado por la garganta del mejor portero de la Historia y del entrenador que le dio la Décima al Madrid. Pero, ¡ay tú! que va Mourinho y palma en casa jugando contra 10 y hoy, qué alegría, esos pesaditos están mucho más callados que anteanoche. Qué gusto.
Otros que me ponen cada vez más de los nervios son los que tutean a todo el mundo. No sé qué pasa en España para que, siendo como somos un pueblo muy cordial, seamos, probablemente, el pueblo más descortés del planeta. Es que vas a una tienda y te tutean, viene un fontanero a casa y te tutea y llegas a un restaurante y te sueltan: ¿Cuántos sois? Yo tampoco es que sea un tipo muy reverencioso, pero me encanta escuchar, cada vez que voy al extranjero, palabras como “Señor”, “Sir” o “Monsieur”. Aquí o estás en un restaurante de rejón de 100 euros el cubierto o en un hotel de los buenos, o no sabes si el que se dirige a ti te está sirviendo o a punto de hacerte aquella pregunta tan típica de las callejuelas de los bares del centro hace años: ¿Quiés costooo?
Ahora, los que ganan para mí el campeonato mundial de pesaditos son esos que jamás tienen responsabilidad en nada de lo que ocurre a su alrededor. Son los que preguntan como Steve Urkel “¿He sido yoooo?” después de haber provocado un cataclismo de 8 en la escala de Richter. Son esos que no saben perder y que, cuando les vienen mal dadas, se ponen tensos y se les bloquea el cerebro. Aunque debo reconocer que algunos de ellos tienen gracia y a mí me caen bien. Lo digo porque el pasado fin de semana estábamos jugando al Tabú varios de mis hermanos, con nuestra madre y algunos de nuestros hijos. A eso de las 2 de la mañana, muertos de la risa con algunos momentos inverosímiles, mi hermano Pablo batió el récord del mundo de querer escaquearse. Tenía que definir la palabra morreo. Y dijo “es cuando te dan un pico en los morros”. Los que estaban controlando le advirtieron que “morro” era una de las palabras tabú y él, cargadísimo de razón, dijo: “¿Pero qué tendrá que ver morro con morreo?” Y todavía hoy nos estamos riendo.

21 comentarios en “LOS PESADITOS

  1. Antes de nada, echo de menos a Josesain, hace tiempo que no dice nada cuando antes era el primero en comentar.Ah!!!, y desde aquí Felicidades a la madre priora, 90 añazos!!!. De lo que dices, en, casi, todo estoy de acuerdo, pero para mi lo peor son las declaraciones demagógicas de los políticos……….y este año nos vamos a hartar. Quedaba muy madre coraje Susana Díaz gritando con su bombo que a su hijo le quería dejar una Andalucía mejor……obviaba sin embargo que el PSOE gobierna Andalucía, probablemente, desde tiempos del bisabuelo de ese niño. Pero todos son iguales, y todos son capaces de decir la frase más demagógica poniendo cara de enfado, emoción, indignación……..aunque el más mínimo análisis de lo dicho fuera para echar a reír. Y sí, muy divertido el tabú, pero yo estaba sufriendo porque las risotadas de tíos y primos iban a despertar a mi infante………….las cosas de la paternidad al estilo papuchi 🙂 Besos

      • Hola Josesain, ya echaba de menos tu ácida, a la par que acerada, crítica. Pero no me negarás que la Espe da cancha para pasarlo bien, y ésta por lo menos sabe hablar, aparte de que te guste más o menos lo que diga. Ves, en eso es igual que Pablemos, que desde luego, lo que es hablar, sabe. Al final hasta se harán amigos. Atentos a las pantallas………………de plasma claro

    • Gracias, minmano. Como verás, no ha tardado Josesain en aparecer. Lo de los políticos es de pena. Lo de Susana Díaz da risa, pero lo de ayer en el Congreso con Rajoy y Sánchez en el concurso de “Pues tú más, Tomás” fue patético, que es adjetivo que le gusta a nuestro primer ministro. Lo de tu niño y tus momentos paspas, como diría Gomaespuma es “lonormáll”. Besos

  2. Pues te lo vas a pasar bomba con este año electoral en el que nuestros políticos han descubierto las tertulias televisivas. Cada vez que veo al candidato a alcalde del PSOE por Madrid se me abren las carnes, menos mal que Espe ni está ni se la espera en los platós. Y me alegro que tus amigos de Pablemos se hayan sacado un pedazo de as de la manga con Manuela Carmena. Con un poco de suerte, empezamos la reconquista desde la capital del reino. Prepararsen.

    • Gracias, Josesain. Bueno, lo de que Espe no vaya a estar en los platós no lo tengo yo tan claro. Lo bueno que tiene es que cuando está más a gusto es en el cuerpo a cuerpo y como dice Javier nos lo pasaremos bien viéndoles sacarse sangre. Lo malo son estos que no tienen un pase y además de decir tontadas son aburridos y previsibles. Pablo Iglesias caerá mal a sus no partidarios, pero hay que reconocer que el tío da juego. Y Carmena es otra de las buenas. Un abrazo.

    • Josesain, se te abren las carnes con Carmona por la pinta que gasta. Es una mezcla entre James Bond y El Fari, que viene a convertirlo en una suerte oxímoron físonómico.
      En cuanto a la inteligencia de todos nosotros Carlos, en cita, no sé si apócrifa o no, de Descartes, es lo único que Dios ha repartido bien, porque todos creen que tienen la suficiente, ahí tenemos a esos políticos que en vez de esconderse en un rincón oscuro de su propia abyección nos lo prueban diariamente. Mira a Esperanza si no, que es la que más locuaz está últimamente y que se creería que es Jürgen Habermas si supiese quién es, de tan tontos como nos ve a todos…

      • Gracias, Juanpe. Me ha encantado lo de “oxímoron fisonómico”; es un hallazgo que algún día te robaré. Respecto a Espe, yo no creo que piense que somos tontos, aunque a veces haga derrapes muy curiosos. Pero en otras ocasiones tiene más razón que un santo y es de esos pocos políticos que dicen cosas jugosas y de manera contundente. Para los periodistas es un caramelo, aunque a veces sea un caramelo envenenado… 😉 Y seguro que sabe, como yo, que Habermas es un magnífico centrocampista. Un abrazo.

  3. Hola Carlos,
    Estoy de acuerdo contigo, como casi siempre. A mí lo que me crispa son esos políticos que dicen naderías con voz campanuda, que parece que hablan en titulares. Hay algunos que parece que recitan el libro de estilo del partido, la Cospedal es una maestra, o el Manifiesto Comunista. Y los que dicen chorradas como puños sin despeinarse. Esta mañana he visto un tuit del candidato del PP en Andalucía, ese señor con nombre de árbitro (según Antonio Burgos) que decía “A de Agricultura, A de cAmbio, …” y se habrá quedado tan a gusto. Enfin, que nos quedan unos meses para armarnos de paciencia… Un beso

    • Gracias, Sylvirito. Pues el Juanma este por la edad podría ser hijo de una señora que hace 35 años participó en el juego de los barcos con Pepe Navarro presentando el magazine de tarde en TVE1. Le pide el presentador que haga su disparo y la señora dice “Ese-3”. Pepe Navarro le contesta que sólo hay letras desde la A hasta la Jota. Y la señora insiste varias veces hasta que dice: “ESE de BarSelona-3”. Lógicamente, Pepe, que era un tío fino, entendió que era C-3. Y fue agua… En fin. Lo de nuestros políticos va a ser para terminar el año metidos en un sanatorio mental. Besos.

  4. Hola Carlos , la verdad es que se echaba de menos a Josesain.

    ¿Como era aquello de en vez de pensar lo que voy a decir voy a soltarlo a ver que pasa…? será la edad como tu dices, o los palos que nos hemos llevado hasta llegar a ella.

    Un abrazo Carlos

  5. Creo que en tu carta de hoy, hay bastante consenso. Yo desde luego coincido contigo y me encanta como nos lo has contado, pero además estoy de acuerdo con Juanpe en su descripción de Carmona al que veo y escucho en tertulias, pidiendo la palabra a Inda y Maruhenda, qué trío (para analizar, Inda me parece tan interesante como brumoso). “La Espe” en su estilo, aquí estoy yo y quién son esos…Pues la Thatcher, la Merkel española, uf todo eso y más.Todo lo contrario a Cifuentes más discreta y que esta en paralelo. Bueno Sylvirito que razón, debería estar prohibido no solo ser político y tener faltas de ortografía, sino ser cualquier cosa hasta ese fontanero que te tutea, además ahora no hay excusa con estos correctores que a todos nos asaltan. Josesain sí vamos a tener tertulias como tenemos ahora, difícil, superar en número pero sí en expectación en cuanto aparezcan algún amigo de Pablo Iglesias o él mismo y Esperanza Aguierre, tendremos que tomar antes un tranquimazín para soportarlo, y Carmona seguirá pidiendo la palabra, y se hablarán de usted. Un abrazo Carlos.

    • Gracias, María. nO creas que no hay excusa. Yo tengo que leer y releer setenta veces las cosas que escribo porque los correctores a veces te hacen poner palabras que están escritas correctamente pero no son las que tú querías escribir. Y puedes acabar diciendo burradas sin querer. Y lo de las tertulias a mí me dan casi la misma pereza que el Gran Hermano VIP. Un abrazo

  6. Como siempre estoy muy de acuerdo contigo. A mí me pasó como a tu hermano Javier, que eché de menos a Josesaín, que siempre es elprimero. Me encanta qoe os riérais tanto hasta las 2 de la madrugada los hermanos con vuestra madre. ¡menos mal que el infante de javi no despertó.
    Sí tía Conchita ayer, llegó a los 90. También sabrás que están todos los Hirschfeld :descendientes de tu abuela Pialr, tío Pepe H y tía Lola, prepararndo una reunión para el 20 de Junio; Creo que ya van por 135 los apuntados. A mí me apuntaron, lo que no sé si podré ir, supongo que sí.
    A ver si nos vemos antes aquí en Madrid.
    Sigue con tu “cabra”.

  7. La edad nos hace más selectivos, ponderamos mejor. Uno mismo también sabe más exactamente lo que prefiere.
    Y lo vulgar o masivo, si el tiempo vivido se ha utilizado para reflexionar,,,lo vulgar se hace inaceptable.
    En cambio , sin prejuicios, podemos encontrar apreciaciones muy sensibles y positivas en gente “no preparada” pero que sabe vivir y aprovecha sus recursos.

    • Gracias, Isabel. Indudablemente que lo importante, al final es saber vivir que, cuando uno lo consigue, es cuando alcanza la verdadera sabiduría. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *