EL BUEN CRISTIANO

Sé que me meto en un buen lío arrancando una columna de esta manera. Para empezar reconozco que no es un titular muy atractivo, aunque el papa Francisco esté consiguiendo que la Iglesia Católica, y el cristianismo en general, caigan algo mejor al vulgo patrio. Pero me van a permitir que hoy me ponga un poquito trascendente porque están pasando cosas que hacen que me remueva en mis fundamentos de cristiano de base. A ver, me explico. Yo no creo que, cristianamente hablando, sea un ejemplo de nada. De hecho, asumo que, si Rouco and friends analizaran mi modo de comportarme, probablemente llevarían al Vaticano mi expediente para una próxima excomunión. Porque todo depende del cristal con que se mire. Si le preguntas a uno del Opus qué es un buen cristiano, su definición tendrá poco que ver con la que haga, es un poner, un cura obrero de un arrabal de cualquier ciudad grande del mundo. Es muy difícil encontrar una definición homogénea de lo que es un buen cristiano. Pero creo que si, consideraciones morales al margen, yo tuviera que destacar dos de las principales aportaciones del cristianismo a la humanidad son el perdón y la misericordia. Es decir; la empatía con el que sufre. La capacidad de ponernos en el lugar del otro para perdonarle y para ayudarle aunque sea nuestro enemigo. Y son dos conceptos muy fáciles de expresar, pero jodidamente difíciles de aplicar en nuestro día a día. Por lo menos para mí.
Pero eso no quita para que me sorprendan algunas decisiones políticas en las que estoy seguro de que no ha habido ningún cristiano de verdad por medio. Y eso que se supone que en el PP debe haber más cristianos practicantes que en otras formaciones políticas. Por ejemplo la burrada esa de poner cuchillas en lo alto de la valla de Melilla para impedir el paso a los inmigrantes que buscan mejorar sus vidas al otro lado de la frontera. Yo no digo que no haya que establecer controles, pero coño, no me creo que no haya métodos mejores que provocarle heridas graves y dolorosísimas al que intenta saltar la alambrada.
A otro nivel, me ha sorprendido también la frialdad con la que el presidente de Valencia anunció que se cepillaba Canal Nou. Una sentencia anuló anteayer el ERE con el que habían echado a mil y pico trabajadores y, ante la imposibilidad de cumplir la sentencia, Alberto Fabra decide aniquilar la RTV. No entro en si son o no necesarias las teles públicas (yo creo que no), ni en si la estructura sindical y unos convenios colectivos excesivamente rígidos hacen insostenible el funcionamiento de una televisión pública (que me parece obvio), pero he echado en falta algo de misericordia en todo este proceso. ¿Se ha parado alguien a pensar si había otra solución antes de dejar a 1.700 familias en la calle? Parece que no y, de hecho, el consejo directivo de Canal Nou ha dimitido en desacuerdo con la decisión del Presidente Fabra y con la nota que se publicó al dar la noticia. Son dos ejemplos, pero hay infinidad de asuntos similares en los que los políticos a los que elegimos nosotros toman decisiones sin pensar en el sufrimiento que generan. Y yo creo que lo hacen todo a sabiendas de que nosotros, por pereza o por no mojarnos en exceso, preferimos mirar casi siempre hacia otro lado. Como tapándonos, los ojos, los oídos y la nariz.
Y es esa huida de la realidad la que hace, probablemente, que el otro día las dos noticias más vistas en la web de uno de los principales periódicos nacionales fuesen la del saludo de la Princesa Letizia a Belén Esteban en una fiesta y el anuncio de la custodia compartida para el hijo de Isabel Pantoja que ha sido papá y no ha aguantado con su señora ni dos telediarios. Pero es que la tercera eran unas declaraciones de la líder del PP en Catalunya que tuvo un hijo por lo civil y asegura que su churumbel tiene el mejor padre del mundo. Ya se puede caer el planeta, que nosotros estamos a lo que estamos. Como la gente del pueblo es sabia, eso se lo advirtió hace casi 70 años un ujier de un juzgado a mi tío José Luis que se estrenaba como juez en Coín. En su primer día de juicios en sala, mi tío le pidió que anunciara que era “Audiencia Pública”. El ujier voceó: “Audencia pública”. Mi tío le corrigió un par de veces y, cuando le iba a enmendar por tercera vez porque era incapaz de pronunciar “audiencia”, el ujier le dijo: “Mire zeñoría, zi da iguá. Aquí en no ziendo azunto de folleteo no viene ni Dió”. Pues eso, que ya se nos puede morir de hambre el vecindario que, si no hay morbillo, ni nos inmutamos. Así que, por si acaso, yo a mis lectores cabreros les animo a que miren un rato por el hambre del prójimo y se apunten a la iniciativa del banco español de alimentos. Se trata de participar los días 29 y 30 de noviembre y 1 de diciembre en una recogida masiva de alimentos. Necesitan miles de voluntarios y toda la información sobre la acción y sobre la ONG está en www.bancodealimentos.es. Si nos animamos y les echamos un cable seguramente no acabemos con el hambre en el mundo, pero algo haremos y sin duda, por lo menos, se nos va a quedar la conciencia un poco más tranquila.

26 comentarios en “EL BUEN CRISTIANO

  1. Carlos, pensé en ti cuando vi el ranking en El Mundo y esas dos noticias por delante del aso Snowden… 100% de acuerdo.
    En lo de las televisiones públicas, yo si me voy a mojar. Creo que el cierre de las televisiones públicas como Canal 9, TV3, Canal Sur or Telemadrid es lo mejor que le puede pasar a la democracia. Su labor ha sido la de perpetuar al politicastro de turno, retorciendo la realidad hasta hacerla irreconocible. Eso y “Tómbola” son las contribuciones de Canal 9 a la sociedad. Mejor cerrada.
    La combinación de la banalidad del populacho que demuestra el ranking de El Mundo, con el uso torticero de los medios ha permitido perpetuar dinastías de chorizos en los gobiernos autonómicos y ayuntamientos.
    Lamento las 1700 familias que quedan en la calle, pero me alegro de que no se sigan utilizando los impuestos para mantener el engaño.

    • Gracias Txema. Yo opino como tú respecto a las teles públicas. Y me podría hasta parecer bien el cierre total, si no fuera porque sospecho que todo esto esconde, como casi siempre en la política, un negocio. Apostaría a que un grupo afín al PP va a acabar quedándose por tres duros las instalaciones y las señales de Canal Nou. La comunidad valenciana asumirá la deuda y ya verás como dentro de nada hay alguien emitiendo por los canales que hoy quedan vacíos. Me encantaría equivocarme. Un abrazo.

  2. Pues eso, que no estoy de acuerdo…en primer lugar, un buen cristiano es un buen cristiano sea del Opus Dei, cura arrabalero, jesuita, se dedique a los pobres sin recursos o a los pobres de espíritu. No depende del cristal con que se mire, la verdad es una, mi verdad, tu verdad…no, la verdad. Decía algo así Machado “¿Tu verdad? No, la Verdad, / y ven conmigo a buscarla. / La tuya, guárdatela”.
    Te adjunto un link donde puedes ver un número ingente de iniciativas sociales en España y en el mundo que desarrolla el Opus Dei (http://www.opusdei.es/sec.php?s=368). Por seguir con el tema, un buen cristiano es aquel que vive como Cristo e intenta identificarse con Él en cada momento de su vida (no sigue el mensaje de Cristo, intenta ser Cristo en la tierra).
    La política, desgraciadamente, tiene poco que ver con Cristo y la verdad.
    Por último, respecto a la valla de Melilla, sería más fácil electrificarla si no queremos que pasen, antes de subir les da el trallazo (unos voltios, no vamos a poner 2.500) y les ahorramos un calvario. Abrazos, Tipi

    • Gracias, Tipi. Ya nos gustaría a ti y a mí que la verdad fuese como la de Machado. Anda que no he oído veces a personas de un lado y del otro tachando de poco cristianos o poco católicos los comportamientos de personas que no piensan o no se comportan como ellos. Respecto a las iniciativas sociales del Opus Dei, me parecen estupendas. Yo sólo propongo una más. Y totalmente de acuerdo en que la política tenga poco que ver con Cristo y con la Verdad. Aunque igual nos iría algo mejor si así fuera. Respecto a lo de la valla, deberíamos acordarnos de que no hace tanto tiempo éramos nosotros los que queríamos ir a otros países a buscar algo mejor. Hoy empieza a haber otra emigración de nuestros jóvenes, pero los que vienen hoy a España se parecen mucho más a los españoles que salían de aquí hace 50 años. Un abrazo.

  3. Yo creo que lo mejor es mantener al cristianismo lejos de la política, igual que lo haría con la doctrina de Buda o de Confuncio (muy acertado en sus normas del buen gobierno). En eso me gusta cómo lo hace la república Francesa que tiene al cristianismo lejos de la política. Reconozco que estoy cerca de Fernando Sabater y su ética para Amador donde ensalza los valores de la ética laica y los mantiene bien alejados de el mundo de las creencias. las consecuencias en la Historia de no hacerlo así han sido funestas. Tengo una gran aprensión al Opus Dei al que conozco algo (de hecho intentaron meterme en su barco hace siglos jeje), detesto su afán proselitista preferentemente de gente importante, su elitismo y su jactancia de estar en la verdad. Me alegro de que Carlos haya ponderado al cristianismo y no al dogmático catolicismo romano porque ése tiene muchos de los tics del Opus que parece su quintaesencia. Ah¡ y también me alegro de que pondere al papa Francisco que con su humanidad y falta de dogmatismo es, junto a Juan XXIII el único papa en siglos que pone los valores humanos delante de los dogmas, de la obsesión por el sexo y de la jerarquía. Con más papas como él, el catolicismo se quitara esa etiqueta de Romano y de verdadero que es lo peor que tiene

    • Gracias, Rafael. Yo me he explicado mal, porque no hablo de unir religión y poder, sino de que se noten los buenos valores cristianos en las decisiones políticas. Quizás esos valores que para mí son cristianos, para otros lo sean de otras confesiones. Me da igual. De lo que hablo es de hacer una política que mire por las personas y que se pare a pensar de vez en cuando en el sufrimiento de los que menos tienen. No estoy hablando de hacer política Bambi, sino de mirar un poco hacia abajo. Los políticos no miran hacia abajo y nosotros miramos hacia otro lado. Eso es lo que yo quería decir. Respecto a Francisco, estamos de acuerdo. Es un Papa con el que estoy seguro de que Cristo compartiría mesa sin ningún problema. Un abrazo.

      • Tienes razón en que no hablas de unir religión y poder. Quizás he sobreaccionado porque se me ponen los pelos como escarpias cuando huelo proximidad entre uno y otro. También cuando alguien menciona al Opus Dei en este contexto. Yo prefiero afirmar los valores del humanismo laico para trazar una línea muy gruesa entre una cosa y la otra y también para ponerme en el ugar de mucha gente, como yo, que creemos más en la ética que en los valores de una religión concreta. Yo prefiero hablar de solidaridad que de caridad, de integridad más que de moral, de derechos humanos más que de valores cristianos. En el fondo estoy de acuerdo contigo en los valores que necesitamos, en la forma no. Un abrazo como siempre, mayor si cabe en la discrepancia.

          • pues yo discrepo. Creo que el término caridad (caritas-amor) incorpora al de solidaridad. Prefiero querer-amar a ser solidario, si de terminología hablamos, y amo a mi mujer (no simplemente soy solidario). Los valores humanos y los de la religión católica son los mismos ¿cuáles son diferentes? Por último, no hay dos realidades, o tres, o cuatro…está la realidad que es la que es, las personas son las que son, políticas o no, y por qué no puede estar la religión en la vida pública? Parece que la separación de unas cosas y otras es una opción neutra, y no es más que otra opción. abrazos,

          • Gracias, Tipi. Mejor que te conteste Rafael, pero yo creo que respecto a lo de la religión en política, yo creo que no está mal que uno aplique sus convicciones a la hora de trabajar, pero no creo que sea bueno que se mezclen conceptos como iglesia y estado que tan mezclados han estado desgraciadamente en nuestra historia. Un abrazo.

  4. Enhorabuena por el artículo, Carlos. Y a los demás comentaristas por sus enriquecedores comentarios. Apoyo al 100% la opinión de los tres. Sobre todo porque me considero cristiano a la antigua usanza…
    Lo que me parece un pelín desfasado es hablar de cristiano cuando se habla del PP. Sí, sé que en su ideología está el Humanismo Cristiano. Pero me parece que se refiere a una corriente filosófica o un planteamiento de civilización (europea), más que a un cristianismo de verdad.
    Si les moviera un cristianismo de verdad hace tiempo que habrían cerrado las TV públicas, que hubieran acabado con el hambre y el paro en España y muchas otras cosas.
    Pero no… Por desgracia, lo que impera es el capitalismo y el hacer el negocio a los ricos para que luego les devuelvan favores. Ayer mismo pensé lo mismo que tú sobre el futuro de Canal 9. Llegará un empresario afín y dará el pelotazo, con instalaciones, las señales y los canales… todo ‘pagao’ a nuestra costa. En fin…
    Un fuerte abrazo

    • Gracias Gonzalo. Yo no hablaba del PP como partido cristiano, sino que imagino que en sus filas debe haber más cristianos que en las de otros partidos. Y realmente no tengo ninguna gana de que la religión se meta en la política. Sólo hablaba de la aplicación de sentimientos cristianos básicos al ejercicio de esa política, para hacerla menos cabrona. Yo no discuto que haya que cerrar o no todas las televisiones públicas, lo que discuto es el modo en el que hacen todo estos políticos y la manera en la que nosotros, por lo general, preferimos mirar para otro lado. Un abrazo.

  5. Carlos, como siempre, acertado. Lo de las teles públicas completamente de acuerdo en que no son sino botafumeiros sonoros del aparatich para loar al político de turno. Fastidia y mucho -sobre todo a los que somos y sentimos la profesión periodística- que se queden en la rue mil y muchos colegas, pero también es responsabilidad en parte de los propios periodistas no haberse cuadrado ante el déspota manipulador de turno y enviarle a tomar el aire. Porque una colega que se quejaba de que tenían que sacar al Zaplana del zaplanazo por el perfil bueno y no se rebeló contra eso, ahora no debería lamentarse. Nuestras actitudes son fundamentales para mejorar las cosas y el servilismo o el “¡que le vamos a hacer. Tengo que pagar la hipoteca!” no vale sino como autoexcusa.
    De lo de la valla, qué decir. Las famosas concertinas (las vallas con cuchillas que provocan un concierto de gritos de dolor, de ahí su nombre…creo) las inventaron para impedir a toda costa la entrada de palestinos en territorios de Israel. Su funcionamiento, es macabro, porque los flejes de acero con el que están fabricadas, cimbrean al tocarlos y actúan como os podéis imaginar. Mejor la electricidad en pequeñas y disuasorias descargas. Aunque lo ideal sería que no existieran las barreras.
    De religión, no opino….

    • Gracias, Manolo. Lo malo es que hay que ser un héroe para levantarte y decir hasta aquí hemos llegado en medio de un mar de gentes que aceptan lo que les toque siempre y cuando les garanticen el puesto de trabajo eternamente. Que eso es lo que supones cuando tienes un puesto en una tele de estas. Y ya ves tú. Lo de la valla es para hacer pasear por encima de ella descalzo al hideputa al que se le ha ocurrido. Un abrazo.

  6. Enhorabuena! Me ha gustado mucho tu artículo; ayer pensaba yo cuando hablaron de lo del Canal 9, si no habrían tenido antes en Valencia muchos gastos superfluos en los que haber ahorrado, para no tener que haber llegado a esta situación, independientemente de que el citado canal esté sobredimensionado en cuanto a su plantilla, o de la calidad de su programación…

    • Gracias, Milagros. El problema es que, en sí misma, una tele pública es para mí un gasto superfluo, con lo cual, mal empezamos. Si a ese gasto superfluo le sumas una plantilla desmedida y unos convenios colectivos inasumibles y unos sindicatos y una dirección incapaces de negociar, pues tienes el desastre que se ha producido en Canal Nou y en Telemadrid y el que se va a producir en Canal Sur en cuanto rasquen un poquito. Un abrazo.

  7. Hola Carlos,
    Muy interesante tu post de hoy.
    Aprovecho para pasaros copia del correo que me acaba de enviar la Confederación Española de Religiosos, a propósito de este (y otros asuntos semejantes):

    Un abrazo,
    Ligia

    Queridas amigas y amigos:

    En este correo os hacemos llegar dos acciones que ponen de manifiesto el desacuerdo frente a las medidas escandalosas que nuestro Estado y en general, toda la Unión Europea están tomando para controlar los flujos migratorios. Os animamos a reenviarlo a vuestros contactos y a no permanecer indiferentes ante la realidad de miles de hermanos y hermanas que viven un estado de criminalización y persecución constante.

    CAMPAÑA DE RECOGIDA DE FIRMAS PARA RETIRAR LAS CUCHILLAS DE LAS VALLAS DE CEUTA Y MELILLA. La plataforma de Internet Change.org ha publicado una petición al Ministerio del Interior para que retiren las concertinas de las vallas de Ceuta y Melilla por ser unas medidas coercitivas, perversas e inhumanas. Puedes unirte a esta campaña apoyando con tu firma si pinchas en este enlace: http://www.change.org/es/peticiones/ministerio-del-interior-retiren-las-concertinas-alambres-con-cuchillas-de-las-vallas-de-ceuta-y-melilla

    MARCHA NOCTURNA EN MADRID POR LOS MIGRANTES (13/11/2013): Bajo el lema “S.O.S. Europa, adopten medidas urgentes para evitar más muertes en el mar”, Amnistía Internacional Madrid convoca una marcha silenciosa con velas para pedirle a la UE y a los países miembros que:
    • Rindan cuentas de las medidas adoptadas para prevenir las muertes en el mar y refuercen la capacidad y coordinación en las operaciones de búsqueda y salvamento.
    • Hagan públicos los acuerdos sobre control de la migración.
    • Se abstengan de realizar o sostener acuerdos de control migratorio con un país que no puede demostrar que respeta y protege los derechos humanos de las personas migrantes, refugiados y solicitantes de asilo, o que carece de un sistema de asilo efectivo.
    • Establezcan rutas seguras a Europa, medidas de reasentamiento, programas de ayuda humanitaria y eliminación de restricciones a la obtención de visado para refugiados.
    La marcha tendrá lugar el miércoles 13 de noviembre a las 19:00h, recorriendo Madrid Río. El punto de encuentro será la confluencia de la calle Segovia con la calle Virgen del Puerto y el recorrido finalizará en el Estadio Vicente Calderón.

  8. Muchas gracias por el Link para firmar en contra de las “concertinas,” solo escribir el nombre ya me ha provocado una enorme dosis de angustia, soy enfermera, creo que llevar a cualquiera de estos políticos a ver una de las muchas curas a las que tendrán que acudir estas personas para sanar, debería ser suficiente , no para que un buen cristianos se escandalizara, sino para que un ser humano, uno cualquiera, sin creencias de ningún tipo, saliera de esa cura con unos lagrimones hasta el suelo.
    Como me gustaría que quien asume este tipo de decisiones se viera obligado por todos a ver desde primera fila las consecuencias, no animo a quemarlo en la hoguera, yo si soy Cristiana (aunque cuando veo a Rouco en la tele me tiro a cambiar de canal como si me fuera la vida en ello) Al Papa Francisco sin embargo me lo puedo imaginar perfectamente acudiendo a curar a cualquiera de estas personas.
    Gracias también, Carlos, por hacernos llegar la campaña para el banco de alimentos, en cuanto a la religión solo aspiro a que cada uno la viva como la sienta con total libertad, y si puede ser que no nos den la matraca con lo imprescindible que es ser cristiano, o al contrario, con lo absurdo o lo retro que es que lo seamos, yo cristiana, para unos seré y para otros no, ahora como persona, aun no se me han quitado las ganas de llorar de pensar en las concertinas. Pensaba cuando se levanten mis hijas, 17 y 19 años, si explicarles que existen estas atrocidades y comentarles que se puede firmar contra ellas, por otro lado me da tanta pena que vayan perdiendo de este modo la inocencia, pero creo que es del todo imprescindible. Gracias por los dos Links, y por tu artículo que me enfrenta a la obligación de hablarlo con ellas.

    • Gracias a ti Cortelillos. Mis hijos suelen leer las Cabras antes de que las publique para criticarlas y alucinaron con lo de las cuchillas. Pensaban que yo estaba exagerando. Van a firmar y van a convencer a sus amigos para que firmen también. Un abrazo.

  9. Good morning 🙂
    Yo en cuestión de religión , he ido quitando,quitando quitando de lo aprendido,vivido y heredado y al final no se muy bien que me queda…… creo que me quedo con el mensaje de Jesús basado en el amor y punto.
    Me encanta el Papa Francisco, por fin una figura que ilusiona en el panorama religioso 🙂

    En cuanto a las cuchillas ,como método disuasorio creo que si además de firmar lo colgamos en las redes sociales, lo conseguiremos.
    A Lo del banco de alimentos , tambien me animo.
    Gracias
    Un abrazo

    • Muchas gracias, Mercedes. A ver si entre todos conseguimos que paren esa burrada. Y yo me he apuntado con la familia a lo del banco de alimentos. Un abrazo.

  10. No es necesario ser cristiano para que resulten repugnantes actitudes y medidas que son sencillamente inhumanas. Pero me parece ESCANDALOSO que nadie que se considere cristiano, y me da igual que sea del Opus, franciscano o nuevo catecumeno, acepte sin alterarse estas y otras medidas como deshaucios, deportaciones…etc, porque el único mandamiento específico del cristiano es el de amarse unos a otros.
    Y yo creo que la religión pertenece al ámbito de lo privado y no debe influir en la política, pero las personas públicas o privadas actúan de acuerdo con su bagaje cultural , de formación …. etc. Y la religión o la ideología de cada cual no es un traje de quita y pon sino que afectan necesariamente a las decisiones que se toman. Y de un cristiano debería esperarse mayor sensibilidad social.

    • Gracias, Maite. Por supuesto que no hay que ser cristiano para que te escandalices. Yo lo que digo es que, si eres cristiano, no puedes permitir semejantes burradas. Y eso es lo que se supone que ha ocurrido. Y respecto a la religión y la política opinamos exactamente lo mismo; que no deben estar mezcladas, pero debería notarse cuando en el gobierno está un buen cristiano. Y aquí desde luego el cristianismo tal y como yo lo entiendo se les ve poco. Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *