ESPAÑA CAGA

Cuidado. Que no estoy diciendo que “España la caga”, ni que “España se caga”. Que quizás podría. Simplemente constato un hecho evidente; el maldito coronavirus este no ha hecho que se acaben el azúcar, las harinas o el aceite (que andan escasos). Lo que ha desaparecido fulminantemente de las estanterías es, sobre todo, el papel higiénico.

Ayer por la tarde fui al Mercadona a buscar algunas cosas que hacían falta para mi casa y para mi oficina. Tenía que comprar unos rollos de papel para los baños que usamos todo el equipo y no encontré ni uno. Visto el éxito y flipando con el arrasamiento parcial de productos, me lo tomé ya como experimento y visité tres supermercados. En todos sucedió lo mismo; el papel higiénico estaba agotado y no se esperaban nuevas existencias hasta mañana viernes por la mañana. O sea, que podemos sacar una primera evidencia de toda esta crisis y es que España caga. Y caga muchísimo.

CONSEJOS POR WASSAP

Qué mala es la histeria. Y qué caldo de cultivo para el pánico son las redes sociales y los grupos de wassap. En los últimos días he debido recibir 50 audios, enlaces, vídeos distintos en los que aparecían expertos de la Universidad de Watchanderscoopers, de Minnesota, la famosa epidemióloga del Central Hospital de Leeds, Lisa Stanfield, o el eminente virólogo de la Universidad de Murcia, Manuel Gómez.

Todos ellos dando consejos supuestamente fetén para luchar contra el virus y para contener la epidemia. Y algunos, como un audio que recibí anoche, haciendo cachondeo, precisamente, de esos consejos médicos difundidos por las redes sin que sepamos si el que habla es una eminencia o un soplapollas de tres al cuarto con ganas de protagonismo. Y lo malo es que se mezclan las tontadas con consejos realmente eficaces y uno ya no sabe qué es creíble y qué no.

DECISIONES DIFÍCILES

Qué jodido está siendo esto del coronavirus. Porque es cierto que hemos ido con retraso y que, por ejemplo, se podían haber ahorrado la manifa del 8-M en Madrid. Y más que la manifa, las gilideclaraciones que se hicieron para justificar que se autorizasen las movilizaciones. Pero no debe ser fácil ir tomando decisiones que, como la suspensión de Las Fallas, van a provocar pérdidas millonarias a muchas empresas y el cierre definitivo de numerosos negocios.

Lo que ocurre es que no se entienden algunas cosas. Y pongo como ejemplo a los jóvenes españoles. Desde ayer están suspendidas las clases en la Universidad. Y se supone que es una medida que busca eliminar las concentraciones de personas en lugares cerrados. Pero nadie se acuerda de los bares y las discotecas. Y no están en clase, pero estoy seguro de que miles de ellos llevan dos noches seguidas saliendo con los amigotes, abrazándose y, muy probablemente, compartiendo vasos, minis y botellas con una alegría tan contagiosa como el puto virus que nos ocupa.

¿CERRAMOS LOS BARES Y DISCOTECAS?

No quiero que se me eche encima el gremio hostelero (ni la juventud patria), pero no tiene sentido que se hagan partidos a puerta cerrada y se prohíban las concentraciones de más de 1.000 personas, pero nuestros hijos (y numerosos adultos) estén alegremente tomando copas sin poner ninguna medida de precaución que les proteja.

Tengo la sensación de que vamos como a golpes y que nos estamos empezando a tomar en serio algunas de las indicaciones, pero otras no. Porque nos parecen chorras. Nosotros ayer en mi empresa tuvimos que decidir partir los horarios de la gente. Es muy difícil hacer teletrabajo en la televisión y la única manera de poder luchar contra el virus es separarnos y que, en vez de estar 22 a la vez en la redacción y en las salas de edición, estén la mitad. Pero, después de tomar estas medidas de precaución, yo mismo me fui a tres Mercadonas que no puedo decir que estuvieran precisamente vacíos.

PONGAMOS HUMOR EN LA MERDÉ

En fin, que la cosa está jodida y que tiene pinta de que va a ir a peor, así que tomémoslo en serio y seamos prudentes. Pero no perdamos el sentido del humor, que es lo que proponía ayer en su muro de Facebook mi amiga Rebeca Argudo. Rebeca es, para mí, una de las articulistas más finas del periodismo español y la cabrona, no solo es que escriba bien, es que, además, tiene gracia.

Ayer publicaba: “¿Os imagináis que morimos todos por el coronavirus y que cuando vuelvan los de Supervivientes son los únicos idem y a partir de ellos se repuebla España? Menudo papelón”. Y, mientras me reía pensando en los pseudofamosos de “Supervivientes”, me acordé, no sé por qué, de una vez que me invitaron a un evento en Alicante. Había que pasar allí la noche de un sábado y nos llevaban y traían en avión a un grupo de presuntas celebrities.

COMPARTIR FÉRETRO SIN QUERERLO

A mí la verdad es que no me apetecía un pimiento ir, pero me lo estaba pidiendo una amiga. No sé si para animarme o qué, la pobre me dio la lista de los famosos que iban a ir en el mismo vuelo que yo. Había algunos que eran gente normal, pero 5 ó 6 eran de esos denominados frikis. Mi cerebro (que a veces va a velocidades escandalosas por lo lento o por lo rápido) empezó a imaginar cosas a toda leche y, vayan ustedes a saber por qué, pensé en que tuviéramos un accidente aéreo.

Y me imaginé muriendo con semejantes compañeros de viaje y, mentalmente, tomé la decisión de no ir. Mi amiga se mosqueó conmigo porque no comprendió mi negativa. Pero seguro que entenderán que no le confesara que no iba porque no tenía ninguna gana de que, tras el siniestro, se mezclaran los restos y yo acabara compartiendo eternidad, por ejemplo, con un pie de Leonardo Dantés.

26 comentarios en “ESPAÑA CAGA

  1. Te reitero que deberías escribir una columna como la que publicaba diariamente EL MUNDO, escrita por Umbral. Yo me apuntaba, desde luego.

    • Jajaja. Gracias, padrino. No sé si iban a quererme, pero, hace unos años, los del Diario Sur de Málaga me ofrecieron escribir para ellos. Me hizo mucha ilusión y le dije a la redactora que me llamó que, encantado, hablaría con el director. Cuando me llamó, flipé. Lógicamente, después de que el tío me dijera que les apetecía tenerme en su cuadra de articulistas, le pregunté que de qué cantidad estaríamos hablando y me contestó: “¿A qué te refieres?”. Y le dije: “Pues que cuánto me vais a pagar” Y me dijo que nada. Que el 80% de los articulistas de Sur no cobraban, que a mí me vendría bien por la promoción que es escribir en el Sur y tal y tal. Le mandé educadísimamente a la mierda y le dije que yo cobro por trabajar y que, si quería que yo escribiera para ellos, tendría que estar entre el 20% de los que cobraban, aunque fuera poco y de manera simbólica. Nunca más volvimos a hablar… O sea que, de momento, sigo con mi Cabra, que nadie me paga, pero digo lo que me sale de los mismísimos y me leéis gente buena. Un abrazo sin tocamientos.

  2. En vez de ir a tres mercadonas deberías haber ido al chino del barrio, que seguro que encontrabas el papel de marras. Y porque los chinos están demostrando muchas más sensatez que los españoles. Hace días que, de motu propio, están cerrando restaurantes y comercios, aparte de armarse de mascarillas y carteles con advertencias. Aquí los patrios siempre a lo loco, improvisando en el último minuto. De toda esa mierda que te entra por wasap, la información más sensata y práctica que recibí yo ayer me llegó desde California, hay que joderse. Necesitamos una llamada de nuestros gobernantes al civismo, a la responsabilidad, para que todos minimicemos contactos, exposición, actividades, todo! Hay que poner nuestra vida en pausa unos meses. Hay que aplanar esa curva para no colapsar la sanidad. Aprovechemos para quedarnos en casa y leer, hablar, ver series o hacer bricolages pendientes. Va a doler mucho y la economía se va a resentir, probablemente entremos en una nueva y peor crisis económica. Pero será mejor que morir desatendidos por las aceras, no?

  3. Totalmente de acuerdo con todo lo expuesto por todos.
    Respecto a los chinos de España son majos y todo eso (en los toros son los que nos sacan de los apuros) pero, me encantará que un día desclasifiquen todo lo que está detrás de este virus, sea el generador China o USA. Vivimos en la opacidad continua por parte de ellos y de infoxicación cutre fake por parte del resto.
    Ahora eso sí, creo que esta situación nos vendrá bien para leer más, como dice Josesiain, y para analizar la gestión del cambio con las nuevas formas de trabajo y herramientas. tecnológicas.
    Espero que nuestro querido gobierno entienda que dichas formas de trabajo están muy reñidas con su forma decimonónica de controlar las horas de trabajo laboral.

    • Gracias, Andrés. A ver por dónde nos salen con esas medidas excepcionales que van a tomar para “ayudarnos” a trabajadores y empresarios. No sé por qué me da que la fiesta la vamos a acabar pagando, como de costumbre, los empresarios. En fin, espero que esto dure menos de lo que parece que va a durar porque está siendo un desastre económico. Un abrazo

    • Eso mismo había pensado yo, que esto nos vendría bien para leer más. Pero las bibliotecas han cerrado hasta nueva orden y la única librería de mi barrio también (me temo que para siempre). Así que, o me resigno al libro electrónico (asaz pirático) o a releer. Que, pensándolo bien, no es mala cosa.

      • Gracias, Sauret. Es lo terrible de esto que, además de las bajas personales que se produzcan, se van a ir al garete infinidad de negocios. Ojalá sea menos duro de lo que perece. Y ¡cómprese los libros en el libro electrónico, hombre! que los autores tienen que comer… 😉 Un abrazo

  4. Querido y admirado amigo. No puedo estar más de acuerdo contigo. El miedo es libre y se ve que provoca movimientos en el bajo vientre.
    Lo alucinante es que algunos no parecen creer que aquí se va a reproducir el mismo escenario que en Italia o en China.
    Todos han cerrado las ciudades y todos a casita. Y es el único modo de parar la subida de contagios.
    ¿Será que tendrás que escribir otro artículo de qué hacer en casa en la cuarentena? Porque para muchos parece ser un desafío imposible, querido Fisfil.

    • Gracias, querida Candela. Pues por ahí parece que vamos. No me extrañaría que hoy se hicieran restricciones mayores a los movimientos de todos. Lo que hay que ver es cómo sobrevivimos las empresas a esta paralización total. Y lo de hacer cosas en casa, nosotros hoy, por ejemplo, vamos a ver vídeos de cuando los niños eran pequeños, juegos de mesa, leer, ver pelis… Es raro tener de repente tanta relación con unos hijos que ya iban volando solos… Una de las pocas cosas buenas del puto coronavirus… Un beso

  5. Nadie le hace caso a ese “bidet” de toda la vida, que tenemos todos en nuestro cuarto de baño. Te lavas, que es muchísimo más higiénico, y la toalla se puede desinfectar en la lavadora con un buen programa.
    Me ha encantado el artículo, de lo que he leído hasta ahora, es de lo bueno lo mejor.
    Muchísimas gracias.

    • Gracias Isabel. Lo de la desaparición progresiva del bidet es uno de los misterios del milenio. Deberíamos reivindicarlo como hicieron en su día los de La Trinca… 😉 Un abrazo

  6. Hacer y yo m pregunto. Por que hablan d cuarentena! Sí en realidad son 14 días y no 40! En todo caso será una quincena no???? Hasta para eso mienten!!

  7. Lo siento. Yo no me puedo quedar en casa que tengo solamente 167 rollos de papel higiénico y no me llegan. Salgo raudo para el Mercadona. Eso sí, acabo de rezar una plegaria por si acaso, ya que insinúa Casado que es mano de sant@. Besos a tod@s, en la boca y desde la distancia, claro.

    • Gracias, José. Es curiosa esa compulsión porque han insistido en que no se cierran los comercios de alimentación y productos básicos. Y rezar no es malo, así que igual un poco de ayuda de arriba no nos viene mal… Un abrazo sin tocar

  8. Amigos mios gente que vivimos en españa, os invito a acercaros a una tienda de barrio que tenemos de todo y que no se acaba muy buenos precios y reponemos dia a dia la mercancia papel arroz azucar pasta locores vinos a los mejores precios del mercado, os aconsejo que no nos volvamos lokos que de momento hay muchisima mercancia en españa no nos va faltar de comer que es lo mas importante, pasaros por el barrio de usera en la calle amparo usera 43, BODEGAS GUTIERREZ LLEVAMOS 90 AÑOS ALLÍ X ALGO SERA,…
    No cuesta nada acercarse y que comparéis precios y nuestra atencion nada que ver con centros de superficies mas grandes y por favor no os pongais nerviosos que en españa de momento Tenemos mercancia de sobra no hay que volverse loco con ningun producto hay de todo. Un abrazo a todos, contra mas higienicos seamos tpdos juntos afrontamos mas rapido esta crisis del coronavirus, esta en manos de todos nosotros un abrazo de parte de BODEGAS GUTIERREZ. Nuestro horario es de lunes a viernes de 9.30 a 14.30 y de 17.30 a 21.00 y los sabados de 9.30 a 15.00 sabado x la tarde cerramos x reparto y domingo x descanso un abrazo atodos y recordar mantener la calma que hay mercancia para todos.

  9. Felicidades¡ el problema lo tendrán cuando tengan que hacerse bocatas de papel de water,… Como se alargue mucho el tema y se empiece a terminar “los dineros” no se podrán limpiar el ojete porque no tendrán pa comé… Si no comes no cagas. Hay una antigua película española que a un niño le daban un hueso de melocoton para comer.. Lo cagaba y se lo volvían dar para distraer el hambre. Yo ya me he guardado uno pero de ciruela por las hemorroides. Halaakaskarla. Nos vemos en el crematorio.

    • Gracias, Paul. Espero, francamente, que nos veamos antes… Lo del mpapel higiénico es para bque haga un programa Íker Jiménez… Un abrazo

  10. Estoy de acuerdo hasta con la foto, pues yo también saqué algunas así en un Mercadona de Gran Canaria, porque pensé que las otras que había visto por ahí, eran manipuladas. Cuál no sería mi sorpresa al comprobar que era real. Bueno, luego fui a Carrefour y encontré lo que buscaba. Me sorprendió escuchar a algún chino decir que ¡¡como podíamos los españoles ser tan inconscientes!! Pues con el coronavirus tan cerca no éramos capaces de protegernos, y en cierta manera tienen razón. No veo normal tanta histeria, pero es muy contradictorio que,tengan tanto miedo como para llenar sus despensas por si acaso, pero no tengan ese mismo miedo como para ponerse unos simples guantes. Me queda el consuelo de que, cuando tengan sus despensas llenas los que arrasan ahora, con todo, en los supermercados, por fin, el resto de españoles, podremos comprar con calma o eso espero. Bueno, y si no, al menos el mundo podrá decir, que los españoles, somos los habitantes del planeta con el culo más limpio. Enhorabuena por este artículo,. Simplemente, ¡¡GENIAL!!

    • Gracias, Felisa. Yo opino igual. Seguro que el lunes o el martes podremos encontrar todos esos productos que hoy están agotadísimos. Ahora; nada me habría gustado más que haber sido accionista de una fábrica de mascarillas, guantes y lejías… Un abrazo

  11. El problema español no son los virus,inmigras,separatas ni tampoco las crisis económicas sino que es la PASION y la sinrazón porque siempre creemos en cuentos antes que averiguar las cosas.

    • Gracias, Libertario. Las redes sociales tienen muchas cosas buenas y alguna mala. nUna de esas cosas malas es que circulen tantas tontadas que nadie sabe si son ciertas o no. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *