LA PAJA Y EL OJO

Pido perdón desde el comienzo por este titular que a algunos puede parecer bajondino, como decía mi tía Amelia, y a otros cacofónico. Pero llevamos varias semanas en las que asisto atónito (que es otra cacofonía) al espectáculo de nuestros políticos viendo la micropaja en el ojo ajeno sin percatarse de que llevan una de las vigas del Titanic incrustada en el ojo propio. Y me explico.
Empecemos por la corrupción. Es grotesco ver a portavoces del PP golpeándose el pecho cuando hablan de los ERES de Andalucía, y mirar para otro lado, tiroriro-tiroriro, si preguntas por Gurtel o por Bárcenas, al que Rajoy sigue llamando “ese señor”. Y lo mismo sirve para los del PSOE que acusan al PP de ser el partido de la corrupción sin que les dé la risa y ahí tuvimos hace unos días en el Congreso a Sánchez y a Rajoy debatiendo sobre quién es peor. Porque ellos, en esas situaciones, son capaces de contener la risa, como el Presidente del Gobierno, que logra acabar la frase cuando afirma, contundente, tres veces en menos de un mes, que “en España, el que la hace la paga”. Y, hombre, señor Rajoy, que a veces la pagan, pero si ponemos en un platillo de la balanza a los que están en el trullo y en el otro a los que están fuera rascándose la tripa, adivine usted hacia qué lado se vencería la báscula.
Lo que me resulta más sorprendente es ver a los profetas de la limpieza democrática, a los que suponía que iban a venir con la escoba, utilizando también la estrategia de los partidos de la casta. O sea; si me acusan de algo, me indigno y, a partir de ese momento, miro para otro lado a ver si el problema deja de estar ahí. Y eso pasa mucho; gentes que, cuando tienen un problema creen que, al dejar de mirarlo, desaparece. A mí me parece patética la manera en la que están gestionando los de Podemos el asunto de Errejón o el de la novia de Pablo Iglesias, y confío en que el líder mesiánico me perdone el machismo. A ver; que uno de los límpidos jóvenes que van a regenerar nuestra democracia se lleve una beca de la Universidad de Málaga no es escandaloso. Pero, claro, si se cuenta después que el que convoca la beca es colega de Errejón y que le hace una convocatoria en la que faltaba poner una foto suya diciendo: “y tienes que parecerte a este tío”, pues el asunto mosquea. Si se añade que el convocante permite que el becado se salte todas las reglas impuestas y que, además, va a hacer un estudio sobre vivienda en Andalucía, desde Madrid, la cosa empieza a apestar. Y ya no entro en si, con la hiperactividad televisiva y “eventística” de Errejón, pudo dedicarle a la investigación las 40 horas semanales de su contrato, pero parece que muy limpio, muy limpio, no es. Y lo de la novia de Iglesias, pues tres cuartos de lo mismo. Que la empresa de tu hermano se vea favorecida con varios contratos del ayuntamiento en el que trabajas o en el que has trabajado, pues suena raro. Es como lo de la Mato. Quizás la ex ministra no cometió ningún delito, pero hombre, pensar que ella no sabía quién pagaba el cochazo de su marido, o las fiestas de cumpleaños de sus hijos, pues suena raro también. Y lo malo es que los fans de Podemos, cuando les afeas estas conductas, como están extasiados con el líder, te sueltan algo muy gracioso que se está poniendo de moda: “ya estáis con la equidistancia”. Que viene a ser una manera de decir: “hombre, no es lo mismo robar mil que robar un millón”. Y es cierto, aunque lo malo, se pongan como se pongan, es robar.
Pero, como decía al comienzo, lo de la paja o la viga y el ojo no es exclusivo de la corrupción. Yo hacía mucho tiempo que no flipaba tanto como con la frase que soltó el lunes Artur Mas en la que dijo que la legitimidad a veces está por encima de la legalidad. Cooooñoooo. O sea, por poner un ejemplo; con tanta corrupción y tanto despilfarro de dinero público, la indignación de la gente con los políticos que hacen recortes sociales es legítima, ¿No? Pues entonces ¿por qué se molestó tanto el señor Mas con los que fueron a dar por saco al Parlament a boicotear el pleno en el que se debían aprobar unos presupuestos con numerosos recortes sociales? Se supone que el cabreo ciudadano es más que legítimo, pero cuando un juez absuelve a los que cercaron el Parlament, Mas se indigna tremendamente.
La Historia está llena de líderes políticos que han decidido por nosotros lo que está bien y lo que está mal. Lo que es legítimo y lo que no. Sin darse cuenta de que, por mucho que te legitime una encuesta, una manifestación de un millón de personas, o un pseudo-referéndum, en democracia, lo único que te da legitimidad es el voto en unas elecciones o en un referéndum con todas las garantías legales. ¿Estaba legitimado Franco para dar el golpe de Estado del 36 por los millones de españoles que apoyaban un cambio? ¿Estaba legitimado Hitler con una mayoría casi absoluta de votos para pasarse por el escroto las leyes alemanas en 1933? Yo creo que no. Y probablemente Mas piense que Franco y Hitler tampoco, pero ahí lo tienen en 2014 diciendo: la ley me la refanfinfla y otras cosas inquietantes al mirar hacia delante con su viga de disseny en la cuenca orbital de su ojo derecho.
En fin. Menos mal que ustedes me quitan la pereza que me dan los políticos que nos ha tocado sufrir. Quería darles las gracias a todos los que, tras leer la Cabra de la semana pasada, han aportado dinero para que el Doctor Tenorio siga investigando contra la hipertensión pulmonar. Como queda mucho para llegar a los 29.000 euros que se necesitan, pongo aquí el link de la Cabra anterior por si alguien quiere saber cómo se puede ayudar.
http://lacabraenelgaraje.es/2014/11/27/no-podemos-permitirlo/

10 comentarios en “LA PAJA Y EL OJO

  1. Estimado cuñao que pena me das decirte que tienes toda la razón.
    Pero cuando al primer corrupto de la democracia (¿te acuerdas de ese vicepresidente que tenia un hermano y que el pobre se enteraba por los periódicos de las fechorías?¿y del que para ver a Curro Romero tomó un avión del ejercito?) ha sido un héroe político hasta que se ha retirado y ha estado dando lecciones de moral hasta su jubilación.Un poquito de jaleo por parte de la oposición y luego a imitarlo.
    Desde aquel momento se instauró en este país el BAR POLITICA ESPAÑOLA con barra libre para todos. Si en aquel momento se le hubiera hecho a este señor lo que en cualquier otro país civilizado, seguramente todo hubiera sido diferente.
    Por otro lado animo a los militantes de los partidos que tengan el mas mínimo respeto por la palabra democracia a hacer lo que Elisa y yo hemos hecho. Entregar los carnets de nuestro partido.

    • Gracias, Cuñao. Yo creo que va a ser imposible acabar con la corrupción hasta que los partidos que mandan no se den cuenta de verdad de que hace falta un gran consenso nacional para poner leyes claras y mecanismos para que se cumplan rápido y eficazmente. Y eso me temo que no va a pasar. No sé qué tendrá que pasar para que haya cambios, pero si la esperanza está en estos tíos de Podemos, vamos cuesta abajo y sin frenos hacia la caca. Un abrazo.

    • Gracias, María. Muy bueno tu artículo, sobre todo lo del ciudadano que, como hace Mas, decide pasarse las leyes por ahí mismo porque, “es que me venía mal cumplir las leyes como todo hijo de vecino.” Un abrazo

  2. Estoy muy de acuerdo contigo. Sólo que te sobran algunas palabras que podrías cambiar por otras sinónimas y no tan fuertes.

    • Gracias, tía. Ya me imaginaba yo que a ti los tacos no te iban a gustar. Y hay sinónimos, pero con algunas cosas una palabrota bien puesta es mucho más expresiva que su análoga. Besos

  3. Hola Carlos, no creo que el problema sea cualquiera de los personas que enumeras y salen a colación diariamente en medios públicos.
    Esto va de que la corrupción es un valor de la sociedad , algo intrínseco , cultural si quieres. Quien esté libre del con iva o sin iva que tire la primera piedra…

    Todos “robamos” en la medida de nuestras posibilidades, da igual unas becas o unas black, lo que tengamos a tiro. Y luego sí , nos cabreamos, mucho, por que los que tienen más poder se lo llevan a manos llenas. En realidad creo que subyace una rabia contenida por no haber tenido la capacidad de llegar hasta ahí para haber puesto la mano. Haber estudiao …. que hasta para eso hace falta.

    El caso es que es tan nuestro como el flamenco, el alcohol o los toros. Hasta que no pase como con el tabaco, que la sociedad lo vea como algo a eliminar de nuestra cotidaneidad esto no tiene cura. Verdad que no me ofreces un cigarro en un lugar público, pues hombre tampoco me preguntes con iva o sin iva…..

    • Gracias, Andoni. Efectivamente, somos un país de choricetes. Y es cierto que, hasta que no haya una censura social (que debe ir acompañada de multas y sanciones más contundentes) este tema seguirá igual. Lo más increíble del Errejón este es que, en vez de pedir disculpas y decir: “la he cagado”, ahí está convirtiéndose en el mártir de la libertad, inmolado por los fascistas que no quieren que cambie nada en España. En fin. Un abrazo

  4. Chiflis, ya sé que tu cabra iba subliminalmente dedicada a mí, así que te contesto: Yo no sé si lo de Errejón es una pillada con las manos en la masa. Ni lo de Rivas de la novia de Pablemos. Que se aclare, que les castiguen si procede y que devuelvan lo que corresponda, por supuesto.

    Pero reconóceme que, con toda la mierda que hay bajo las alfombras en este momento, no precisamente luchando por salir, ha sido necesario que llegue el 15-M y Podemos y Ganemos y la PAH para que estos sinvergüenzas del PP se pongan a simular medidas anti corrupción y de transparencia. Y para que los del PSOE empiecen a hablar de reformar la Constitución. Así pues, por muchas pilladas que les hagan, en este momento son un mal necesario.

    El problema aquí es por comparación. Si los titulares que ha dedicado la prensa del establishment a esos dos casos, se los hubieran dedicado a la fiesta que ha campao a sus anchas durante 30 años, igual nos habría cantado otro gallo.

    Y por supuesto no me parece bien que alguien cobre un sueldo sin contraprestar lo pactado, pero poniéndolo en la balanza con las tarjetas black y toda la mierda que estamos viendo, sinceramente, no sé de qué coño estamos hablando aquí, la verdad.

    Rasgao de vestiduras, deporte nacional.

    • Josesain, no creo que me puedas acusar a mí de no dar caña a todos los políticos de derecha, izquierda y mediopensionistas que meten la mano en la caja. Yo no comparo, en absoluto, lo de Errejón con Gurtel. Pero es un modo de corrupción y, cuando tú vas de pepito Grillo, de héroe de la límpida transparencia de los demócratas de toda la vida, no se te puede coger en un renuncio. Si eres un radical defensor del sexo sólo dentro del matrimonio canónico y estás todo el día dando lecciones a tus hijos, a tus amigos y soltando discursos por la tele, si te pillan en un lupanar acariciándole tiernamente el cuello a una meretriz es más chocante que si nos pillan, es un poner, a ti o a mí. ¿No crees? Y, por cierto, los principales especialistas en rasgado de vestiduras, son estos límpidos muchachos de Podemos. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *