LA UNIFORMIDAD

Más Cabra en el Garaje que nunca. Cuando comencé a escribir este blog hace un año y medio escaso confesaba que me sentía como una cabra en un garaje. O sea, como fuera de juego, con la sensación de que mi manera de pensar no acababa de acomodarse en ningún sitio. Me sigue sucediendo que mis amigos de un lado piensan que soy del otro y viceversa y, de este modo, en cualquier lugar en el que me hallo, soy un bulto sospechoso. Y me pasa con casi todo; por ejemplo el otro día con el Madrid Barsa. A mí me parece que Sergio Ramos comete el error de tocar la pierna izquierda de Neymar que, al sentir el roce, cae como si le hubieran disparado con un bazooka. Neymar puede que exagere, pero, por desgracia, es penalti y expulsión. Pues por decir esto he tenido que sufrir chanzas de amigos que insisten en que soy un mal madridista y que en el fondo mi color es azulgrana y qué sé yo. Es la uniformidad absoluta. Ahora mismo en España se te exige absoluta fidelidad a los pensamientos únicos y, si no los compartes, eres lo peor.
Imagino que tendrán muy presente la manifestación del pasado día 22. A mí me cogió fuera de Madrid, pero quizás habría ido porque comparto varias de las reivindicaciones de la Marcha de la Dignidad. Sobre todo creo que nos falta decirles más claramente a nuestros políticos que lo están haciendo fatal. Porque luego llegamos el día de los comicios y volvemos a votar masivamente a los que llevan ahí décadas. Otras de las cosas que decían los convocantes de la marcha, sin embargo, me sonaban a asamblea de facultad con dos o tres líderes anarcosindicalistas muy fumados, pero tenía más simpatía que antipatía por ellos. Y llegamos de nuevo a la uniformidad. Coño; ni una bandera española constitucional entre los convocados. Había miles de banderas republicanas y autonómicas, pero no vi ni una bandera española. Lo que me lleva a preguntarme: ¿No había ni uno sólo de los manifestantes que no fuera republicano? Es que no me lo creo, pero en ese pensamiento único si apareces ahí con una rojigualda te conviertes en el primo hermano de José Antonio el de la Falange. Eso por no hablar del desparrame posterior y lo que les está costando a los líderes convocantes criticar a los animales que pusieron en peligro las vidas de varios agentes de policía. Porque, si eres más crítico con los vándalos que con los policías (aunque se inventen la presencia de muletas fantasma), tampoco eres ya uno de ellos.
Ha sucedido en estos días con la muerte de Adolfo Suárez. Ha habido una absoluta uniformidad en el elogio a lo que hizo y ha habido muy pocos que hayan hablado de manera negativa del gran líder de la transición española. Y a los pocos que le han criticado les han dado hasta en el carné, por salirse de la gran autopista de peaje. Lo más gracioso, para mí, es que en esa uniformidad ha entrado hasta el brillantísimo Artur Mas que, por elogiar al difunto, defendió su manera de gobernar y dialogar. Quizás el Honorable no se dio cuenta de que ese Suárez al que utilizó para criticar a Rajoy fue el muñidor de la Constitución que el Washington del Maresme quiere pasarse por el escroto.
Y precisamente lo mejor de Suárez fue su falta de uniformidad. Que se salió de todos los carriles que le habían puesto por delante y tuvo las santas pelotas de coger al Rey de la mano y decirle que veía luz al fondo de uno de los 25.000 túneles oscurísimos que tenía ante sus narices. Y todos le gritaban que estaba loco, que ahí no había salida; los suyos, los que habían sido los suyos, los que eran los de enfrente, los militares rancios y los militares progres… Y él se metió por un túnel que decía consenso, concordia, paz, reconciliación y encontró luz. El problema es que, al salir del túnel le llovieron bofetones por todos los lados y decenas de los que en estos días de luto le alababan y pegaban el cabezazo ante su féretro le clavaron puñales y dijeron de él cosas tremendas.
Si yo fuese uno los hijos de Suárez no me acostumbraría demasiado a esta riada adulatoria en torno a sus exequias. En España el afecto, desgraciadamente sobre todo en estos casos, va por oleadas y lo mismo que te aturulla la riada afectuosa, te arrolla la marea brutal de regreso que, por lo general es para ponerte a parir. Lo que en estos días son alabanzas al hijo mayor, mañana serán críticas por haber dicho o no dicho o por haber hecho o no hecho. Y esto es así. Forma parte de nuestro ADN. Nos cuesta la de Dios alabar a alguien, hasta que le da por morirse. Entonces podemos llegar a ser los campeones del mundo del panegírico. Mientras el cadáver está caliente, se nos llenan el corazón y la boca de estima por el finado, pero, cuando desaparece el féretro, nos da cosa haber sido tan majos y tan blandurrios y nos jode haber tenido esa debilidad cuando, a lo mejor, “no era para tanto”. Y, entonces, esperamos la primera ocasión para sacar de nuevo nuestra especialidad nacional que es la crítica envidiosa con una retranca que ya empieza a verse en algunos hablando, por ejemplo, de lo que va costar o dejar de costar que el aeropuerto de Barajas se llame Adolfo Suárez. Ojalá me equivoque y por siempre mantengamos el afecto y el respeto por Suárez y su familia, pero me temo que sus herederos se han convertido desde ya en el próximo objetivo de la legendaria “Iberian bad host” que viene a ser la mala hostia ibérica, pero dicho en inglés, que queda mucho más fino.

18 comentarios en “LA UNIFORMIDAD

  1. Carlos, totalmente de acuerdo. Si hay algo con lo que no puedo es con el fanatismo: me da igual el religioso,el político, el deportivo o el personal (cantantes, deportistas, políticos, etc.) que es lo que nos ha llevado a las mayores aberraciones a lo largo de la historia y es lo que nos impide ver lo que ocurre a nuestro alrededor con el mínimo espíritu de crítica. Es lo mismo no ver el penalti de Ramos (o el no penalti de Ronaldo) como no verse muchos catalanes a sí mismos siguiendo con los ojos cerrados (y sin admitir ninguna idea en contra “por falsa, catalanofóbica (disfrutan con este palabro) y política” cualquier soflama independentista como la decisión más democrática (lo que piense el resto de la sociedad está manipulado) y que les va a solucionar todos sus problemas. Y respecto a Suárez… hay que decir que consiguió lo más difícil y de manera tan rápida que se hizo “prescindible” porque los demás proclamaron como propias sus conquistas y despreciaron a quien las hizo posibles en los momentos más difíciles. No digo nada de los mastuerzos de las manifestaciones y su “comprensión” por parte de los organizadores que echan por tierra sus reivindicaciones….

    • Gracias, Javier. No estaría mal que a los políticos de hoy se les pegara aunque fuera un poquito del espíritu de qu enterraron el otro día en Ávila. El tema de la consulta catalana se acababa en un pis pas. El problema es que Mas cree que el que debe aprender de Suárez es Rajoy y viceversa. Un abrazo.

  2. Enhorabuena Carlos, has estado acertadísimo y coincido al cien por cien con tu post. Desgraciadamente cada vez es más difícil en España ser objetivo y cualquier crítica u opinión contra lo que otro piensa te coloca automáticamente en el bando contrario. EL otro día en Facebook se me ocurrió decir que me parecía intolerable lo de los disturbios y que hacía un flaco favor a la manifestación, me dieron hasta en el carnet de conducir y hasta hubo quien, sin darse cuenta, acaba defendiendo la violencia. Increíble. En mi opinión los convocantes al no condenar de forma radical estos actos se ponen del lado de los vándalos. Un abrazo y felicidades por tu independencia

    • Gracias, Manolo. Lo mejor cuando uno dice algo que puede resultar polémico (aunque tú intentes exactamente lo contrario) es no dar excesiva importancia a lo que te dicen en las redes sociales. Yo intento contestar a todos los que me hablan en el blog, pero en las redes, por lo general, prefiero hacer contestaciones genéricas para no liarme… Un abrazo.

  3. Que razón tienes Carlitos y como cansa ver como somos. Ilustro con otro ejemplo, si ahora dices que Diego López podía haber hecho mas el domingo y ayer te pueden decir que eres antimadridista los del bando Florentiniano, es como lo de los policias o los “tolerantes no estudiantes” que ayer quemaron coches y pusieron barricadas para que nadie pasara a la Universidad…..si se te ocurre decir que no hay derecho esres un reaccionario represor….qué pereza y cuanta tontería!!!!!!
    De lo mejor de estos días me quedo con que creo que la reacción tan “uniforme” que se ha tenido con la muerte de Suárez viene mucho por la necesidad que tenemos de encontrar ejemplos de honradez en los políticos, de eso no han hablado ninguno mucho, lo han concentrado todo en la concordia y yo creo que Suárez en honesto fue ejemplar y falta muuuuucho de eso hoy.
    Un abrazo querido

    • Gracias, Kay. es que lo de Diego López y Casillas es de esas cosas que se mirarán en el futuro y la gente flipará. Ayer, viendo lo del pobre Valdés, lo pensaba. Anda que no van a echar en falta al portero los del Barsa. Porque Pinto, como Diego López, puede ser un buen portero y un excelente muchacho, pero, que yo sepa, de momento no han demostrado lo que Íker y Valdés sí han demostrado; que son especiales. Valdés le ganó un mano a mano determinante a Henry en la final de la Champions de París con 1-1 en el marcador, como Íker le ganó aquel otro mano a mano a Robben en la final del Mundial o se hartó de hacer paradones en la Champions de Glasgow, o en los cuartos contra Italia o en… Es un tema que ya aburre. Pero si dices esto es que eres antimadridista. Y lo de Suárez y nuestros políticos actuales pues eso; usarán su imagen mientras les venga bien y luego tirarán de otro. Un abrazo.

  4. Efectivamente es así: Como ejemplo de esta uniformidad sufrida en mis carnes, recuerdo la que me cayó en la Facultad el 24 de febrero del 81, pasaba de ser un facha a un rojo sin solución de continuidad en unos cuantos metros cuadrados.
    En fin, y del fútbol qué decir. Me jode, y muchísimo, que el Barça venga a meterme 4 en mi casa, pero no creo que deba dejar de ver que ese es el motivo principal de la derrota de mi equipo y no el “de negro”. Y no digo yo que no me meta en el carril de sentido único en ocasiones, hasta que de repente te das cuenta……………pero no siempre me salgo, qué le vamos a hacer, imperfecto que es uno, pero hay que seguir luchando por ello. Aupa Atleti!!!!

  5. No puedo estar más de acuerdo contigo, Carlos.
    Cúanto cuesta intentar tener criterio propio, ir contra corriente, tener apertura de mente y miras, aceptar que la realidad tiene muchas facetas y caras y no todo es blanco o negro.

    • Gracias, Copi. Con la cantidad de grisas que hay en la gama y aquí todo tiene que ser o blanco o negro. Como diría Forges: “País”. Un abrazo.

  6. No es q esté de acuerdo sino, según frase actual q a lo mejor no cuadra con mi avanzadísima edad, lo siguiente. Y efectivamente te sientes mal en todos los sitios, cabra en el garage total. Se cura bastante con los años y pensando, q es buenísimo, aunque llegues a la triste conclusión de q los Reyes Magos son los papás.A mí cada vez me afectan menos las barbaridades q me dicen. Lo malo es q no sabes a dónde dirigir tu voto y votas n veces en blanco.
    Respecto a Suárez siempre he sido inamovible. Todo mi agradecimiento de por vida. Cuidó de mí, de los míos y de mi País. Que descanse en La Paz que no pudo tener aquí. Besito a los 5. Cuca

    • Gracias, Cuca. Yo tengo la sensación de que voy a ser Cabra hasta la tumba. Lo que sí es cierto es que, a medida que cumples años, se reduce el número de disgustos y decepciones que uno se lleva. Y eso, la verdad, ayuda a seguir siendo feliz. Un beso.

  7. Totalmente de acuerdo, Carlos. A mi, cuando digo que tener que abortar es un decisión muy dura y que se lo toman muy a la ligera, que hay miles de anticonceptivos antes que abortar, y que hay muchas mujeres traumatizadas por eso, me miran como sí fuera una facha… Por no hablar del tema de los hijos de vientre de alquiler que van a tener un lío entre el padre biológico, la madre de alquiler….y todas esas cosas que hacen que para mi, que cada uno haga lo que le de la gana, pero la Naturaleza es sabía…

    • Gracias, Carmen. Yo creo que si a los niños se les explican bien las cosas no hay ningún problema. Y la Naturaleza es cierto que es sabia, pero a veces no da más de sí y la ayuda de la Ciencia ha hecho muy felices a personas que no habrían podido vivir la paternidad/maternidad de otra manera. Yo creo que eso es también una bonita defensa de la vida. Un abrazo.

  8. Es de lógica aplastante tu cabra de hoy. Precisamente hace un rato he hablado con mi hija Elena que ayer le impidieron la entrada hasta en la academia privada a la que va para reforzar una asignatura y todo “en nombre de la libertad”.
    Desgraciadamente la uniformidad de la que hablas pasa en todos los estamentos de la vidas y no solo en la política o es que tú no lo has sufrido en tus propias carnes laborales por no querer ser uniforme. ¿Quien no estando de acuerdo con lo que dice su familia ha tenido que plegar velas para no dar la nota?
    Querido cuñao España es VARIAS, GRANDE Y UNIFORME

    • Gracias, cuñao. Efectivamente lo de la uniformidad es un coñazo y lo de los piquetes informativos, más. Hoy salía la noticia de que, de los casi 60 detenidos por las manifestaciones de estudiantes, sólo 8 eran de verdad estudiantes. En fin. Un abrazo y ánimo.

  9. Suscribo cada coma de esta “Cabra”. Comparto la desazón que provoca ser “tachada de gris” en su peor acepción, por no abrazar lo blanco ó negro al 100% en casi ningún ámbito de la vida. No me siento cómoda en ningún bando. Apuesto por el enorme abanico de colores y de matices que a menudo se pueden encontrar en casi cualquier tema. Creo importante discrepar (cuando “toque”), incluso de los que consideramos mas “nuestros” (los del Madrid, los del Numancia ó los del “Club de amigos del cangrejo”), y defiendo que es posible coincidir en algo,hasta con los que a priori puedan parecer “los de enfrente”.

    • Gracias, María, la de Graná. Lo malo de esto es que hay tanta gente encantada en sus respectivos bandos que piensan que los que no estamos así de alineados somos unos blandos, algo tontos y no muy de fiar. Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *