LO DE LOS DESAHUCIOS

Pues depende, oiga. Igual alguien piensa que soy un mal tipo por decirlo, pero a mí no me dan pena todas las personas que sufren un desahucio. Así, a bollo. Ni me parece que todo aquel que provoque un desahucio sea un hijoputa.
Creo, sinceramente, que los periodistas en este asunto estamos haciendo rematadamente mal nuestro trabajo y estamos participando de ese “to er mundo e güeno” tan habitual en nuestro país. Cada vez que veo una noticia de un desahucio yo noto que me faltan datos. Porque obviamente no es lo mismo un desahucio que otro y normalmente en los informativos de televisión nos cuentan las noticias sin entrar en determinados detalles que pueden ser fundamentales a la hora de sentir pena por el desahuciado o de decir: “Pues que le den”. La ancianita, la familia con niños o incluso la persona con discapacidad pueden tener una historia detrás que merezca compasión, o pueden ser unos caraduras que merezcan, verdaderamente, que se les eche del lugar que ocupan. ¿Por qué nunca pasa que nadie te cuente esa historia completa? Jamás he oído en ninguno de estos reportajes al desahuciador y quizás en la mayoría de los casos el expulsado de su casa es una persona que merece recibir ayuda, pero estoy seguro de que debe haber alguna ocasión en que el que expulsa tenga razón.
Pongo el ejemplo de mi vecino el moroso, del que ya he hablado en alguna Cabra. El tío sigue debiendo a la comunidad más de 10.000 euros. Sólo va pagando a sus numerosos acreedores por vía judicial y cuando ya no le queda más remedio. Ahora; eso sí, el sujeto sigue vistiendo ropa de las mejores marcas, cada uno de sus hijos tiene un coche, él se mueve en un vehículo de altísima gama y, cuando se va de viaje, lo hace con una maleta de Louis Vuitton de las buenas. Si mañana viene la Policía Nacional a desahuciarle, ¿Debo sentir lástima pensando en que está en la ruina y va a dormir en la calle? Pues qué quieren que les diga. A mí no me da ninguna pena.
A lo que voy es a que estoy seguro de que, entre las personas que sufren un desahucio, tiene que haber historias terribles de gentes a las que la vida ha golpeado una y otra vez y no les ha dejado levantarse. A esos es a los que debe ayudar el Estado. Pero también estoy seguro de que entre esos desahuciados hay capullos que han vivido a crédito gastando 20 cuando ganaban 10, comprándose cosas que no podían pagar, haciendo viajes idílicos con la familia pagados a plazos y aprovechando, que ya que me meto en la hipoteca, pues, coño, renuevo el coche. En este festival de la gilipollez colectiva, desde luego tuvieron mucha culpa los bancos. La avaricia de las entidades bancarias condujo a dar créditos absurdos a personas que iba a ser difícil que pagaran y, ese marrón, pues que se lo coman ellos, aunque no estén dispuestos. Yo recuerdo cuando firmamos una hipoteca en el año 2009. La directora de la oficina nos presionaba y nos miraba como si mi mujer y yo fuéramos tontos por no aprovechar, pedir más dinero y, ya de paso, cambiar de coche. Y nos decía esa frase bancaria que tanto daño ha hecho en la España de estos últimos años: “¡Pero si lo vas a pagar sin enterarte!”. ¿Cuántos dramas de hoy son consecuencia de aquella época de descerebramiento colectivo? ¿Cuántos directores de banco deberían dormir mal pensando en lo cabrones que fueron? Porque, entre los productos financieros y las hipotecas, los bancos pasaron una época de la que espero que hayan aprendido por nuestro bien y por el suyo.
Pero me estoy desviando. A lo que iba es a que claro que siento pena cuando veo a una familia salir de su casa, como siento tremenda lástima ante un agricultor al que el pedrisco le ha arrasado la cosecha, pero no creo que deba ser el Estado el que, en todos los casos, se encargue de que recuperen lo que han perdido. En las últimas semanas, diferentes tormentas han arrasado cultivos de todo tipo en varios lugares de España. Y salían en las noticias unos agricultores pidiendo al Estado que se hiciera cargo de su terrible situación. Y claro, te dan una pena que lo flipas. Hasta que por casualidad, el otro día escucho en la radio un programa de estos de sábado a las 7 de la mañana en los que se habla del campo. Entrevistaban a uno de esos agricultores y el tío estaba indignado diciendo que no podía ser que, en su sector (que no recuerdo si era el vino o la fruta), menos del 30 por ciento de los que cultivan pagan los seguros que te protegen ante catástrofes como estas. Que él tenía sus seguros y que tenía que repercutir el coste de las pólizas en sus precios y que, por tanto, era menos competitivo que los cachondos que decidían no pagar a la aseguradora. Y se preguntaba que por qué iba a tener que ayudar el Estado al agricultor que le echaba morro. Pero claro, a este no lo sacan en el informativo de televisión, no les vaya a joder la lírica del reportaje compasivo con el pobre agricultor que llora a cámara con las manos llenas de barro sin contarle al periodista (que tampoco le ha preguntado) que de lo del seguro mejor no hablamos.

23 comentarios en “LO DE LOS DESAHUCIOS

  1. Por fín un artículo razonable y certero sobre los deshaucios!!! ya era hora!!! me parece un tema de lo más fariseo y demagogo . Hay millones de casos , una íntima amiga mia se quedó viuda de alguien a quién tu también conocías mucho , y tuvo que alquilar su casa para sacar adelante a sus tres hijos ya que con su sueldo no le llegaba ni de lejos , y el inquilino sólo le pagó los 3 primeros meses de renta…a partir de ahí le debe 40.000 euros y tardó meses en poder desahuciarlo…meses en los que tuvo ella que pedir ayuda para llegar a fin de mes… Pena de ese tío? qué quieres que te diga…NINGUNA!
    Hay casos y casos , naturalmente , pero me parece un tema con el que se hace propaganda barata incendiaria , muchas veces muy injusta .

    Un besito Chiflis!

    • Gracias, Koké. De eso se trata; de que en la mayor parte de las noticias no se cuenta toda la información y parece que partimos de la base de que todos los desahuciados merecen compasión y todos los que desahucian merecen la reprobación social por cabrones. Besos.

  2. A ver… me da en la nariz que la policía no va a ir a desalojar a tu vecino, el del coche de alta gama y las maletas de marca. El drama de los desahucios no es ese, Carlos. En general, no se trata de si deben abandonar la casa, porque habiendo una orden judicial y estando la policía, es obvio que existe un propietario al que la ley le ha dado la razón. Tampoco podemos saber si los desahuciados han sido unos caraduras o la mala suerte se ha cebado en ellos. Argumentos, excusas y razones habrá de sobra para decidirse por una cosa o la otra. El drama es que una familia se vea obligada a dormir en la calle y que el estado no sea capaz de ayudar mínimamente. Igual que al preso se le intenta reinsertar, al desahuciado se le debería dar un mínimo apoyo por parte de la administración. A uno no le importan las condiciones de vida en las prisiones hasta que por las cosas del destino, acabas en una. Imagínatelo. Pues con esto de los desahucios pasa lo mismo. Piensa en tus hijos, piensa que se te han acabado los ahorros y los apoyos familiares y todo te va mal y acabas ahí. Después de pagar tus impuestos toda tu vida ¿No agradecerías que el Estado mostrara un poco de interés por tu situación? A eso es a lo que algunos llamamos el estado del bienestar.

    • Gracias, Josesain. No creo que hayas leído ni una sola Cabra en la que yo defienda que el Estado no deba estar ayudando a quien lo necesita y que debamos tener una sanidad pública, unas obras públicas y una educación publica. Pero una cosa es el Estado del Bienestar y otra que hagamos el imbécil. Por supuesto que el estado debe ayudar a quien lo necesita y a quien, como digo en la Cabra, la vida le ha ido dando hasta que se ha quedado sin nada. Una cosa es eso y otra ayudar al tío que sencillamente le echa morro o que ha hecho el gilipollas una y otra vez. Y no sólo han hecho el bobo los de los coches de alta gama y maletas de Louis Vuitton. Esos (que en los últimos años no han sido pocos), sinceramente, creo que deben apechugar. Y claro que pienso en mis hijos. También en los hijos de mi vecino el moroso, que están siendo educados en el impago y ven que no pasa nada. Yo creo que si alguien hace el gilipollas debe ser su problema. Por eso pongo el ejemplo de los agricultores sin seguro. ¿Debe el Estado hacerse cargo de la cosecha que han perdido por el pedrisco? Yo creo que no. Ese tío que no ha pagado el seguro ha estado ganando más dinero que sus competidores porque ahorraba costes. ¿Debemos ahora pagarle nosotros esos costes? Yo opino que no ¿Debemos nosotros hoy pagarle los viajes, los coches, las gilipolleces al que ha hecho el imbécil durante años y ha llegado a una situación de desahucio? Yo también opino que no. Un abrazo y me alegro de volverte a ver comentar.

      • Si señor! Esa es mi opinión! La justicia con el que sufre es importante pero el respeto a tus conciudadanos y el civismo para poder vivir en comunidad si que nadie se aproveche de nadie, también.

        • Gracias, Flavia y perdona que haya tardado en contestar a tu comentario, pero, como digo en la Cabra de hoy, llevo semanas de no parar. Un abrazo y espero que nos veamos pronto.

      • Pues te doy toda la razon Carlos. Yo introduciria un tema mas en la discusion, del que se habla poco. En muchas ocasiones, este tipo de ayudas perjudica a otros y nadie analiza la situacion de los perjudicados. El ejemplo que tu has puesto de tu amiga que alquilaba su piso para sacar adelante a su familia, es un ejemplo del que hay muchisimos casos en España. Yo conozco a bastante gente mayor que, a base de ahorrar, no gastar nada, y vivir muy austeramente (es decir, con un gran esfuerzo) han conseguido comprarse uno o dos pisitos para tener una renta extra en su vejez que les permita vivir mejor. Es más, conozco un caso concreto de una anciana con una pension RIDICULA, que gracias al esfuerzo de ella y de su marido durnate toda su vida, tiene un par de pisos en barrios muy humildes pero que gracias a ellos saca 800 euros limpios al mes para poder vivir dignamente (su pension es la minima). Si sus inquilinos no la pagan, y no los puede deshauciar o el deshaucio es lento y tedioso, esa señora, que es ahora viuda, deja de poder vivir, pese a que se ha pasado la vida ahorrando para evitar esta situacion. ¿Es esto justo? ¿Su vida vale menos que la de la gente deshauciada? ¿Vale menos porque ella tiene un cuchitril donde domir y eso la imposibilita poder disfrutar de algo de calidad de vida en su vejez? No se a cuento de que nos creemos en el derecho de defender más a unos que a otros cuando hay historias dantescas y dignas de lástima a ambos lados. Cada caso, es cada caso, y defender un “no a los deshaucios” radical es tan injusto, demagogico y falto de humanidad como decir que todos los que no puedan pagar su hipoteca o alquiler deben de vivier en la calle desde el momento uno. Hay muchos casos y de muchos tipos y, efectivamente, para poder analizar las situaciones y entenderlas en profundidad nos hace falta informacion. El problema es que, como bien dices, la informacion que nos dan los medios esta casi siempre tremendamente sesgada e incompleta. Claro que hay que ayudar a las familias nacesitadas, pero tambien a la pobre anciana que lleva toda la vida ahorrando y malviviendo previendo que su pension iba a ser ridicula y que ahora parece que no tiene derecho a defender con uñas y dientes la renta que con muchisimo esfuerzo se ha ganado. No siempre los dueños de los pisos son millonaros, o grandes corporaciones, o bancos que “se la sopla” si les pagan o no. Esto no es la realidad de la mayoria de los pisos alquilados en España. Detras de ellos, hay muchas familias que necesitan esas rentas como medio para poder vivir dignamente. Rentas que se han ganado con esfuerzo, sacrificio y planificacion y que ahora unos pocos deciden que, sus derechos son menos derechos que los de otros. ¿Por que?
        Estas cosas no se pueden legislar a la ligera ni se pueden tolerar actitudes que beneficien a unos necesitados en contra de otros tambien necesitados. Por la misma regla de tres, si uno no puede deshauciar a un inquilino que no paga porque no tiene recursos, tambien deberia estar admitido que robase en un supermercado ya que necesita comer, o que robe en una tienda para vestirse. ¿O no son tambien necesidades basicas?¿ De verdad nos pareceria bien que el que no tiene recursos robe para obtenerlos? Una cosa es que el estado prevea donde aloja a los “sin hogar”, maxime cuando son familias, y otra muy diferente que otro ciudadano salga perjudicado, en ocasiones de manera muy flagrante, porque decidamos que los derechos de unos son mas importantes que los de otros.

        • Gracias, Pilar y disculpa el retraso en contestar. Ese es el problema, que para estos demagogos del leninismo amable, todo el saco vale para decir que los bancos son unos cabrones y que los políticos de la casta son lo peor. Y, estando de acuerdo en que los bancos se comportaron mal y que los políticos tradicionales merecían un buen sopapo electoral, creo que no hay que mezclar churras y merinas. Sobre todo porque está muy claro dónde hay caraduras y dónde hay gente a la que hay que ayudar. Un saludo.

  3. Anguita decía aquello de… programa…. programa… programa. Estoy de acuerdo contigo que en el caso de los desahucios el lema debería de ser datos….datos….datos. En un programa de radio que escuchaba de refilón hace unos días, me pareció entender que de los 50.000 desahucios que se producen en España al año, tan solo 5.000 acarreaban detrás un verdadero drama. Que otros 5.000 habían sido embaucados por el banco y que los 40.000 restantes eran especuladores que se habían comprado 4 ó 5 pisos y que ahora no podían pagar, o que vivían muy por encima de sus ingresos o que simplemente no les salía del forro pagar.
    De ser ciertas estas cifras, y sinceramente no creo que estén muy lejos de la realidad, la solución es fácil si entre todos ( jueces, policías , bancos, medios de comunicación….) hay un verdadero interés de arreglarlo. A los primeros , no cabe la menor de las dudas que el Estado, es decir todos nosotros , debe ayudarles de inmediato y sin ningún tipo de trabas. A los segundos , que lo pague el banco por mala practica de sus funciones , y a los terceros que les den…
    Hace unos días ,tras la toma de posesión de nuestra alcaldesa Carmena, esta vino a decir que la prioridad numero uno de su legislatura era acabar con los desahucios en Madrid. Yo le diría que si en España hay 5000 verdaderos dramas, a Madrid le deben corresponder unos mil. Probablemente con unos 500 euros al mes por caso se podrían resolver, lo que supone un coste anual de seis millones. Es decir el cero coma cero, cero ….. del presupuesto municipal. Entonces ¿que pasa ?. ¿Es simplemente ignorancia , falta de aptitud o falta de verdadera voluntad de arreglarlo ?.
    Por favor!!!!! datos …datos ….datos…..

    • Gracias, José Luis y perdona el retraso en contestar a tu comentario. Pues ahí está el problema que en el marasmo entre noticias, demagogias y discusiones políticas, se nos va yendo la información entre las manos. Y eso acaba conduciendo a que no entendamos nada y nos las acaben metiendo dobladas por todos sitios. Un abrazo

  4. N
    Nunca se laverigua que hay detrás de esas vidas , en muchas ocasiones, no hay mas que un caradura, pero la noticia es otra, para que nos enteremos de la parte lacrimógena y no de la realidad que dejaría de ser noticia, pues no existe la empatía con el caradura.

    • Gracias, José. Pues de eso se trata, de que nos den esa información que nos ayudaría a saber si hay que compadecerse o mandar a la porra al que está viviendo ese desahucio. Yo, cuando hay ancianos y niños de por medio creo que hay que tener una disposición diferente, pero con los caraduras profesionales (que hay legión) creo que hay que ser implacable. Un saludo.

  5. Hola Carlos, se ha llegado a una situación en lo que todo vale, todo lo tiene que asumir el Estado, pero se ha llegado por la cantidad de injusticias que ha cometido, con los recortes en Sanidad, Discapacidad, Educación,….que se ha cebado en las personas que más lo necesitan. Por lo que los desahucios se han hecho populares y populistas. Pero en situaciones así no se debería generalizar, te doy la razón en la información tan fragmentada que nos llega, te digo que he llegado a emocionarme viendo imágenes desgarradoras de padres, abuelos….delante de niños, creeo yo que podrían moderarse.
    Caraduras, pillos y gente que ha vivido por encima de sus posibilidades hay muchos, los casos los debería estudiar el Ayuntamiento de turno o a quien toque.
    Y sí, a veces me pregunto pero cómo pueden dormir, no sólo los directores de banco y trabajadores, que seguro que intentaban rentabilizar su nómina, sino todos los que hay detrás manejando el cotarro. Pero los “dueños del mundo” tienen pacto con Morfeo.
    Un abrazo Carlos.

    • Gracias, María y perdona el retraso en contestar. Es cierto que tú siempre piensas en que la gente mala va a vivir con tus mismos parámetros y por eso creemos que van a dormir mal y tal y tal. Pero es verdad que duermen como si, en la película, ellos no hubieran tenido nada que ver. Un abrazo.

    • Gracias, Victoria. Lo malo es que si te empeñas en vivir entre los matices de los grises los de un lado piensan que eres de enfrente y viceversa. Beso

  6. Muy razonable y objetiva tu cabra. Yo siempre he pensado esto mismo tan bien resumido por ti.
    Conozco de cerca el tema y nunca he visto cifras reales de lo que es drama , los que son caraduras, las segundas viviendas en la playa , etc.

    No dudo que haya que ayudar al que lo ha perdido todo por los avatares del destino, pero solo a estos. El estado no es ni una aseguradora ni el responsable subsidiario de las malas decisiones de los demás.
    Un abrazo Carlos

  7. Carlitos….muy acertados tus comentarios y éste, en particular. Hay casos y casos, desde luego, pero hay mucho timo en éste asunto y mucho jeta que se ha metido en huertos en los que nunca debió entrar. Nunca me ha dejado de sorprender que un tipo con un sueldo de 1500 euros pida una hipoteca de 250.000 pero siempre me ha sorprendido más que se la conceda un banco y menos a costa de poner como garantía bienes y haciendas de sus progenitores o de sus descendientes que tienen todas las papeletas de verse en un marrón de tres pares desde el mismo momento de la firma. Y en eso, tienen la culpa los que piden, los que avalan, los bancos y sus directores que se han puesto ciegos de primas de resultados y el mismísimo Gobierno que lo permitió. Lo malo es que luego rescatamos a los bancos entre todos y nos cuesta la hijuela. Y digo yo….que les quiten el banco, que les metan en la trena, que les intervengan hasta los calzoncillos a los jerifaltes bancarios porque el negocio era suyo y lo echaron a perder por egoísmo.
    ¨LEX, DURA LEX¨

    • Gracias, Manolo y perdona el retraso en contestar. Es cierto que la lex es más dura con unos que con otros y que ha habido bancos que han tenido mucho que ver con lo que está pasando hoy. Pero también es cierto que, al final, el que toma la decisión y firma la hipoteca es el ser humano que, hasta el último momento puede darse cuenta de si lo que está pidiendo lo va a poder pagar o no. Creo que los bancos lo han hecho fatal, pero nosotros hemos hecho también mucho el gilipollas. Un abrazo

  8. Totalmente de acuerdo con tu post. Hace unos años uno de mis hijos compró una casa y el banco le quería dar el ¡130%!, menos mal que yo sin tener ni idea de números, que soy de letras, le dije que de eso nada,, que pidiera exactamente lo que necesitaba para la hipoteca y ni un duro más. Todavía me lo está agradeciendo….
    Y es absolutamente cierto que muchísimas familias han vivido o viven por encima de sus posibilidades, así que cuando vienen mal dadas pasa lo que pasa.
    Y también hay casos de verdaderas desgracias que esos son los que hay que verdaderamente tener en cuenta pero como bien dices y dicen en algunos comentarios, nunca nos cuentan la verdad, así que no sabemos si el desahuciado es un jeta o no.
    Y en cuanto a los gobiernos que han permitido que los bancos hayan hecho préstamos abusivos y descontrolados, que te voy a decir: ambos necesitan un buen corte de genitales y también muchas personas un poco bastante de sentido común.

    • Gracias, Isabel y perdona el retraso en contestar. Con lo de los bancos y los impagos pasa un poco como con lo de Grecia; a los griegos es para darles de comer aparte y mandarles a la mierda, pero también es cierto que el comportamiento de las agencias internacionales, de la banca y de los especuladores ha sido como para meterlos en un saco y echarlos al mar. Y así Tsipras tiene un marrón encima del que yo creo que no sabe cómo salir. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *